se medusa

IV

Caminaba por el parque Brasil, sector centro sur de Antofagasta. Estaba desnudo, empapado. Quizás de sudor. El pelo completamente mojado. Las gotas recorrían mi cuerpo, cayendo de mi frente, paseándose por mi pecho, mi abdomen, cayendo por mi espalda…  Caminaba lentamente por las cuadras del parque. Era de noche. Sobre mí bailaban medusas de colores… medusas de neón, colores fuertes, vibrantes. Verdes, naranjas, rosadas, amarillas, púrpuras, azules, todos juntos, resplandecientes. Como carteles de ciudad japonesa. Algunas inmóviles, otras nerviosas, otras fugaces, a velocidades y direcciones aleatorias. Cubrían toda la oscuridad sobre mí. Se inundaba de medusas en el cielo, a la altura de las copas de los árboles y las palmeras. Explotaban. Los colores se esparcían por todo el lugar. Era una fiesta. Una fiesta sin música, solo el ruido de los autos a los alrededores del parque. Yo caminaba, impávido. La poca gente que se encontraba por el lugar, también, actuando como si nada. Aunque estaban cubiertas, como si estuviera nevando. Una pareja haciendo yoga, otras parejas besándose bajo la breve oscuridad que lograba proporcionar un árbol… nadie se fijaba en mí. Estaba yo realmente allí? Camino por la cuadra al frente del Unimarc. El techo del local y el edificio contiguo resplandecían, la luz de las medusas chocaba contra las paredes, reproduciéndose como fuegos artificiales. Nadie se alteraba. Pasé debajo del resbalín rojo. Cruzé a la siguiente cuadra, la de los juegos y los patitos. Caminé por la vereda techada. Busqué, por algún motivo a Fabián ejercitándose en los juegos de fierro. No estaba. En las bancas a mi derecha vi un par de adolescentes que podrían estar teniendo sexo, pero no. Estaban cubiertos completamente, debería hacer demasiado frío. Me miré, seguía desnudo, completamente mojado. Como si lloviera solo sobre mí. El Hotel Ibis estaba a la izquierda, al frente. Pareciera que las medusas fueran disparadas por sobre los autos. Alguans chocaban con las micros y llenaban todo de colores fluorescentes. Nadie lo notaba. Seguí caminando hasta llegar a los patitos. Son unos balancines amarillos de madera, dispuestos dentro de un círculo. Se movían solos, lentamente. Me acerqué. Estaban cubiertos de una materia viscosa, dulce… me acerqué mas, una necesidad surgió en mí de lamer uno de los patos. Yo no controlaba mi movimiento ni mis acciones, solo podía sentir las cosas, como si estuviera en un tour guiado dentro de mi cuerpo, sin poder reaccionar, solo sentir… Era miel. El pato dejó de moverse. Al parecer alguien había estado sentado allí, alguien invisible. Sentí sus pasos, como corriendo, como escapando… veía como quedaban pisadas, huellas de miel. Seguí avanzando, como si aquello fuese solo una parada dentro de aquel extraño tour. Cruzé. Hay un negocio de comida en la parte sur, con mesas para los clientes. En una de ellas vi a 3 de los amigos de Fabián que conozco. Ellos si estaban desnudos, sus cuerpos, algunos fibrosos empapados como yo. Sentados y mirándome fijamente. Observándome,  Como deseándome. Me asusté. Recobro el control de mi cuerpo y solo atino a correr, hacia el norte. Empieza a sonar música en mi cabeza, música club de Conker. Todo se vuelve tan lento… solo la música resuena en mi cabeza mientras todo se llena de medusas. Las atravieso… como si no existieran. Siento que corro, siento mis músculos, pero avanzo lento, lento… como si hubieran ralentizado el tiempo, como si hubiera fumado marihuana, y en vez de ralentizarse la música, se detenía la percepción completa del movimiento y del tiempo. Me concentro en la música a ritmo normal, solo corro. Llego al fin de la cuadra al fin, la siguiente está cubierta por unos paneles, la estaban remodelando. A Izquierda y derecha está lleno de medusas y siento como rugen unas bestias. No puedo doblar en dirección al depa. Ya no puedo detenerme, mi cuerpo se mueve solo, corre solo, voy a chocar con los paneles y no puedo frenar… sin embargo lo atravieso también, como si tampoco existiera…


-Maxi weón despierta! Estai todo sopeao!


