reducir

Psicología #2: Transtorno de la Ansiedad Generalizada

¿Qué es?

El trastorno de ansiedad generalizada lo padecen aquellas personas que sufren intensas reacciones de ansiedad (preocupación, alta activación fisiológica, etc.), desde hace más de seis meses, en situaciones altamente frecuentes, no recogidas en los diagnósticos de tipo fóbico, obsesivo, pánico, o sucesos de estrés postraumático. Las personas con este trastorno muestran por lo tanto niveles muy altos de ansiedad casi todo el tiempo. La ansiedad está provocada por interpretaciones erróneas, pensamientos anticipatorios, etc.

Los trastornos de ansiedad son los problemas mentales más comunes. De hecho, se considera que un tercio de la población experimenta, al menos, un trastorno de ansiedad durante su vida.

Originally posted by theoneproject-co

  1. El DSM IV establece los siguientes criterios para el diagnóstico de este trastorno:

A)  Ansiedad y preocupación excesivas sobre una amplia gama de acontecimientos o actividades, que se prolongan más de 6 meses.

B)  Al individuo le resulta difícil controlar este estado de constante preocupación.

La ansiedad y la preocupación se asocian a los siguientes síntomas:

  • Inquietud o impaciencia.
  • Fatigabilidad fácil.
  • Dificultad para concentrarse o tener la mente en blanco.
  • Irritabilidad.
  • Tensión muscular.
  • Alteraciones del sueño.
  • Temor a morir
  • Paranoia
  • Hormigueo o entumecimiento
  • Náuseas, mareos, dificultad para respirar
  • Entre otros..

D)  El centro de la ansiedad y de la preocupación no se limita a los síntomas de un trastorno del Eje 1.

E)  La ansiedad, la preocupación o los síntomas físicos provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

F)  Estas alteraciones no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia o a una enfermedad médica y no aparecen exclusivamente en el transcurso de un trastorno del estado de ánimo, un trastorno psicótico o un trastorno generalizado del desarrollo.

Ahora que ya sabemos qué es y, sus síntomas, podemos saber cómo prevenirla.

  • Lo bueno, es que puede ser tratada fácilmente, pero, la voluntad tiene que salir del afectado para que todo sea más llevadero. 
  • La intervención tiene que ser lo más rápidamente posible.
  • Se tienen que reducir los niveles de estrés, para eso, lo que se puede hacer es llevar una dieta más saludable, hacer ejercicio, escribir un diario y evitar sustancias poco saludables.
  • Llevar a cabo técnicas de relajación
  • Dormir de 7 a ocho horas diarias
  • Llevar una agenda y organizarse, ya que el desorden tiende a estresar.
  • Intentar tomar decisiones siguiendo un proceso lógico: formular el problema, análisis de las alternativas (pros y contras de cada una)
    y escoger la mejor (no existe la solución perfecta).
  • No analizar continuamente el problema o las alternativas (hecho que genera ansiedad).
  • No esconder los problemas: afrontarlos. La auto confianza va creciendo a medida que uno ve que es capaz de solucionar el problema.
  • No sobrevalorar el peligro que todo salga mal (a menudo hacemos un análisis catastrofista de las consecuencias y realizamos una
    interpretación negativa de una situación ambigua, etc.)
  • Evitar anticipar negativamente problemas que pueden llegar en el futuro.
  • Entender que la ansiedad y el miedo son emociones naturales; no preocuparnos más porque estemos activados o nerviosos
    (sentirse ansioso no quiere decir que uno esté enfermo o que tenga que perder el control).
  • Evitar preocuparnos por cómo perciben los otros nuestros síntomas de ansiedad (no lo hacen con la misma intensidad con la que nosotros la estamos experimentando).
  • No infravalorar aquello que conseguimos o logramos

Como se pudieron dar cuenta, hay muchas maneras en las que podemos hacer algo para evitar la ansiedad, todo depende de la voluntad que tengamos si queremos salir de ella. También como consejo les digo que vayan con la ayuda de un profesional porque la ansiedad es una cosa seria.

Originally posted by depression-sadness-madness

-Luis.

Hoy habláremos acerca de por qué duele un corazón roto.

