rebeldes sirios

Israel ataca un depósito de armas cerca del aeropuerto de la capital siria

AMÁN/BEIRUT (Reuters) - Fuentes de los rebeldes sirios y de la inteligencia dijeron que Israel atacó el jueves un depósito de armas operado por el grupo libanés Hezbolá cerca del aeropuerto de Damasco, a donde se envían armas desde Teherán de forma habitual con aviones de carga comerciales y militares.
El presidente de Siria, Bashar al-Assad, está apoyado en la guerra civil del país, que ya dura seis años, por Rusia, Irán y milicias regionales chiíes incluida Hezbolá, un aliado de Teherán y enemigo de Israel.
El ministro israelí de Servicios de Inteligencia, Israel Katz, dijo desde Estados Unidos, donde se ha reunido con responsables de EEUU, a la emisora Army Radio de Israel: “Puedo confirmar que el incidente en Siria se corresponde completamente con la política de Israel de actuar para prevenir el tráfico iraní de armamento avanzado a través Siria para Hezbolá en Irán. Naturalmente, no quiero dar más detalles sobre esto”, dijo.
“El primer ministro ha dicho que cuando recibamos información de la inteligencia que indica una intención de transferir armamento avanzado a Hezbolá, actuaremos”.
Una portavoz del Ejército israelí declinó hacer comentarios.
Dos fuentes rebeldes operando en el área de Damasco citaron a sus supervisores en la parte este de los alrededores de la capital siria, donde está el aeropuerto, diciendo que cinco ataques habían alcanzado un depósito de munición usado por las milicias apoyadas por Irán.
La televisión libanesa al-Manar, ligada a Hezbolá, dijo que los primeros indicios indicaban que los ataques alcanzaron almacenes y tanques de combustible y que habían causado solo daños materiales y no humanos.
Oficiales israelíes habían dicho anteriormente que veían cualquier movimiento de armamento avanzado a unidades de Hezbolá en Siria como una “línea roja” que les llevaría a realizar ataques aéreos o con fuego de artillería.

Menos enfrentamientos en Siria tras entrar en vigor el acuerdo de zona seguras

Por Lisa Barrington
BEIRUT (Reuters) - Los enfrentamientos entre los rebeldes sirios y las fuerzas gubernamentales se redujeron el sábado tras la entrada en vigor del acuerdo con el que Rusia trata de impulsar un alto al fuego, aunque los combates continuaban en la zona de Hama, indicaron un líder rebelde y un grupo observador del conflicto.
El acuerdo para crear zonas seguras en las principales áreas de conflicto en el oeste de Siria se firmó el jueves y entró en vigor en la medianoche del viernes.
La iniciativa fue propuesta por Rusia, el aliado más poderoso del presidente Bashar al-Assad, con el apoyo de Turquía, que respalda a la oposición. Irán, otro importante aliado de Assad, también actúa como garante.
Grupos de oposición rechazaron la propuesta, diciendo que Rusia no había tenido ni la voluntad ni la capacidad de lograr que Assad y sus milicias apoyadas por Irán respetaran previos ceses al fuego. El gobierno sirio dijo que respaldaba la propuesta pero que seguiría luchando contra los que denominó grupos terroristas en el país.
El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos declaró que se había producido una reducción en los enfrentamientos en Siria desde la entrada en vigor del acuerdo, pero advirtió que era muy pronto para afirmar que duraría.
Con la ayuda de Rusia y milicias apoyadas por Irán, el gobierno sirio ha mantenido la ventaja en los seis años que dura el conflicto. Por su parte, el espectro de grupos rebeldes incluye agrupaciones apoyadas por Turquía, Estados Unidos y monarquías del Golfo Pérsico.
El Observatorio dijo que no había registrado ninguna muerte como resultado de los enfrentamientos en las zonas desde la medianoche pero que se habían producido violaciones del acuerdo, principalmente en Hama, donde el gobierno sirio y sus aliados le arrebataron terreno a los rebeldes en las últimas semanas.
Aviones de combate dispararon contra el pueblo rebelde de al-Zalakiyat y contra posiciones cercanas en la zona rural de Hama, en ataques repelidos por los combatientes rebeldes, informó el Observatorio. El grupo dijo que las fuerzas del gobierno atacaron los pueblos cercanos de Kafr Zita y Latamneh.
El ejército sirio no realizó una declaración inmediatamente. Mohammed Rasheed, portavoz del grupo rebelde Jaish al-Nasr, con base en Hama, confirmó que los enfrentamientos habían estallado tras la medianoche.