sobrevives

mar negro  

descemos como pesadas pedras que se afundam ao largo
cabeça pesada
coração de meteorito
sobrevive quem agarrar com as mãos a sua antiga claridade

Ele sempre aparece…
De manhã assim que sinto o primeiro sopro,
A tarde assim que sinto o primeiro soco,
A noite assim que sinto o último sufoco,
E de novo, e de novo, e de novo…                                                                              
Ele nunca desaparece,
Nem vai desaparecer,
Surgiu em mim e se tornou meu eu,
Sobrevive cada dia sorrindo e prometendo o amanhã,
Sonhando desafiar a eternidade.                                                                              
Às vezes ele amanhece
Meio frio, meio quente
Meio filha, meio pai
Deve explicações e explica,
Deve satisfações e satisfaz
E faz de novo, sempre de novo e de novo…                                                            
Às vezes ele parece vício,
Às vezes ele parece medo,
Às vezes aparece um segredo,
Às vezes lateja uma dor.                                                                                                
Se parece vício é porque sou viciado:
Viciado nessa brisa,
Viciado nessa embriaguez,
Viciado em sentir-se amado,
Viciado em sentir-se completo
E como não se viciar?                                                                                                  
Se parece medo
É com o medo de não ser sincero,
Medo de magoá-la,
Medo de perdê-la,
Medo de não ter o que mais quero
E espero…
A eternidade toda pra lhe dar.                                                                                    
E se aparece um segredo,
Você não me contou
Se aparece uma dor,
Finja que já passou
Prometo fazer passar.                                                                                                  
E sabe esse amor?
Se ele não te parecer eterno
Leia o quadro na parede
E se ele não te parecer sincero
Converse comigo, eu te faço parecer
E se você não parecer digna dele:
Foda-se
Esqueça, pare de pensar,
Pare de tentar entender o que as coisas são,
O que parecem… Algumas coisas só são.
A gente tem a eternidade,
Sinta o vento do amanhã no seu rosto
E sorria.                                                                                                                            
Mesmo porque eu amo esse sorriso.                                                                                    
Covinhas.
—  Mateus M. Nascimento, ou Mateus para os íntimos, ou Mateuso, mas aí é só pra ela mesmo.
Fazer o que se no final de tudo que eu penso vem sempre algo sobre o tal vazio que não se preenche, vazio onde só o que sobrevive lá é vento, e o vento sopra todos os sentimentos e mistura a angústia com o amor e dor, que de mãos dadas com a solidão nem se vê mais inimiga da perfeição. Falta do que se é total, cheio de si, falta de reciprocidade. Ei menina, deixa de ser bobinha, vai se aliviar, deixa isso pra lá, vai ver e viver o livre, o bonito, bom de se ter, pra que se importar com bobos e bobagens, isso já é intolerável, a cobrança no momento não vai te levar a lugar algum, vai te deixar ai, parada, vendo os outros não se importarem, pra que então ser tão existente consigo mesma, pobre menina, não tem que pesar na mente, só faça e sinta, fazendo valer por você, não faça questão do que não faria pra você, ignore as expectativas e pare de acreditar que momentos são pra sempre, são todos passageiros, o fato é que felicidade é só questão de ser.
La fórmula Iñárritu (Guía para ganar premios)

por Abel Cervantes | 26 de enero de 2016

A González Iñárritu le gusta el éxito. Comercial, por supuesto. Y para alcanzarlo ha seguido una serie de fórmulas seguras que le garantizan premios, reconocimiento y admiración. Cualquier interesado en conseguir los mismos logros puede replicar las siguientes instrucciones:

