relaciono

Querida Paulina:
Han pasado nueve meses. Otros tantos días con calles sin asfalto, jardines sin flores y un altar roto justo al lado de tu retrato. Nueve meses sin verte, nueve oportunidades perdidas, nueve que definen el número de escalones hacia la imposibilidad de olvidarte. En dónde has estado todo este tiempo, no he dejado de preguntarme. La tristeza para mí es directamente proporcional a la distancia que hay entre nosotros; así, sin saber dónde te encuentras, sé que estás muy lejos y que poco a poco te conviertes en inalcanzable. Qué puedo decirte. Intentar escribirte, justo desde este lugar donde las rimas no caben, es otra manera de ganarme el desprecio de mi rostro mirando el paisaje que dejaste tras la ventana, desprovisto de formas, abarrotado de inquietudes; esperando como si alguna vez fueras a volver.
Te recuerdo feliz, sublime. Te recuerdo hecha deseo, y más justo a tu lado de la cama, donde dormían las sábanas acariciando tus caderas y el porvenir lejano de mis sueños. Despertaba y estabas ahí, ingrávida, hecha a la medida de la libertad en un día donde no hace falta madrugar. No debe gustarte este sitio, entonces. Yo me he mudado a una ciudad sin más compañía que los recuerdos y sin más equipaje que mis heridas. No voy a negarte que lo he intentado, Paulina. Te lo juro. Pero te he memorizado tan bien, que cuando voy por la calle todavía tengo la sensación de estar dirigiéndome a tu encuentro. Fueron cuatro mujeres. Una tenía tus ojos, otra me llamaba como tú y las dos restantes no sabían traer tu calor de vuelta. Nueve meses no son suficientes para olvidarte; tres mujeres menos, dos habitaciones tampoco y una nostalgia que te llama siempre lo hace imposible. Por las noches miro aquel barranco, y allá, donde el sol se pone a lo lejos, imagino que nos espera otra vida, de esas que nunca tuvimos más que en libros.
Hay incógnitas, pero suelo olvidarlas todas. Ojalá tuviera tan mala memoria para ti como la tengo para el resto. También tuve alas y las he perdido. Antes de que te fueras estuve condenado a dos opciones: perderte ganando alas o ganarte perdiendo el cielo. Y aunque nunca fui capaz de decidirme, te adelantaste escribiendo un desenlace para esta historia que apenas estaba comenzando a cobrar forma. Querida Paulina, te recuerdo incluso antes de dormir, cuando me surge el deseo de que arrincones tu orgullo lejos de la daga que amenaza mi cuello, que tu silencio no sea tan pesado y que al menos contestaras las cartas que te envío. La señora Lucía me dice que te las ha entregado todas, así que no te molestes en poner pretextos. Tampoco ha querido decirme dónde estás, así que si algún día llego a descubrirlo, que sepas que el mérito será todo mío. Allá donde te encuentres no espero que seas feliz, pero sí que me recuerdes y que también me eches de menos. Que no hayas aprendido a reemplazar mis manos por otras caricias, mis palabras por otra voz y mis ojos por otra mirada. Que el vacío que nos separa te queme. Que no sepas domar los recuerdos. Que te atraviesen los relámpagos el pecho, pero que nunca encuentres el camino a la salida. Te quise y te quiero, no voy a negarlo. Pero mi olvido tiene un precio. Y ese precio es el remordimiento.
Yo sigo escribiéndote, por si acaso. Redactar mis penas con el sabor de un café caliente se ha tornado una rutina en mi vida. El doctor me dice que el exceso siempre hace daño, y esa es una evidencia de que no le he hablado de ti. Te guardo como si lo merecieras, como si el valor de tu cuerpo tuviera un secreto reservado a nosotros. No te equivoques. Mis amigos tampoco te olvidan, ni la almohada, ni las flores en sus macetas, ni la sala de estar, donde hacíamos fiesta cada vez que la soledad perdía y le sumábamos puntos al amor, asesinando los desperfectos. Ahora las fotos me miran desde lejos, como si no nos lo perdonaran. Las canciones hablan de ti, o seré yo, que todo lo relaciono contigo. Me queda un álbum lleno y tres intentos fallidos. No me gusta, pero tampoco esperaba otra cosa si se trataba de tu ausencia.
Querida, han sido nueve meses en los que he intentado dibujarme otra cima y redireccionar mi camino hacia un norte distinto. Pero ahí adonde voy te encuentras tú, aunque no te llame y aunque no llegues. No creo en el destino, pero —y esto es peor— sí en que el destino ya no cree en nosotros. Nueve meses y hemos dado a luz a un futuro que se quedó huérfano. Hoy me quedan libretas llenas de tachones, páginas arrancadas de golpe y marcas en las paredes que dejo cuando mi puño se estrella contra mi conciencia. He guardado silencio de lo que hemos vivido; sin embargo, cuando tenga que hablarle a alguien de ti, jamás podré decir que no lo he intentado. Que te quise y te quiero. Y que eres inolvidable.