Una mini-lección de ciencia que tal vez te ayude a entender cosas.
Existe una razón por la cual decimos cosas como “mi corazón duele”, o “es doloroso verlx”, o “mi corazón está roto”, para describir cómo nos sentimos después de una separación. Tener el corazón roto duele; y dos doctoras, la doctora Helen Fisher y la doctora Lucy Brown, analizan escáners de MRA’s de gente que acaba de ser rechazada por alguien a quien aman para tratar de comprender este dolor.
Lo que encontraron fue que la parte del cerebro que se iluminó cuando les mostraban a estas personas una foto de su ex fue la misma región del cerebro asociada con el dolor físico, así que el dolor de un corazón roto es tan real como el dolor de golpearte el dedo meñique del pie, de hecho, es tan similar al dolor físico que un estudio reciente muestra que tomar un analgésico como Tylenol puede ayudar.
El dolor comienza a tener más sentido cuando piensas en ello desde una perspectiva evolutiva. Muchos, muchos años atrás era beneficioso para nosotros mantenernos unidos para poder sobrevivir como especie y ultimadamente reproducirnos. El dolor era una buena manera de mantenernos de alejarnos en los arbustos, justo como el dolor es una buena señal para no dejar reposando nuestra mano sobre una estufa encendida. El dolor nos protege. Pero en la vida moderna algunas veces es en nuestro mejor interés alejarnos de alguien, y algunas veces ni siquiera tenemos decisión en el asunto, a veces la otra persona se aleja de nosotrxs. El dolor de este tipo de rechazo no es necesario, pero aún así es algo que sentimos porque aún somos humanos, y hay maneras de aliviar el dolor naturalmente que hemos estado explorando juntxs, algunas de ellas ya las has aprendido, respirar ha mostrado una manera efectiva de reducir el dolor físico, el ejercicio es también una de las maneras más poderosas de reducir el dolor.
Así que la próxima vez que sientas que de verdad estás sintiendo el dolor de un corazón roto detén lo que sea que estés haciendo, recuerdan que eres humano, y haz algo activo para que tus endorfinas comiencen a fluir; puede ser una rutina de ejercicio en tu casa, un viaje al gimnasio o bailar alrededor de tu cuarto.

Por siempre tú.

Por siempre tu dulzura, ese mágico brillo que desprenden tus cálidos ojos, y esa bonita manía de hacer que todo lo que te rodea, se transforme en algo mejor. Por siempre tus grandes virtudes, esas que, sin hacer el más mínimo esfuerzo, brotan de ti de forma totalmente natural, las mismas que, aunque tú no sepas verlas, o no puedas ser consciente, te hacen tan imprescindible. Por siempre tu humilde sonrisa, llenando de vida y energía todo aquello cuanto alcanza, encendiendo los lugares más oscuros y apartados, como el inesperado rayo de sol que atraviesa, por sorpresa, la peor de las tormentas. Por siempre tu fuerza, tu capacidad de abrirte paso entre muros imposibles, de desafiar cualquier adversidad, de tener el coraje y valentía de saber pedir perdón. Por siempre tus palabras, que se inyectan en la piel como un verdadero bálsamo de magia, aire fresco y emoción, que calan tan hondo como imagines, tan profundo como quieras, tan dentro como las dejes, pudiendo incluso rozar el alma. Por siempre tu timidez, tu sobredosis de humildad, tu incapacidad para apreciar lo que ves en el espejo. Por siempre la manera en la que sonríes, la forma en la que consigues parar el tiempo, sin apenas hacer nada, simplemente siendo tú. Por siempre tu habilidad para romper la distancia, reducir cada kilómetro, conseguir que lo lejano, parezca estar extremadamente cerca. Por siempre todos y cada uno de los momentos que pudimos compartir, que explotaron sin pensarlo, que un día unieron este par de corazones que, sin buscarlo, se encontraron de repente. Por siempre el primer saludo, las primeras preguntas, la incertidumbre, las ganas, la primera conversación. Por siempre la casualidad, que, sin llamarla, decidió hacer de las suyas y traerte por sorpresa. Por siempre aquella canción, que decidimos que sería eterna y nuestra. Por siempre aquella vez, aquellas dos palabras, aquel preciso instante que elegimos tatuar en la memoria de por vida. Por siempre los miedos, dudas, inseguridades, preguntas sin respuesta, que pudimos apartar con el paso de los años. Por siempre cuando, de entre el resto, me di cuenta que eras tú. Por siempre todo el tiempo que pasamos navegando por caminos dispares, para después, poder volver a encontrarnos. Por siempre cuando comprobamos que, a pesar de todo, contra todo pronóstico, seguíamos estando ahí. Por siempre cada vez en la que imaginaba, de manera involuntaria, que volvías a pasarte por mi vida. Por siempre cada recuerdo, cada cosa compartida, cada anécdota y locura. Por siempre cada uno de tus buenos días, y tus buenas noches. Por siempre tantos sueños y promesas. Por siempre el descubrirte, de nuevo. Por siempre tantos motivos, tantas razones, que no cabrían ni en el mejor de los libros. Por siempre tus manías, tus peculiaridades, tu particular forma de ver la vida. Por siempre lo que fuiste, eres y serás. Por siempre todo. Por siempre tú. 