  1. Dramatice. Los protagonistas del director mexicano siempre están al límite de una situación que, con frecuencia, los pone al borde de la muerte. Sucede en Amores perros (2000), cuyas tres historias se entrelazan por un choque en automóvil que cambia la vida de los implicados. En 21 gramos (21 Grams, 2003) recurre al mismo artificio y le suma un drama aún mayor: una operación de corazón. Por su parte, en El renacido (The Revenant, 2015) la estrategia es todavía más extraordinaria: el protagonista (Leonardo DiCaprio) sobrevive al ataque de un oso, una caída estrepitosa por un barranco y las inclemencias del tiempo. ¿Cómo lo hizo? ¡No importa! Lo relevante es que salió avante y que derrota a su enemigo.
  2. Haga que sus actores principales lloren. El éxito de las historias del director mexicano recae principalmente en el talento de sus actores, que saben sufrir y gemir: Gael García, Sean Pean, Brad Pitt, Cate Blanchett, Javier Bardem y Leonardo DiCarpio.
  3. Complique la técnica. Todas las películas de González Iñárritu implican recursos técnicos enrevesados. En Amores perros un montaje fragmentado espaciotemporalmente, tomado fundamentalmente del cine hollywoodense, que sin embargo se había vistos pocas veces en una película mexicana. En Birdman (o La inesperada virtud de la ignorancia) (Birdman (or The Unexpected Virtue of Ignorance), 2014), planos secuencias extraordinariamente logrados (a cargo de Emmanuel Lubezki), aunque vacíos de ideas. El renacido (también de Lubezki) tiene en su inicio algunos planos secuencias deslumbrantes, pero intrascendentes. Las cintas del director mexicano parecen estar más cerca del deporte que del arte: las tomas más difíciles, los planos más largos, los climas más extremos. Más, más, más.
  4. Copie la fórmula de un cineasta exitoso, como Tarantino. Sí, Iñárritu es una copia de Tarantino. Amores perros tiene una estructura narrativa muy parecida a la de Perros de reserva (Reservoir Dogs, 1992) y Tiempos violentos (Pulp Fiction, 1994) que se dieron a conocer unos años antes. Por su parte, El renacido es una especie de Kill Bill (2003-04) del siglo XIX donde, luego de haber sido dado por muerto, un hombre intrépido regresa por sus fueros para cobrar venganza. ¡Y lo logra!
  5. Espiritualice el cine. El director mexicano intenta que todas sus historias tengan algo de New Age. Sucede en 21 gramos, que atribuye su título al hecho de que cuando una persona muere, pesa 21 gramos menos. En Biutiful (2010), un hombre (Javier Bardem) se entera de que tiene cáncer e intenta reivindicar su vida. Finalmente, en El renacido, el personaje principal no mata a su oponente, sino que deja que “Dios decida” su destino.

¿Seguirá los pasos de Iñárritu? Copie estas fórmulas y estará listo para salir a la industria cinematográfica y triunfar.


Abel Cervantes es comunicólogo y editor de las revistas Código e Icónica. Colaboró en los libros Reflexiones sobre cine mexicano contemporáneo: Ficción (2012) y Documental (2014) con un ensayo sobre Carlos Reygadas y otro sobre Juan Carlos Rulfo, respectivamente. Es profesor en la UNAM.

anonymous asked:

Empiezo a pensar que Larry no saldrá a la luz hasta mucho despues del 2017... y eso si su relacion sobrevive a todo eso

Sobrevivieron los años anteriores, yo creo que van a poder. Son fuertes. Y con respecto a cuándo saldrán: los tiempos están cambiando. No soy vidente, no les puedo decir cuándo van a salir porque no lo sé. Pero creo que fines de este año o el próximo podrían ser buenos para ellos. CREO. No sé cómo van a darse las cosas en los próximos meses y capaz termine con que no salgan en años.

x

anonymous asked:

Senpaaai, acabei de ver o lado ciumento do lys e OMG!!como vcs resistem aquela coisa linda,fofa e maravilhosa?😍😍😍

Não tem como resistir, a gente sobrevive porque é a única coisa que nos resta kkkkkkk.

Viktorie~

remakever87 asked:

*jadeando* KENNYYYYYYYYYYYYY toma te compre esto de camino *le da una montaña de chocolate* (eso es pa mi) esto es lo tuyo una consola y un videojuego

xDD a ver si sobrevive 

Lo que pesa, lo que late, lo que sobrevive.

