repugna

No but literally, Shakespeare is so much easier in Spanish because the vocabulary isn’t so totally different for Spanish.

Original English:

Alas, poor Yorick! I knew him, Horatio, a fellow of infinite jest, of most excellent fancy. He hath borne me on his back a thousand times, and now, how abhorred in my imagination it is! My gorge rises at it. Here hung those lips that I have kissed I know not how oft. —Where be your gibes now? Your gambols? Your songs? Your flashes of merriment that were wont to set the table on a roar?

Spanish version:

¡Ay, pobre Yorick! Yo le conocía, Horacio: tenía un humor incansable, una agudeza asombrosa. Me llevó a cuestas mil veces. Y ahora, ¡cómo me repugna imaginarlo! Me revuelve el estómago. Aquí colgaban los labios que besé infinitas veces. Y ahora, ¿dónde están tus pullas, tus brincos, tus canciones, esas ocurrencias que hacían estallar de risa a toda la mesa?

“Oh, poor Yorick! I knew him Horatio: he had untiring humor, a shocking wit [lit: “sharpness”]. He carried me on piggyback a thousand times. And now how it disgusts me to imagine it. It turns my stomach. Here hung the lips that I kissed so many times. And now, where are your jibes, your cavorting [lit. “jumps”, “bounces”], your songs, those wisecracks that used to make the entire table burst into laughter?”

No estoy.
No la conozco.
No quiero conocerla.
Me repugna lo hueco,
la afición al misterio,
el culto a la ceniza,
a cuanto se disgrega.
Jamás he mantenido contacto con lo inerte.
Si de algo he renegado es de la indiferencia.
No aspiro a transmutarme,
ni me tienta el reposo.
Todavía me intrigan el absurdo, la gracia.
No estoy para lo inmóvil,
para lo inhabitado.

Cuando venga a buscarme,
díganle:
“se ha mudado”.

—  Visita-Oliverio Girondo
Teoría del límite del recuerdo: La esquizofrenia paranoide y los corazones rotos

 
 Hay que ser un marciano para no saber que luego de una desilusión emocional, un engaño matrimonial, un enamoramiento que roza lo obsesivo (no siempre consciente) y cualquier tipo de vivencia que requiere gran gasto energético emocional llega la parte más importante: el proceso. Es entonces, cuando se inicia una batalla ficticia en la mente-corazón-entrañas. Un profe lo denomina “navegar el caos”, porque es eso lo que se transita, un mundo de desorden, dolor, angustia, reconciliación personal y restauración.

 Ahora, la pregunta que muchas veces nos preguntamos es:


¿Cuanto dura? ¿Hasta cuando voy a convivir con los recuerdos y la nostalgia?


Existe un parecido sorprendente entre las personas a las cuales se les diagnostica la enfermedad del título y aquellas que inician un proceso de “sanación emocional”.  
 La esquizofrenia paranoide es una terminología de la salud mental, donde la víctima, básicamente,  percibe la realidad de forma muy diferente a como tú y otras personas lo hacen. A menudo sufren síntomas aterradores, como oír voces internas no percibidas por otros, o creer que otras personas leen sus mentes, controlan sus pensamientos o conspiran para hacerles daño.

 Un caso maravilloso para explicarlo es el de  John Forbes Nash, una de las mentes más espectaculares del siglo 20-21, conocido por la película “Mentes brillantes”. John (fallecido en el 2015) fue un matemático estadounidense muy reconocido en el ámbito académico, considerado como una de los científicos más influyentes del siglo veinte, ganó en el 94 un premio nobel de economía y en el año de su muerte el premio Abel de matemática.
 Fue una persona extraordinaria, sin duda, pero aquello que lo hace ser más sorprendente aún fue que él a los treinta años manifestó brotes psicóticos que determinaron como  “ esquizofrenia paranoide “. Tras muchos años de medicación (mal administrada y dañina) pero con mucha fuerza de voluntad y una gran familia, volvió a transitar los pasillos y lugares que caminó en sus días de oro.


“…el personal de mi universidad, el Massachusetts Institute of Technology, y más tarde todo Boston, se comportaba conmigo de una forma muy extraña. (…) Empecé a ver criptocomunistas por todas partes (…) Empecé a pensar que yo era una persona de gran importancia religiosa y a oír voces continuamente. Empecé a oír algo así como llamadas telefónicas que sonaban en mi cerebro, de gente opuesta a mis ideas. (…) El delirio era como un sueño del que parecía que no me despertaba”  Menciona el científico en una entrevista.

 Ahora, para volver al tema que nos acontece, en la vivencia de dicha “enfermedad”*(ver cita)  la complejidad de la mente nos plantea una realidad lejana al mundo objetivo que percibimos por nuestros sentidos, y pensamos cosas que condicionan nuestra conducta en un mundo civilizado.
 Cuando nuestro “corazón está roto” sucede algo muy parecido: las noches de insomnio aparecen, los fantasmas de los recuerdos se vuelven un desayuno de todos los días. El dolor en el pecho va siempre de la mano a las imágenes (memoria) que vaga por nuestra mente como si fuera una video publicitario de Youtube, y asi empezamos a vivirlo, dia tras dia.
 Tras día.
 Tras día.