"Ser como ellos" por Eduardo Galeano


En un hormiguero bien organizado, las hormigas reinas son pocas y las hormigas obreras, muchísimas. Las reinas nacen con alas y pueden hacer el amor. Las obreras, que no vuelan ni aman, trabajan para las reinas. Las hormigas policías vigilan a las obreras y también vigilan a las reinas.

La vida es algo que ocurre mientras uno está ocupado haciendo otras cosas, decía John Lennon. En nuestra época, signada por la confusión de los medios y los fines, no se trabaja para vivir: se vive para trabajar. Unos trabajan cada vez más porque necesitan más que lo que consumen; y otros trabajan cada vez más para seguir consumiendo más que lo que necesitan.

Parece normal que la jornada de trabajo de ocho horas pertenezca, en América Latina, a los dominios del arte abstracto. El doble empleo, que las estadísticas oficiales rara vez confiesan, es la realidad de muchísima gente que no tiene otra manera de esquivar el hambre. Pero, ¿parece normal que el hombre trabaje como hormiga en las cumbres del desarrollo? ¿La riqueza conduce a la libertad, o multiplica el miedo a la libertad?

Ser es tener, dice el sistema. Y la trampa consiste en que quien más tiene, más quiere, y en resumidas cuentas las personas terminan perteneciendo a las cosas y trabajando a sus órdenes. El modelo de vida de la sociedad de consumo, que hoy día se impone como modelo único en escala universal, convierte al tiempo en un recurso económico, cada vez más escaso y más caro: el tiempo se vende, se alquila, se invierte. Pero, ¿quién es el dueño del tiempo?

El automóvil, el televisor, el vídeo, la computadora personal, el teléfono celular y demás contraseñas de la felicidad, máquinas nacidas para ganar tiempo o para pasar el tiempo, se apoderan del tiempo. El automóvil, pongamos por caso, no sólo dispone del espacio urbano: también dispone del tiempo humano. En teoría, el automóvil sirve para economizar tiempo, pero en la práctica lo devora. Buena parte del tiempo de trabajo se destina al pago del transporte al trabajo, que por lo demás resulta cada vez más tragón de tiempo a causa de los embotellamientos del tránsito en las babilonias modernas.

No se necesita ser sabio en economía. Basta el sentido común para suponer que el progreso tecnológico, al multiplicar la productividad, disminuye el tiempo de trabajo. El sentido común no ha previsto, sin embargo, el pánico al tiempo libre, ni las trampas del consumo, ni el poder manipulador de la publicidad. En las ciudades del Japón se trabaja 47 horas semanales desde hace veinte años. Mientras tanto, en Europa, el tiempo de trabajo se ha reducido, pero muy lentamente, a un ritmo que nada tiene que ver con el acelerado desarrollo de la productividad. En las fábricas automatizadas hay diez obreros donde antes había mil; pero el progreso tecnológico genera desocupación en vez de ampliar los espacios de libertad. La libertad de perder el tiempo: la sociedad de consumo no autoriza semejante desperdicio. Hasta las vacaciones, organizadas por las grandes empresas que industrializan el turismo de masas, se han convertido en una ocupación agotadora. Matar el tiempo: los balnearios modernos reproducen el vértigo de la vida cotidiana en los hormigueros urbanos.

