que hacer con mi ella

Y probablemente jamás tendrás la oportunidad de ver esto. O tal vez con un poco de suerte la vida te traiga hasta aquí, para que puedas saber que estoy orgulloso de ti, de lo que eres, de la persona en la que te has convertido con el pasar del tiempo. Poder convivir contigo en estos cortos y eternos meses ha sido un paseo que jamás saldrá de mi cabeza, siempre estarás aquí, allá, en algún rincón de mi vida, llenando de alegría todos mis momentos, apareciendo en mi mente, tú y tu recuerdo. No solo la mejor versión de lo que alguna vez fuiste, sino también todas tus versiones, porque lo que eres nunca ha sido un error para mi, ni para nadie. Conozco tus miedos al espejo, se que por momentos odias lo que eres, que te deprimes porque nunca te ha gustado lo que ves, pero algún día veras en esa pared brillante, a la mujer que deseaste ser, y cuando sonrías a ti misma, ahí sabrás que has encontrado al amor de tu vida. Porque serás perfecta, eres perfecta, y como es de esperarse, sigues siendo igual de hermosa que esa primera vez en la que pude acariciar tus pensamientos. Vamos, mírate, justo ahí en tu alma, aún conservas la chapa que me has dedicado con tanto amor aquel día en el que me sentí afortunado de tenerte entre mi amargura de existencia. Sé que podrán llegar muchos períodos de tiempo en los que consiga echarte de menos, quizá lo haga todo el rato, a cada instante, pero también pasarán muchos otros en los que consiga olvidarte por milésimas de segundo. Sin embargo, tu seguirás ahí, corazón. Siempre, tu recuerdo mas que latente, estarás palpitante, haciéndote sentir, porque fueron más que sólo alegrías las que alguna vez me regalaste, fuiste tu misma, al estar ahí, de la manera más incondicional. Sin aparentar ser nada, justo así era como yo te queria, siendo nada mas que sólo tú, y aún así, eras demasiado. Todo sin ti será el doble de difícil de lo que era antes de haberte conocido, porque me enseñaste a creer, a confiar, a brillar, pero nunca me dijiste que hacer con mi vida cuando tu ya no estuvieras en ella. Te extraño, y lo hago desde mucho antes de que nos enteraramos de que nuestra leve discusión era en realidad una triste despedida, pero que le vamos a hacer. Sé que vendrán cosas mejores. Te casarás, tendrás a esos lindos hijos que en pensamientos de media noche confesamos querer tener. Te enamorarás, amarás más que esto, podrás encontrar otros ojos que mirar cada día, otra boca a la que besar, otros brazos que serán el castillo en el cual una princesa como tu debe habitar. Las aventuras que has experimentado no le hacen ni cosquillas a las que te quedan por descubrir. Y sé que no sólo lo harás bien, sino que lo harás como tú sabes hacerlo. Porque se trata de confianza, me enseñaste a confiar. Y no sólo en ti, sino también en mí, en mis capacidades, en lo que cada persona debe ser sin pensar en el que dirán. Por esa razón nunca olvidaré todo lo que la vida es, porque la vida no es mas que todo lo que vi cuando solía estar contigo. Serás inolvidable y sé que no hay adiós que deje ir todo lo que siento justo ahora, pero nunca hubo nada tan perfecto como saber que la mitad de ti se ha quedado clavada en mí. Las palabras con las que me erizabas la piel en esas noches sin censura en las que revelabamos secretos, las millones de sonrisas que en mi cara se dibujaban cada mañana al despertar pensando en como sería abrir mis ojos y verte ahí a mitad de la noche. Tus detalles, tus ideas, tus ocurrencias y la manera en la que me hipnotizabas con ellas. Seguirás ahí, aquí, allá. Siempre en mí, como esa luz que nunca se terminará de apagar. Porque, cariño. Lo sé hoy, lo sabré mañana, y lo sabré siempre. En cada paso que de, en cada respiro, en cada pensar. Has sido lo mejor que me ha pasado en la vida.

Para ti, Nadia.