Querido Heber:
Han pasado nueve meses, ¿los has sentido? Supongo que lo has hecho, que la despedida que tuvo lugar en nuestros corazones también hizo un poco de mella en tus manos, que a veces volteas a verlas y visualizas las mías enlazadas con tus dedos, guardando el secreto entre ellas, ese que no supimos guardar y que ahora nos traiciona por la espalda con recuerdos que insisten en quedarse como gotas de lluvia, caen poco a poco como lo hacen en la época de primavera, pero eso no quiere decir que ya se fueron, sino que esperan que la tormenta tome su fuerza para arrasar con todo.
Te recuerdo conmigo, pleno. Te recuerdo hecho un lío cuando estabas a punto de dormir y no dejabas de decir que no dormirías hasta que yo lo hiciera, menuda mentira, siempre eras el primero en hacerlo, pero cuando te observaba, pedía a las estrellas que me dejaran vivir en tus pestañas, remover las mariposas que entre nosotros existían y poder recitarte todos los poemas que entre voces nos dedicábamos. Me he ido con mi abuela, sabes el cariño que le tengo y lo feliz que me la paso a su lado, lo único que me llevé fue la pulsera que me regalaste y un par de mensajes sin envío, ni remitente, aquí los tengo por si un día vienes a por ellos. Un hombre, solo uno en estos nueve meses y aún no logra que saque de las uñas todos los reencuentros que prometimos realizar por si un día nos desviábamos del camino, ahora me pregunto: ¿Qué camino?
Hay preguntas, pero no suelo encontrarle respuesta a todas. Tus amigos me han dicho que me has olvidado, que fueron cuatro mujeres; una de ellas tenía mis ojos, la otra mi risa, y dos de ellas no sabían lo que querían en la vida, supongo que ellas también se perdieron en el misterio que escondes cuando lloras, cuando te rompes y destruyes todo a tu paso. Mi hermana ha salido con una historia bizarra que consiste en un simple: “Buena suerte, mala suerte, ¿Quién sabe?” y me ha callado con un “Cuando suceda, lo entenderás” Quiero creer que lo entiendo, que a veces el destino nos tenía preparados un futuro precioso, pero la vida nos demuestra con un puñetazo en el estómago que somos unos malditos imbéciles y que nunca seremos felices si antes no sufrimos en el proceso. Querido Heber, la zozobra me está matando, no entiendo el porqué de tu partida, el porqué de dejarlo todo a medias sin una solución, sin una salida de emergencia por la cual acceder cuando todo se prendía en llamas, como ahora lo haces tú en un lugar donde ya no te alcanzo.
La señora Lucía ha dicho que no te has parado ni una vez por mi casa, le dije que me avisara en cuanto supiera de ti, eso es lo mucho que llegué a importarte: poco más que nada. Es por eso que me guardo en la garganta todas las cartas que me gustarían mandarte y decirte que parece que las lágrimas no tienen fecha de caducidad cuando de desamor se trata, y que sé que no me extrañas y cómo quisiera que lo hicieras, aunque sea un poco. Allá donde te encuentres espero que seas feliz, que no me recuerdes por lo ocupado que te encuentras con tus nuevos amores. Que has aprendido a reemplazar mis manos con otras caricias, mi boca por otra lengua y mi canción por otra melodía. Que exista tempestad en toda tu calma. Que no halles la chica indicada porque la has perdido. Que te arda la garganta cuando quieras pronunciar mi nombre. Que me recuerdes sin querer hacerlo. Te amé y te amo, pero nunca entendiste la diferencia entre el querer y el amar. Intenté explicártelo y ahora sufro con ello.
Siempre quise me escribieras algo, aunque fuera un pequeño verso porque sabía que la poesía corría en tus venas, que borboteaba a chorros cuando me mirabas y decías que si fueras poeta, tu musa del martirio sería yo, te respondía que yo no necesitaba ninguna musa, que conmigo misma me bastaba. Nueve, el nueve siempre había sido mi número favorito hasta ahora, hasta que hoy el silencio me ha dicho que se queda para ver cómo nos destrozamos a la distancia, que sé que has probado más camas y que te aseguro que ni mi rostro lo recuerdas, que el retrato que tenías de mi sombra lo has tirado como lo hiciste con toda la tristeza que te grite que sentirías cuando vieras mi espalda en otra calle, en otra casa, en otra vida. Ahora lo único que hago para calmar los besos que llaman en mis libros de poesía es mirar a la ventana, como si fueras a volver un día de estos para poder dejar de maldecirte.
Cariño, si me lo permites, quiero intentar olvidarte, que me has demostrado lo mucho que echas de menos lo nuestro sin una carta, sin un mensaje, sin una señal de humo, sin algo que lanzarme. Así que por favor, por mi bien, dame la autorización de hacerlo, has cambiado de libro más de una vez, solo deja que yo cambie de página, déjame saltar al vacío para ver si alguien me atrapa antes de la muerte, quiero ser valiente antes de que llegues con una señal de que todo lo hiciste demasiado tarde. Mi cielo, sabes que a nuestro inesperado encuentro siempre lo llamé casualidad, que quisimos ser dos almas que no deseaban gritar que tenían amor para dar por si algún envidioso rayaba en las paredes que el cariño se acaba demasiado rápido y se queda demasiado poco. Sabes dónde estoy y si no has querido venir a buscarme es porque no se te ha pegado la gana, así que déjate de reproches y de tontas excusas. Heber, aún me duele escribir tu nombre, lo taché más de mil veces antes de ponerlo por aquí, y que si alguien te menciona, no puedo ocultar una gran sonrisa y una lágrima en el corazón. Que te quise y te quiero. Que te amé y te amo. Y que espero que algún día alguien pueda enseñarte la diferencia.