Según dicen los antropólogos, nuestros ancestros del Paleolítico no trabajaban más de veinte horas por semana. Según dicen los diarios, nuestros contemporáneos de Suiza votaron, a fines de 1988, un plebiscito que proponía reducir la jornada de trabajo a cuarenta horas semanales: reducir la jornada, sin reducir los salarios. Y los suizos votaron en contra.

Las hormigas se comunican tocándose las antenas. Las antenas de la televisión comunican con los centros de poder del mundo contemporáneo. La pantalla chica nos ofrece el afán de propiedad, el frenesí del consumo, la excitación de la competencia y la ansiedad del éxito, como Colón ofrecía chucherías a los indios. Exitosas mercancías. La publicidad no nos cuenta, en cambio, que los Estados Unidos consumen actualmente, según la Organización Mundial de la Salud, casi la mitad del total de drogas tranquilizantes que se venden en el planeta. En los últimos veinte años, la jornada de trabajo aumentó en los Estados Unidos. En ese período, se duplicó la cantidad de enfermos de stress.


Fragmento de Eduardo Galeano, “Ser como ellos y otros artículos”

Me gusta tu sonrisa,
tu cuello, tu boca.
Me gusta cómo manejas las palabras,
me las introduces en el alma
y las dejas haciendo eco,
tan adentro,
que durante el día no logro ni llego a tener ganas
de pensar en otra cosa.

Me gustan tus manos,
tus uñas;
me gustan porque pienso que,
algún día,
serán para mí todas sus caricias.

Me gustan tus silencios,
los titubeos;
me gusta observarte callada,
pensando en todo,
reducir cualquier instante
a tus ojos.

Me gusta tu mirada,
tus ojos suspendidos en el cielo;
me gusta cuando me miras
y me dices «te quiero».

También cuando no dices nada y me reprochas.
También cuando te abrazo y te alejas.
También cuando te espero y me olvidas.
También cuando, estando contigo, estoy en todas partes.

Me gusta tu manera de herirme,
tu seducción en cada desvelo;
me gusta porque eres mía
y me gusta cuando dices que soy tuyo.

Me gustas completa, con tu falta de confianza,
con tu exceso de cariño;
me gustas porque con una palabra,
le das explicación a mil sucesos.

«Te quiero», me dices.
Yo también te quiero, cariño.
Desde aquí hasta el alma.
—  Débil fortaleza | Heber Snc Nur
Esto es México.

Alrededor de la 1:30PM algunos tomando clase, desayunando, o recién llegando a la facultad, sentimos por pocos minutos que… más bien pareció una eternidad, como debajo de nosotros estaba sucediendo, un sismo, por un momento estás bien y al siguiente te repites en la cabeza: “no corro, no grito, no empujo”, “¿Donde esta mi celular?” “No pensé que se sintiera así” y sólo puedes ver instantáneamente como todos bajan las escaleras con las rodillas temblorosas y una cara que pocas veces aparece en multitud; Al fin bajamos, y todos en el punto de reunión, sistemáticamente desbloqueamos el celular,  “marcando a mamá” y no hay señal, comienza el momento de pánico. Después de esto, solo queda la incertidumbre, porque no solo no hay señal, ya hay contenido en las redes sobre los daños, incendios, colapsos provocados por este sismo pero para México no solo es un daño material, o una suspensión laboral, son vidas perdidas de mexicanos, de tus raíces, padres de familia, ancianos, ancianas, menores de edad, mascotas. No sabemos lo doloroso que es ver caer tu ciudad, después de verla tan alto.

Pero es México

Así que no pasaron ni 30 minutos cuando las movilizaciones de brigadas, vecinos, y demás comenzaron a ayudar, la solidaridad que durante algunos meses estuvo en receso ha salido  nuevamente a levantar al país y poner en alto nuestro nombre, la ayuda va más allá de ver botellas de agua, es limpiar heridas, y luchar por reducir ese número de muertes que se ve venir. Finalmente llegó la noche y no es momento de buscar dormir, si no de buscar una lámpara y baterías, porque esto no se termina aquí. 

chabón como cansa estar TODO el tiempo triste. no poder disfrutar de nada, dejar de lado un montón de cosas y personas importantes para vos, reducir tus días a estar tirada en la cama. todos los días me pregunto si vale la pena seguir viviendo así. perdón, pero ya no quiero más.