Me tienes porque me gustas, me gustas porque no huiste, porque miras mi sonrisa y haces que mi mirada se cristalice. Me gustas porque me llenas, me acompañas, me descifras, me arrullas. Me gusta tu fuerza y también tu fragilidad. Me gusta tu mirada y su brillo, me gusta tu boca y lo que sabes hacer con ella. Me gusta cuando cruzas por mi mente, cuando te quedas y cuando te vas y también cuando te vienes. Me gustas.
—  COOS
¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Realmente alguien ha pensado la respuesta a esa pregunta? Mientras iba en el autobús una señora me dijo que esta vida, la que yo poseo, no es mía, a lo que le contesté que obviamente es mi vida y puedo hacer lo que me plazca con ella y en aquel momento le pregunté, ¿Cuál es el sentido de la vida? Nacemos, crecemos y desde muy temprana edad empezamos a estudiar, amamos, sufrimos, reímos y lloramos. En el transcurso del tiempo nos esforzamos para poder salir adelante, en estudiar y pensar un buen futuro; en graduarnos y poder tener un titulo, después tener una familia y ya cuando estemos viejos intentar disfrutar de la vida y al poco tiempo fallecemos. Le dije que muchas personas no disfrutaban la vida como querían o debía de ser, que no iba a cometer el mismo error; es mi vida y la viviría como yo quería. Todo porque vio un par de cigarros que yo traía. Me caga que me critiquen por como vivo mi vida, por lo que hago o no, cada quien es dueño de su vida; y puede hacer lo que se le antoje con ella.

Sucesos del día. 

anonymous asked:

Hola, mira en 2 dias cumplo 1 año y 1 mes con mi polola, La cosa es que ella fue hacer un trabajo para la u en grupo a la casa de una de las integrantes (yo no estaba en eso) y habia un wn con el que me empese a pasar royos ya que al parecer le gustaba mi polola. Despues me dice mi polola que hablemos y me conto lo peor:/ lo que yo pensaba, me dijo que se besaron, quiza piensen qe un beso no es tanto, pero estoy destruido:( era perfecta y confiaba siempre en ella:( necesito ayuda o un consejo:(

No era tan perfecta entonces, que pena que se fuera a besar a otro y no a hacer el trabajo, ahí te das cuenta que nunca terminas de conocer a las personas, borrón y cuenta nueva, termina con esa tipa y buscate una mejor ;c

anonymous asked:

Que puedo hacer si mi "mejor amiga"esta saliendo con el que me gusta (mientras ella lo sabe)esta todo el tiempo con el y yo ya no tengo a quien contarle cómo me siento y peor ya ni tengo la misma confianza con ella😶

Deberías intentar hablar con ella, si se me hace mala onda porque ella sabe que te gusta pero hablen y espero se arreglen las cosas.


Originally posted by la-suicida-rota-pero-sonrie

0-coldheart-0  asked:

No dejes que la gente te diga que hacer con tu blog, porque un blog es la vida de uno, y nadie te puede decir que hacer con ella. A mi me encanta tu blog así como está 🌌 Besos!

Hola gracias por tu mensaje estoy para ti!! y si cada blog es un mundo de uno

‪Lo curioso de‬ ‪los pájaros‬

Me gusta hacer el súper con mi mamá… (Ya ven que ellas saben todo y dan los mejores consejos para comprar y cocinar.) La recogí en su casa y le pedí, una vez más, que me acompañara al súper. 

Estábamos en el pasillo de la pasta y el arroz, cuando mi mamá me dijo: “¡Mira los pajaritos, qué lindos!" Yo pensaba que se refería a algunos pájaros de plástico, decorativos, y no los encontraba hasta que ella me hizo ver al suelo en donde estaban los pájaros comiendo semillas que se habían caído de una bolsita. En medio de un H-E-B, en medio de un pasillo, estaban esos pajaritos, comiendo tran-qui-la-men-te!! 

"¿Cómo se metieron hasta aquí?!” le pregunté a mamá. Ella me respondió con su increíble corazón y sabiduría: “Si Él cuida de las aves, cuidará también de mi… Ellos no tienen que preocuparse, Dios los cuida y los alimenta. ¿Qué lindo, verdad?… Oye, necesitas comprar arroz?”

Eh? Wow! Ahí estaba yo, en medio de un mes un poco difícil económicamente, pensando en que no me había alcanzado ya para comprar la verdura, y Dios no tardó… Él se hizo presente ahí, en un H-E-B, en un pasillo de arroz, para recordarme que Él tiene cuidado de mi.