—  Paulina Mora, colaboración con Heber Snc Nur, “El precio del remordimiento”.

@princesinhaanonima

👗 STATUS: VARIADOS 👗

Não deixe a porta do seu coração aberta pra quem sempre vem só de visita. 🔐❤

Aos que me lançam espinhos, devolvo flores. Não tenho espinhos para lhes devolver.

Mas no fundo eu sabia que era um amor perigoso e mesmo assim te queria. 🎧

Inimigos não coleciono, não me relaciono, não me emociono, por eles não sinto nada. ❎

Tanta positividade, tua maldade aqui não cabe! 💋

Tudo se baseia na fé que você tem. 🙏

Quem nasceu pra ser oceano não se contenta com aquários.

Deixa a chuva te avisar que o sol vai brilhar pra você. 🙌

Eu só quero saber de ser feliz, tô bem assim. ❤

Foca mas não sufoca. 😰

Seu corpo causa engarrafamento, mudança de vento, faz fila de espera. 🌌

Ignore o que te faz sofrer e abrace o que te faz feliz. 🍀

Deixe que o mundo me encante, deixe que eu viva um instante.. 🙌🏻🌀

Sem neurose, sem caô. Ela só quer mais uma dose de amor.

Às vezes são as escolhas erradas que nos levam para o caminho certo. 👣

Ser livre como o vento. ❣

O bonito me encanta, mas o que é sincero me fascina.

Acalma esse coração menina, o que for pra ser seu vai vim e nunca vai embora. 🌙

Aparência frágil pra enganar o comando. 🎧

Que a positividade reine em nossas vidas.🍀

Entre o bem e o mal, eu fico com a paz. ☮🌼

Ela quer bandiar, quer se aventurar onde não é o seu lugar. Quer correr o risco sem medo de apaixonar. 🎧💥

Que coisas boas se multipliquem e que o amor prevaleça. 💙

Eu sou uma mistura de boas intenções e más decisões.

Eu fui capaz de muita coisa, menos de perder você. 🎵💑

O bom da vida é viver! 😍

Pode brigar, mas não vai embora. Fica perto. ❤

Seja forte o suficiente para abrir mão do que não serve mais e paciente o suficiente para esperar por aquilo que você merece. 🌸

Minha paz não deseja mal a ninguém.

Ela não tem frescura caso o seu batom borrar. 🎧💄

É que o coração não pensa… 🌌

Ela é profunda como o mar e seu coração não se contenta com amores rasos. 🌊

Minha fé vai me levar aonde os fracos nunca irão pisar. 🌼💛

Ela perde o juízo mas o copo tá na mão. 🙋

Sou homem, mas…. Ao contrário do que muita gente pensa não sou igual a nenhum outro, sou diferente e tenho pleno conhecimento do meu valor em Cristo! Me recuso a ouvir que todo homem é igual, e provo com atitudes que sou ao contrário, eu não fico com as meninas pois não sou descartável, eu oro e se for da vontade de Deus me relaciono, se não eu nem insisto! Consigo dar flores e escrever cartas onde a era digital praticamente extinguiu, eu sei tratar uma garota como princesa a final gosto quando ela me chama de príncipe, sou o homem que assume o relacionamento diante dos país e peço autorização, não sou homem de causar desconfiança no relacionamento e muito menos de incitar brigas, pelo contrário, sempre procuro um meio de achar uma solução! Eu sou o homem que Deus me ensinou a ser no decorrer dos anos por isso não perderei minha essência por amizades influenciadoras ou por modinha. Sou homem, mas… Não qualquer um, sou seu homem.