-!!!


-Primito estai bien? Una pesadilla?


-… - Al parecer todo fue un sueño… estaba sobre mi cama completamente transpirado, como en aquella extraña alucinación, estoy embobado. Mi cuerpo está completamente cansado, como si hubiese corrido… el me sonríe. Como si no hubiera pasado nada. Creo, que efectivamente tampoco ha pasado nada…


-weón ya ven aca - me abraza fuerte y me tira hacia el, calmándome, acariciándome el pelo y la espalda. Tocando mis nalgas también. Recuerdo que fui desvirgado por eé hace, supongo, tan solo unas horas- que soñaste primito

-puras weás Fabi… aunque esta vez muy raras, muy reales


-algo feo?


-… no…


-entonces no te preocupí weón. - me besa dulcemente. Me acaricia con mas fuerza. Besa tan rico esta csm. Se lo digo. - Tu también primito… tus labios son muy ricos wn… - me los muerde. Me queda mirando, algo preocupado, algo tierno, algo caliente. Algo feliz. Me sonríe. Solo lo miro y le devuelvo esa sonrisa. Jugar Mortal Kombat con el fue uno de los grandes aciertos de mi vida. Espero. Me besa nuevamente hasta que se sube sobre mi


-que haci fabi weón?…


-te dije que teniamos que despertar asi todos los dias- Me puso su pene en mis labios. Su glande estaba mojado. Lo acaricie con mi boca… recordando como ayer ese pene se metió dentro mío, por primera vez. Entra. Acaricio sus nalgas… también fueron mías, en la tina. Bajo el agua, como el quería. Fue delicioso sentirme dentro de él. Luego en esta misma cama. Culiármelo fue exquisito. Recordando, y oyendo nuevamente sus gemidos, me excito demasiado. Me masturbo frenético. Él cubre mis ojos con sus manos. Acaricio yo su ano… le muerdo su pene un poco. Solo un poco, lo suficiente como para desocuparme la boca


-te quiero culiar de nuevo fabián


-primito… me duele weon, si me hiciste cagar ayer…-efectivamente, y mas de una vez…


-no que te iba a culiar cuando, donde y como yo quisiera?


-te la debo maxi. te lo juro. Pero ahora… - lo pienso. podría violarmelo y hacerlo mierda. Que se me negara me calentaba mas…Pero mi instinto de primo mayor fue mas fuerte y preferí cuidarlo.


-ya fabi no importa. Ven. - lo acurruqué a mi lado, su cabeza entre mi cuello y mi pecho. - déjame amarrarte con la polera de nuevo


-esa wea no la preguntí… -csm. Deseaba hacer esto de nuevo. Cuando el viernes lo amarré un rato me calenté demasiado. Era primera vez que lo hacía, mi “ex” se negó cuando se lo propuse… fome qlo. Pa que hablar de el. Esta vez dejé la polera a un lado y saqué un par de polerones, mas largos. Le amarré los brazos a la cama, boca abajo, y le inmovilicé las piernas. Puta que se veía rico. Me volvieron las ganas de violarlo de nuevo… pero… 


-te gusta esta weá fabi? -le pregunto mientas me pongo encima. Mi pene acomodándose entre sus nalgas


-weón… si


-habiai esto hecho antes con otro wn?


