siniestras

¿Sala para dos? {Drabble Wigetta}

Impredecible. Willy es impredecible.

 Un día realmente él podía pasar las veinticuatro horas sin dirigirme una sola palabra, quiero decir, apenas un buenos días y un “es hora de grabar” para luego al finalizar pasar nuevamente de mi existencia como si no hubiera un mañana. Sin embargo había días en los que parecía convertirme en el centro de atención de su vida.

“Deberíamos ir al cine”

Como hoy.

Ir al cine. Sonaba bien, lo hacía en mi cabeza y al mismo tiempo sonaba mal. ¿Estaba bien dejarse usar? ¿Me está usando? ¿Qué películas se estrenan hoy?

¡Samuel no se deja usar!

“No sé si me apetece ir hoy. Puedes ir tú solo si quieres.”

No te atrevas a irte sin mi.

“¡Oh vamos! Será divertido, hace tiempo que no pasamos tiempo juntos.” Me dice en un tono aniñado que apenas puedo ignorar. Puedo sentir su insistente mirada y hasta oír sus pestañas revolotear de una forma violenta con la intención de llamar mi atención.

“Es cierto, ya no pasamos tanto tiempo juntos. Es absurdo, ¿No crees?” Le digo pensativo, casi más para mi mismo que a él y entonces me encuentro rascando mi barba y luego volteo a verle, quiero reír de su cara inexpresiva que sigue en espera de una respuesta positiva sin embargo no lo hago.

“Claro, ¡Vivimos juntos! No tiene sentido que no quieras ir al cine conmigo ¿Sabes?”

“Es un buen punto” Asiento ligeramente e intento no reír ante el suspenso que pretendo mantener.

“¿Entonces?”

“Entonces tendré que ir contigo al cine, ya sabes, porque vivimos juntos, recuperar los viejos tiempos. Además no puedo permitir que vayas con algún extraño que puedas encontrarte por ahí”

“¿Qué dices? No salgo con extraños. De hecho, tú eres el extraño para ellos.” Su lengua filosa se desliza por la comisura de sus labios escondiendo una sonrisa siniestra y caigo en la tentación de querer degustar de su boca. “Creo que es hora de irnos” Murmura con delicadeza, sabe que ha ganado y se encamina con elegancia hacía la puerta principal y me veo obligado a seguirle como su sombra.

Murmullos, tickets, gente, bebidas, palomitas y más murmullos.

El cine parece estar lleno esta noche, sin embargo Willy cree que entrar a una sala completamente vacía es la mejor idea. ¿Lo es?

“¿Donde quieres tomar asiento?” pregunta entre risas como si realmente fuera gracioso ver la sala entera vacía, como si de verdad fuera un trabajo difícil elegir donde sentarse estando todos los asientos vacíos.

“Pues no lo sé, lejos de ti mejor” bromeo y me encuentro cautivado con su enorme sonrisa que se expande cada vez más y más, y su mano pronto está envolviendo la mía entre sus cálidos dedos mientras me guía al centro de los asientos siendo ambos el centro de atención para un publico inexistente.

Las luces enseguida descienden y la pantalla se enciende iluminando a duras penas el lugar, los parlantes comienzan a vibrar anunciando que están encendidos y la película da su inicio con anuncios promocionando a otras películas, mientras me dedico a observar a mi alrededor y puedo notar que realmente nadie ha pagado para ver esto salvo nosotros dos lo cual es ridículo y puedo imaginar que se trata de una bazofia, sin embargo no me quejo porque Willy sigue allí con esa estúpida sonrisa iluminada y pienso que quizás no hemos malgastado el dinero.

“No puedo creer que estemos solo tú y yo” susurro por inercia y enseguida me rio de mi mismo al recordar que, ¡Nadie está allí para hacerme callar!

“Lo sé, ese era mi plan” dice divertido mientras su mano comienza a deslizarse como serpiente por mi brazo hasta llegar a mi rostro, instintivamente atrapo su mano y me veo obligado a besar el dorso de la misma. Y casi me permito sonreír al pensar que nos encontramos en un lugar publico y a Willy no parece importarle en absoluto.

“¿Por qué querrías estar a solas conmigo? Dime, bonito.. ¿Qué deseas de mi?” pregunto inclinandome hacía delante de manera que puedo tocar con la punta de mi nariz la suya.

 Nuestro trato con un deje de humor nunca desaparece, pero de vez en cuando dejamos caer aquella fina capa de personajes que nos protegen el uno del otro y decimos cosas que nos dejan expuestos, no hacía nuestro publico sino ante nosotros mismos y tal vez eso nos asusta tanto como nos gusta.

