septiembre

El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE, 2001) lo define como el noveno mes del año con 30 días y considera que la forma correcta en el uso es “septiembre”, aunque por un debilitamiento articulatorio de la /p/, que puede producir su elisión o supresión, aparece la variante gráfica “setiembre”, también válida pero minoritaria frente a la forma etimológica que conserva el grupo -pt- tanto en la pronunciación como en la escritura.

Septiembre de mis despedidas, de mis heridas, de estar en primavera sin sentirme florida, sino que al contrario, me marchito y se me escapa la vida; flor que se secó por la falta de un amor.
Septiembre de mis dolores, tan repleto de la palabra “adiós”, te doy la bienvenida, deseando que tu paso no me dé más sufrir, pues fue en tu presencia que yo quise morir.