-no…


-ah buena… soy el primero… aunque me voy a quedar siempre con las ganas de haber sido TU primero- le beso el cuello, se estremece. Al parecer, estando así lo pone mas vulnerable… conociendo un poco mas a mi primito. El solo gime, suavecito. Da vuelta un poco su cabeza para hablarme. Dejo de moverme 


-maxi, tenia mucha curiosidad, de verdad, de estar asi. Aunque tengo muchas ganas de mas, si sabes a lo que me refiero.. - Le asiento.Me río un poco de la situación. El hablándome amarrado y yo encima de el- que weá te da risa


-nada fabi- le beso. - estar hablando asi. Aprendamos juntos. Nos complementamos. Tamos daos. - Era perfecto.


-Démosle. 


-Te violo?


-Noo… porfa. 


-Ya weoncito. - Le beso su cuello y me muevo sobre el, no tan fuerte, no tan suave. Lo masturbo. Su pene esta mojadísimo. En cualquier momento eyacula este weón. Me subo un poco, arrodillándome, de manera que sigue estando mi pelvis sobre sus culo exquisito, mis piernas rodeándolo, y mis manos libres para ahora masajearlo


-primito que rica esta wea… - lo punteo fuerte mientras mis manos lo tocan lentamente. Recorro con la yema de mis dedos toda su espalda, marcada, dura. Su piel morena suave. Él solo gime. 


-Te voy a moquear el hoyo weón


-Noo… desátame weón, acabemos juntos- le hago caso. En cuanto puede se tira sobre mi y me besa como un loco, salvaje. Ambos pajeándonos frenéticamente, besándonos, apretándonos - dámelo en la boca primo, quiero tu semen wn


-Ya qlo - Me pongo sobre el y le meto mi pene en su boca, al contacto con su lengua exploto, otro orgasmo intenso como los de todo ese fin de semana.  Siento como su semen choca en mi espalda, y la recorre siguiendo la gravedad. Me tiro sobre su pecho - uff…


-puta que lo hemos pasado rico Maxi. Mas rico que la cresta.


-Si weón… - suspiro


-tenemos la cama entera moqueá


-te creo


-y el hoyo hecho mierda


-te creeo - ambos reimos. Nuestro sudor nos recorre y nos une. Estamos, por el momento, agotados. Abrazados.


-te hice sudar caleta maxi, viste asi te vai poniendo en forma como yo


-como vo imposible qlo. Oye …soñé que sudaba, mucho - le contaba mientras comenzaba a jugar con sus tetillas


-oe si, despertaste too sopeao, que soñaste?


-(le cuento lo que recordaba)


-la weá tripea esquizofrénica weón. Que mierda - ríe - voy a pasar por ahí mas rato a ver que weá


-te vas? 


-quedé de juntarme hoy con el Benja a hacer barras en el balneario. Con uno de los que soñaste po wn


-te lo hai comido?- pregunto lleno de curiosidad, sin preámbulos. Se nota que mi fabi queda algo descolocado… me encanta sentirlo así.


-… no. A él no - ríe - pero igual está rico… te apuesto que hasta vo lo mirai - mmm… Benja es un compañero de el, mechón de recién cumplidos 18 años. Bastante lindo, la verdad. Carita de guagua.


-Le vai a hacer los puntos?


-nooo weón. Pa que mas. te tengo a tí ahora- reímos - te hago gancho con el?

- weón… que chucha, no

-primito, cualquier loco que vo querai, yo te lo consigo ;) - que mierda este weón. Aunque, siendo como es el… dificil resistirse…


-Cállate culiao. Dime mejor a cuales te hai comido? por curiosidad- un breve silencio de su parte.


-…A uno con los que soñaste. Experimentó conmigo.


-cual?


-soy entero sapo weón -ríe mirándome a los ojos-, discreción. El Damián. No le conti a nadie sipo


-Ese tiene el menso poto


-O no? Yaaaa pero nunca te dije. Si es re piola ese loco, se sacó la curiosidad nomas. Y no me ando comiendo a todo el mundo como vo pensai oe. De la U solo a el. No te me vayai a poner celoso


-Para nada. Hasta me estimula imaginarte haciendo cosas con esos wns


-Enfermo - ríe fuerte - y tu? 


