retractarse

anonymous asked:

PERO+ la última vez que nos vimos ME BESÓ. Después cuando le pregunté si le pareció lo correcto, él dijo que si yo no quería, no lo haría y que tampoco quiere dar malas interpretaciones. Mi pregunta es por qué crees que juega de esa manera conmigo? Porque para mí, eso de besar a alguien y después retractarse es jugar con la persona. Acepto bromas escritas, pero bromas a tal punto de besar a alguien? O solo tal vez, quería ver si yo accedía a acostarme con él? O me equivoco? No sé que pensar.

Pues si tal vez quería ver hasta dónde podía llegar contigo. Es bueno que le hayas puesto un alto.

Disputa por debate inyecta caos a primarias republicanas

DES MOINES, Iowa, EE.UU. (AP) — Una disputa explosiva entre Donald Trump y Fox News está eclipsando la recta final hacia las elecciones primarias de Iowa, inyectando un nuevo sentido de caos en la contienda republicana del 2016.

En la víspera del último debate previo a las votaciones en Iowa, Trump se negó a retractarse de su decisión de boicotearlo. Su campaña insistió en que la anfitriona del debate de Fox News cruzó la línea con una declaración sarcástica en la que se burlaba de él, y continuó criticando a la moderadora Megyn Kelly. En respuesta, Fox acusó a la campaña de Trump de intentar aterrorizar a sus empleados.

“Piensan que pueden jugar con el señor Trump”, dijo el miércoles el gerente de la campaña Corey Lewandowski en el programa “Morning Joe”, de MSNBC. “El señor Trump no se presta a juegos”.

Mientras el enfrentamiento público se intensificaba, los competidores republicanos de Trump se encerraron para prepararse en privado para el debate, llenos de incertidumbre. Dudando que vaya a seguir adelante con su boicot, las otras campañas mantuvieron sesiones de prácticas con y sin alguien interpretando a Trump.

Algunos pensaban que la ausencia de Trump podría hacer del otro contendiente líder en Iowa, el senador de Texas, Ted Cruz, el blanco principal para las campañas hambrientas por provocar una sacudida de último minuto. Cruz retó a Trump a un debate por separado uno a uno, un desafío que fue descartado por su oponente.

“Aun cuando lo derroté en los primeros seis debates, especialmente en el último, Ted Cruz quiere debatir conmigo otra vez. ¿Podemos hacerlo en Canadá?”, tuiteó Trump, en referencia al lugar de nacimiento de Cruz.

Algunos adversarios vieron una oportunidad para destacarse.

“Este tipo de teatros de Ted Cruz y Donald Trump son un espectáculo de entretenimiento, pero no tienen nada que ver con derrotar a Hillary Clinton”, afirmó el senador de Florida, Marco Rubio. “No tenemos tiempo para esa clase de distracciones”.

A pesar de la atención, hubo poca sensación de que la medida de Trump cambiaría de manera significativa la trayectoria de la contienda republicana en Iowa. Aunque Trump mantiene una gran ventaja en la mayoría de las encuestas nacionales, él y Cruz están metidos en una cerrada carrera aquí.

“Mi sensación es que para los republicanos en Iowa que no eran seguidores de Donald Trump antes de ayer, esto sólo validó su opinión sobre él, y aquellos residentes de Iowa que han sido atraídos por su apasionado ataque a los medios de comunicación y las élites políticas en nuestro país, están aún más envalentonados por su hombre ahora”, opinó el expresidente del Partido Republicano en Iowa, Matt Strawn.

El Remedio

Ocúltate en tus vicios 

mientras me pierdes en vida 

sin derecho a saberlo.

Y sin tratar de ocultarlo 

un suspiro se suspende entre mi estómago y mi pecho

 con el temor de muy pronto buscar una salida de emergencia

 y ya allí no habrá remedio,

 no habrá reversa ni reserva

 que permita retractarse.

Al final, si tu lo quieres,
habrá una puerta de hale y empuje que permanecerá cerrada,

una alternativa agotada

 y otra historia que cicatrizará

 mientras buscamos el remedio

Disputa por debate inyecta caos a primarias republicanas

DES MOINES, Iowa, EE.UU. (AP) — Una disputa explosiva entre Donald Trump y Fox News está eclipsando la recta final hacia las elecciones primarias de Iowa, inyectando un nuevo sentido de caos en la contienda republicana del 2016.

En la víspera del último debate previo a las votaciones en Iowa, Trump se negó a retractarse de su decisión de boicotearlo. Su campaña insistió en que la anfitriona del debate de Fox News cruzó la línea con una declaración sarcástica en la que se burlaba de él, y continuó criticando a la moderadora Megyn Kelly. En respuesta, Fox acusó a la campaña de Trump de intentar aterrorizar a sus empleados.

“Piensan que pueden jugar con el señor Trump”, dijo el miércoles el gerente de la campaña Corey Lewandowski en el programa “Morning Joe”, de MSNBC. “El señor Trump no se presta a juegos”.

Mientras el enfrentamiento público se intensificaba, los competidores republicanos de Trump se encerraron para prepararse en privado para el debate, llenos de incertidumbre. Dudando que vaya a seguir adelante con su boicot, las otras campañas mantuvieron sesiones de prácticas con y sin alguien interpretando a Trump.

Algunos pensaban que la ausencia de Trump podría hacer del otro contendiente líder en Iowa, el senador de Texas, Ted Cruz, el blanco principal para las campañas hambrientas por provocar una sacudida de último minuto. Cruz retó a Trump a un debate por separado uno a uno, un desafío que fue descartado por su oponente.

“Aun cuando lo derroté en los primeros seis debates, especialmente en el último, Ted Cruz quiere debatir conmigo otra vez. ¿Podemos hacerlo en Canadá?”, tuiteó Trump, en referencia al lugar de nacimiento de Cruz.

Algunos adversarios vieron una oportunidad para destacarse.

“Este tipo de teatros de Ted Cruz y Donald Trump son un espectáculo de entretenimiento, pero no tienen nada que ver con derrotar a Hillary Clinton”, afirmó el senador de Florida, Marco Rubio. “No tenemos tiempo para esa clase de distracciones”.

A pesar de la atención, hubo poca sensación de que la medida de Trump cambiaría de manera significativa la trayectoria de la contienda republicana en Iowa. Aunque Trump mantiene una gran ventaja en la mayoría de las encuestas nacionales, él y Cruz están metidos en una cerrada carrera aquí.

“Mi sensación es que para los republicanos en Iowa que no eran seguidores de Donald Trump antes de ayer, esto sólo validó su opinión sobre él, y aquellos residentes de Iowa que han sido atraídos por su apasionado ataque a los medios de comunicación y las élites políticas en nuestro país, están aún más envalentonados por su hombre ahora”, opinó el expresidente del Partido Republicano en Iowa, Matt Strawn.