Un día después, Dios se hizo presente una vez más. Fue el día del amor y la amistad y fui a visitar a mi hermana mayor. Sin hacer la historia larga, al despedirme de ella, me dice: “Me sobran estas verduras, ¿te las llevas? Ah…Y también queríamos darte esta ofrenda.” …“¿Es en serio o estás jugando?"le pregunté. (Si conoces a mi familia, sabrás que uno nunca sabe cuándo estamos bromeando o cuándo estamos hablando en serio. Esta vez era en serio.)
La abracé, y me puse a llorar. Necesitaba ESAS verduras. Y necesitaba ESE dinero para unos pagos. Yo simplemente había ido a saludar, y salí de ahí como aquellos pajaritos de HEB…

Le pregunté: "¿por qué?” (Yo no le había dicho que necesitaba dinero. Ni le había dicho que no tenía verduras. Pero Dios lo sabía, y Él simplemente no olvida.) “¿Por qué?” “Porque sí.”
Estaba llorando mientras guardaba las verduras en mi refri. Nunca había valorado tanto unos limones y una bolsa de espinacas. Nunca antes los mangos y los plátanos habían sido tan coloridos. Nunca antes había agradecido a Dios tanto por una bolsa de verduras.
Hablando con mi esposo, le pregunté: “¿Por qué pasó esto?” Y él me respondió: “Porque Dios existe.”

Y ahora era el turno de hacerle la pregunta a Dios… “¿Por qué, Dios? ¿Por qué eres TAN bueno?”
-Porque Yo no me voy a rendir cuando de luchar se trata. Yo no me voy a echar para atrás cuando de suplir y ayudar se trata. Yo no los voy a dejar. Yo no los voy a olvidar. Yo SIEMPRE a voy a estar.

»Miren a los cuervos: no siembran ni cosechan, ni tienen graneros para guardar las semillas. Sin embargo, Dios les da de comer. ¡Recuerden que ustedes son más importantes que las aves!«
{Lucas 12:24 TLA}

Shuu: Nada. ¿Debería de sentir algo por ella?

Reiji: No me gustaría confundir mis sentimientos con el deber que tengo de hacer que ella me elija, así que no me gustaría decir nada acerca de ello hasta que yo mismo esté completamente seguro de lo que siento.

Ayato: ¡Pft! ¡Chichinashi es solo la p-presa de Ore-sama! ¡Nada más q-que eso!

Kanato: ¡Lo que siento por ella es que me pertenece! ¡A mí y a Teddy! ¡Ella es mía!

Raito: Deseo. Siento muuuuucho~ deseo hacia Bitch-chan y la verdad no me molesto en ocultarlo, nfufufu.

Subaru: Tch… No es como que siento algo fuerte por ella, pero, eh… no sé, tch. Me dan ganas de protegerla t-todo el rato y cosas así.

Ruki: Siento responsabilidad, ya que ella es parte del plan en el que me he comprometido participar. Pero fuera de eso, no sabría decirte si existe algo más.

Kou: ¡Yo a M-Neko-chan la quiero muuucho~!

Yuma: Hmpf, pues puedo decir que Mesubuta me agrada. b

Azusa: A Eve…. yo la quiero mucho…. muchísimo…. 

(Mun: Saludiiiiitos♥. :3)

I Could Be The One | Prólogo

Incluso con el sudor en su frente y el salto en su respiración, no parecía enferma. Su piel no tenía el resplandor melocotón al que yo estaba acostumbrada, y sus ojos no eran tan brillantes, pero todavía era hermosa. La mujer más hermosa que jamás vería.

Su mano se dejó caer de la cama y su dedo tembló. Mis ojos se mueven desde sus frágiles y amarillentas uñas, a su delgado brazo, por su hombro huesudo, finalmente fijándome en sus ojos. Me estaba mirando, sus párpados abiertos en dos rendijas, sólo lo suficiente para hacerme saber que ella sabía que yo estaba ahí. Eso es lo que amaba de ella. Cuando me miraba, realmente me veía. No miraba más allá de mí a las otras docenas de cosas que necesitaba hacer con su día, o desconectarse de mis estúpidas historias. Ella escuchaba, y eso la hacía realmente feliz. Todos los demás parecían asentir sin escuchar, pero ella no. Ella jamás.

—Lauren —dijo, su voz ronca. Se aclaró la garganta, y las esquinas de su boca se curvaron—. Ven aquí, bebé. Está bien. Ven.

