ropa hombre

Una mujer de verdad siempre tiene su pieza limpia y ordenada, y el cesto de la ropa vacía. Va siempre bien arreglada y perfumada, es fina, no dice malas palabras y se comporta correctamente en todo momento, lugar o circunstancia. Le sobra paciencia para atender a su familia, siempre tiene una sonrisa en los labios y una frase amable para todos. ¡REBLOG! si tu también sospechas que eres hombres.