sabe-mucho

No sé si las personas se tomaran el tiempo de leer esto, puede que no te conozca ni sepa de donde eres, puede que ni te importe quien soy yo, pero en este momento te pido un minuto para explicarte lo que esta pasando en Venezuela. Venezuela es un hermoso país con gente hermosa y maravillosa, personas que siempre conservan el buen humor a pesar de las circunstancias, pero que viven en un país donde el pensar diferente es un delito, donde personas salen a manifestar para demostrar su descontento por la falta de alimentos, medicinas y por la inseguridad, pero el gobierno responde reprimiendo. Un país en donde los guardias deberían de cuidarnos, de buscar el bien para cada venezolano, pero no lo hacen, están del lado del represor.  Muchos estudiantes salen a marchar cada día porque así como tú, quieren un mejor futuro, sueñan con cumplir sus sueños y llegar lejos, pero no pueden ¿Sabes por qué? PORQUE LOS ESTÁN MATANDO, los matan simplemente por pensar diferente, por querer un mejor futuro. Muchas familias venezolanas están perdiendo un ser querido justo ahora, mientras lees esto. Sé que tal vez no puedas hacer mucho, pero haz que esto de la vuelta al mundo, que la gente se de cuenta de lo que pasa en Venezuela y por favor, no dejes de orar por ella. Esto no es un capricho, muchos venezolanos llevan más de 93 días en las calles rogando por una Venezuela diferente y ¿sabes qué? Muchos de ellos y en su mayoría jóvenes de 17 0 20 años no llegan a sus casas. Solo por querer un país mejor.
Tu más que nadie sabes que tengo muchos defectos, que también he cometido muchos errores, los cuales he tratado de mejorar con el paso del tiempo, aunque a veces he sido terco y gruñón, pero tú siempre me has apoyado a pesar de la necedad que me caracteriza, prometo ser mejor y entregarte de igual manera lo que con amor tú me entregas. Porque si hay alguien en este mundo por quien quiero luchar incansablemente y a quien quiero esforzarme en demostrarle lo mucho que la amo cada día y a cada instante, es a ti. Sinceramente no te imaginas lo afortunado que me siento de tenerte a mi lado, de poder mirar esos hermosos ojos que tienen ese no sé qué, qué no puedo explicar, Pero que me llenan de felicidad y que me hacen sentir una infinidad de cosas. No puedo decir más que, hoy por hoy eres lo que más quiero y a quien más valoro. Gracias por todas esas cosas que haces por mí y gracias también porque a pesar de conocer todos mis errores siempre considerar que para ti soy el mejor.
—  Ismael R. (mas que nadie) 
Con todo mi amor, para ti.