Acércate hasta que me olvide a qué saben los besos sin lengua.
Acércate, que tengo un secreto urgente
que sólo puede contarse boca a boca.
Voy a besarte como sólo lo puede hacer alguien
que tiene infinitos en los ojos, huracanes en el pecho
lagunas en los labios.
Te diré que te he estado esperando ya no sé cuánto
pero que por ti lo olvido con tal de que llegues.

Que me olvido de cuánto duele amar y no ser correspondido
sólo para que me correspondas aunque no me ames.

Acércate hasta que la pausa sean nuestros suspiros sordos
bailando al compás del silencioso latir de nuestros roces,
acércate hasta que la luna brille menos,
hasta que la poesía parezca una puta de lujo. Acércate.

Te voy a meter la idea en la cabeza
de que lo mejor siempre está por llegar,
aunque lo mejor seas tú y estuvieses ansiosa por irte
de tanto quedarte esperando.
Eres tan hermosa como ver un atardecer tras la ventana,
simple y clara como un estanque lleno de agua de lluvia,
tan profunda como el océano
que siempre invita a sumergirse en él.
Yo no creo ser lo suficientemente fuerte para resistirlo;
te quiero y voy a desnudarte hasta que dejes la memoria
al borde de cualquier barranco
que no sea tan alto como el cielo
ni tan bajo como la profundidad a la que caigo
cada vez que te miro de espaldas.

Voy a formar estrellas con tus lunares
y a contarlas todas con un beso,
justo un beso por cada estrella
justo en el lugar donde la tengas.

Quiero amarte hasta que olvides el color del mar
y te encuentres naufragando en tantas muertes
que luego tengas que pedirme que me detenga,
aunque para detenerme
sea necesario morir por ti.

Me he pasado toda la vida soñando contigo
que ahora, cuando se trata de dormir a tu lado,
sólo quiero mantenerme despierto
para cuidar que no te escapes
una vez que cierre los ojos.

Haré que te brille la mirada aunque tengas los ojos cerrados,
porque lo que vale la pena ver siempre está adentro,
aunque lo tengas afuera.
Como yo, que voy tocándote como un pianista
que aprende las notas con precisión de terciopelo.

Te quiero aunque confundas el querer con el orgasmo.
Y el orgasmo con amor.

Voy a demostrarte que los abrazos también queman,
hasta que no tengas más remedio
que enfriar tu cuerpo con el mío.
Voy a quererte hasta que no tengas salida,
ni encuentres más abrigo que mis manos
que de tanto esperarte se han ido congelando
hasta reducir un suspiro a un soplo de brisa.

Acércate lo suficiente hasta que sepas que te quiero.
Que te quiero sabiendo que tú no
y que tampoco espero que sea diferente.
—  Dashten Geriott

Por mucha experiencia que tengamos en asuntos de amor,

por mucho que hayamos aprendido de las derrotas del pasado,

te diré que puede volver a caer la cornisa del adiós sobre tu casa

y dejarte como la primera vez, buceando entre escombros,

haciendo largos en una charca de cemento.


Porque cada persona que se va, cuando has amado,

siempre es la primera y ese dolor siempre es el Dolor.


No hay manera de regatear las consecuencias,

no se puede sacar a codazos a la angustia

de esa pista de baile donde pone música el fracaso,

y tampoco se puede despistar al olvido,

ni hacer que la soledad se derrumbe

a la primera boca que se cruce con saliva,

ni reducir los daños.


Así que cuando llegue el adiós,

no pretendas esquivar lo que la vida imponga

y haz lo que hacen los hombres:

llora como un niño.

Haz lo que hacen los hombres | Marwan

¿Quieren saber la verdad? ¿La verdadera voz que te niegas a escuchar?
Te reto a leerla:

…Quisiera presentarme: mi nombre completo es Anorexia Nerviosa, pero preferiría que me llames Ana, ya que es mucho mas corto y suena mucho mejor. Desde que te vi supe que podríamos ser grandes amigas , y las amigas pasan tiempo juntas…Yo quisiera usar todo mi tiempo para estar contigo y espero que tu también quieras.
Tu familia, tus padres, tus amigos, tus profesores, tus conocidos, etc, te mienten, te dicen que eres bonita e inteligente, pues mienten, no eres nada de eso. Basta de pasar tiempo con tus amigas que lo único que logran es corromperte, te hacen estúpida y gorda con sus salidas por helado y café, ya no las puedes seguir viendo…
Te a pasado que les preguntas “Me veo gorda?” y te contestan “No, claro que no, para nada, te vez hermosa”, pues, una vez más MIENTEN, yo te dire la verdad, no te ves gorda, ESTAS gorda.
Pero, oye, espera…Si somos amigas vas a dejar de estarlo.