Eu acredito em grandes amores. Mas falo e me relaciono com as pessoas como se não acreditasse. Eu não tenho expectativas fúteis para o romance. Eu não estou à espera de sentir aquela sensação estranha de estar flutuando. Eu sou um daqueles indivíduos raros, talvez um pouco cansados, que realmente gosta desta cultura atual de conexão entre as pessoas e é feliz por viver numa época em que a monogamia não é necessariamente a norma. Mas eu acredito em grandes amores, porque já tive um.Eu tive esse amor intenso, que tudo consome. O amor do tipo “eu não posso acreditar que isso existe no mundo real, no mundo físico.” O tipo de amor que irrompe como um incêndio incontrolável e então se torna brasa que queima em silêncio, confortavelmente, durante anos. O tipo de amor sobre o qual se escrevem romances e sinfonias. O tipo de amor que ensina mais do que a gente alguma vez pensou que poderia aprender, e que te devolve infinitamente mais do que tira de você. É amor do tipo “amor da tua vida”. E eu acredito que funciona assim: Se você tiver sorte, você conhecerá o amor da sua vida. Você terá a chance de estar com ele, aprender com ele, entregar-se inteiramente a ele e permitirá que a sua influência te mude em medidas insondáveis. É uma experiência como nenhuma outra. Mas aqui está o que os contos de fadas não te vão dizer – às vezes nós encontramos os amores das nossas vidas, mas não conseguimos mantê-los. Nós não chegamos a nos casar com eles, nem passamos anos ao lado deles, nem seguraremos as suas mãos nos seus leitos de morte depois de uma vida bem vivida juntos. Nós nem sempre conseguimos ficar com os amores da nossa vida, porque no mundo real, o amor não conquista tudo. Ele não resolve as diferenças irreparáveis, não triunfa sobre a doença, ele não preenche fendas religiosas e nem nos salva de nós mesmos quando estamos perdidos. Nós nem sempre chegamos a ficar com os amores das nossas vidas, porque às vezes o amor não é tudo o que existe. Às vezes você quer uma casa num pequeno país com três filhos e ele quer uma carreira movimentada na cidade. Às vezes você tem um mundo inteiro para explorar e ele tem medo de se aventurar fora do seu quintal. Às vezes você tem sonhos maiores do que os do outro. Às vezes, a maior atitude de amor que você pode ter é simplesmente deixar o outro ir. Outras vezes, você não tem escolha. Mas aqui está outra coisa que não te vão contar sobre encontrar o amor da tua vida: não viver toda a tua vida ao lado dele não desqualifica o seu significado. Algumas pessoas podem te amar mais em um ano do que outras poderiam te amar em cinquenta anos. Algumas pessoas podem ensinar-te mais em um único dia do que outras durante toda a sua vida. Algumas pessoas entram nas nossas vidas apenas por um determinado período de tempo, mas causam um impacto que mais ninguém pode igualar ou substituir. E quem somos nós para chamar essas pessoas de algo que não seja “amores das nossas vidas”? Quem somos nós para minimizar a sua importância, para reescrever as suas memórias, para alterar as formas em que nos mudaram para melhor, simplesmente porque os nossos caminhos divergiram? Quem somos nós para decidir que precisamos desesperadamente substituí-los – encontrar um amor maior, melhor, mais forte, mais apaixonado que pode durar por toda a vida? Talvez nós devêssemos simplesmente ser gratos por termos encontrado essas pessoas. Por termos chegado a amá-las. Por termos aprendido com elas. Pelas nossas vidas se terem expandido e florescido como resultado de tê-las conhecido. Encontrar e deixar o amor da tua vida não tem que ser a tragédia da tua vida. Pode até ser a tua maior bênção. Afinal, algumas pessoas nunca chegam sequer a encontrá-lo.

te voy a extrañar de lejos
esperando que no veas como escribo tus iniciales en vidrios empañados
como relaciono todo lo que veo y escucho en lo mucho que me gustaria hablarlo con vos
te voy a extrañar pero no te vas a enterar
y eso esta bien

Tú y yo, estamos en peligro
Yo no me enamoro de esta forma
Y el amor de un extraño
En verdad no hace mi día.
— 

Lucky Guy - The Muffs

Venus en Aries, Tauro, Géminis, Virgo, Escorpio, Sagitario, Acuario.

Originally posted by waildsweetchild-blog

Desde que me rendi às mãos do Oleiro, tenho recebido o amor curador de Deus, que flui do relacionamento e não da religião. Graciosamente, o Senhor tem, dia após dia, conduzido a maneira como me relaciono com Ele, comigo mesma e com os outros. Os sinais claros dessa liberdade, se manifestam na leveza que sinto pra ser eu mesma, sem ter a obrigação de ser elogiada ou reconhecida por todos ao meu redor. Ninguém é unanimidade e a gente tem que aprender que nossa vida tem um propósito divino que vai atingir a alguns e não a todos.
Uno de los problemas más frecuentes es la baja autoestima.

La baja autoestima conlleva una percepción negativa sobre uno mismo, y es un factor que nos puede limitar mucho en nuestra vida diaria. Lo cierto es que, en muchas ocasiones, los pacientes no saben identificar que sufren una autoestima baja. ¿Por qué?

Porque la baja autoestima conlleva a otro tipo de problemas que son la supuesta causa por la que acuden al psicólogo, problemas como síntomas de ansiedad, de depresión, problemas de conducta, estrés, adicciones, etc. y aquí van unos aspectos para saber identificar qué es lo que nos están pasando y cómo podemos solucionarlo. Es fácil aumentar la autoestima, solo hay que ponerle un poco de empeño.

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es el conjunto de creencias, percepciones, evaluaciones y pensamientos que tenemos acerca de nosotros mismos, la valoración que realizamos basándonos en nuestras experiencias.

