silencios eternos

Sí, me gusta el silencio, pero ya me cansé de vivir callando lo que por ti siento.

¡¿Es que acaso no escuchas cuando grito que te amo a los cuatro vientos?!

Silencio Infinito

¿Sabías que...?

Cuando la marina francesa cesó el uso del código morse el 31 de enero de 1997, el mensaje final transmitido fue: “Llamando a todos. Este es nuestro último sollozo antes de nuestro eterno silencio

El código en cuestión fue el siguiente:

—.—. .— .—.. .—.. .. —. — —. / .— .—.. .—.. / — …. … … / .. … / — — — ..— .—. / .—.. .— … — / —.—. .—. —.— — / —… . ..—. — — — .—. . / — — — ..— .—. / . — . .—. —. .— .—.. / … .. .—.. . —. —.—. .

Y la vida se convirtió en un silencio… en un silencio tan profundo que nos daba miedo escuchar nuestras voces; nos daba miedo escucharnos… escuchar algo que se podía perder con el tiempo… igual que ese ruido que se había sumido en un silencio; Al parecer eterno… nos daba miedo perdernos como aquel sonido… pero ¿sabes qué? Ya nos habíamos perdido.
—  Sol.
Si tan sólo pudieras ver las lágrimas en sus mejillas, si tan sólo su almohada te contara como el insomnio juega a dibujarle ojeras, si tan sólo escucharas sus sollozos rompiendo el eterno silencio de la madrugada, si tan sólo no lo hubieras hecho.

Júzgame por robarte con mis labios cada noche el sueño, por quitarte la calma con el vaivén de mi cuerpo.

Cúlpame por provocarte incendios, por hacerte arder en la hoguera del deseo, por amarte con locura, pasión y desenfreno.

Condéname al infierno de tus caricias por hacerte pecar al tocar juntos el cielo.

Enciérrame toda la vida en tu pecho y no me dejes salir de ahí nunca, que yo te amaré siempre con este amor que es eterno.

Silencio Infinito

A través de esta triste ventana,
Puedo observar la luz de lámparas empolvadas,
Y el lejano brillo de las estrellas.

Escucho desde esta almohada,
Aviones que navegan por la noche,
Autos que aceleran cansados,
Vientos que soplan calmados…

Allá afuera viven
Cuerpos inquietos,
Haciendo de la oscuridad
cómplice de sus desnudos deseos.

En esta habitación tan sola
Hay cientos de sombras,
No hay luces, ni tus ojos.
Hay silencios eternos,
No hay ruidos, ni palabras tuyas.

Hay…
huecos y sábanas vacías.
Un cuerpo frío sin furtivas caricias.
No hay compañía, ni delirios.
No estas.

Nunca más volverás a estar.

Ultima Ratio

Voy a escribir hasta saciarme

cuando tu luz me haga sombra,

voy a sepultarme entre mis hojas

si es que tu piel de mi cuerpo se agota.

Mi sangre solo va a servir de tinta

y mi carne formará palabras,

cuando tu voz ya no me sirva como arrullo

y tu paciencia en mi se exprima.

Entonces sólo en tu ser mi alma estará viva,

sólo tu ausencia me devolverá la vida

si es que tu silencio se vuelve eterno un día

y tu mirada deja de ser mi guía.

por Milagros González.    @fakindog 

Mis palabras quedaron vacías,

tal vez porque sigo vacía.
Habló de un silencio eterno,
del silencio por donde retumban los gritos ahogados
No sé qué hacer
me inhibí el alma,  

la inocencia, la imaginación.