regina galindo

«Creo que todo discurso artístico, ya sea visual o literario, debe detonar algo, o al menos debe intentarlo», sostiene Regina Galindo en una entrevista realizada en agosto de 2007. Dos años antes, en 2005, la poeta ejecutaba Perra, su performance más turbadora contra el asesinato de mujeres en Guatemala, donde habían aparecido cadáveres con inscripciones a navaja en el cuerpo; ella hacía lo propio en su muslo. «Utilizo el cuerpo individual con la intención de que sea reflejo de algo colectivo.»