 ¿Qué sucede si no abandonamos tales memorias? ¿condiciona nuestra conducta? Claro que si, de la misma manera que para una persona con “esquizofrenia”. Miremos a nuestro alrededor (o quizá es tu caso, lector) y podemos ver muchas personas que la simple idea de volver a tener una pareja los aterroriza, pensar en “familia” les repugna, ver a determinadas personas les crea una catarata emocional. El dolor y los recuerdos se impregnan en nuestra cabeza, y cada tanto golpean a la puerta para instalarse a tomar un té. Algo tan esencial para nuestra vida como la vida en sociedad se muta a una complejidad. Y eso es peligroso para nuestra naturaleza.

 ¿cómo nos recuperamos del dolor?

 De la misma manera que John, él no aprendió a vivir con los fantasmas (ese es un mito marketinero de la película), él se recuperó y dejó de transitar por su mente tales realidades. De la misma manera debe sucedernos a nosotros, ya no podemos recurrir a los pensamientos de “él”, “ella” o “ellos”. Eso debe tener un límite.


 Para terminar, este escrito breve no viene a plantear soluciones “best sellers”, sino a plantear el problema y concientizar la gravedad de una práctica que puede estar naturalizada en tu vida.
 Si sentís que esto sucede, que esto modificó tus patrones de conducta para mal, pedí ayuda. No lo dudes, pedí ayuda. 
 Me despido con una frase de nuestro citado amigo:
He buscado a través de lo físico, lo metafísico, lo delirante, … y vuelta a empezar. Y he hecho el descubrimiento más importante de mi carrera, el más importante de mi vida. Sólo en las misteriosas ecuaciones del amor puede encontrarse alguna lógica” 
  
 Y Dios es amor, Dios es el camino.

 ¡Gracias por leer!


Matias Andres, 2017.


“*Enfermedad”: No la considero como tal, de hecho es una de las estrategias de defensa que desarrolla la mente para sobrevivir a realidades muy nocivas. Quien “enloquece” es porque está sano. En palabras de Josh Nash: “Las personas siempre están vendiendo la idea de que las personas con una enfermedad mental están sufriendo. Creo que la locura puede ser una vía de escape. Si las cosas no son tan buenas, quizá quieras imaginar algo mejor”. 

anonymous asked:

Estrellas? ASCO! En primera los dibujos estan mal hechos, usa mejores palabras por dios y ni agregaste a más personas eso es ser MUY egoísta Se más considerada!, Y PINTAS HORRIBLE Para acabarla, malos trazos, yo a tu edad dibuja hasta realismo mija Quieres ser linda y dulce? POR FAVOR Primero mejora tu caracter del cojón que pareces una cria Me repugnas querida, mala dibujante, egoista y no sabes dibujar a otros personajes Creo que los "sin palabras" fue porqué era tan malo que ni fingir podían

Eeehhh… Pues en verdad no sabria que decir xD
Es decir, yo no leo la mente de las personas (aunque seria cooool(?) pero en verdad yo no soy la gran cosa y si no les gusta ¡Esta Bien!, me daria por esforzarme más!
En verdad no me duele ni nada lo que me hayas dicho Anón, gracias, tal vez mejoré en mis trazos ;39