¿Qué síntomas me pueden avisar de que tengo la autoestima baja?

Algunos de los síntomas principales que nos pueden advertir de que nuestra autoestima no está en el mejor momento son los siguientes:

-No tengo seguridad en mí mismo
-No expreso mis gustos u opiniones por miedo a ser rechazado o por pensar que mis opiniones no tienen el mismo valor que las opiniones de los demás
-No me siento merecedor de las cosas buenas de la vida
-No me esfuerzo por conseguir lo que quiero ya que de antemano creo que no lo voy a lograr
-No me relaciono con los demás como me gustaría ya que pienso que no voy a hacerlo bien y me van a dejar de lado
-Necesito la aprobación de los demás con mucha frecuencia
-Me dejo pisar con facilidad ya que no me atrevo a imponerme cuando es necesario
-Veo al resto de personas como superiores a mí y me gustaría ser como ellos
-Temo decir lo que siento ya que tal vez no les guste a los demás lo que digo
-Suelo atribuir a causas externas mis logros y a causas internas mis fracasos
-Casi nunca estoy contento con lo que hago ya que creo que podría estar mejor
-No me siento feliz
-Me cuesta acabar lo que empiezo ya que me desmotivo con mucha facilidad
-La toma de decisiones se convierte en algo muy difícil ya que creo que decida lo que decida va a ser la opción incorrecta así que me dejo llevar por lo que decidan los demás, aunque sea de mi propia vida
-Pienso en mis debilidades y casi nunca me paro a pensar en mis fortalezas
-Me siento nervioso la mayor parte del día
-Me es casi imposible tomar la iniciativa
-Me siento evaluado casi constantemente en situaciones sociales
-Me siento culpable
-Me siento poco atractivo
-Envidio la vida de los otros
-Siento que no tengo nada que aportar

Si te has sentido así en varias ocasiones, puede que el resto de tus problemas vengan a raíz de tener una baja autoestima. Intentemos ponerle solución con unos ejercicios para que empieces a valorarte y a creer en ti. Podrías llegar a sorprenderte mucho de tus capacidades si te esfuerzas en mejorar tu autoestima.

¿Cómo puedo aumentar mi autoestima?

Muchas personas se preguntan si hay alguna manera de mejorar su propia autoestima. Obviamente no existe ninguna poción mágica, sino que debemos tomar conciencia de que solo cada persona puede mejorar en este sentido a base de constancia y siguiendo algunos pasos:

1. Deja de machacarte
Tenemos que ser realistas tanto con nuestras virtudes como con nuestros defectos. No somos perfectos, pero la intención no es serlo. El objetivo es ser feliz. Así que para lograrlo debemos aceptar las cosas que no hacemos tan bien y aprender de ello. Y por supuesto, no restarle importancia a las cosas que sabemos hacer bien, sino valorarlas como se merecen. Vamos a observar y ser conscientes de lo bueno que tenemos, de lo bueno que somos, de lo bueno que hacemos. ¿Por qué seguir pensando que soy un desastre? ¿A dónde me ha llevado este tipo de razonamiento?

2. Empieza a pensar en positivo
Cambia tus pensamientos. El ”no puedo” por “voy a intentarlo”, “voy a tener éxito” “me va a ir bien”. Parece un tópico pero forzarse un poco a mirar las cosas buenas de la vida nos puede ayudar a salir de la dinámica negativa.

3. Ponte metas realistas
Y que puedas cumplir. Metas a las cuales sea relativamente fácil llegar. Poco a poco las podemos aumentar, y veremos que paso a paso estamos consiguiendo lo que nos proponemos. Si fracasamos, aprendamos de ello sin culparnos de nuestros errores, ya que fallar es una manera de saber cómo hacerlo de manera distinta la siguiente vez. Atrévete a afrontar retos.

4. No te compares
Cada persona es un mundo y tú eres el dueño del tuyo. Céntrate en ti. En tu vida. Envidiando e idealizando la vida del resto lo único que conseguiremos es sentirnos desgraciados

5. Acéptate y perdónate
Escribe una carta en la que describas todo aquello que no te gusta de ti, y todo aquello de lo que te sientes culpable. No te dejes nada. Léela con atención y valora lo que puedes mejorar. Despídete de esa carta y pártela en mil pedazos. A partir de ese momento empieza de cero, con todo lo que has aprendido pero dejando atrás la culpabilidad. Aún estás a tiempo de hacer borrón y cuenta nueva.

6. Haz críticas constructivas acerca de ti mismo
Que todo lo que te digas sirva para mejorar, no para estancarse y culpabilizarte. Asimismo, aprende a encajar las críticas de forma que no te afecten.

7. Trátate con cariño y respeto, siempre
Eres lo mejor que te ha pasado, así que demuéstratelo. Tienes derecho a ser feliz.

8. Regálate tiempo
Haz actividades que te hagan feliz. Es la mejor manera de encontrarse con uno mismo y desarrollar tus habilidades.