“¿Qué deseo? Hum buena pregunta, pero yo diría.. ¿Qué es lo que no quiero de ti? Porque lo quiero todo” su voz suena rasposa y casi puedo oírlo ronronear, sus labios no tardan en pegarse a los míos con violencia, como cuando arrojas una piedra contra un cristal y todo se rompe en mil pedazos dejando un hermoso y destructivo desastre.

Mis manos viajan hasta su cintura obligandole prácticamente a montarse sobre mi y una lluvia de suspiros se hacen presente al dirigir una de sus manos hacía el bulto en mis pantalones.

Nos comprendemos bien, realmente no mentimos cuando lo decimos. Sabemos donde tocar, sabemos donde besar, sabemos exactamente lo que el otro quiere y probablemente era una de las razones por las cuales solíamos pasar tanto tiempo juntos en aquellos caóticos tiempos viviendo en Los Angeles.

La película parece estar yendo por la mitad, lo cual deduzco porque no he visto nada y entonces recuerdo que las cosas no pueden salirse de control.

“Willy”

“Sh estamos bien”

“Willy van a vernos” repito entre chasquidos de nuestros labios separandose para volverse a unir.

“Estamos bien, estamos bien” me dice respirando profundo negandose a soltar mis labios siquiera para tomar un respiro.

“Podría entrar alguien” Difícil, hacer entrar en razón a un Willy excitado es una tarea muy difícil. Como quitar a un gatito que está prendido de tu ropa, literalmente como eso.

“Déjalo entrar, déjame entrar” suplica entre risas y me siento traicionado por mi mismo al dejar escapar una carcajada.

“¡Willy! Vayamos a casa, por favor” le pido en un tono de voz suave mientras lucho contra sus manos que se encuentran aferradas a mi.

“¿Me dejarás entrar?” pregunta jocoso, sin embargo sé que no está bromeando entonces miento en un asentimiento logrando zafarme de su agarre.

“Solo si te portas bien de camino a casa”

Películas zodiacales ‘‘especial halloween’‘

ARIES: La Aldea

Los vecinos de una pequeña población rural de Pennsylvania viven atemorizados por culpa de unos extraños seres que habitan en los bosques circundantes. Saben perfectamente que para salvarse deben cumplir escrupulosamente ciertas reglas: evitar que vean el color rojo porque los atrae, mantenerse alejados del bosque, donde esperan agazapados la llegada de alguien, y obedecer la campana de alerta, que indica que se acercan a la aldea.

TAURO: Criatura de La Noche

Oskar, un tímido niño de doce años, que es acosado en el colegio por sus compañeros, se hace amigo de Eli, una misteriosa vecina de su edad, cuya llegada al barrio coincide con una serie de inexplicables muertes. A pesar de que Oskar sospecha que Eli es un vampiro, intenta que su amistad esté por encima de su miedo.

GÉMINIS: El Resplandor

Jack Torrance se traslada con su mujer y su hijo de siete años al impresionante hotel Overlook, en Colorado, para encargarse del mantenimiento de las instalaciones durante la temporada invernal, época en la que permanece cerrado y aislado por la nieve. Su objetivo es encontrar paz y sosiego para escribir una novela. Sin embargo, poco después de su llegada al hotel, al mismo tiempo que Jack empieza a padecer inquietantes trastornos de personalidad, se suceden extraños y espeluznantes fenómenos paranormales

CÁNCER: El Niño

Greta es una joven americana que acepta trabajar como niñera en Inglaterra huyendo de su pasado. Para su sorpresa, el niño al que tiene que cuidar es un muñeco a tamaño real. Además, en el cumplimiento de su trabajo tiene que seguir unas reglas muy estrictas. Cuando se queda sola, Greta desobedece las normas, lo que desencadena una serie de eventos perturbadores que le llevarán a convencerse de que el muñeco podría estar vivo.

LEO: Líbranos Del Mal

Ralph Sarchie es un agente de policía de Nueva York que se dedica a investigar una serie de asesinatos que parecen tener relación con posesiones demoníacas. Sus pesquisas lo llevarán a aliarse con un sacerdote muy poco convencional, experto en exorcismos.

VIRGO: Los Otros

Isla de Jersey, 1945. La Segunda Guerra Mundial ha terminado, pero el marido de Grace no vuelve. Sola en un aislado caserón victoriano, educa a sus hijos dentro de rígidas normas religiosas. Los niños sufren una extraña enfermedad: no pueden recibir directamente la luz del día. Los tres nuevos sirvientes que se incorporan a la vida familiar deben aprender una regla vital: la casa estará siempre en penumbra, y nunca se abrirá una puerta si no se ha cerrado la anterior. Pero el estricto orden que Grace ha impuesto se verá desafiado por circunstancias que escapan a su control.