S-O-L-A

Es inexplicable ese dolor… Ese dolor que sientes cuando todo se va abajo.. Cuando todo a cambiado, pero nada a tu favor, es como si el mundo estuviera contra ti.. Lo peor? Si.. Se lo peor.. Es cuando sientes de verdad la soledad.. Cuando caminas sola en las calles sin nadie que te apoye.. Que te escuche… Y sobre todo que se quede a tu lado sin importar lo que este pasando.. Y que quieras llorar.. Llorar de dolor.. De decepciòn..  Y que asi es.. Te sientes de verdad SOLA te sientes como si nadié quisera quedarse.. Pensando y recordando cuando eras feliz.. Cuando eras feliz sin darte cuenta.. Aquellos dias que era fuerte.. Cuando tenia amigos.. Esos amigos que pense que pasara lo que pasara iban a estar conmigo que nunca me dejarian caer.. Pero que pasa cuando ellos fueron los primeros en decepcionarte, dejandote sola..cuando mas los necesitaba.. Cuando me di cuenta que entrando a otra escuela.. Se olvidan de aquellas personas que en un momento compartieron tantos momentos que al final no sirven de nada y aqui, aqui estoy sintiendome como una mierda, sin mi supuesto mejor amigo, sin mi supuesto novio.. Y ahora mucho mas decepcionada de mi supuesto padre.. Que debo hacer? MALDITA SEA! Que debo de hacer! Me siento sola carajo! No se como seguir, sin pensar o entender que hice mal, que paso.. Y darte cuenta que esa persona que amabas con todo tu corazòn aquella persona que la llege a ver unica y especial terminara dejandome sola o peor aun dandote la espalda…  Que al decirle adios… Lo unico que hizo fue aceptarlo y no volver. Cuando algun dia dijo que nunca lo haria que siempre iba a estar ahi para mi.. Que me amaba de verdad.. Donde maldita dea quedaron todas esas palabras que se fueron con el viento.. No logro entender como a pesar de que esas personas ya no esten contigo te sigan destruyendo.. Simplemente cuando te quedas viendo a ese lugar.. A ese lugar que nunca mas volveran a regresar.. Que tu eres la unica que recuerda aquella amistad.. Aquel amor.. Y mas doloroso.. Que todo fue temporal.. Que en cierto momento se olvidan de hasta como te llamas.. Cuando hasta tu nombre lo detestan y terminan borrandolo de su foto.. Claro, yo se que siempre he sido remplazable y queen cierto momento se olvidan de mi.. Pero solamente queria que estuvieran conmigo, y me quisieran, pero que estupida soy no? Pensar que esas personas se iban a quedar,  Y lo mas horrible es cuando quieres salirte de ese lugar que te destruye, de aquel lugar que tarde o temprano te destruira de todas las maneras.. Pero que a la hora de salir y querer escapar.. Volteas a todos lados y te das cuenta que no hay ningun lugar a donde ir.. Cuando realmente te sientes perdida y sola.. Sola!! Maldita sea!! Sola!! Cuando lloras a mas no poder y no, no hay nadie que te abraze y te diga que todo esta bien.. Y que al pensar eso, no hay de otra que regresar a ese infierno a ese infierno en que vives, y que todavia tontamente llegas a  pensar que el destino te pondra a una de esas personas que algun dia tu fuiste especiales para ellas y llegas a imaginarte que lo abrazas deshogandote en su hombro abrazandote.. Diciendote que todo estara bien, que no llore que soy fuerte.. Pero luego me doy cuenta que eso no pasa, esto es la vida, y no peliculas, donde te das cuenta que el destino no esta a tu favor.. Y que hay que comprender que debes ahogarte y tragarte tus penas tu sola, y seguir adelante tu sola y nadie mas. Que odias y repugnas el simple hecho de llorar en frente de esa persona qu te ha hecho daño y no poder ser fuerte carajoo quiero tragarme todas esas putas lagrimas y ser dura sin que te tiemble la voz, se que algun dia tendre el coraje para hacerlo… pero hay algo que he entendido al paso del tiempo, y saben que es? Que debes levantarte tu sola por que el tiempo.. La vida.. No espera y si no te levantas ella no esperara a que lo hagas, no hay de otra mas que superarlo y ser una nueva persona, una nueva persona fuerte y que nunca mas logren dañarla, esa, esa sere yo algun dìa.

Diabolik lovers Lost Eden Ayato Sakamaki (dark 5) ~traducción~

Dark prólogo, dark 1, dark 2, dark 3, dark 4, dark 5 @yaochangneko

-Monólogo de Yui-

Por la noche, una inesperada persona nos visitó.

Y esa persona fue el señor Ritcher—
El hermano de KarlHeinz-san y un tío para los chicos Sakamakis.

Pero para mí,
diciendo la verdad no era una persona a la cual quería ver.

-End.

Keep reading

Odio como me hablas y también tu aspecto.

No soporto que lleves mi coche ni que me mires así.

Aborrezco esas botas que llevas y que leas mi pensamiento.

Me repugna tanto lo que siento que hasta me salen las rimas.

Odio que me mientas y que tengas razón, odio que alegres mi corazón, pero aún más que me hagas llorar.

Odio no tenerte cerca y que no me hayas llamado.

Pero sobre todo odio no poder odiarte, porque no te odio ni siquiera un poco, nada en absoluto.

Versión al español latino:

Odio como me hablas y tu forma de conducir.

Odio tu corte de cabello y lo que llegue a sentir.

Odio tus espantosas botas y que me conozcas bien.

Te odio hasta vomitar, que bien va a rimar

Odio que sepas pensar y que me hagas reír.

Odio que me hagas sufrir y odio que me hagas llorar.

Odio tanto estar sola que no hayas llamado aún,

Pero más odio que no te pueda odiar, aunque estés tan loco, ni siquiera un poco lo he de intentar.

—  10 cosas que odio de ti, poema.
Al igual que la literatura, la música puede determinar un cambio radical, una conmoción emocional, una tristeza o un éxtasis absolutos; al igual que la literatura, la pintura puede generar asombro, una nueva mirada ante el mundo. Pero sólo la literatura puede proporcionar esa sensación de contacto con otra mente humana, con la integralidad de esa mente, con sus debilidades y sus grandezas, sus limitaciones, sus miserias, sus obsesiones, sus creencias: con todo cuanto la emociona, interesa, excita o repugna
—  Michel Houellebecq, Sumisión, trad. Joan Riambau (Anagrama: Barcelona, 2015)
Mi ateísmo no es más que la consecuencia de mi anarquismo. Puesto que la inteligencia humana no puede concebir a dios más que como un superhombre dictador, autoritario y despótico, yo no puedo aceptarlo, pues lo mismo me repugna un patrón del universo que un patrón del taller.
—  Émile Armand.
Siempre siento como que yo sobrara, como si estuviera fuera de lugar, en casa, en el trabajo, la Universidad. Es como sí ya no hay espacio para mi en ninguna parte pero aún así insisto en estar. Hasta con mis propios padres, ese sentimiento de 'no pertenecer' me repugna, simplemente quisiera desaparecer.

