sin-salida

Tal vez estamos tan vacíos que por eso nada nos llena. Tal vez el hueco es tan profundo que los sentimientos caen y se pierden; terminas en un laberinto en el cual no hay salida; te encierras en una burbuja que el suplicio alimenta. No sabes qué hacer, ni cómo vivir. Todo se vuelve un sinsentido.

- AT.