Madre, he bajado de peso y todavía me pesa la tristeza a las once de la noche, un espectro se desliza por debajo de mi piel, se detiene frente a mi, coloca una silla y comienza a llorar, sus lágrimas huelen a la cocina de la abuela, sus manos se parecen a las tuyas, de su boca no sale palabra alguna, pero entran todas de las que me arrepiento. Intento salir del cuarto, pero hay algo sobre su presencia que no me deja ir, me aprisiona en sus brazos y grito tu nombre madre, ruego porque aparezcás y me salvés de mi propias ganas de desaparecer. En su voz distorsionada el espectro dice necesitarme, agita sus manos como un ave a punto de volar, crea una ráfaga de viento que me ahoga, me alcanza una carta vieja, manchada de la húmeda nostalgia. De su bolsillo saca un cigarro, lo enciende y también incendia la carta, deja mostrar sus dientes, yo caigo a sus piernas, inhalo el humo como si fuera la última bocanada de aire en el planeta, pido que así sea. Pero cuando estoy a punto de cerrar los ojos para dejarme desvanecer, me levanta de los hombros, su rostro se parece al mío pero no soy yo, me da un beso amargo, de su boca entiendo la verdad, de su boca bebe mi alma. Estoy de regreso en la silla, la lámpara encendida deja caer mi sombra en la pared, acomodada distinta a mi, la apago y suspiro, no como gesto de supervivencia, ahí adentro ya nada vive, los latidos me pesan madre. Los latidos se recuestan en la almohada, arrullan las pesadillas, preparan lo que ha quedado para empezar de nuevo mañana, a la misma hora, en la misma cama.

A pesar de que arden las naves.

1. A las palabras se las lleva el viento, por eso escribo, para quedarme.

2. Un montón de tiempo detenido, un montón de destinos sin lugares.

3. He querido ir a buscarme en otros cuerpos a ver si me encuentro en cada parte.

4. He llorado por haber llegado lejos y al mismo tiempo por haber llegado tarde.

5. Es triste darse cuenta que los sueños superan tan cabrón las realidades.

6. Y más triste quedarnos con los ojos tan llenos de nubes y de mares.

7. Extraño hasta los huesos, hasta la piel quemada que me arde.

8. Hasta la entraña de las ganas que un día tuve de entrar a sus pulmones hecho aire.

9. La condena del amor es el recuerdo que sobrevive aunque quememos las naves.

10. El día en que abrimos nuestras manos nos quedamos sin nosotros y sin nadie.

Guardia circasiana le abre las puertas a la AP

AMAN, Jordania (AP) — Los guardias circasianos, que sirven al rey de Jordania desde la creación de la monarquía, conservan antiguas tradiciones, como la de usar uniformes para clima frío, con sombreros de lana, capas rojas y botas de cuero, en medio del desierto.

The Associated Press tuvo hace poco acceso al mundo de los guardias, una minoría que sobrevive en medio de tantas tensiones sectarias en el Medio Oriente.

Los circasianos son un grupo étnico no árabe, compuesto mayormente por musulmanes, oriundo de la costa del nordeste del Mar Negro y de las montañas caucásicas, que se esparció por todo el Medio Oriente a mediados del siglo XIX tras perder una guerra con los rusos.

Han figurado prominentemente en la cultura y la historia de Jordania, donde viven unos 100.000 de los 3,7 millones de circasianos que hay en el mundo, según la Organización de Pueblos y Naciones Sin Representación (Unrepresented Nations and Peoples Organization).

El primer ministro de 1923 y la primera mujer en el Congreso, en 1993, fueron circasianos. La comunidad ha aportado asimismo alcaldes, ministros y embajadores, además de comandantes de la fuerza aérea, el ejército y la agencia de inteligencia.

La comida circasiana es muy popular en Jordania, incluido un plato típico de cebada, nueces y ajo que ofrece un restaurante circasiano en Amán. La mezquita de mármol blanco y negro de Abu Darwish, un noble circasiano, domina la silueta de la capital.

El papel de los guardias circasianos en los palacios de Basman y Raghadan, en el complejo real de Amán, es mayormente ceremonial en la actualidad, lo mismo que en el Palacio de Buckingham, en Londres. La seguridad real está en mano de unidades militares.

De todos modos, 14 guardias marchan debajo de arcos de piedra y pinos, rindiendo honres a los dignatarios y visitantes del rey Adbula II, su hermano, el príncipe regente Feisal, y el heredero del trono, el príncipe Hussein, de 21 años.

Todos los guardias fueron elegidos personalmente por Ghazi Bilal Qala, de 65 años, quien se jubiló el año pasado luego de servir toda su vida al finado rey Hussein y al actual monarca.

“Serví aquí 42 años y traté a los guardias como si fuesen mis hijos, no como empleados. A nadie se le dio un trato distinto. El respeto es fundamental”, declaró Qala.

