¿Por qué sentimos otra presencia estando solos?

Un equipo de investigadores, de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), identificó las partes del cerebro responsables de esta extraña y espeluznante sensación.

Nuestro cerebro posee varias representaciones de nuestro cuerpo en el espacio: propiocepción (se refiere al sentido de una persona de saber que su mano derecha se encuentra en el lugar donde está, aunque sea de noche y no veas nada sabes que tu mano esta en un lugar determinado, lo que nos permite por ejemplo caminar de noche o golpear con la raqueta una pelota sin estar fijamente mirando el recorrido de la pelota)

En circunstancias normales, puede componer una percepción unificada del yo a partir de esas representaciones.

Pero, cuando este sistema funciona mal a causa de una enfermedad esquizofrenia–o en este caso, por la acción de un robot– esto puede a veces crear una segunda representación del cuerpo de uno, que ya no percibe como ‘yo’ sino como otra persona, una “presencia”

*RMMBR

Sus narices chocaron.
Ambos sentían su respiración.
Ambos cerrarón sus ojos
y se besaron…
Fue el inicio del caos más hermoso del universo.
—  Poeta Invisible
La gente dice que los perros huelen el miedo, yo digo que huelen el amor. Los perros de la calle siempre se te acercan cuando te sientes más triste o más solo. Y tú piensas que es al revés. Entonces lo acaricias y piensas que lo has hecho feliz un momento. Pero en realidad, ellos piensan que te han hecho feliz a ti. A veces los perros simplemente tienen un instinto que los lleva hasta donde se les necesita, para hacerte sentir un poco más amado, a pesar de todo el maltrato que enfrentan en el camino. ¿Puedes imaginar esa clase de amor?
Pensé que no me gustabas tanto, hasta que sentí celos por algo insignificante.
El “pero” es la palabra más puta que conozco. “te quiero, pero…”; “podría ser, pero…”; “no es grave, pero…”. ¿Se da cuenta? Una palabra de mierda que sirve para dinamitar lo que era, o lo que podría haber sido, pero no es.
—  El secreto de sus ojos - Eduardo Sacheri
Una relación va más allá de estar agarrados de mano y dándose besos todo el tiempo, y eso es lo que muchos no entienden.
—  N