9. Supera tus lastres
Hay personas que viven arrastrando mochilas llenas de peso: trabajos que no les satisfacen, relaciones que no les aportan nada, hábitos que no les gustan… Para superar todos estos lastres, es preciso tomar cierto control sobre la situación, pensar en positivo y tratar de cambiarlas.

10. Cada noche antes de acostarte…
…Piensa en las cosas buenas que te ha traído el día, los retos superados, los errores que hemos cometido y cómo podemos mejorar.

Intenta, durante 30 días, poner en práctica éstas sugerencias. Ya verás que cuando finalice el mes te sentirás mejor y muchos de los síntomas que sentías desaparecen. Y recuerda, hay una única persona capaz de cambiar tu vida, y esa persona, ¡eres tú!

👗 STATUS: VARIADOS 👗

Não deixe a porta do seu coração aberta pra quem sempre vem só de visita. 🔐❤

Aos que me lançam espinhos, devolvo flores. Não tenho espinhos para lhes devolver.

Mas no fundo eu sabia que era um amor perigoso e mesmo assim te queria. 🎧

Inimigos não coleciono, não me relaciono, não me emociono, por eles não sinto nada. ❎

Tanta positividade, tua maldade aqui não cabe! 💋

Tudo se baseia na fé que você tem. 🙏

Quem nasceu pra ser oceano não se contenta com aquários.

Deixa a chuva te avisar que o sol vai brilhar pra você. 🙌

Eu só quero saber de ser feliz, tô bem assim. ❤

Foca mas não sufoca. 😰

Seu corpo causa engarrafamento, mudança de vento, faz fila de espera. 🌌

Ignore o que te faz sofrer e abrace o que te faz feliz. 🍀

Deixe que o mundo me encante, deixe que eu viva um instante.. 🙌🏻🌀

Sem neurose, sem caô. Ela só quer mais uma dose de amor.

Às vezes são as escolhas erradas que nos levam para o caminho certo. 👣

Ser livre como o vento. ❣

O bonito me encanta, mas o que é sincero me fascina.

Acalma esse coração menina, o que for pra ser seu vai vim e nunca vai embora. 🌙

Aparência frágil pra enganar o comando. 🎧

Que a positividade reine em nossas vidas.🍀

Entre o bem e o mal, eu fico com a paz. ☮🌼

Ela quer bandiar, quer se aventurar onde não é o seu lugar. Quer correr o risco sem medo de apaixonar. 🎧💥

Que coisas boas se multipliquem e que o amor prevaleça. 💙

Eu sou uma mistura de boas intenções e más decisões.

Eu fui capaz de muita coisa, menos de perder você. 🎵💑

O bom da vida é viver! 😍

Pode brigar, mas não vai embora. Fica perto. ❤

Seja forte o suficiente para abrir mão do que não serve mais e paciente o suficiente para esperar por aquilo que você merece. 🌸

Minha paz não deseja mal a ninguém.

Ela não tem frescura caso o seu batom borrar. 🎧💄

É que o coração não pensa… 🌌

Ela é profunda como o mar e seu coração não se contenta com amores rasos. 🌊

Minha fé vai me levar aonde os fracos nunca irão pisar. 🌼💛

Ela perde o juízo mas o copo tá na mão. 🙋

Nací en Argentina tierra del tango y del fútbol, lo primero no me gusta, lo segundo me encanta aunque no soporte a Maradona.
Crecí viendo, sintiendo y sufriendo como una discapacidad me hacía diferente. El dolor físico se convirtió en un enemigo íntimo. El Principito mentía, lo esencial no es invisible a los ojos para la mayoría de las personas. Supe sentirme muchas veces esa pieza que no puede encajar.
He tenido miles de días que no me sentí viva y minutos hermosos que valen por años, dejé ir amores porque no les convenía, tuve amigos que quise como hermanos y hasta me tatué sus iniciales queriendo eternizar un “para siempre” destinado a caducar.
Amo los libros de Murakami aunque a veces no los entiendo, me frustro y me da ganas de no volver a leerlo jamás. Una metáfora perfecta de lo que me ocurre con la vida.
Conocí cantantes, actores y escritores. No era su fama lo que me importaba, sino la oportunidad de decirles gracias, me ayudan a soportar la vida aunque para ellos soy sólo una más.
Me encanta el sonido de la lluvia y del mar, odié mi segundo nombre hasta que un gran amigo empezó a llamarme por él y su carga negativa se diluyó, ahora hasta le tengo cariño porque lo relaciono con nuestras conversaciones.
Estudié y trabajé pero los logros académicos no son lo importante para esta biografía poco convencional.
Creo en Dios, jamás creeré en mí. Amo a mi madre más que a nadie aunque nos cueste comprendernos. No soy muy sociable pero irónicamente odio sentirme sola.
¿Quieres una mentira? Quiero seguir viva.
— 

