quemate

Nightcall: Primera llamada..

Tú que juzgaste a vivos y a muertos
quematé en el infierno,
pero quematé a fuego lento.

Tú que vivías en el lado oscuro,
púdrete en el infierno,
pero púdrete en mucho tiempo.

Tú que vivías buscando defectos,
mírate en el espejo,
pídele perdón al reflejo.

Óyeme reina de la guillotina,
ve preparando tu cuello,
has bebido de tu veneno".

Habrá un momento en el que tú no puedas seguir, habrá un momento en el que dirás basta. ¿Ese momento ha llegado?, ¿Tan pronto?

Como es posible, si acabábamos de empezar una aventura juntos, nunca entenderé el porque de esa acción, me prometí que no lloraría y lo estoy cumpliendo…

Me duele la distancia, me duele que vuelva a mi ser, había aprendido varías valiosas lecciones, iba a ser más valiente en mis propias decisiones.

Entonces, ¿Por qué se dejó? Quiero arriesgarme, vivir locuras, disfrutar de mi día a día, disfrutar de aquellas noches juntos, aquellas películas de miedo en las que yo me asustaba y tu me mirabas…

Todo eso ahora es un mero recuerdo, en mi cabeza rebota cada palabra que me dijiste, incluso aquel simple “te quiero” que me lleno por dentro.

Ya eso es un simple sueño, que me molesta por las noches, noches en vela, en las que no puedo conciliar mi cabeza sino es acompañado de un porro.

¿Perder esperanzas? No, e incluso esa esperanza la tengo guardada, por eso escribo todo esto, para desahogarme por dentro, para soltar todas mis penas en la escritura y poder sentirme más libre…

Solo te quiero decir que cada vez que te veía me sentía extraño por dentro, no era felicidad, sino algo mejor, adrenalina, emoción y diversión. 

Cada vez que me agarrabas, cada palabra que me decías, cada risa que me soltabas, eso me decía “sigue adelante, demuestra tu verdadero ser…”

El problema es que no me dio tiempo, ya que al principio era un maldito indeciso, con temor a que algo o alguien le hiciera daño, por lo que iba soltándome poco a poco mientras que tú te ibas alejando a grandes pasos, hasta que llegó un punto en el que me quedé solo, totalmente SOLO

anonymous asked:

Te puse primero que todo. Te amé más que a nada. Y tú me lo pagaste con mentira. Maldita Imbécil fuiste tú y Jodida Niña Ingenua fui yo. Si te ibas a ir... ¿Por qué me hiciste sentir también al principio? Tú me mataste. Y no te importa. Quemate.

Desahogos 🎩