si lo soy!

Lo que menos quiero es amargarte la vida con mis estupideces, independiente de si me duelen o no, no quiero que tengas nada que ver con mi tristeza
—  Dolor
Unos dicen que estoy enamorada. Algo en mi me dice que podría ser cierto, pero mis pensamientos me dicen que no… Pero no se como es que se siente ¿que es el amor?. Ni siquiera se si quiero sentirme así. Toda mi vida me he obligado a no sentir nada, pero esta vez algo es distinto. Siento y no siento, quizás solo es el miedo de amar, de no ser lo suficientemente buena. Quiero y no quiero, quizás por temor a herir o salir lastimada.
Como sea que esto se llame, me lleva un momento al cielo y de pronto me hace sentir en el infierno..

Y si te soy sincera
lo mas lindo que tenes es tu libertad
pero también es lo que mas me asusta
de vos
sos tan libre
y lindo
y yo soy tan retraída y vergonzosa
no quiero que te aburras de mi
no quiero desilusionarme de vos
sos lo mas cercano a algún sentimiento 
en mucho tiempo
estas aquí y pareces real
no te vayas
teneme paciencia
hoy en día
ni yo misma me comprendo.

-¿Te gusta con azúcar?

- ¿Qué? ¿el café?
- Si, ¿té gusta con azúcar?
- ¿a quién no?
- necesitaba una excusa para hablarte.
- Qué mala excusa.
- No es tan mala, no si hace que pueda hablarte.
- ¿intentas ser tierno?
- Solo digo lo que pienso.
- Eso dicen todos…
- No soy todos, soy yo.
- está bien “tú” ¿Qué deseas de mi?
- ¿con cuantas cucharadas?
- Me evades, y tú me hablaste. Tan dulce como para poder degustarlo sin hacer caras amargas.
- No tienes cara de amargada.
- No lo soy, si lo fuera no te habría contestado esa pregunta tan profunda. Digo, ahora sabes algo de mi personalidad solo por el café.
- Eres azúcar, podrías endulzar a cualquiera.
- ¿Lo crees? Qué rara comparación.
- ¿Lo crees? puede que lo sea, pero no hace que dejes de contestarme.
- Tienes razón, el azúcar es la felicidad en la amargura del café.
- ¿Hay azúcar en tu vida? ¿a parte de tí misma?
- No, no la hay.
- ¿Quisieras ser azúcar en el café de alguien?

Así empezó todo, un café, azúcar, dos vidas y felicidad. Ahora estamos los dos en este lugar, diciendo que sí a una pregunta que solo los dos entendemos:

¿Quieres azúcar en tu café?

Desde el Alma

No mama, no me gustan los vestidos. No mama, no me gusta la música clásica. No mama, no me porto como una dama. No mama, no me gusta el cabello recogido. Si mama, digo groserías. Si mama, me voy a perforar. Si mama, me quiero tatuar. Si mama, no tengo amigos. Si mama, me gusta vestir de negro. Si mama, no soy lo que tu esperabas. Y lo siento por eso.
En modo de defensa estoy, no creo mas en él amor. Si lo hago se que soy, como un ataque al corazón.
—  Heart attack - Spanish version - Kevin y Karla