saga fever

Me listening to “Making Today a Perfect Day” from Frozen Fever

Elsa: You’ve never had a real birthday before, except of course those spent outside my locked door.

Me

Elsa: So I’m here way too late, to be your birthday date, if I may. 

Me:

Elsa:…besides, a cold never bothered me anyway.

Me: 

Elsa: *sneezes*

Me: 

Elsa: *nearly dies falling off ledge*

Me: 

Elsa: I’m sorry Anna I just wanted to give you one perfect birthday. But I ruined it...again…

Me: 

Everyone: SURPRISE!

Anna: WOW! 

MAKING TODAY A PERFECT DAY, MAKING TODAY A PERFECT DAY

A-N-N-A!

Me: 

Anna: Best birthday present ever.

Elsa: Which one?

Anna: You letting me take care of you. 

Me: 

Grupo: Berserkers, «los malditos»

Siendo una milenaria maldición, la leyenda contaba que los Berserkers, o más conocidos como «los malditos», podían moverse con tal velocidad que parecían invisibles al ojo humano hasta el momento en que atacaban. Muchos de ellos fueron alistados en la guardia personal de reyes y príncipes, se les respetaba y temía como guerreros y hombres de temperamento volátil. Meditaban para extraer la parte animal en nosotros, para suprimir sus rasgos humanos y emerger en una personalidad bestial, descontrolada. Poseían sentidos sobrenaturales: la agudeza olfativa de un lobo, la sensibilidad auditiva de un murciélago, la fuerza de veinte hombres, la vista penetrante de un águila. Los Berserkers habían sido hacía casi setecientos años, los más intrépidos y temidos guerreros que pisaran alguna vez Escocia. Habían sido la élite de Odín en el ejército vikingo. La leyenda contaba que podían asumir la forma de un lobo o un oso tan fácilmente como la forma de un hombre. Y estaban marcados por un rasgo común: unos ojos claros impíos que brillaban como carbones encendidos.

Caminan entre nosotros, pasando su poder de generación en generación quedando solo apenas un puñado de linajes de lo que antaño eran. Y se ocultan tras una fachada humana normal, una vida normal, generalmente aburrida que no permita a su instinto salir a la luz.

Los nueve
Poco se sabe de ellos. Son inmortales que hace mucho tiempo fueron maldecidos a vivir para siempre y renacer cada vez que mueran en precisamente el mismo lugar de desconocida ubicación geográfica. Tienen una forma alterna de bestia que es salvaje, sedienta de sangre y de instinto superior.