LIBRA: La Huérfana

Cuando Kate y John Coleman pierden al bebé que estaban esperando, todo se derrumba a su alrededor. Su matrimonio se tambalea y la mente de Kate se llena de pesadillas, miedos y temores. Para intentar recuperar la normalidad, la pareja se dirige a un orfanato local con la intención de adoptar a un niño. Allí se sienten extrañamente atraídos por Esther, una niña de rostro angelical. Pero cuando la chiquilla llega a casa de los Coleman, empiezan a ocurrir cosas extrañas, y Kate se da cuenta de que Esther esconde un terrible secreto.

ESCORPIO: El Príncipe de las Tinieblas

Un sacerdote cree haber descubierto el lugar de descanso de Satán, en el sótano de una iglesia abandonada de Los Angeles. Junto a un grupo de estudiantes de física, el sacerdote prepara un proyecto científico que siga manteniendo encerrado al Príncipe de las Tinieblas. Encerrados en la iglesia por fuerzas siniestras, los estudiantes descubren que deben luchar para impedir la llegada del Mal al mundo.

SAGITARIO: Así En La Tierra Como En El Infierno

A lo largo de los kilómetros y kilómetros de tortuosas catacumbas que hay bajo las calles de París, un grupo de exploradores se aventura entre los cientos de miles de huesos sin catalogar y acaba averiguando cuál era la verdadera función de esta ciudad de los muertos. El recorrido se convierte en un viaje al corazón del terror.

CAPRICORNIOSiniestro

Un periodista viaja con su familia a lo largo y ancho del país para investigar terribles asesinatos que luego convierte en libros. Cuando llega a una casa donde ha tenido lugar el asesinato de una familia, encuentra una cinta que desvela horribles pistas que van más allá del esclarecimiento de la tragedia.

ACUARIO: Ginger Snaps

Brigitte y su hermana Ginger son dos extrañas adolescentes muy unidas… y aburridas de su rutinaria vida. Pero cierta noche en que deciden gastar una broma a un chico, Ginger acaba siendo atacada por una extraña criatura. Aunque se recupera milagrosamente de las heridas, Ginger no está bien: comienzan a crecerle pelos en las cicatrices, una cola asoma por la base de su espina dorsal y siente un deseo irrefrenable de sangre humana… se está convirtiendo en una mujer-lobo. Brigitte tiene que ayudar a su hermana y recurre a Sam, un joven enigmático, con fama de chico malo y muy aficionado a la botánica… Y mientras Brigitte lucha por proteger a Ginger, se convierte en cómplice de sus crímenes violentos e incontrolables.

PISCIS: Ouija

Un grupo de jóvenes utiliza una ouija para tratar de contactar con una amiga que ha fallecido recientemente. Los problemas surgen cuando, sin querer, convocan a una presencia oscura. Adaptación del juego de tablero de Hasbro.

Duraznito-.

anonymous asked:

canciones sad para escuchar en #laurasad?

No se me vienen muchas a la mente a esta hora, pero bueno:

Hacelo por mi (Ataque 77)
Moizefala (Los Tres)
Lienza (Gepe)
Creep (Radiohead)
See You (Depeche Mode)
Es Demasiado Triste (Los Prisioneros)
Caleidoscopio (Glup!)
Háblame (Beto Cuevas)
Juego Cruel (Melvin Crema)
Estar Solo (Los Prisioneros)
Té Para Tres (Soda Estereo)
Mi Soledad y Yo (Alejandro Sanz)
De la Ausencia y de ti (Silvio Rodríguez)
Tiempo (Miranda!)
Lo que no fue no será (Bloque Depresivo)
Te Mueres (De Saloon)
Azúcar al Café (Manuel García)
Lo Que Pudo Ser (López)
Con La Frente Marchita (Joaquín Sabina)
Lo Mejor Para Los Dos (Gonzalo Yáñez)
Esas Mañanas (Jorge González)
Siniestra (Los Bunkers)
El Fondo del Barro (Dënver)
No Te Cuesta Nada (Javiera Mena)

Esas fueron algunas que se me vinieron a la mente ):

franciscaburtoquezada  asked:

Que libro me recomiendas de asesinato, policiales, misterio? 😀

Hola @franciscaburtoquezada!

Perdón por la tardanza, pero creo que algunos de estos libros podrían interesarte. Todos estos libros y autores tienen mucho misterio! No he leído todas las obras de estos autores, peor sí al menos una de cada uno y me parecen buenos :)

Autor: Arthur Conan Doyle (Autor de Sherlock Holmes)

  • Estudio en escarlata 
  • El signo de los cuatro 
  • El sabueso de los Baskerville 
  • El valle del terror 
  • (Hay muchos relatos cortos)

Autor: Agatha Christie

  • Asesinato en el Orient Express
  • Muerte en el Nilo (también lo puedes encontrar como Poirot en Egipto)
  • El misterio de la guía de ferrocarriles
  • El asesinato de Roger Ackroyd
  • Diez Negritos
  • (Tiene muchísimas más obras)