Yo se que tu puedes, comenzaremos poco a poco, tan lento que ni cuenta te daras cuando ya puedas soportar ayunos sin quejarte de los mareos. Empezaremos dejando de comer todos esos gustitos que te dabas, luego, agregaremos un poco de comida sana, y por último simplemente vas a dejar de comer. Si llegas a comer ¡Sera muy poco! , sencillamente lo suficiente para mantenerte de pie.
Nada de quejarte por los ejercicios, ellos vienen incluidos en mi amistad, ¿Acaso creías que sería fácil? NO, ¡TIENES QUE MOVERTE! , esas calorías no se queman solas, vas a comenzar con poco cardio y luego aumentaras, una, dos horas, tres…las que puedas!, si no te mueres: vomitas o te desmayas, no hay motivo para detenerse.

¡Ya estamos en el ejercicio! Mientras mas ejercicio…¡menos calorías!, así funciona nuestra amistad.Vas a sentir un dolor intenso en el corazón y tal vez se te tranque la respiración, es normal mi princesa, soy yo dentro de ti sintiendo los efectos en tu cuerpo, estás acelerada y la falta de alimentos provocan esos dolores, dolores que al principio creerás que te están matando ¡Pero luego te acostumbras! , nada de quejarse…¡QUEJARSE DE DOLOR ES COMO QUEJARSE DE NUESTRA AMISTAD!
Muy pronto, tu mente estara llena de números, las cosas que consumes, las calorías que quemas, las medidas, las tallas, el peso, la ropa…La que usas hoy y la que debes usar en un mes.
Yo sere la encargada de que llores todas las noches, mi secreto es hacerte ver gorda siempre, no me interesa que hayas bajado 10 kilos, 20, los que sea…NO ME IMPORTA, ahora estoy en tu mente y te vas a ver gorda siempre que yo así lo quiera. Nunca vas a ser lo suficientemente delgada.
Voy a lograr que controles tus comidas y logres escapar de ellas.
Voy a lograr que pierdas no solo peso, si no también gente innecesaria, gente que no vale la pena, esas personas NO SON TUS AMIGOS, ¡Solo yo lo soy!
¡Te presentare a thinspo! es la inspiración que necesitas para seguir adelante, puedes empezar admirando a modelos 90-60-90, luego te daras cuenta de que ese 90 es mucho, mucha grasa, no queremos grasa. No puedes tener de thinspo, modelos, artistas o cantantes con cuerpos sanos, recuerda, Sano=Gordo.
Despídete de tus curvas, las únicas curvas que mereces son las de tus costillas.Si quieres entrar en una talla 0, no puedes conservar ese trasero ¡TE QUIERO PLANA! y no es plana, que sea un número menor a 90 ¡POR FAVOR!.
Te llamare princesa, te pondre tu corona, quiero que sonrías y mantengas tu frente en alto, la gente no puede saber de mí ¡JAMÁS! ¿Entiendes?.
Siempre voy a estar contigo, SIEMPRE…hay chicas que entran a rehabilitación, REHABILITACIÓN DE NUESTRA AMISTAD, ¿y que les sucede? ¡Vuelven con pesos sanos! y otras se aprovechan de la comida y salen gordas…Mas te vale que no sea tu caso, pero de ser así, te aseguro que por mas que entres a rehabilitación yo siempre voy a estar ahí, SIEMPRE PRESENTE EN TU MENTE ¡TE LO ASEGURO!
Vamos a hacer un vínculo tan fuerte que puedes llamarme hermana o madre, pero no olvides solo soy tu amiga.