Aqui, como aliás mais ou menos sucede em toda a parte, a política é principalmente feita pela parte mental e moralmente somenos da nação, por vulgares ambiciosos de posições e de mando, sujeitos ávidos de ganhos fáceis, arrivistas de profissão, ineptos para atividades de mais labor e capacidade, ou gozadores a quem repugna a mediocridade da vida honestamente ganha com trabalho.
(…)
Embaixo como em cima acham-se os nossos políticos na situação invejável de não terem obrigações senão consigo mesmos. A sua divisa podia, com toda a propriedade, ser o provérbio adequadamente lembrado outro dia no Senado por quem tem sobradas razões de conhecê-lo, o sr. Alfredo Elis: Ande eu quente e ria-se a gente.
Tal é a política aqui praticada, e à qual adere a máxima parte dos brasileiros. Não é uma ideia, ou um conjunto de ideias, não é uma convicção, não é sequer um sentimento, é um vício. E o nosso povo, na sua inconsciente penetração das cousas chama-lhe assim, “uma cachaça”, diz ele.

José Veríssimo. “A grande contradição”. O Imparcial, 28 de junho de 1913.

2

Me parece tan asqueroso la descomposición social y educación machista de nuestra sociedad. El hombre que hackeo a Jennifer Lawrence (entre otras celebridades) y público *sin consentimiento* sus fotos desnudas y personales ha sido encontrado y llevado a la carcel. Ante esta noticia los hombres publican cosas como “su sacrificio no será en vano, no todos los héroes llevan capa” “este hombre nos es un criminal! Salvo a todos los que se masturbaron con la foto” en fin, aplaudiendo su asalto.

Que hay que aplaudir? Un hombre que invade la vida personal de celebridades y encuentra gracioso subir fotos que eran para sus respectivas parejas? Si una mujer decide por sus propios medios subir fotos provocativas es una puta y mundo se enfada, si un hombre lo hace a pesar de que no hubo consentimiento es un héroe. Entonces una mujer igual no puede tener decisión propia.

Los medios y las redes sociales llamaron puta a Jennifer (y a todas las que les han sacado fotos desnudas) pero JAMÁS cuestionaron el hecho de que un hombre anda por allí invadiendo el cuerpo y consentimiento de otros. Una mujer puede hacer lo que quiera con su cuerpo; tomar fotos, enviarlas a su novio, guardarlas, por qué es algo personal y que ellas hicieron por qué quería, son su decisión y en consentimiento. Lo que no está bien es un hombre buscando esas fotos sin permiso y publicándolas para todo el mundo. Deberíamos culpar al hombre, no la mujer, ha sido la mujer que fue invadida y su cuerpo ha estado a merced del público sin su consentimiento. Además de que esto es un crimen y se llama pornografia. Los hombres aman los crímenes cuando se trata de las mujeres siendo atacadas.

El hecho de que los hombres encuentren correcto esta clase de acciones me asquea, me repugna.