Desafío 30 días de escribirme - Día 2; Escribe tu biografía y miente en algo

Alma de Colibrí

É meio estranho, eu sei…
Eu tenho medo de me tornar aquele tipo de pessoa que sempre me machucou.
Costumo dizer que eu coleciono decepções, as pessoas com quem eu me relaciono normalmente ficam por um tempo e depois se partem, vão embora. Será que o erro está em mim? Que nunca deixa ninguém permanecer…
Mas não é isso que eu queria, poxa se eu pudesse evitar tantas decepções teria ficado com meu primeiro amor… Lá quando eu tinha meus quinze anos. Sabe eu mudei muito de lá pra cá, hoje eu não sinto mais como antes, minhas decepções costumam durar dois ou três dias. A graça que eu via nas pessoas acaba rápido. E assim vai sucessivamente, um amor atrás do outro, promessas e pessoas que estão ficando para trás.
10 claves para aumentar tu autoestima en 30 días

Uno de los problemas más frecuentes en mi consulta es la baja autoestima. La baja autoestima conlleva una percepción negativa sobre uno mismo, y es un factor que nos puede limitar mucho en nuestra vida diaria.  Lo cierto es que, en muchas ocasiones, los pacientes no saben identificar que sufren una autoestima baja. ¿Por qué?

Porque la baja autoestima conlleva a otro tipo de problemas que son la supuesta causa por la que acuden al psicólogo, problemas como síntomas de ansiedad, de depresión, problemas de conducta, estrés, adicciones, etc. y aquí van unos consejos para saber identificar qué es lo que nos están pasando y cómo podemos solucionarlo. Es fácil aumentar la autoestima, solo hay que ponerle un poco de empeño.

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es el conjunto de creencias, percepciones, evaluaciones y pensamientos que tenemos acerca de nosotros mismos, la valoración que realizamos basándonos en nuestras experiencias.

¿Qué síntomas me pueden avisar de que tengo la autoestima baja?

Algunos de los síntomas principales que nos pueden advertir de que nuestra autoestima no está en el mejor momento son los siguientes:

  • No tengo seguridad en mí mismo
  • No expreso mis gustos u opiniones por miedo a ser rechazado o por pensar que mis opiniones no tienen el mismo valor que las opiniones de los demás
  • No me siento merecedor de las cosas buenas de la vida
  • No me esfuerzo por conseguir lo que quiero ya que de antemano creo que no lo voy a lograr
  • No me relaciono con los demás como me gustaría ya que pienso que no voy a hacerlo bien y me van a dejar de lado
  • Necesito la aprobación de los demás con mucha frecuencia
  • Me dejo pisar con facilidad ya que no me atrevo a imponerme cuando es necesario
  • Veo al resto de personas como superiores a mí y me gustaría ser como ellos
  • Temo decir lo que siento ya no tal vez no les guste a los demás lo que digo
  • Suelo atribuir a causas externas mis logros y a causas internas mis fracasos
  • Casi nunca estoy contento con lo que hago ya que creo que podría estar mejor
  • No me siento feliz
  • Me cuesta acabar lo que empiezo ya que me desmotivo con mucha facilidad
  • La toma de decisiones se convierte en algo muy difícil ya que creo que decida lo que decida va a ser la opción incorrecta así que me dejo llevar por lo que decidan los demás, aunque sea de mi propia vida
  • Pienso en mis debilidades y casi nunca me paro a pensar en mis fortalezas
  • Me siento nervioso la mayor parte del día
  • Me es casi imposible tomar la iniciativa
  • Me siento evaluado casi constantemente en situaciones sociales
  • Me siento culpable
  • Me siento poco atractivo
  • Envidio la vida de los otros
  • Siento que no tengo nada que aportar

Si te has sentido así en varias ocasiones, puede que el resto de tus problemas vengan a raíz de tener una baja autoestima. Intentemos ponerle solución con unos ejercicios para que empieces a valorarte y a creer en ti. Podrías llegar a sorprenderte mucho de tus capacidades si te esfuerzas en mejorar tu autoestima.

¿Cómo puedo aumentar mi autoestima?

Muchas personas se preguntan si hay alguna manera de mejorar su propia autoestima. Obviamente no existe ninguna poción mágica, sino que debemos tomar conciencia de que solo cada persona puede mejorar en este sentido a base de constancia y siguiendo algunos consejos.

1. Deja de machacarte

Tenemos que ser realistas tanto con nuestras virtudes como con nuestros defectos. No somos perfectos, pero la intención no es serlo. El objetivo es ser feliz. Así que para lograrlo debemos aceptar las cosas que no hacemos tan bien y aprender de ello. Y por supuesto, no restarle importancia a las cosas que sabemos hacer bien, sino valorarlas como se merecen. Vamos a observar y ser conscientes de lo bueno que tenemos, de lo bueno que somos, de lo bueno que hacemos. ¿Por qué seguir pensando que soy un desastre? ¿A dónde me ha llevado este tipo de razonamiento?

2. Empieza a pensar en positivo

Cambia tus pensamientos. El ”no puedo” por “voy a intentarlo”, “voy a tener éxito” “me va a ir bien”. Parece un tópico pero forzarse un poco a mirar las cosas buenas de la vida nos puede ayudar a salir de la dinámica negativa.