¿Odias a tu familia cierto? ¿Para que quieres familia en un futuro entonces? Yo me encargare de eso, ¡Adiós menstruación! Nada de sangrar cada mes, y mucho menos bebés en un futuro.
¿Estas feliz verdad? Pues…¿Que crees?, perder la menstruación no solo te ayudara a no tener bebés…es un cambio hormonal muy fuerte, Te encanta llamarte “Princesa frágil” ¿No es así? Pues ¡SI! Frágil…tus huesos…Muy pronto tendras osteoporosis, ¡Y ni hablar de los tumores cervicouterinos! esos si son muy fuertes.
También necesitaras…MAQUILLAJE! ¡SI! mucho maquillaje, pues hare que tu piel se ponga pálida, amarilla, ojerosa y en otros casos manchada.También crema para tu piel pues se resecara mucho, ¡Perdon! , pero la belleza cuesta.
Ya no vas a verte gorda en el espejo, vas a ESTAR gorda, tu cuerpo ya no necesita comida, si comes todo se va a la mierda porque tu cuerpo se va a alterar con cualquier cosa y va a hacer reservas de grasa cada vez que abras la boca.
Tu cuerpo va a dejar de absorber las pocas cosas buenas que les vas a meter, ¿Quieres saber porque? ¡No las necesitas! simplemente, porque tu cuerpo no las asimila, ¡Asi que no gastes tu dinero en eso!. Te vas a enfermar mas fácil, te vas a lastimar mas fácil, y bueno, todo lo malo que pueda pasarte por falta de vitaminas ¡Va a pasarte!
Pero, espera, no importa lo mal que estes por dentro, ¡vamos a ser perfectas por fuera? ¿O acaso lo olvidas? somos amigas.
Puedo generar problemas con los glóbulos blancos, es algo parecido a tener SIDA, pero lo peor que pueda pasar es que te mueras por esos estúpidos globulos, tranquila.
La anemia es algo común, asi que tener anemia no te hace especial, pero va a haber un punto en el que no va a coagular bien la sangre, y cualquier golpecito se vera fatal en tu hermosa piel.
Puedo afectar las tiroides, lo que hara que engordes sin motivo alguno, no te preocupes, es una prueba para ver que tan fuerte eres, para demostrarte que no puedes comer “sano” cuando quieras.
¿Recuerdas que te dije lo del corazón y la falta de aire? Pues bien, es que me encanta estar en tu corazón y hacerte sentir viva, y puedo hacer eso incluso cuando estes dormida, ahí, acostada, a mitad de la noche, puedo atacar tu corazón, les dicen taquicardias, bradicardias, o infartos…pero soy yo demostrándote que te amo.
Ay…El corazón, el corazón, según los doctores es falta de alimento, pero en realidad es exceso de amor de mi hacia ti.Necesito espacio dentro de ti, es por ello, que tu cerebro se va a reducir un poco. ¡No duele! ¡Lo prometo! pero algunas cosas se te van a olvidar y no seras tan ágil como antes.
Perdón, hay algo que si dolera un poco, es la gastritis, y unas ulceritas que voy a introducir en tu cuerpo, cada vez que sientas dolor es porque vamos bien, tu cuerpo esta reaccionando a la falta de comida.


Hay días en los que me descuido y cuando me doy cuenta estas poseída y vas a tragar como un cerdo, ¡TE ODIO!, ahora tendre que hablarle a la golfa esa que cree que puede comer y vomitar como si nada.
Es mi hermana “bulimia” , pero le decimos Mia, ella va a demostrarte como deshacerte de todo lo que comes sin remordimiento alguno.
Vas a vomitar, pero la verdad es que ella puede darte cáncer en la garganta, estómago y esófago, ¡VAS A VOMITAR SANGRE! Esa perra…Yo que te quito la sangre de la menstruación y ella te va a hacer sangrar por la boca. También tus dientes se pondran amarillos y se van a caer, pero espera, ¡YO TAMBIÉN PUEDO TIRARLOS! ella no es tan especial. Lo que ella logra es tirarlos más rápido, ¿Pero cual es la prisa conmigo? No la odio, pero somos tan diferentes que aveces solo queremos ser una para ti.
Juntas…somos una bomba para tu cuerpo, si creías que conmigo no era suficiente , pues las dos juntas vamos a alterar tu organismo, pero al final seras perfecta.
Vas a estar muy cansada ¡No me importa! ¡Debes hacer ejercicios! hay veces, muy raras veces, convulsionaras, pero solo un poco, y eso hara mucho mas obvia mi presencia.
Odio a mis princesas que se quejan por la caída del cabello ¿No se dan cuentas de que ese cabello les pesa mucho y ese peso se refleja en la bascula? ¡POR ALGO TE LO VOY A QUITAR! tranquila, no estaras calva, solo que el poco cabello que te dejare será muy frágil, fino, y seco.