Papá puso un par de dedos en mi nuca y me empujó hacia adelante mientras escuchaba a la enfermera. Papá la llamaba Becky. Llegó a la casa por primera vez hace unos días. Sus palabras eran suaves y sus ojos eran un poco amables, pero no me agradaba Becky. No puedo explicarlo, pero que estuviera aquí me asustaba. Sabía que estaba aquí para ayudar, pero eso no era algo bueno, a pesar de que mi papá está de acuerdo con ella.

El empujoncito de papá me llevó varios pasos al frente, lo suficientemente cerca de mamá para que pudiera tocarme. Estiró sus largos y elegantes dedos y acarició mi brazo. —Está bien, Lauren —susurró—. Mami quiere decirte algo.

Metí mi dedo en la boca y lo empujé alrededor de mis encías, poniéndome inquieta. Asentir hizo que su pequeña sonrisa creciera, así que me aseguré de hacer más movimientos con mi cabeza mientras di un paso hacia su cara.

Usó lo que quedaba de su fuerza para deslizarse más cerca de mí, y luego tomó un respiro. —Lo que voy a pedirte será muy duro, hija. Sé que lo puedes hacer, porque ahora eres una niña grande.

Asentí de nuevo, haciéndola sonreír, incluso si no lo decía en serio. Sonreír cuando se veía tan cansada e incómoda no se siente bien, pero ser valiente la hacía feliz. Así que fui valiente.

—Lauren, necesito que escuches lo que voy a decir, y aun más importante, necesito que lo recuerdes. Esto será muy difícil. He estado tratando de recordar cosas de cuando tenía tres años, y yo…. —Su voz se desvaneció, el dolor fue muy fuerte por un momento.

—¿El dolor se está poniendo inmanejable, Clara? —dijo Becky, empujando una aguja en la intravenosa de mamá.

Después de unos momentos, mami se relajó. Tomó otro respiro y lo intentó de nuevo.

—¿Puedes hacer eso por mami? ¿Puedes recordar lo que voy a decir? — Asentí de nuevo, y levantó una mano en mi mejilla. Su piel no era muy cálida, y sólo pudo mantener su mano por unos segundos antes de que se pusiera temblorosa y cayera sobre la cama—. En primer lugar, está bien estar triste. Está bien sentir cosas. Recuerda eso. Segundo, se una niña tanto como puedas. Juega, Lauren. Sé tonta. —Sus ojos le restan importancia—. Y tú y tus hermanos cuídense los unos a los otros, y a tu padre. Incluso cuando crezcan y se vayan a otro lugar, es importante volver a casa. ¿De acuerdo?

Mi cabeza se balanceó de arriba abajo, desesperada por complacerla.

—Uno de estos días, te enamorarás, hija. No te conformes con cualquier persona. Elige a alguien que no sea fácil, y si alguien se la quiere jugar por ti, no se lo hagas fácil, de acuerdo? Elije alguien por el que tengas que luchar, y que luche por ti y después nunca dejes de pelear. Nunca… —Tomó un suspiro profundo—, dejes de luchar por lo que quieres. Y nunca… —Frunció el ceño—, olvides que mami te ama. Incluso si no puedes verme. —Una lágrima cayó por su mejilla—. Siempre, siempre te amaré.

Tomó una respiración entrecortada y luego tosió.

—De acuerdo —dijo Becky, pegando una cosa de aspecto gracioso en sus oídos. Mantuvo el otro extremo en el pecho de mami—. Hora de descansar.

—No hay tiempo —susurró mami.

Becky miró a mi papá. —Nos estamos acercando, señor Jauregui. Probablemente debería traer al resto de los chicos para despedirse.

Los labios de papá hicieron una dura línea, y sacudió su cabeza. —No estoy listo. —Se atragantó.

—Nunca estarás listo para perder a tu esposa, Michael. Pero no quieres dejarla ir sin que los chicos le digan adiós.

Papá pensó por un minuto, se limpió la nariz con su manga, y luego asintió. Salió con fuertes pisadas de la habitación, como si estuviera enojado.

Miré a mami, la observé tratando de respirar, y vi a Becky comprobando los números en la caja junto a ella. Toqué la muñeca de mamá. Los ojos de Becky parecían saber algo que yo no, y eso hizo que mi estómago se sintiera enfermo.