Hoje eu conheci a Amanda. Infelizmente não foi de uma forma agradável nem para mim e muito menos para ela. Saindo do curso, no centro de Caxias, entro no mesmo ônibus que pego todos os dias no mesmo horário, o 115 - Caxias x Nova Iguaçu, que passa por Lote XV, Wona, Belford Roxo, Prata, Posto Treze e finalmente Nova Iguaçu. Com apenas os bancos altos do ônibus e aqueles de trás vazios, eu resolvi ficar em pé mesmo, afinal, não estava cansado e odeio aqueles bancos altos. Coloquei minha mochila no chão e dei play numa música bem alta no iPod. No banco perto de mim tinha uma menina com uma mochila que parecia estar pesada no chão do ônibus. Do lado dela, uma mulher com duas crianças com brinquedos, balões de ar e brindes - pareciam voltar de uma festa de aniversário. A mulher preferiu ir para o banco de trás, onde tinham três lugares vagos, com seus filhos afim de não incomodar a menina. Eu abaixei pra pegar minha mochila e quando ia me preparar para sentar ao lado da menina, um cara entrou na minha frente e sentou. Como era mais velho, aparentava estar voltando do trabalho e tal, eu só coloquei minha mochila no chão outra vez e aumentei mais a música. Com o passar do tempo, fui percebendo que a menina olhava com um olhar desesperado pra mim. Isso estava me incomodando. A mochila dela, agora, estava no colo dela. Eu me senti tão incomodado que acabei guardando o iPod na mochila, ouvir música não estava me agradando. A menina continuava a olhar pra mim com um olhar desesperado. Em um ponto, perto do Wona, uma das crianças estourou um dos balões na parte de trás do ônibus e todo o ônibus levou um susto, inclusive o cara que estava do lado da menina. Quando ele virou pra trás, eu pude ler os lábios da menina que diziam claramente “me ajuda”. O cara logo virou pra frente. Ele não esboçava uma emoção. Não olhava para os lados, só para frente. Não se movia nem quando o ônibus balançava demais. Fiquei sem ação. Larguei minha mochila no chão mesmo e fui pra parte fronteira do ônibus, na intenção de avisar o cobrador. Mas tive medo. Tive medo de, quando o cobrador andasse em direção ao homem, ele fizesse algo com a menina. Perguntei qualquer coisa ao cobrador pra disfarçar e voltei ao meu lugar mexendo no celular, passando de uma tela inicial pra outra do iPhone como se estivesse distraído. Guardei o celular no bolso e olhei para a menina. Dei um sorriso e falei bem alto, quase gritando: “Bruna, nem percebi que era você! Você tá muito diferente!” a menina, com a voz trêmula, falou: “É, eu pintei o cabelo e emagreci um pouco. Quanto tempo, João!” Comecei a puxar assunto com ela. Assuntos fictícios e reais. Peguei minha mochila e joguei no colo dela, falando “Segura aí pra mim.” O cara teve que se afastar um pouco dela. Eu podia ver agora a mão direita dele que antes eu não conseguia ver. Todo o ônibus ouviu a nossa conversa. Falamos dos pais dela, de como o Romeo - meu cachorro - estava grande, das festas muito legais que ia e de como meu curso estava indo bem e eu estava prestes a me formar. Até que uma mulher e o esposo saíram do ônibus, deixando dois lugares livres na parte fronteira do ônibus. Peguei minha mochila, coloquei nas costas e puxei a ‘Bruna’ pelo braço. “Vamos sentar lá na frente comigo, liberou lugar.” Com todo o ônibus prestando atenção na gente, o cobrador um pouco emburrado por eu estar atrapalhando o sono dele, aquele cara não pôde fazer nada. Fomos eu e 'Bruna’ pra bem longe daquele homem. Bruna não era Bruna, era Amanda. Tinha um pouco mais que a minha idade e fazia Direito em Caxias, onde conseguiu uma bolsa admirável. Morava em um lugar em Nova Iguaçu que era realmente escuro e deserto. Ela estava com muito medo. Amanda chorou baixinho, repetindo tudo que o homem cochichou no ouvido dela. Amanda, com os dedos, mostrou o lugar onde o cara colocou uma faca nela. O homem já havia contado seu plano: ele iria com ela até a rodoviária em Nova Iguaçu, onde o número de passageiros do ônibus se reduziria a menos de cinco, e desceria com ela, abraçado, fingindo ser seu namorado ou pai. Levaria ela para qualquer lugar, a estupraria e, se ela fosse boazinha, deixava ela voltar pra casa. Mas ele avisou: “eu gosto de menina quietinha, se você gritar demais eu te meto a porrada, ouviu, sua piranha?”
Amanda estava com medo de pegar o celular para ligar para alguém e não queria ir à polícia sozinha, tinha medo dos policiais - típico, mas, quem não teria? - e o homem não saía do ônibus. Tive a ideia de descer com ela no meu ponto, perto da CEDAE em Belford Roxo onde há um espaço esportivo que está sempre com homens jogando futebol e bebendo cerveja, além de ser bem próximo da Delegacia da Mulher. Desci com ela e, quando olhei pra trás, o homem estava bem atrás da gente. Ele não havia desistido. Entramos no espaço esportivo e fui me aproximando de uns homens que bebiam e escutavam pagode alto. Amanda me segurou pelo braço e disse “Não, por favor, não. Eu só quero a minha mãe.” Nesse momento eu entendi a tão chamada misandria. Ela tinha medo de homens, ela estava amedrontada. Aqueles homens provavelmente ajudariam ela, mas ela estava com medo. Ficamos perto do estacionamento do espaço e emprestei meu celular pra ela ligar. O homem, a essa altura, já estava bem longe dali. Ela ligou, a mãe dela chegou e ambas choraram na minha frente. A mãe dela tremia e me abraçou muito forte, repetindo muitas vezes “obrigada, muito obrigada”. Expliquei pra elas onde era a Delegacia da Mulher e as duas seguiram seu caminho.
Mas Amanda será só mais uma. Ela foi só mais uma. Ela poderia ter sido só mais uma. Só mais uma menina estuprada. Só mais uma garota violentada. Só mais uma mulher assediada. Eu, muito assustado, peguei meu segundo ônibus a caminho de casa. Fui pensando por todo o caminho em como seria a vida da Amanda a partir de agora, e como seria a vida da Amanda caso tivesse acontecido todos os planos daquele homem. Amanda teria vida depois daquele homem? Quantas Amandas existem no mundo? Quantas Amandas sofrem com isso todos os dias? 
E vocês aí, dizendo que feminismo é palhaçada. Que mulher feminista é tudo mau comida. Feminazi, blá blá blá. Você não entende as mulheres extremistas. Você repugna a mulher que se afasta de um homem machista. Você acha palhaçada uma mulher que odeia assobios e cantadas no meio da rua. 
Eu não conhecia a Amanda e definitivamente não queria tê-la conhecido dessa forma. Mas te digo uma coisa: se Amanda não se considerava feminista antes, agora ela se considera. Não troquei contatos com Amanda, mas quero que ela saiba, onde ela estiver, que eu sinto muito. Eu sinto muito por existirem homens assim. Eu sinto muito por existirem seres humanos assim, Amanda. E provavelmente isso vai ficar na minha mente por um bom tempo, devo ter um ou outro pesadelo. Imagina a Amanda…

¿Qué es el amor? Parte 9: drabble wigetta

Desde que terminó la llamada con Guillermo, Samuel había estado caminando de un lado a otro en la habitación, ¿que haría para no arruinar las cosas con Guillermo? Sabía que iba que tener que ser cuidadoso porque a la primera que le hiciese algo lo iba a mandar a la mierda ya lo sabia, así que no pudo contenerse más y salió de la habitación, aunque interrumpió el beso de Luzuriaga y Lana, le dio un poco igual, sus nervios eran mayores.