3. Ponte metas realistas

Y que puedas cumplir. Metas a las cuales sea relativamente fácil llegar. Poco a poco las podemos aumentar, y veremos que paso a paso estamos consiguiendo lo que nos proponemos. Si fracasamos, aprendamos de ello sin culparnos de nuestros errores, ya que fallar es una manera de saber cómo hacerlo de manera distinta la siguiente vez. Atrévete a afrontar retos.

4. No te compares

Cada persona es un mundo y tú eres el dueño del tuyo. Céntrate en ti. En tu vida. Envidiando e idealizando la vida del resto lo único que conseguiremos es sentirnos desgraciados

5. Acéptate y perdónate

Escribe una carta en la que describas todo aquello que no te gusta de ti, y todo aquello de lo que te sientes culpable. No te dejes nada. Léela con atención y valora lo que puedes mejorar. Despídete de esa carta y pártela en mil pedazos. A partir de ese momento empieza de cero, con todo lo que has aprendido pero dejando atrás la culpabilidad. Aún estás a tiempo de hacer borrón y cuenta nueva.

6. Haz críticas constructivas acerca de ti mismo

Que todo lo que te digas sirva para mejorar, no para estancarse y culpabilizarte. Asimismo, aprende a encajar las críticas de forma que no te afecten.

7. Trátate con cariño y respeto, siempre

Eres lo mejor que te ha pasado, así que demuéstratelo. Tienes derecho a ser feliz.

8. Regálate tiempo

Haz actividades que te hagan feliz. Es la mejor manera de encontrarse con uno mismo y desarrollar tus habilidades.

9. Supera tus lastres

Hay personas que viven arrastrando mochilas llenas de peso: trabajos que no les satisfacen, relaciones que no les aportan nada, hábitos que no les gustan… Para superar todos estos lastres, es preciso tomar cierto control sobre la situación, pensar en positivo y tratar de cambiarlas.

10. Cada noche antes de acostarte…

…Piensa en las cosas buenas que te ha traído el día, los retos superados, los errores que hemos cometido y cómo podemos mejorar.

Intenta, durante 30 días, poner en práctica estos consejos. Ya verás que cuando finalice el mes te sentirás mejor y muchos de los síntomas que sentías desaparecen. Y recuerda, hay una única persona capaz de cambiar tu vida, y esa persona, ¡eres tú!

solunades  asked:

Hydra mató a alguien? Q.Q sus gotitas las relaciono con sangre o algo que se derramó xDD

Si fuera solo por matar a alguien, incluso Perseo estaria en prision~ kbsibsnosz

Esses dias, parei pra pensar: O que eu tenho de errado, a ponto de ninguém querer algo sério comigo ? Eu me faço essa pergunta sempre, sempre que me relaciono com alguém e o lance não vai para frente. Pensando muito nessa pergunta, resolvi fazer um texto com a resposta. A resposta é a seguinte: eu, não tenho absolutamente NADA de errado, tenho até tudo certo demais, e  vejo que quem é o errado nessa relação, são os rapazes com quem eu tentei me relacionar, e com a graça de Deus, não deu certo! Eu chorava dia e noite, tentava mudar atitudes, costumes para agradar a eles. E um dia eu vi que era em vão, que eu era certa até demais para eles, e resolvi largar de mão. E aprendi também, que temos que se amar em primeiro lugar, segundo e terceiro. Se ache linda, bonita, gostosa, maravilhosa, por que é isso tudo que você é; não ouse mudar por rapazes que não dão a minima para você. Mude para o seu próprio bem, se ame, seja você mesma, isso sim é a coisa mais certa a se fazer.
☮ STATUS: VARIADOS ☮

Entre o bem e o mal, eu fico com a paz. ☮🌼

Não deixe a porta do seu coração aberta pra quem sempre vem só de visita. 🔐❤

Aos que me lançam espinhos, devolvo flores. Não tenho espinhos para lhes devolver.

Mas no fundo eu sabia que era um amor perigoso e mesmo assim te queria. 🎧

Inimigos não coleciono, não me relaciono, não me emociono, por eles não sinto nada. ❎

Tanta positividade, tua maldade aqui não cabe! 💋

Tudo se baseia na fé que você tem. 🙏

Quem nasceu pra ser oceano não se contenta com aquários.

Deixa a chuva te avisar que o sol vai brilhar pra você. 🙌

Eu só quero saber de ser feliz, tô bem assim. ❤

Foca mas não sufoca. 😰

Seu corpo causa engarrafamento, mudança de vento, faz fila de espera. 🌌

Ignore o que te faz sofrer e abrace o que te faz feliz. 🍀

Deixe que o mundo me encante, deixe que eu viva um instante.. 🙌🏻🌀

Sem neurose, sem caô. Ela só quer mais uma dose de amor.

Às vezes são as escolhas erradas que nos levam para o caminho certo. 👣

Ser livre como o vento. ❣

O bonito me encanta, mas o que é sincero me fascina.

Acalma esse coração menina, o que for pra ser seu vai vim e nunca vai embora. 🌙

Aparência frágil pra enganar o comando. 🎧

Que a positividade reine em nossas vidas.🍀