sølvkulver

Era tan hermoso y escalofriante, que me pregunté sobre la ciencia de las tormentas y cómo a veces parecía que una tormenta quería romper el mundo y cómo el mundo se rehusaba a romperse.
—  Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo, Benjamín Alire Sáenz.