Espero este sea el tipo de “carta” que puedas leer cualquier día, en cualquier momento, que te haga recordar a detalle cada instante que te hago citar, que te transmita todas esas emociones que yo guarde en cada oración que estoy plasmando aquí. No importa cuantas veces la leas porque se que en cada intento encontraras un nuevo significado. Se vale que sonrías, que reías e incluso que te enojes.
Porque así son como suceden las cosas entre nosotros, a veces todo puede ser amor y felicidad y de un momento para el otro llegan ciertas cosas que te pueden llegar a confundir querer rendirte y dejar todo como un buen recuerdo, como muchas veces lo fue por culpa del pasado, pero algo que tenemos que llevar siempre en la cabeza; es que TODO lo que hemos presenciado juntos nos a servido de una u otra manera, para aprendernos a valorar, para saber que hemos conocido todas nuestras facetas tanto yo de ti, como tu de mi, que por algo en el presente estamos juntos y eso es lo que más cuenta. A veces me siento en silencio y simplemente sonrío y me lleno de felicidad al saber que en MI PRESENTE estas como el persona principal, que me logras calmar en mi todos mis miedos, pero también me haces tenerlos, como el miedo a que un día despertemos y se nos hayan borrado toda esa parte de nuestra leyenda, que nos acabemos muy pronto y el amor se vaya. Pero me has hecho bastante fuerte en el aspecto de amor, ya que aprendí a que las cosas que más se desean en la vida, las que mas valen la pena luchar, te cuestan y no se van tan rápido, y que se quedan grabadas por mucho tiempo.
¿Sabes algo de lo que estoy más que segura? Que tú no me olvidarás y por supuesto yo tampoco te olvidaré. Que ni tú ni yo borraremos todo esto que hemos vivido desde nuestros silencios hasta nuestras charlas sin seriedad. O dónde yo estoy callada y tan seria, y tú estas dándome más amor del que merezco.
Tú tan enojado y yo tan insistente.
Yo tan amorosa y tú tan confundido. Tú tan cariñoso y yo tan payasa.
Pero todo esas son las condiciones que nos pone la vida y el amor.
Tenemos que pasar todos esos momentos amargos, “malos” para así apreciar todos esos TE AMO que me regalas, las sonrisas que provocas y cada caricia que me estremece por completo.
Y es por eso que yo acepto todos esos riesgos contigo, todos tus cambios de humor, tus miedos acerca del pasado, tu palabras tan hirientes que se te salen cuando estás enojado, tus reacciones, tus inseguridades y tus “no sé” que me joden totalmente, pero no te pido que quites todo esto, porque yo sabía bien la gran batalla que era el estar contigo, por permanecer con alguien que quizás no le gusta tanto lo formal, y es más instantáneo, por alguien que lo serio no está tanto en su vida y prefiere lo improvisado, que prefiere la comedia, antes que el romance.
Pero aún así, no quito ni cambio nada de ti, porque así es como te acepte desde un principio.
Y sería egoísta de mi parte tratar de hacerte “perfecto” y es algo en absoluto busco contigo y menos con lo nuestro.
Lo nuestro… siempre será y fue tan complicado, pero es algo que de cierta manera siempre me hará tenerte presente, y que me quedo con la amenaza de que no encontraré en nadie más, y que vea en ti lo que yo encuentro en estos momentos a tu lado.
Y me toca decirte que tampoco encontraras a alguien como yo por más que quieras; ya que nadie te escribirá tantas palabras con tanto sentimiento, nadie pensará en ti por días completos, jamás nadie te hará los dramas que yo te he hecho, ni llorará incluso de la manera que yo lo hago y que mis ojos se hagan rápidamente rojos, y tú sin pensarlo dos veces limpias mis lagrimas sintiéndote el total culpable de todas mis lagrimas.
Jamas nadie te llenará de besos pequeños por toda tu cara, te observará con tanto amor, y te acariciará tu cabello con tanta dulzura. Pero tú haces también posible tantas cosas de mi, como el crear las mejores conversaciones sin sentido, donde nadie al escucharnos entendería, todas esas miradas donde los dos nos perdemos mutuamente. Y aun no hablo de todas esa locuras, que ni siquiera hay palabras para expresar todo lo que en 5 min me puedes hacer sentir, con tan solo sentir tu calor sobre mi piel, tus abrazos mientras tu aroma (de mis favoritas) se queda impregnado en mi ropa, y si hablamos de las mejores cosas que disfruto a tu lado son las “despedidas” (es comillas ya que por mi parte no habrá un punto final en nuestra historia) que se convierten en interminables, tantos besos que son los que más disfruto, miles de abrazos con un mensaje de “quédate más tiempo” y las mejores dos palabras al terminar toda esas escenas de besos y abrazos, TE AMO.
Eres una persona sumamente especial, no hace falta recordártelo, eres ese tipo de personas inolvidable en la vida, que pueden y te joden tu vida de una manera bonita, que llegan y te dejan con los mejores recuerdos.
Tardaría años en agradecer todos los detalles que has tenido hacía mi, por haber cumplido mis caprichos, y respetar mis decisiones, por tus bromas estúpidas, tus acciones de caballerismo, y de ves en cuando por tus estúpidas acciones que haces sin pensar.
Pero ya han pasado dos años, y aun sigo sin poder creer todo esto que hemos creado, un amor tan “mágico” tan raro, TAN A NUESTRA MANERA.
Palabras me faltan para de decirte todo el amor que me has hecho sentir hacía ti, que pienso más de mil cursilerías por decirte, pero quiero que todo vaya a su paso, y no quiero adelantar tanto, ya que aún nos falta muchísimo días más estando juntos, y siendo el mejor equipo.
De ahora en adelante seré la persona más sincera, cuidaré de ti, como yo quiero que lo hagas conmigo, te dejaré sin palabras cada vez que describa todo mi amor hacia ti, te dejaré con los mayores suspiros después de una gran cita, te atormentaré en todos tus sueños porque incluso hasta en ellos me extrañarás, hablarás con la gente de nosotros, porque se que siempre me tendrás o tienes presente de cualquier manera.
No te prometo cosas que no cumpliré, pero si te demostraré mi amor cada que pueda y los detalles de mi parte serán totalmente sinceros, no te haré una promesa de un “SIEMPRE JUNTOS” porque sonaría como detenerte a la fuerza conmigo, y es algo que en absoluto busco, quiero que te sientas libre aun sabiendo que nos pertenecemos a través de las coincidencias o del destino, y que al final del camino siempre me encontrarás con la mejor de las sonrisas.

