radio-pirata

youtube

Radio Caroline la radio pirata desde alta mar en 1968.

Pregunto, ¿cuánt@s de uds. que dicen amar la música y/o la radio musical, estarían dispuestos a hacer algo así. Yo creo que ninguno, pues la comodidad anuló la curiosidad y la zona de confort abatió el riesgo… Aaaaah, verdad. Todos quieren una estación de radio en Internet! o, un trabajito en la segunda cadena radial nacional.

En 1964 La legendaria estación pirata de Radio, Caroline empezaba a transmitir a media noche desde el ferry danés ‘Fredericia’ en la costa norte de Inglaterra fuera de las aguas territoriales y del alcance de la ley inglesa en una aventura por la difusión del rock ignorado por la radio local en cabeza de la BBC y controlado por las casas disqueras más comerciales. Fue el despegue de numerosos proyectos radiales sin licencia para difundir música independiente desde alta mar que se replicó rápidamente por todos los mares europeos, hasta que en 1967, con una orden legal, sus oponentes encontraron su caída en algunas facturas sin pago y lograron una legislación sobre las leyes de navegación en alta mar y la difusión de la radio desde ciertos barcos. Pero cada vez regresaban los piratas con nuevos botes y transmisores más potentes, como el de MV Ross Revenge de 1983, de 50 kW, nuevos artistas y nuevas canciones para edificar la cultura POP.

Gabriel Posada
((desde cualquier lugar en alta-web))

The boat that rocked

   Este es de los pocos viajes en el tiempo que logran impregnarte con el aura del pasado recreado. Está basada en una anécdota real pero no sé si toda la historia lo es. Reino Unido, 1960, la BBC domina el espectro radial y las emisoras que difunden rock solo tienen permitido transmitir 45 minutos diarios. Entonces, este grupo de hippies se instala en algún lugar del océano para emitir su señal pirata todo el día. Son los años del rock en las caderas, de la piel, del amor elegido y de la marihuana. Son los 60. Los personajes son delirantes, inocentes, sensuales, promiscuos, extasiados. Es la música como principio, es su defensa contra la censura el acto máximo de heroísmo de estos antihéroes. Divertimento total. El reparto está genial: Phillip Seymour Hoffman, Bill Nighy, Emma Thompson. Dirección: Richard Curtis. 2009.