Autor: Raymond Chandler

  • El sueño eterno 
  • Adiós, muñeca 
  • La ventana siniestra 
  • La dama del lago 
  • La hermana pequeña 
  • El largo adiós 

Autor: Dashiell Hammett

  • Cosecha roja 
  • La maldición de los Dain 
  • El halcón maltés 
  • La llave de cristal 
  • El hombre delgado 

También están estos: 

La Chica del Tren - Paula Hawkins

La Sombra del Viento - Carlos Ruiz Zafón

Espero que alguno de estos libros llame tu atención

Querido futuro novio:

Necesito que tengas claro que soy una chica muy sentimental. Que tengo días buenos, días malos y días fatales. Que a veces necesitare mi espacio, estar sola. Que soy de esas chicas cursis y que les encanta un cliché, que amo llevar tus camisas, que acariciare tu cabello si estamos acostados juntos, que te robare un beso solo para verte sonreír, que formare un camino al contar tus lunares y que me perderé en la profundidad de tus ojos, que cantare las canciones de la radio a todo dar mientas estemos de camino a algún lugar, que amo que tu me sigas al cantarla al igual de alto y que no parare de reírme cuando juntos la terminemos y darme cuanta de lo locos que estamos, que bailare sin sentido alguno y que me propondré sacarte una sonrisa en los días tristes. Que te amare con locura, con pasión, que te acompañare en todos tus viajes, que te ayudare en tus travesuras, que seré tu amiga, tu confidente, tu amante.Que soy una chica que sera feliz con libros y café, y claro… tus besos. Que me encanta cocinar, que preparo dulces a diestra y siniestra y te engordare como si fuera o comerte en navidad, que no me gusta pelar y que las injusticias para mi es un pecado capital. Que me preocupo demasiado por los demás y que a veces hasta me olvido de mi misma. Que amo el chocolate, que con una cosa pequeñas me puedes hacer feliz pero también con un error pequeño me pues destruir. Que me preocupare por ti como si fueras mi hijo, te preguntares si comiste, como fue tu día, que hiciste en la escuela o en el trabajo; que si te enfermas no me separare de ti, que cumpliré todos tus caprichos y aunque me digas que me vaya por que me contagiare no me iré. Seré celosa, no te mentiré, pero se que tu también lo seras así que estamos a la par. Que me encantan las charlas que duran toda la noche, que me gusta cuando te pones cursi, cuando me confiesas tus mas temidos miedos y tus mayores sueño. Que amo que me abraces por la espalda y que me des un beso en frente de tus amigos aunque estos te fastidien luego. Que me encanta que le digas suegra a mi mama y te lleves bien con mi papa. Quiero que tengas estas cosas claras, seguramente se me habrá olvidado una que otra cosita, y ahí te darás cuenta de mi despistada cabeza. Pero bueno, se que seré muy complicada, que te costara conquistarme y que yo me abra a ti, pero se que lo logras. Y discúlpame si meto la pata una que otra ves,sabes que soy nueva en esto del amor.

- Queen of the night.

Diabolik lovers Lost Eden: Sakamaki prólogo ~traducción~

Atención~ mi japonés no es perfecto así que tal vez esto tenga errores~
Y por favor, NO LO RE-SUBAN PORQUE ME VOY A ENOJAR Y YA NO HARÉ MÁS ESTO c:

Principal x

Lugar: Afuera de la mansión Sakamaki.

Yui: (Fuu… hoy también es un día en el cual estoy agotada.)
Yui: (Ya que terminé el pequeño examen que tenía, así que iré a tomar un baño lentamente e iré a dormir rápidamente.)

Keep reading

Cómo enseñar a un niño a desarrollar todo su potencial

La técnica oriental milenaria para enseñar a un niño a que desarrolle todo su potencial es la siguiente:

“RESPETARLO. Respetarlo y no obligarlo a respetar a todo tipo de personas corruptas, siniestras, astutas, llenos de porquería sólo porque son mayores. Recuerda, los niños están más cercanos de la fuente, tú estás lejos. Ellos todavía son originales, tú una copia. A través del amor y del respeto puedes evitarles que vayan en la dirección equivocada, no por miedo, sino por respeto y amor. Respeta a los niños, hazles intrépidos. Pero si tú mismo estás lleno de miedos, ¿cómo vas a hacerles intrépidos? No les impongas el respeto o esto o aquello hacia ti sólo porque eres su padre, su madre, su tutor, su lo que sea. Cambia esta actitud y mira la transformación que el respeto puede aportar a tus hijos, si los respetas te escucharán con más atención, si los respetas, tratarán de entenderte a ti y a tu mente con más atención, no les quedará otra mas que hacerlo y de ninguna manera les estás imponiendo nada, por eso si al entenderlo sienten que estás en lo cierto y te hacen caso no perderán su rostro original. El rostro original se pierde por obligarles a comportarse de cierta manera en contra de su voluntad. El respeto y el amor les ayudará de manera dulce a enteder mejor el mundo, pueden ayudarles a estar más alerta, contentos, atentos y sobre todo conscientes de sí y del mundo porque la vida es preciosa y es un regalo de la existencia, no debemos desperdiciarla ni hacer que ellos la desperdicien. Recuerda, esto sólo funciona con niños pequeños, puede que también funcione con niños mayores o incluso con adolescentes, pero ellos ya están lejos de la fuente, los has alejado y están muertos en vida, la rebeldía, el desgano, la idiotez, la depresión, todo eso es de un muerto viviente, sólo los niños pequeños, que aún son puros en el pensamiento y en el corazón están vivos, tienen vida, son vida porque están más cercanos a la fuente que es vida, amor, divinidad”.