TE AMÉ, TE AMO Y TE AMARÉ DE LA MEJOR MANERA Y COMO JAMÁS NADIE LO HARÁ

La vida es...

La vida es corta para quien no sabe vivirla, para muchos pasarla junto a alguien significaría el desperdicio de preciado tiempo, para otros, significaría que han alcanzado lo mas profundo y preciado que esta vida puede ofrecer: el amor

“La vida es demasiado corta como para desperdiciarla junto a alguien que quizá nunca llegue a ser el indicado”.

-Acuario, Sagitario, Escorpio, Aries, Géminis, Leo.

“La vida es demasiado corta como para perder la oportunidad de pasarla junto a quien pueda llegar a ser el indicado”.

-Virgo, Piscis, Cáncer, Capricornio, Tauro, Libra.

-Hannacuario♒✌

No quiero llorar más, no quiero lastimarme verbalmente y mucho menos físicamente, no me gusta cambiar tan repentinamente mi estado de animo ¿crees que es lindo? pues no, tampoco es lindo quedarte despierto todas las noches pensando, escuchando voces o quizá imaginándote e inclusive sintiendo que ese “alguien” esta ahí contigo. No sabes lo mucho que duele ver que muchos te dan la espalda y no recibes ni un poco de ayuda, que personas que creías que iban a estar siempre para ti se han marchado y han cogido su rumbo, aprendí que nadie se va a quedar contigo; ellos tienen que avanzar y tu verás desde atrás como logran todo mientras tú, estas solo y sin un poco de vida en ti; sin ánimos. Nunca entenderás lo que es para alguien ser tan depresivo, tan inútil para su familia, tan inútil para si mismo, que se ve como un error y eso hace que se odie cada día mas; su cuerpo, su forma de pensar, su forma de tratar a las personas, lo débil e iluso que puede llegar a ser ante cualquier situación. A veces pienso que tú nunca escuchas lo que te pido, siempre cambias de conversación cada vez que te hablo de algo que me interesa o de lo que me pasa, sé que me quieres pero a veces tu maldita forma de querer duele, duele más del daño que continuamente me hago. Y te pido perdón por no ser la niña que siempre quisiste que fueras; la feliz, con metas, sueños, responsable, sin vicios y principalmente ser la niña de tus ojos, no sabes cuanto lo lamento. Perdóname si te falle, no fue mi intención hacerlo.
—  Mich.
Si me pagaran por escribir, escribiría sobre tu mirada triste, sobre tus labios que me han besado y tatuado el alma, sobre tu poco cabello y tu manos, aquellas manos que han reconocido este cuerpo, tal vez escribiría sobre tus gestos algunos tantos que se han quebrado en medio de situaciones y otros que han nacido en las mismas. Escribiría así, de tus días soleados, tus tardes de lluvia y tus noches de soledad. También haría dueto con las palabras llenas de oscuridad con tal de iluminar tu vida, y me sumergiría en el lago de sentimientos hasta llegar a tu corazón. Estando allí, me escondería en algún rincón y haría un híbrido de tus emociones y las mías, así sonreirías más. Te regalaría mi sonrisa si pudiera. Y bueno a estas alturas ya sabes que no escribo, mucho menos me pagarían por ello, pero me gusta. De una u otra forma eres alguien en mis escritos, como las pinturas abstractas, así eres y así te amo
—  Camino a la rutina- Naye Barahona x
Sabes que esto acaba.