—Sabes, Lauren —dijo Becky, inclinándose para que pudiera mirarme a los ojos—, la medicina que le estoy dando a tu mamá la hará dormir, pero a pesar de que está durmiendo, aun puede oírte. Todavía puedes decirle a mami que la amas y que la extrañarás, y ella escuchará todo lo que digas.

Miré a mami, pero rápidamente negué con mi cabeza. —No quiero perderla.

Becky puso su suave y cálida mano en mi hombro, justo como mami solía hacerlo cuando yo estaba enojada. —Tu mamá quiere estar aquí contigo. Quiere mucho eso. Pero Jesús la quiere con él en este momento.

Fruncí el ceño. —Yo la necesito más que Jesús.

Becky sonrió, y luego besó mi coronilla. Papá tocó en la puerta y la abrió. Mis dos hermanos se agruparon alrededor de él en el pasillo, y Becky me condujo de la mano para unirme a ellos. Los ojos de Chris no dejaron la cama de mami, y Taylor miraba a todos lados, excepto a la cama. Me hizo sentir mejor de alguna manera que todos parecían tan asustados como yo.

Chris estaba de pie junto a mí, un poco más adelante, como la vez que me protegió cuando jugábamos en el patio delantero y los niños del vecindario trataron de buscar pelea con Taylor. —No se ve bien —dijo ella.

Papá se aclaró la garganta. —Mamá ha estado muy enferma durante mucho tiempo, chicos, y es tiempo para ella… es momento de que ella… —Su voz se fue apagando poco a poco.

Becky ofreció una pequeña y simpática sonrisa. —Su mamá no ha estado comiendo o tomando algo. Su cuerpo se está yendo. Esto será muy difícil, pero es un buen momento para que le digan a su madre que la aman, y la extrañarán, y eso está bien para que ella se vaya. Necesita saber que eso está bien.

Mis hermanos asintieron al unísono. Todos, excepto yo. No estaba bien. No quería que se fuera. No me importaba si Jesús la quería o no. Ella era mi mami. Él podría tomar a una mami mayor. Una que no tuviera niños pequeños que cuidar.

Traté de recordar todo lo que me dijo. Traté de pegarlo dentro de mi cabeza: Juega. Visita a papá. Pelea por lo que amas. Esa última cosa me molestaba. Amaba a mami, pero no sabía cómo luchar por ella.

Becky se inclinó hacia el oído de mi papá. Él negó con la cabeza, y después asintió hacia mis hermanos. —De acuerdo, chicos. Vamos a decir adiós, y luego tienes que meter a tus hermanas en la cama, Chris. No necesitan estar aquí para lo demás.

—Sí, señor —dijo Chris. Sabía que estaba fingiendo una cara valiente. Sus ojos estaban tan tristes como los míos.

Chris habló con ella por un rato, luego Taylor le susurró cosas en cada uno de sus oídos. Taylor lloró y la abrazó por mucho tiempo. Todos le dijeron que estaba bien para ella dejarnos. Todos menos yo. Mami no respondió a nada esta vez.

Chris tiró de mi mano, sacándome de su dormitorio. Caminé hacia atrás hasta que estuvimos en el pasillo. Traté de fingir que ella sólo iba a dormir, pero mi cabeza se puso difusa. Chris me cargó y me llevó por las escaleras. Sus pies subieron más rápido cuando los lamentos de papá llegaron a través de las paredes.

—¿Qué te dijo a ti? —preguntó Chris, encendiendo el grifo de la bañera. No respondí. Lo escuché preguntar, y recordé como ella me dijo que lo hiciera, pero mis lágrimas no funcionarían y mi boca tampoco.

Chris me quitó la camisa sucia por encima de mi cabeza y mis pantalones cortos y luego los bajó en el suelo —Es hora de entrar a la bañera, pequeña. —Me levantó del suelo y me sentó en el agua tibia, empapando la esponja y apretándola desde arriba de mi cabeza. No parpadeé. Ni siquiera traté de quitar el agua de mi cara, aun cuando odiaba eso.

—Ayer, mamá me dijo que cuidara de ti, Taylor, y de papá. — Chris cruzó sus manos en el borde de la bañera y apoyó su barbilla sobre ellas, mirándome—. Así que eso es lo que haré, Lolo, ¿de acuerdo? Voy a cuidar de ti. Así que no te preocupes. Juntos, vamos a extrañar a mamá, pero no estés asustada. Me aseguraré de que todo esté bien. Lo prometo.