El día más triste

(HASTA SIEMPRE, AMIGA)

En silencio te marchaste,

ligera de equipaje.

Partiste sin despedirte de tus amigos.

Hasta de eso nos cuidaste:

ni siquiera en el dolor más grande

rozaste el rencor ni el egoísmo.

La arcana Muerte te llevó para siempre,

en soledad te arrebató la vida, sin testigos.

Tu dulce voz ha enmudecido,

pero a veces pasa a mi lado y me saluda,

mas tu triste recuerdo me deja afligida.

Ya nunca dirás tus:

“¡TE QUIERO MUCHO, AMIGA!”.

Te marchaste pronto, sin hacer ruido.

Como viniste te alejaste, sin molestar.

Nadie estuvo ahí, nadie para despedirte

ni compartir tus últimas penas y fatigas.

Nadie para ayudarte.

Callada todo soportaste.

Corta vida, pero tan sufrida.

No ha sido buena contigo,

lloraste en tu obligado silencio.

No supimos entenderte

ni escuchar lo que decías,

todo eso que vivías y sentías.

Sufriste por almas insensibles,

imploraste comprensión al sordo,

piedad al agresivo

y una tregua al cruel destino.

Agobiada por la ardua lucha,

ignorada por seres queridos,

en la soledad de tu alcoba,

te entregaste a la negra Parca.

Nudillos funestos llamaron a tu puerta,

y la siniestra Señora con ecos de paz

te fue tentando hasta sumergirte

en el sueño eterno.

De tu soledad

quedó tu cuerpo inerte tres días.

Cuando tu falta se descubrió,

con flores y lágrimas,

quienes en verdad te quisimos,

allí estuvimos.

Pero faltó una mano, ese abrazo

que estrechara tu despedida

como te merecías.

Allí donde estés

fuiste bien recibida, no tengo dudas.

Amiga luminosa, cariñosa y generosa.

Valiente como pocas. 

Noble y bondadosa.

Voy a extrañarte de por vida.

Hoy miro a las estrellas para saludarte,

pero nunca, nunca más oiré la música

de tus palabras sinceras que decían:

“¡TE QUIERO MUCHO, AMIGA!”.

Por: Laura. 💔

La noche de los feos (2) (cuento)

No sólo apagué la luz sino que además corrí la doble cortina. A mi lado ella respiraba. Y no era una respiración afanosa. No quiso que la ayudara a desvestirse.

Yo no veía nada, nada. Pero igual pude darme cuenta de que ahora estaba inmóvil, a la espera. Estiré cautelosamente una mano, hasta hallar su pecho. Mi tacto me transmitió una versión estimulante, poderosa. Así vi su vientre, su sexo. Sus manos también me vieron.

En ese instante comprendí que debía arrancarme (y arrancarla) de aquella mentira que yo mismo había fabricado. O intentado fabricar. Fue como un relámpago. No éramos eso. No éramos eso.

Tuve que recurrir a todas mis reservas de coraje, pero lo hice. Mi mano ascendió lentamente hasta su rostro, encontró el surco de horror, y empezó una lenta, convincente y convencida caricia. En realidad mis dedos (al principio un poco temblorosos, luego progresivamente serenos) pasaron muchas veces sobre sus lágrimas.

Entonces, cuando yo menos lo esperaba, su mano también llegó a mi cara, y pasó y repasó el costurón y el pellejo liso, esa isla sin barba de mi marca siniestra.

Lloramos hasta el alba. Desgraciados, felices. Luego me levanté y descorrí la cortina doble.

FIN

El día más triste

(HASTA SIEMPRE, AMIGA)

En silencio te marchaste,

ligera de equipaje.

Partiste sin despedirte de tus amigos.

Hasta de eso nos cuidaste:

ni siquiera en el dolor más grande

rozaste el rencor ni el egoísmo.

La arcana Muerte te llevó para siempre,

en soledad te arrebató la vida, sin testigos.