No sabes que decir ni que hacer.
Caminas lentamente hacia él.
Él te mira sonriendo, tú lo intentas también, de verdad que lo intentas, pero no funciona, tus ojos no brillan como de costumbre.
Él deja de sonreír y en su cara se hace presente ese característico gesto de confusión que tanto te gusta, ahora si que sonríes, de manera irónica. De manera triste, pero sonríes al fin y al cabo.
“Tal vez sea la última vez que vea ese gesto” piensas.
Es una despedida, tienes que irte, pero no encuentras las palabras adecuadas.
La palabra adiós es demasiado simple, y decir hasta pronto sería una mentira, decir hasta nunca sería insensible y decir que lo amas tal vez está un poco fuera de contexto, aunque lo que más quieres en ese momento es decírselo, repetírselo una y otra y otra vez intentando no sentir el corazón oprimido por el dolor de una verdadera despedida.
Te vas de la ciudad, y se lo confiesas, tal vez para ya no volver.
Él no sabe que hacer, levanta mucho las cejas y trata de procesar la información.
Le ha caído como un balde de agua fría.
Analizas sus gestos, cada uno de ellos, sus emociones presentándose en su cara una a una.
Te duele, sientes su dolor y se mezcla con el tuyo. Su dolor se entrelaza, como sus manos.
Te vas, tienes que irte, él te pregunta si esto es cierto, tímidamente le respondes que sí, aunque cada fibra de tu ser desea que la respuesta sea no. No. No. No.
No quieres irte.
Él es luz, esperanza, deseo, alegría.
Con él el cielo es siempre de un azul intenso, o un día gris a-su-lado.
No quieres irte, pero esta vez no hay opción.
¿Que haces?
¿Cómo le dices a la persona que amas que tienes que marcharte?
No es fácil.
Pero lo haces, porque tienes que hacerlo.
Te das media vuelta y comienzas a caminar.
Tal vez sea más fácil si no volteas, si no das marcha atrás.
Pero eres débil, te duele, y decides girar tu cabeza.
Ahí está, su corazón partido en pedazos y sus ojos vidriosos al verte marchar.
Le pides perdón con la mirada, le intentas gritar que no quieres irte, pero que no puedes evitar el inminente final.
Y simplemente sigues caminando, las lágrimas inundan tus ojos y tú corazón está dolido, está roto.
Y ahí está, es el final, ha sido todo, piensas.
Pero no es así, ese solo fue el comienzo a un dolor que durará mucho tiempo, el inicio de una cicatriz que perdurará el resto de tu vida.
—  La sinfonía del alma.
Tú eres como la cerveza
y sabes que me gusta mucho la cerveza
de hecho a veces
no la controlo
tú eres como la cerveza
que cuando está cerca de mí
me emborracho
pero de ti ,me emborracho
me emborracho de amor
amor de mis amores
ilusión de mis ilusiones
siempre te estoy viendo bonita
suenas como un arpa veracruzana
en este rinconcito
del alma donde tengo
muy cerquita el corazón
te quiero contar todas las estrellas
de la espalda con la boca
pasando como pasa
la luna frente a la playa
siempre te veo bonita
y ese pinche encanto
no puedo explicármelo
como que se borda tu ternura,
tu calentura y tu oscuridad
en mi estómago
y mis átomos
y cuando estás cerca de mí
me emborracho
me emborracho de ti
y mis sentimientos
son una fiesta con mariachi
—  Un café con Sofía Renee, Quetzal Noah