-¡Guillermo me dará una oportunidad!-grito.

-¿qué?-preguntaron ambos al unísono.

-como lo oyen, seguí el consejo de Lana, hablamos un poco y me dijo que me daría una sola oportunidad, y no quiero cagarla con él.

-se tú mismo Samuel.

-no creo que guille quiera salir con el cabron que soy.

-no seas tonto, eso un lado tuyo, el verdadero tu es él que habla como buenos amigos conmigo y con luzu, ese lado amable tienes que sacarlo a relucir con él.

-exactamente, se amable con él y por primera vez en tu vida se romántico, muéstrale que no eres como todos dicen.

-tu amigo mío, tienes que ayudarme con eso del romance, yo no soy un romeo como tú.

-vale, aquí me tienes hombre.

-muchas gracias, si que voy a necesitar ayuda.

-ni que lo digas-susurró Luzuriaga entre risas.

-mejor los dejo, lamento interrumpir de nuevo.

Sus amigos negaron con la cabeza mientras mantenían la sonrisa en sus rostros, Samuel volvió a la habitación y se vistió con su pijama, se quedó dormido en el sofá con una gran sonrisa.


Guillermo no había podido pegar el ojo desde la llamada con Samuel, no era por emoción al igual que el otro chico, eran nervios, preocupación, ya había sufrido mucho por un chico y le aterraba mucho que Samuel quisiese aprovecharse de él y hacerlo sufrir, muchos sentimientos y un solo Guillermo, ¿por qué todo era complicado de nuevo?, decidió enviar un mensaje de texto a Alejandro, a pesar de que fueran las tres de la mañana: “mañana, todos los chicos en mi casa a las once, me da igual que sea sábado, los necesito a todos aquí”, enviado. Bien, hablar un poco con sus amigos le quitaría un peso de encima, intentó dormir de nuevo, fracasó. No le quedó otra opción, aunque lo evitaba a toda costa tuvo que tomar de nuevo esas pastillas, pastillas para lograr dormir, para relajarse; las tomo los primeros dos meses después del accidente y desde entonces siempre tiene una cajita de estás en su armario, mejor prevenir que lamentar. Después de unos cuantos minutos las pastillas surtieron efecto y Guillermo cayo rotundamente dormido.

-¡guille!-escucho la voz de su hermana-¡despierta! Un amigo tuyo está aquí fuera.

Guillermo se desperezó y tardó unos segundos en reaccionar, le dio igual el estar en pijamas y bajo para abrir la puerta, era Rubén.

-hombre Alex me dijo del mensaje, ¿todo bien?,¿ no has dormido cierto?-Guillermo asintió-tienes unas ojeras tremendas chico.

-le di una oportunidad a Samuel-confesó el chico.

Rubén lo miro boquiabierto unos segundos y comenzó a hablar.

-supongo que te abran contado sobre lo mío con Samuel-Guillermo asintió-yo como tú fui un chico nuevo, no llevo desde el jardín de infantes en ese instituto como frank, Mangel, Alex, y Samuel, yo fui el chico nuevo también, en sexto grado de la primaria llegue a la ciudad y entre al instituto, ya había salido con chicos pero con chicas también, con doce años ya sabía que mis preferencias no eran iguales a las de los demás, pero me daba igual lo que pensaran de mi, Alex me integro mucho a su grupo e incluso Samuel me agradaba en ese entonces-Rubén lo contó todo de corrido, tuvo que hacer una pausa para tomar aire-pero todo cambio en el primer grado de la ESO, Samuel confesó que era homosexual y la primera víctima fui yo-esto último lo dijo con un tono triste-Rubén me ilusiono, y salió conmigo durante dos semanas, me beso innumerables ocasiones hasta que un día simplemente dejo de hablarme, así de repente, sin explicación, yo le rogué y rogué durante días que me hiciese caso, hasta que días después me dijo simplemente: déjame en paz niñato, ¿fuiste un juego no lo ves?, no eres tan idiota para creer que te quería, ¿o si?, y así fue como pase las peores semanas de mi vida, entre lágrimas, incluso reprobé un periodo de exámenes, sino fuese por Alex, frank y mangel hubiera sufrido mucho más, desde entonces me repugna su presencia, me recuerda lo tonto que fui y lo desgraciado que es, no quisiera que te suceda lo mismo guille, eres mi amigo y ese dolor que te hace sentir Samuel al restregarte cosas en la cara no se lo deseo a nadie, aunque si tú decides salir con él te apoyare de igual manera y le romperé un par de dientes si tengo que hacerlo.

-eso explica tanto, muchas gracias por protegerme Rubén, en verdad.

Decidieron cambiar el tema mientras llegaban sus amigos, el último en llegar fue Frank.

-lo lamento, me he quedado dormido.

-está bien, ahora que están todos puedo contarles.