Seleccionados de entre varias tribus circasianas de Jordania, los reclutas se someten a ocho meses de entrenamiento en defensa propia, seguridad, protocolo del palacio y técnicas militares.

Sus uniformes cuentan con 16 cartuchos de fusil decorativos, adornados con cuero negro y plateado, que los guardias portan en su pecho. La leyenda cuenta que uno de los cartuchos contenía veneno en caso de que el soldado fuese capturado o para mojar su espada. Otro contenía miel, por si el soldado se quedaba sin comida.

Los guardias portan dos espadas ceremoniales: una larga con una inscripción en árabe que dice “si Dios te ayuda, nadie te puede hacer nada”, y otra corta, que los árabes asocian con “el aroma de la muerte”.

“Es un uniforme de guerra, de los tiempos antiguos”, dijo Qala.

Luego de ser expulsados de sus tierras por los rusos, la mayoría de los circasianos se radicaron en el Imperio Otomano, en tierras hoy ocupadas por Turquía, Siria, Israel, Irak y Jordania.

Sus aptitudes militares fueron vitales en los primeros tiempos del reino jordano.

En 1921 lLa caballería circasiana se ofreció a proteger al rey Abdula I, el primer monarca de la dinastía hasemita, nativo de la provincia de Hijaz, en lo que es hoy Arabia Saudita, y que se supone era descendiente de profeta Mahoma.

Abdula tuvo una abuela circasiana, Bezm-i Cihan, de acuerdo con el libro de TE Lawrence “Los siete pilares de la sabiduría”.

Los circasianos se mantuvieron junto a Abdula durante los tumultuosos primeros años del reino, haciendo frente a rebeliones y a saqueadores de Arabia Saudita.

La alianza entre hasemitas, circasianos y tribus árabes dio paso al reino, según Amjad Jaimoukha, autor del libro “La cultura y el folclore circasianos”. En 1948 y en 1967, palestinos de lo que es hoy Israel y la Margen Occidental se sumaron a la población jordana y representan en la actualidad la mitad de la población.

Qala, cuyos ancestros huyeron del Cáucaso en 1867, dijo que la lealtad de los circasianos a la dinastía hasemita es producto de la devoción religiosa de los descendientes del profeta.

“Servir a Dios sirviendo a la familia es el honor más grande e increíble” a que se puede aspirar, señaló.

O amor não é uma desculpa. Você não pode justificar o ciúme com o amor. Sinto ciúme de você porque te amo demais. Eu já disse isso, mas hoje vejo diferente. Se eu amo demais, o problema é meu. Dizer que ama e quantificar o amor só serve para quem sente. Se eu tenho o maior amor do mundo, o mais puro e o que mais me faz feliz o problema é exclusivamente meu. Sabe por quê? Não importa o amor que eu sinto, não para o outro. Para o outro importa como eu demonstro, me comporto e vivo esse amor. O que adianta eu dizer que o meu amor é o mais puro de todos se eu não mostro isso? O amor não é uma palavra bonita. O maior problema do mundo, hoje, é esse. As pessoas acham que falar basta. Não, falar não basta. O amor não tem que ser dito, ele precisa ser sentido, senão ele não sobrevive.
—  Clarissa Corrêa

anonymous asked:

¿Alguna vez has sentido que no tienes talento para nada? ¿Cómo sobrevive la gente a la que le sucede eso? ¿Crees que hay esperanza?

Pero el talento lo tienen solo unos cuantos, ¿no? Por definición, el talento es exclusivo. Los demás nos conformaremos con ser mediocres y tirar. No pasa nada. ¿Esperanza de qué? ¿De tenerlo? No, no. No tienes talento para nada, seguramente. No hay que destacar todo el tiempo. Sin trascender también se puede vivir. Quedarían solo 25 personas en el mundo. 

Yo no tengo ningún talento. Hago mi trabajo gris medianamente bien, cuido a mis amigos, intento estar tranquila, portarme bien, estar contenta. No sé. Y ya tirar. 

Hay ratitos buenos y otros regus. Pero vamos, me parece una gilipollez torturarse por no tener talento. Al final para sobrevivir acabas creyéndote que lo tienes y entonces te conviertes en Ed Wood. 

Hay que tener cuidao con las aspiraciones.