situacionism

Situaciones incómodas para los signos

Aries: Cuando se arrepiente de algo que dijo.

Tauro: Cuando tiene el pelo hecho un desastre.

Géminis: Cuando la otra persona no dice nada y se queda hablando solx.

Cáncer: Cuando está en frente de su crush.

Leo: Cuando se siente ignoradx.

Virgo: Cuando está hablando con alguien y no saben como decirle que tiene algo en el diente o está manchadx.

Libra: Cuando se encuentra a sus ex’s.

Escorpio: Cuando tiene que admitir algo.

Sagitario: Cuando se da cuenta que está equivocadx y no tiene argumentos.

Capricornio: Cuando se le escapa un “Me Gusta” stalkeando.

Acuario: Cuando se da cuenta de que algo en ellxs no combina.

Piscis: Cuando se hipnotiza mirando un punto fijo, y cuando se ‘despiertan’ se dan cuenta que estaban mirando algo o alguien en especifico.

Una persona que sólo te quiere cerca VS Una persona que te necesita.

¿Cómo puedes diferenciar ambas situaciones?
Una persona que sólo te quiere cerca…
Te presta atención solo cuando le conviene, cuando a él le surge esas ganas de hablarte, de verte sin tener en cuenta si sucede si tú necesitas de él o si tú deseas hacerlo.
Una persona que te necesita…
Está siempre ahí en la medida de lo posible porque quiere verte feliz. Esta persona necesita verte disfrutar de la vida y sólo así también disfruta de la suya, porque quiere lo mejor para ti.
Una persona que sólo te quiere cerca…
Te quiere cerca porque le sirves de algo y si alguna vez hace algo por ti es porque luego requerirá algo de ti. Las conversaciones son cortantes y no pone el interés debido.  A esta persona en realidad no le importa mucho lo que guardas adentro, porque en lo más profundo realmente no te quiere lo suficiente.
Una persona que te necesita…
Para esa persona el tiempo no alcanza para estar contigo y siempre tiene un interés en lo que quieres contar. Esta persona quiere saber acerca de tu día, quiere saber lo que hiciste, qué comiste, con quien interactuaste, cómo te sentiste, etc.
Esta persona quiere saber sobre tu vida porque se interesa y se preocupa por ti. Esta persona te ama y no necesita más razones para interesarse por tu mundo interno y externo.
Una persona que sólo te quiere cerca…
Evita hablar sobre el futuro y no tiene planes contigo. No se siente comprometida/o. Cada vez que esta persona te complace te da la sensación de que podría ser la última vez que lo haga.
Una persona que te necesita…
No tiene problemas ni pone trabas para planificar viajes o en discutir la relación que tienen. Esta persona hablará de “nosotros” y verá su futuro siempre en conjunto. No de “yo y tu”, de “nosotros”. Esta persona lo hace porque te necesita en su vida y cree que tú la necesitas en la tuya.
Una persona que sólo te quiere cerca…
Si esta persona te mira y te sonríe, puedes notar si ella te está mirando o realmente te está viendo, si te sientes visto, entonces estás bien acompañado.
Una persona que te necesita…
Ya te ama o pronto aceptará que te ama. Una persona que sólo te quiere cerca nunca realmente te podrá amar. A veces puede ser difícil para las personas admitir que aman a otra persona, porque han sufrido o tienen miedo de sufrir. Pero el hecho es que te aman, aunque todavía no lo admitan.
Asegúrate de estar con alguien que realmente te necesite y te aprecie, no te quedes con alguien que sólo te quiere cerca y que a ti no te entrega nada más que compañía.

A nadie se le ruega, porque quien quiere estar contigo lo está de corazón, sin pretextos, sin mentiras, está ahí porque te quiere. Quien se hace el importante, quien se hace "del desear" y quien solo espera que la otra persona haga todo y quien todavía se atreve a reclamar aquello, justificando el daño que te causa, ellos, son quienes no valen la pena. Por más que quieras a alguien, nadie se merece el sentimiento de no saber si lo quieren o no, nadie merece el sentir que no es suficiente para la otra persona, nadie merece hacer sentir que no vales, como mujer o como hombre. Nadie debe tratarte como si fueras su juguete, nadie merece ese trato. Porque quien lo hace, es que verdaderamente, no te quiere, y lo que es peor para aquella persona y mejor para ti, es que aquel o aquella no vale tus penas, ni tus lágrimas, no merece tus sonrisas ni tus esfuerzos. Quien te merece, va a luchar por ti, habrá un esfuerzo mutuo, pelearán las batallas de a dos, no de a uno. Todos merecemos a alguien que cada día nos haga felices, quien se esfuerce, mereces una relación donde las cosas sean justas, donde ambos sean felices y se esfuercen por el otro, solo porque lo aman. Donde tengas más alegrías que tristezas.

La sinfonía del alma.

Les daré un consejo: Cuando te molestes con tu novio, tienes dos opciones. La primera es que no le digas nada hasta después de que  se te pase lo molesta, entonces conversa y dile tu molestia. La segunda es jugar, antes que tu novio, que sea tu mejor amigo, alguien al que le puedas contar cosas, cómo te sientes, coméntale lo que no te gusta de tu novio, pídele un consejo, acostúmbralo a hacer lo mismo. Conviértelo en tu mejor amigo cuando estén molestos, es una de las mejores catarsis. Se entenderán mejor. Jamás te quedes callada.
Odiaba sentir esa necesidad absurda de tener que estar cerca de él, de saber que está bien y poder verlo. Odiaba sentir la necesidad de protegerlo de alguna manera. Porque no éramos nada, porque no tenía excusas para justificar lo que sentía.
Porque me hacía sentir que lo necesitaba para estar bien.
—  La sinfonía del alma.
Estaba mirándome, estaba sonriéndome, estábamos tan cerca, ambos sonriendo como idiotas, cada quien perdido en un mar de sensaciones inexplicables.
—  La sinfonía del alma.