Guillermo les contó todo a sus amigos, desde lo de la habitación; ahorrándose los detalles de lo nervioso que estuvo de tener a Samuel en un espacio tan cerrado y tan cerca de él, lo del chico rubio del parque, y lo de la llamada. La primera respuesta de todos fue el apoyo, aunque no les agrado para nada la idea, apoyaron a su amigo en su decisión.

-que quede claro que si intenta hacer algo, lo que sea guille, lo voy a reventar.

-créanme, de eso me encargo yo-susurró Rubén.

-tranquilos, me estaré con cuidado pero los mantendré informados, y por favor si me hace algo, no me dejen rogarle, preferiría cortarme una mano antes que rogarle a ese idiota.


El resto de la mañana la pasaron bobeando en casa de Guillermo hasta que fue hora de volver a casa, el último en irse fue Rubén que se despidió con un abrazo de Guillermo y recordarle.

-ten cuidado, eres demasiado para él.

Guillermo sonrío y cerró la puerta, subió a pegarse una ducha antes de que sus padres llegarán.

-¿así que samu si será mi amigo como Alonso?-preguntó karol.

-nadie reemplazaría a Alonso pequeña, y si podría ser tu amigo, me invitó a salir.

-¡ya lo sabía! Además se notaba desde lejos que le gustabas.

-¿en verdad?-ella asintió-¿por qué lo dices?

-¿no has visto cómo se pone cuando está contigo?-el mayor asintió-que bobo eres, el re mira sonriendo con una manera de ver muy adorable.

-pero recuerda que el no es tan buena persona.

-si, lo sé, no tengo tres años guille.

-solo lo advierto, tranquila

-si te soy sincera, hacéis linda pareja.

Un leve sonrojo en las mejillas de Guillermo se dejó ver, ¿en verdad se veía como una pareja con Samuel? En su pueblo natal todos en el pueblo decían y decían que lo bien que se veían Guillermo y Alonso solos, y estaba convencido de que era cierto pero, ¿Samuel?, no lo sabía y tenía miedo de averiguar la verdad.

-anda, ¿te apetece tarde de películas?-karol asintió-¡yo la escojo!

-no se vale de terror, ni de monstruos.

-anda te prometo que no, ve por unas sodas a La Cocina, iré a la habitación por los cd’s, ¿donde estaban? Las había dejado encima de la chaqueta de Samuel, ¡la chaqueta! Iba a llevársela por la mañana y lo había olvido totalmente.

-ahora vengo karol-gritó Guillermo al dirigirse a l entrada-vuelvo en nada.

Conducio a casa de Luzuriaga; es donde se encontraba Samuel, y toco a la puerta nervioso, le abrió Luzuriaga, vaya sorpresa.

-anda, hola Guillermo, ¿que haces por aquí?

-esté, Samuel, se dejó la chaqueta en mi casa, y yo, yo, se la venia a traer.

-vale, deja le llamo, quédate aquí-Luzuriaga entrecerró la puerta-¡Samuel tu chico está aquí!

Rodó los ojos y suspiro, ¿que le pasó? ¿Por qué se puso nervioso de repente?

-hola guille, gracias por traérmela.

-no es nada, eh, que tengas linda tarde Samuel.

-espera guille-dijo Samuel, casi en un grito al ver cómo el chico se volvía a su auto-quería saber si te gustaría, no se salir conmigo en lunes por la tarde, sabes, como amigos pero solo tú y yo-Guillermo asintió-¡muchas gracias!

La alegría se apoderó de Samuel pues abrazo a Guillermo, aunque siendo sincero no lo incómodo, los brazos de Samuel eran grandes y acogedores, ¿en que esta pensando? Aléjate Guillermo, pensó.

-eh, disculpa tengo que irme, karol me espera para ver nuestro maratón de películas.

-¡perfecto! Salúdame a la pequeña, hasta luego guille.

Samuel quiso despedirse de Guillermo con un beso en la mejilla, pero este se intentó despedir con un abrazo en plan colegas, aunque terminaron abrazándose, y al intentar separarse sus rostros quedaron tan cerca que podían sentir su respiración y sus labios tan cerca que casi se besan.
¡Por poco! De la que me libre, pensó Guillermo.
¡Maldita sea! Lo que daría por probar esos labios, pensó Samuel.
Aunque ambos se sonrojaron en realidad y se despidieron apenados, vaya lío era esto, ¿de verdad saldrían? ¿Serían una buena pareja? Pero lo más importante, ¿Samuel tomaría enserio todo?