No llores, no te asustes, no te quejes de que se cae mucho, además, fijate bien, tus senos, tu espalda, tu abdomen, lo que te quito de la cabeza lo pongo en tu cuerpo pero muy finito y sin peso.¡Es que me da frío dentro de ti! y no hay calorías que me mantengan caliente, por eso hice esa capa de vellos ¡NO TE QUEJES! nisiquiera se notan, es para mi, para lograr mantenerme dentro de ti.
Me dará mucha hambre, pero se que eres fuerte y no vas a comer.De algún lugar debo de agarrar energía, voy a comenzar a consumirte por dentro, estarás mas delgada, pero mucho más débil.
Vas a estar muy triste, ya no porque te sigues viendo gorda, si no también por algo en tu cabeza que te va a dar depresión. ¡Debemos cuidarnos mucho de ella por que esa te hace tragar como un verdadero cerdo!. Ahora solo te importara bajar de peso ¡Nada mas! ya nada tiene sentido, ni tus amigos, ni tu familia, ni tu trabajo, o escuela…NADA , solo yo.
Ten mucho cuidado con tu cabeza, esa maldita cabeza…entre ella y yo vamos a lograr que te sigas viendo gorda, dismorfia le dicen, aunque estes delgada te seguiras viendo gorda.Espero que esa depresión no provoque que quieras matarte.

Ooooh no… ¿Matarte? Tu no vas a matarte..

YO LO VOY A HACER… lenta, o rápidamente, eso depende de como avancemos a la perfección.
No digas que miento, soy tu amiga, es verdad.
Consumire tu vida, podras morir de cualquier cosa en cualquier momento, tal vez no tengas un infarto, pero ten por seguro que te voy a acortar la vida.¿Para que quieres vivir tanto? mejor dejar un cadáver joven y bello que uno viejo y arrugado.
No te lo digo para asustarte, es la verdad, y las amigas se hablan con sinceridad, y no se mienten.
Pero algo si te aseguro, moriras con el cuerpo que a lo largo de nuestra amistad logre que desearas.

Con todo el amor que puede consumirte… Ana.

Porque en dónde buscar sin sentirme perdido, si eres tú el objeto de mis pesquisas. A quién preguntarle sobre lo infinito y que no titubee al responderme, con qué chica hablar de varios temas sin cansarme. De dónde recuperar las orillas de tu ombligo, en qué cuerpo buscar tus caderas irrepetibles, las curvas de tu espalda. En dónde. Y tus cimas, tus acantilados, el abismo de tus ojos, el océano de tu mente. En dónde buscar tu risa. Qué manos encierran tu calor. Quién sería capaz de reducir a un soplo todos los suspiros que caben en el universo. Porque eso eres tú y yo lo entendí desde la primera vez que sonreíste. Eres las nubes de mi cielo, el arcoíris de mis lluvias, la paz de mis tormentas. Y no es mi culpa quedarme sin buscarte, mi culpa es haber aceptado perderte. Yo nunca supe lo triste que había estado viviendo hasta que alguien me dijo que desde tu llegada yo sonreía más seguido. Yo no voy a por ti porque es el asesino quien regresa al lugar del crimen y no al contrario. Tarde, pero hemos entendido al final que cuando dos se quieren de una manera como ninguna otra, después las siguientes personas a las que queramos nos recuerdan al amor que dejamos a medias. Yo seguí buceando bajo mi intento de olvidarte, y ya en el fondo, donde creía haber encontrado el límite, di con un piso más abajo, y allí tampoco estabas tú. Ahora tu presencia es un juego de luces y sombras que toman la forma de cualquier recuerdo. Y mis manos tratan de imitar tus caricias, como si de pronto el amor se hubiera convertido en la soledad más amarga desde que se inventaron los celulares. No estuviste allí tampoco. No estuviste en ninguna parte. Ya luego cesé de buscarte.
—  Heber Snc Nur