-yo? a nadie.


-El Abel era tu pololo no?- maldito. No tenía que nombrarlo


-… pa que po.


-a ese me lo comí- quedé  helado. que chucha. lo notó - mentira weón!!! jajajja


-no weí mas con eso primo…


-bueeno - sin parar de reirse- no te lo menciono mas. Ahora me teni a mí. Osea, de amigo sexual.


-de compañero de Mortal Kombat?


-nooo yoo soy muy malo en esa weá. En Smash si te gano cuando querái.


-podriamos hacer otra con penitencias


-yapo.- se levanta- me voy a la ducha weón. Te dejé una pizza hecha pa que almorzí, cumplí mi palabra


-la que pediste no duró ni una weá. A que hora vuelves?


-ya me extrañai ya? A la noche


-mmm


-si me quedo vamos a seguir weando, y no. Despéjate, descanza. Todavía te debe doler el hoyo.


-mmmmm


-viste? ya anda a desayunar


Se fué a la ducha, se vistió y se fué. Me traje dos pedazos de pizza y me quedé perezoso acostado en la cama. Estaba cansadísimo. Que paja, al día siguiente tenía que volver a clases. Revisé el celular. Nada interesante, algunos mensajes preguntandome por anoche que no les di tanta importancia, y otros de tareas para la semana. Tampoco pesqué mucho. Tenía el tumblr abierto junto con otras apps, revisé. Weones ricos siendo publicados por todos lados, por el momento ya no lograban exitarme. Ojalá nunca termine ahí. Descargué algunos gifs que me hicieron gracia y cerré tumblr. Dejé youtube para ver videos de Felipe Avello, me daba mucha risa ese weón. Tenía paja de todo. Tenía weas que hacer pa la semana en la U, pero el paro se venía latente. Con Fabían igual tendríamos que viajar a Iquique la siguiente semana por compromisos familiares, asi que igual me servían unos días (que al final se convirtieron en una eternidad). Me fuí a buscar otro pedazo, estaba exquisita la pizza de este weón. Le encanta hacer, me la termino siempre comiendo entera… ahora le como otras cosas. Después de un rato pensé en Fabián. Tanto que me faltaba conocerlo. A pesar de todo se hizo tan natural, que… nosé, sigue siendo raro. Es rara la vida. Se da vueltas muy caprichosas de vez en cuando. Me suena whatsapp. Es Fabián. Me manda fotos del parque brasil el qlo pesao - nada! - me escribe. Una subido en los patitos el qlo. Me manda una selfie de él caminando por la costanera. Gorra, polera de tirantes, lentes de sol, una sonrisa gigante. Como puede tener tanta energía? Y ser tan rico el csm? Voy al baño. Me miro en el espejo. Nose porqué, pero me veo algo distinto. Me siento algo distinto. Mi piel dorada clara brillaba. Aún no me bañaba despues de haber sudado tanto. Mis ojos cafés estaban cansados, pero satisfechos. Pelo castaño, creciendo, quizás me lo corte pronto. Un rollo asomándose, pero pico. Mis piernas, muslos fuertes. Me gusta hacer trekking, y al menos subo a pie todos los pisos cuando llego al depa, casi mi único ejercicio constante. Me miré mi trasero desvirgado, firme. Igual me doy. Volví a la cama y seguí comiendo y viendo al pez Avello. 

Pasaron “tranquilos” los dos días hasta el martes. Fabián dormía conmigo, me despertaba y teníamos sexo…nos teníamos demasiadas ganas acumuladas. Llegábamos de clases y seguíamos. El martes nos quedamos en uno de los quesos, salas grandes escalonadas como anfiteatros, junto el Benja, aquél amigo suyo carita de guagua, a ver el conteo de votos para el dichoso paro. Salio Sí. La weá ya olía a descontrol.


-Benja vamos a carretear? Con el Maxi nos sacamos el depa, piolita, los tres nomas


…Será capaz?

__________________________________________ ¿Debiera esto continuar?