Lo hice porque, una vez que se ama, ya no hay marcha atrás. Hay quien dice que se puede pasar del amor al odio, pero eso no es cierto. Nunca se odia lo que se ha amado. Queremos pensar que algo nos repugna, para no reconocer que nos duele quererlo, que lo echamos de menos o que nuestra vida es más fea sin ese algo. Pero como sabes; “bicho malo nunca muere”. Pues así el amor no desaparece del todo. Jamás. Del amor que una vez sentimos siempre nos quedarán trazos, marcas, huellas, cicatrices … Eso es lo bonito: el saber que después de todo, de una u otra forma, el amor sí que llega a ser eterno. Dejar de amar es, entonces, como deshacerse de un cadáver: no existe el método perfecto. Hagas lo que hagas permanecerá un rastro …  Por eso lo hice. Porque desde el primer día, desde el primer vistazo, desde el mismísimo segundo anterior al primer parpadeo, supe que los mecanismos de algo grande se movían en mí. Supe que estaba amando y también supe que ya no podría echarme atrás. Lo hice porque sin ti, la vida es como un lunes. Un lunes eterno, nublado, gris, frío … Un lunes de atasco. Un lunes con la máquina del café rota. Uno de esos días pesados, valedores de jaquecas y malos humos y humores. Un lunes post-vacacional. Quizás pienses que fue una estupidez, que no debí hacerlo; pero, ¿acaso la vida no es más que una cadena de preciosas estupideces cosidas entre sí? Y de esas preciosas estupideces, ¿no son más hermosas aún aquellas que surgen directamente del amor? Pues eso. Mi locura, para que te quedes tranquila, no fué más que el amor que me llenaba por completo explotando y derramándose hacia fuera. Manchándolo todo a su paso.
— 

Alejandrísima:

No estés enojada conmigo por este largo silencio. También los silencios atan, y yo he visto más de cuatro paquetes de masitas atados con hilo negro; basta desmoronar el moñito para que aparezcan los merengues, relámpagos y religiosas, sin contar los horribles (3 ft., 25 100 gr). Cosas así todos los días.

Bicho lejano, la semana pasada fuimos a Montmachoux a cenar con Laure y Philippe, y todo el mundo habló tanto de vos que yo traje otra silla y la puse por las dudas. Gracias a mi sistema de espionaje me he enterado también de que las socias del Club de las Piantadas se reúnen en los cafés para acordarse de su amiguita de la calle Montesdeoka. Tu popularidad secreta (sic) puebla las terrazas del barrio latino. Hay un pintor que firma Piza; otro, Arnik. Hay un cocktail que se llama Alexandra. Un infame plagiario llamado Hesíodo ha publicado un libro que se titula « Los trabajos y los días ». En el patio de casa, debajo de la pawlownia, juega una gatita negra que imita tu manera de abrir grandes los ojos. Ya ves que no te pudiste ir.
Y entonces, mientras nosotros estábamos en nuestro ranchito de Saignon (que todo el mundo llama Saigón para ofendernos y vilipendiarnos), llegó a París tu libro,2 y lo encontramos hace diez días cuando tuvimos que volver para trabajar en la Ionesco. Aurora lo leyó de un tirón, y no te escribió todavía; yo lo leí anoche despacito, con coñac y una pipa, y ahora te escribo. Vos sabrás valorar los méritos respectivos de estas conductas. […]
Me dolió tu libro, es tan tuyo, sos tan vos en cada línea, tan reticentemente clara, tan por debajo y por adentro. ¿Conocés el sistema que consiste en hojear un libro e ir citando versos o pasajes, con algún comentario o elogio o censura? A mí no me gusta. Pero te voy a decir: lo que siento es lo mismo que frente a algunos (pocos) cuadros o dibujos surrealistas: que estoy del otro lado por un segundo, que me han hecho pasar, que soy vos, que estoy colgando de la punta de la tela como una de esas arañas rojas que hay en la Provenza y que tienen, parece, alianza con el Oscuro. Ahora sé (ya sabía, pero ahora lo sé de alguien que está vivo, cuya mejilla he besado alguna vez) que todo o casi todo puede ser dicho en muy pocas palabras. Cada poema tuyo es el cubo de una inmensa rueda. Otros hacen la rueda entera, y hay que ver cómo se atasca en las cunetas; vos dejás que la rueda sea otra cosa, algo que unos pocos ven dibujarse mucho más allá de la página.  […]
No me guardes rencor (¿cómo podrías? ¡Imposible!) y escribíme. Mi silencio, diría Binetti, es una operación cósmica por la cual las begonias se convierten en miel. Pero ahora que lo pienso nunca vi una abeja en una begonia, seguro que les repugna.
Te quiero mucho,

Julio

—  Carta de Julio Cortázar a Alejandra Pizarnik

Ok, ok. Creí que el helsa/hansla era una idea loca de los shipeadores (incluyéndome) ¿Pero esto? Parece que también los del marketing están a favor de esta pareja. Vamos ¿Cuando se ha visto a un villano junto a una de las heroínas de la historia? Aquí se puede apreciar que Elsa se esta recostando donde Hans (Casi como si fueran pareja) cosa que no he visto en Anna y Kristoff. Y esto es de recalcar para los que (groseramente) les repugna esta pareja y es que esta no es la primera vez en donde he visto a Hans y a Elsa en un producto de venta. Y no, no es por la razón de Elsa es la protagonista y Hans es el villano, por que según los directores de la película, Anna es la protagonista y nunca he visto a Anna y a Hans juntos. Aunque eso no es motivo suficiente para que ellos dos estén siempre juntos 7u7. ¡Vamos! Hans es el villano de disney mas guapo. Ahora bien, para ser sincera esta pareja no me molesta del todo 7u7 seria una nueva idea para disney que enseñe a las personas (sobretodo a los niños) a perdonar (no hablo que después de perdonar se llegue de un solo al amor.) Tendría mucho mejor historia que: “se conocen, se enamoran y se aman eternamente. Todo en menos de una semana.” ewe By: Libilu