Tu dulce voz ha enmudecido,

pero a veces pasa a mi lado y me saluda,

mas tu triste recuerdo me deja afligida.

Ya nunca dirás tus:

“¡TE QUIERO MUCHO, AMIGA!”.

Te marchaste pronto, sin hacer ruido.

Como viniste te alejaste, sin molestar.

Nadie estuvo ahí, nadie para despedirte

ni compartir tus últimas penas y fatigas.

Nadie para ayudarte.

Callada todo soportaste.

Corta vida, pero tan sufrida.

No ha sido buena contigo,

lloraste en tu obligado silencio.

No supimos entenderte

ni escuchar lo que decías,

todo eso que vivías y sentías.

Sufriste por almas insensibles,

imploraste comprensión al sordo,

piedad al agresivo

y una tregua al cruel destino.

Agobiada por la ardua lucha,

ignorada por seres queridos,

en la soledad de tu alcoba,

te entregaste a la negra Parca.

Nudillos funestos llamaron a tu puerta,

y la siniestra Señora con ecos de paz

te fue tentando hasta sumergirte

en el sueño eterno.

De tu soledad

quedó tu cuerpo inerte tres días.

Cuando tu falta se descubrió,

con flores y lágrimas,

quienes en verdad te quisimos,

allí estuvimos.

Pero faltó una mano, ese abrazo

que estrechara tu despedida

como te merecías.

Allí donde estés

fuiste bien recibida, no tengo dudas.

Amiga luminosa, cariñosa y generosa.

Valiente como pocas. 

Noble y bondadosa.

Voy a extrañarte de por vida.

Hoy miro a las estrellas para saludarte,

pero nunca, nunca más oiré la música

de tus palabras sinceras que decían:

“¡TE QUIERO MUCHO, AMIGA!”.

Por: Laura. 💔

 

Silencio (Cuento completo) de Edgar Allan Poe

Escúchame -dijo el Demonio, apoyando la mano en mi cabeza-. La región de que hablo es una lúgubre región en Libia, a orillas del río Zaire. Y allá no hay ni calma ni silencio.

Las aguas del río están teñidas de un matiz azafranado y enfermizo, y no fluyen hacia el mar, sino que palpitan por siempre bajo el ojo purpúreo del sol, con un movimiento tumultuoso y convulsivo. A lo largo de muchas millas, a ambos lados del legamoso lecho del río, se tiende un pálido desierto de gigantescos nenúfares. Suspiran entre sí en esa soledad y tienden hacia el cielo sus largos y pálidos cuellos, mientras inclinan a un lado y otro sus cabezas sempiternas. Y un rumor indistinto se levanta de ellos, como el correr del agua subterránea. Y suspiran entre sí.

Pero su reino tiene un límite, el límite de la oscura, horrible, majestuosa floresta. Allí, como las olas en las Hébridas, la maleza se agita continuamente. Pero ningún viento surca el cielo. Y los altos árboles primitivos oscilan eternamente de un lado a otro con un potente resonar. Y de sus altas copas se filtran, gota a gota, rocíos eternos. Y en sus raíces se retuercen, en un inquieto sueño, extrañas flores venenosas. Y en lo alto, con un agudo sonido susurrante, las nubes grises corren por siempre hacia el oeste, hasta rodar en cataratas sobre las ígneas paredes del horizonte. Pero ningún viento surca el cielo. Y en las orillas del río Zaire no hay ni calma ni silencio.

Era de noche y llovía, y al caer era lluvia, pero después de caída era sangre. Y yo estaba en la marisma entre los altos nenúfares, y la lluvia caía en mi cabeza, y los nenúfares suspiraban entre sí en la solemnidad de su desolación.

Y de improviso levantóse la luna a través de la fina niebla espectral y su color era carmesí. Y mis ojos se posaron en una enorme roca gris que se alzaba a la orilla del río, iluminada por la luz de la luna. Y la roca era gris, y espectral, y alta; y la roca era gris. En su faz había caracteres grabados en la piedra, y yo anduve por la marisma de nenúfares hasta acercarme a la orilla, para leer los caracteres en la piedra. Pero no pude descifrarlos. Y me volvía a la marisma cuando la luna brilló con un rojo más intenso, y al volverme y mirar otra vez hacia la roca y los caracteres vi que los caracteres decían DESOLACIÓN.

Y miré hacia arriba y en lo alto de la roca había un hombre, y me oculté entre los nenúfares para observar lo que hacía aquel hombre. Y el hombre era alto y majestuoso y estaba cubierto desde los hombros a los pies con la toga de la antigua Roma. Y su silueta era indistinta, pero sus facciones eran las facciones de una deidad, porque el palio de la noche, y la luna, y la niebla, y el rocío, habían dejado al descubierto las facciones de su cara. Y su frente era alta y pensativa, y sus ojos brillaban de preocupación; y en las escasas arrugas de sus mejillas leí las fábulas de la tristeza, del cansancio, del disgusto de la humanidad, y el anhelo de estar solo.

