samuel pare

Mejores Amigos (One shot Wigetta)

Guillermo estaba muy nervioso, más que aquella vez que olvido por completo toda la información que se había molestado en recopilar para su exposición sobre el sistema respiratorio y no era para menos, ya que, después 4 años se había animado a invitar a salir a Samuel, su mejor amigo, no es que fuese nada fuera de lo común, ellos acostumbraban salir a comer juntos o a pasear, incluso veían películas los viernes por la noche en casa del chico. Pero esto era diferente, al menos para él, esta noche se atrevería a contarle sus verdaderos sentimientos. Así es, Guillermo  había caído en el típico cliché del chico enamorado de su mejor amigo. ¿Y cómo no hacerlo?  Pare él, Samuel era hermoso por dentro y por fuera (aunque ese fuera un adjetivo poco común para describir a un hombre) desde sus ojos café obscuro que brillaban siempre que estaba sonriente o mientras pensaba en algo que le gustaba, sus chistes malos, las historias que se montaba de la nada y lo dejaban muerto de risa o bien asustado pensando en que su compañero era un loco obsesionado con los niños muertos. Sus grandes manos que le hacían sentirse seguro siempre que lo rodeaban, su inteligencia,  lo bien que olía siempre, las bonitas palabras y motes cariñosos que se le escapaban, esa habilidad para poner de buen humor a quien fuera… Bien, quizá debía detenerse, aunque podría seguir toda la noche este no era el momento. Cenarían en un bonito restaurante cerca del muelle, se las había ingeniado para convencerlo de usar una de esas camisas que él tanto odiaba pero que a él le parecía que le quedaban perfectas, todo había sucedido en una de sus típicas conversaciones.

-Hey, Samuel ¿Te gustaría ir este  sábado a cenar conmigo?- dijo Guillermo mientras fingía prestarle atención al libro que descansaba en sus manos.

-Por supuesto- respondió él  con una sonrisa-¿A dónde iremos?

-Es un restaurante nuevo, cerca del muelle, es bastante elegante por lo que me han dicho, así que más vale que lleves algo más formal de las fachas que llevas siempre- Sabia que eso sería suficiente para picarle.

-Ya verás- comenzó a decir mientras reía- Te demostrare que puedo ser el chico más guapo que hayas visto en tu vida.-

No hacía falta que demostrase nada, él ya lo sabía, pero ni de broma se perdería la oportunidad de volver a verlo con una camisa puesta.

Alcanzo a ver como se acercaba y como siempre intento mantener la boca cerrada, pero aun así no pudo contener una sonrisilla tonta

-Te ves realmente genial Sam ¿Ves como no hace daño llevar ropa elegante de vez en cuando?

-Oh, cierra la boca- contesto en tono de fingida molestia, luego sonrió- Tú también luces realmente bien Guille- le aduló.

Guillermo simplemente le regreso la sonrisa mientras lo conducía a la entrada del restaurante. En un comienzo no hablaba mucho lo cual le parecía un tanto extraño a su amigo, pues el chico siempre acostumbraba a hablar hasta por los codos, pero de a poco se fue soltando, este era Samuel y antes que nada eran mejores amigos de forma que media hora después se encontraban riendo hasta llorar de uno de los tantos chistes malos del castaño.

Cuando salieron, decidieron caminar un rato por allí simplemente porque les apetecía, Guillermo sabía que ese era el momento o terminaría por acobardarse. Abrió la boca pero Samuel lo interrumpió.

-¿Puedo hacerte una pregunta?- Aquello sólo ayudó a ponerle más nervioso.

-Por supuesto- Fue lo único que pudo decir

-Has estado hablando con este chico nuevo ¿No?, ¿Cómo es que se llama? Ah sí, Sebastián.- Guille sabía que esto no terminaría bien, ya había visto a Samuel utilizar ese tono de voz antes, era obvio que él no olvido el nombre del chico, lo hizo a propósito.

-Claro, ya sabes, siempre me ha gustado hacer nuevos amigos- Definitivamente eso no acabaría nada bien…para él.

-Había pensado que ya que tú lo conoces y tienen un poco de confianza podrías presentármelo. Luce exactamente como la clase de chico con el que saldría.-

Y ahí estaba, su corazón rompiéndose en tantos pedacitos como era posible, su respiración se había quedado atascada y pudo sentir como todas aquellas ilusiones que había creado con el paso del tiempo se desmoronaban con tanta rapidez  como el papel mojado.

-¿Entonces, me lo presentaras?- La voz de Samuel lo trajo de regreso al mundo real, sus ojos tenían ese brillo de esperanza que hacía que ese nudo en su garganta y el dolor en el pecho se acentuaran.

-Cla-claro- Intentaba controlar las ganas de echarse a gritar de frustración

-¡Eres el mejor amigo del mundo!- Chillo emocionado al tiempo que lo abrazaba- Bien, debo irme se está haciendo tarde y sabes cómo se pone mi madre, te llamo más tarde para planearlo todo, ¿vale?

Él simplemente asintió, y lo observo alejarse hasta que la perdió de vista, se sentó en una de las bancas de madera dispersadas a lo largo del muelle y se permitió derramar algunas lágrimas. Alguna vez había escuchado que el primer amor de una u otra forma siempre termina rompiéndote el corazón, y en estos momentos no podía estar más de acuerdo.    

 ———————————————————

Me anime de nuevo a subir algo que escribí, sigo siendo nueva en esto, así que si alguien ve cualquier error ortográfico, de coherencia o no entiende algo agradecería que me lo comunicara c: 

Espero que les guste z4