Y el hombre se sentó en la roca, apoyó la cabeza en la mano y contempló la desolación. Miró los inquietos matorrales, y los altos árboles primitivos, y más arriba el susurrante cielo, y la luna carmesí. Y yo me mantuve al abrigo de los nenúfares, observando las acciones de aquel hombre. Y el hombre tembló en la soledad, pero la noche transcurría, y él continuaba sentado en la roca.

Y el hombre distrajo su atención del cielo y miró hacia el melancólico río Zaire y las amarillas, siniestras aguas y las pálidas legiones de nenúfares. Y el hombre escuchó los suspiros de los nenúfares y el murmullo que nacía de ellos. Y yo me mantenía oculto y observaba las acciones de aquel hombre. Y el hombre tembló en la soledad; pero la noche transcurría y él continuaba sentado en la roca.

Entonces me sumí en las profundidades de la marisma, vadeando a través de la soledad de los nenúfares, y llamé a los hipopótamos que moran entre los pantanos en las profundidades de la marisma. Y los hipopótamos oyeron mi llamada y vinieron con los behemot al pie de la roca y rugieron sonora y terriblemente bajo la luna. Y yo me mantenía oculto y observaba las acciones de aquel hombre. Y el hombre tembló en la soledad; pero la noche transcurría y él continuaba sentado en la roca.

Entonces maldije los elementos con la maldición del tumulto, y una espantosa tempestad se congregó en el cielo, donde antes no había viento. Y el cielo se tornó lívido con la violencia de la tempestad, y la lluvia azotó la cabeza del hombre, y las aguas del río se desbordaron, y el río atormentado se cubría de espuma, y los nenúfares alzaban clamores, y la floresta se desmoronaba ante el viento, y rodaba el trueno, y caía el rayo, y la roca vacilaba en sus cimientos. Y yo me mantenía oculto y observaba las acciones de aquel hombre. Y el hombre tembló en la soledad; pero la noche transcurría y él continuaba sentado.

Entonces me encolericé y maldije, con la maldición del silencio, el río y los nenúfares y el viento y la floresta y el cielo y el trueno y los suspiros de los nenúfares. Y quedaron malditos y se callaron. Y la luna cesó de trepar hacia el cielo, y el trueno murió, y el rayo no tuvo ya luz, y las nubes se suspendieron inmóviles, y las aguas bajaron a su nivel y se estacionaron, y los árboles dejaron de balancearse, y los nenúfares ya no suspiraron y no se oyó más el murmullo que nacía de ellos, ni la menor sombra de sonido en todo el vasto desierto ilimitado. Y miré los caracteres de la roca, y habían cambiado; y los caracteres decían: SILENCIO.

Y mis ojos cayeron sobre el rostro de aquel hombre, y su rostro estaba pálido. Y bruscamente alzó la cabeza, que apoyaba en la mano y, poniéndose de pie en la roca, escuchó. Pero no se oía ninguna voz en todo el vasto desierto ilimitado, y los caracteres sobre la roca decían: SILENCIO. Y el hombre se estremeció y, desviando el rostro, huyó a toda carrera, al punto que cesé de verlo.

Pues bien, hay muy hermosos relatos en los libros de los Magos, en los melancólicos libros de los Magos, encuadernados en hierro. Allí, digo, hay admirables historias del cielo y de la tierra, y del potente mar, y de los Genios que gobiernan el mar, y la tierra, y el majestuoso cielo. También había mucho saber en las palabras que pronunciaban las Sibilas, y santas, santas cosas fueron oídas antaño por las sombrías hojas que temblaban en torno a Dodona. Pero, tan cierto como que Alá vive, digo que la fábula que me contó el Demonio, que se sentaba a mi lado a la sombra de la tumba, es la más asombrosa de todas. Y cuando el Demonio concluyó su historia, se dejó caer, en la cavidad de la tumba y rió. Y yo no pude reírme con él, y me maldijo porque no reía. Y el lince que eternamente mora en la tumba salió de ella y se tendió a los pies del Demonio, y lo miró fijamente a la cara.

FIN.

El día más triste

(HASTA SIEMPRE, AMIGA)


En silencio te marchaste,

ligera de equipaje.

Partiste sin despedirte de tus amigos.

Hasta de eso nos cuidaste:

ni siquiera en el dolor más grande

rozaste el rencor ni el egoísmo.

La arcana Muerte te llevó para siempre,

en soledad te arrebató la vida, sin testigos.


Tu dulce voz ha enmudecido,

pero a veces pasa a mi lado y me saluda,

mas tu triste recuerdo me deja afligida.


Ya nunca dirás tus:

“¡TE QUIERO MUCHO, AMIGA!”.

Te marchaste pronto, sin hacer ruido.

Como viniste te alejaste, sin molestar.

Nadie estuvo ahí, nadie para despedirte

ni compartir tus últimas penas y fatigas.

Nadie para ayudarte.

Callada todo soportaste.


Corta vida, pero tan sufrida.

No ha sido buena contigo,

lloraste en tu obligado silencio.

No supimos entenderte

ni escuchar lo que decías,

todo eso que vivías y sentías.


Sufriste por almas insensibles,

imploraste comprensión al sordo,

piedad al agresivo

y una tregua al cruel destino.

Agobiada por la ardua lucha,

ignorada por seres queridos,

en la soledad de tu alcoba,

te entregaste a la negra Parca.


Nudillos funestos llamaron a tu puerta,

y la siniestra Señora con ecos de paz

te fue tentando hasta sumergirte

en el sueño eterno.

De tu soledad

quedó tu cuerpo inerte tres días.

Cuando tu falta se descubrió,

con flores y lágrimas,

quienes en verdad te quisimos,

allí estuvimos.

Pero faltó una mano, ese abrazo

que estrechara tu despedida

como te merecías.


Allí donde estés

fuiste bien recibida, no tengo dudas.

Amiga luminosa, cariñosa y generosa.

Valiente como pocas. 

Noble y bondadosa.

Voy a extrañarte de por vida.

Hoy miro a las estrellas para saludarte,

pero nunca, nunca más oiré la música

de tus palabras sinceras que decían:

“¡TE QUIERO MUCHO, AMIGA!”.

Por: Laura. 💔

[Torbellino de mil heridas]

Hace poco me preguntaron por ti, quién eras y qué significabas  para mí.

Únicamente pude asentir, sonreír y esquivar, esquivar sus miradas atentas y aquellas preguntas siniestras.

Sopesé la contradicción que me trasmitías, aquellas sensaciones que a veces en tus manos morían.

Y quise llorar, patear, blasfemar e incluso matar.

Matar el fulgor de tantas promesas vacías.

Blasfemar contra quién eras y todas tus porquerías.

Patear el amor que dentro de mí encendidas.

Y llorar, llorar por creer que me querías, que algo sincero por mí sentías.

Toberllino de mil heridas, ¿en qué momento decidiste pasar por mi vida?

LEER MÁS EN INSTAGRAM: @leprendifuegoalalluvia
6

English:
just a sketch of them in their “AntiVersion” ( opposite personality AU )
Osomatsu: He loves his brothers so sickening, is obsessed with each of them, would do anything to see them happy, even kill and die for them.
Karamatsu: He hate every one of his brothers, acts kind to them only to gain their trust (in reality he wants to see they all dead)
Choromatsu: an idiot who loves and idolizes his older brothers, He hate the minors and thinks he should be the only one which his brothers pamper. You never now what he is thinking.
Ichimatsu: loves each one of his brothers, he adores Karamatsu, He would put an altar for him, but Choromatsu not let him because he is “the only one who can idolize the olders”.
Jyushimatsu: the most sensible of all the brothers, not usually smile, and when he does it is only a kind of sinister grin. he get disgusted about the way Ichimatsu idolizes Karamatsu.
Todomatsu: Likes to see how people interact with each other, but do not like to interact with anyone, calls himself an “observer” who loves relationships as long as he not in them. He is curious about Karamatsu personality. He is a NEET

Español:
Solo un sketch en su “VersionAnti” (AU de personalidad opuesta)
Osomatsu: Ama a sus hermanos de forma enfermiza, esta obsesionado con cada uno de ellos, haría lo que fuera para verlos felices, incluso matar y morir por ellos.
Karamatsu: Odio a cada uno de sus hermanos, actúa de forma amable con ellos sólo para ganar su confianza, los desprecia y quiere ver muertos.
Choromatsu: un idiota que ama e idolatra a sus hermanos mayores, odio a los menores ya que el deberia ser el unico el cual sus hermanos mimen. No se suele saber que es lo que piensa.
Ichimatsu: ama a cada uno de sus hermanos, adora a Karamatsu, si fuera por el le pondría un altar, pero Choromatsu no le deja ya que es “el único que puede idolatrar a los mayores”.
Jyushimatsu: el más sensato de todos los hermanos, no suele sonreír, y cuando lo hace sólo es una especie de mueca siniestra. Le da asco la forma en la que Ichimatsu idolatra a Karamatsu.
Todomatsu: Le gusta ver como las personas se interactuan entre ellas, pero no le gusta interactuar con nadie, se auto denomina un “observador” que ama las relaciones siempre y cuando el no esté en ellas. Siente curiosidad por la personalidad de Karamatsu. Es un NEET