Quería asentir, o abrazarlo, pero nada funcionó. A pesar de que debería haber estado luchando por ella, yo estaba en el segundo piso, en una bañera llena de agua, inmóvil como una estatua. Ya la había defraudado. Le prometí en el fondo de mi cabeza que haría todas las cosas que me había dicho tan pronto como mi cuerpo volviera a funcionar. Cuando la tristeza se fuera, siempre jugaría y siempre pelearía. Duro.

Encontré mi punto de quiebre
Escondido entre los rincones de mi inseguridad y el dolor de no saber que hacer con ella.
Encontré mi punto de quiebre, ahí entre quien soy, quien quiero ser y quien debería,
Lo encontré allí entre mis costillas
Lo encontré en el lugar donde sientes un vacío cuando sufres de vértigo,
Lo encontré tomado de la mano con mi miedo
Y jugando poker con la definición que tengo de imposible.
Encontré mi punto de quiebre
Cuando pensé que no lo tenía
Lo encontré en el momento menos apropiado justo cuando deseaba no hacerlo.
En el lugar donde no busqué ahí estaba, me llevo al mapa de los temas que jamás me importaron.
O bueno quizás la vida me llevó a él para que aprendiera a afrontarlo
Pero ella no tuvo en cuenta
Que aún no estaba preparada
Aún no.

Encontré mi punto de quiebre
Y golpeé
Golpeé
Golpeé
Y el vidrio que moldeaba la débil imagen que tenia de mi misma
Se rompió.

—  v-arabella
Ella no debía hacer lo que hacía, ella no debía inflamar mi imaginación con estos transportes candorosos de alegría purísima, ni despertar mi corazón del sueño en que le arrulla la indiferencia que siento por la vida. ¿Y por qué no? Es que se fía de mí, es que sabe de qué modo la amo.
—  “Las penas del joven Werther” - Johann Wolfgang von Goethe.
La chica de los ojos tristes enamorada de la chica con sonrisa inmensa.

Mi historia comienza hace ya casi 4 años, cuando al entrar al nuevo colegio conocí a una chica con una bella y gigantesca sonrisa. Esta chica se convertiría en mi mejor amiga, la razón de mis carcajadas y mi pensamiento más recurrente. Creo que era bastante obvio que ya no sentía simplemente amistad, ¿no?, pero sinceramente nunca pasó por mi cabeza una imagen de mi misma estando enamorada de una chica. Al pasar un tiempo, el sentimiento se desbordó y el 18 de julio del 2014 confesamos nuestro amor mutuo, una semana después de mi cumpleaños. El 26 de julio le pedí que fuera mi novia. El 02 de agosto nos dimos nuestro primer beso. Esta niña me traía loca, jamás había sentido tanta felicidad, lo único que estaba en mi mente era ella ella ella ella ella… siempre ella, su sonrisa, su voz, su risa, sus pequeños ojos, sus abrazos, ella.
Ese mismo año, los problemas familiares aumentaron de las dos partes, pero ella siempre ha sido una chica fuerte, en cambio yo soy el ser “humano” más débil.
Me evitaré la pena de contar los detalles, pero en un día cualquiera de diciembre terminamos, y bueno, todo fue por mi culpa a decir verdad, yo hice que todo acabara y no la culpo a ella de ninguna manera, porque sé que su único plan siempre fue amarme…
El último beso que compartí con ella fue en diciembre también, uno extraño y lleno de desesperación, sus labios tenían un leve sabor a “ya te estoy empezando a olvidar”.

Olvido.
Eso fue lo único que viví todo el siguiente año. Dejamos de hablar, a pesar de estar en la misma clase todos los días, a pesar de tener las mismas amistades y a pesar de que compartíamos un pequeño fragmento de nuestras vidas.
Tristeza.
Eso fue lo que yo tuve sin ella, no había día que no pensara en ella (no hay)
Fueron tiempos difíciles aquellos, donde la veía del otro lado del cuarto y lo único que quería hacer ella llegar con ella, abrazarla y decir “perdón” hasta que mi boca sangrara ya sea por el cansancio o por sus besos.


Invierno llega de nuevo,. 2015 jamás se había sentido mejor. Yo estaba mejor, meses después de llorar como Magdalena pude seguir adelante un poco. Hice nuevas amistades, las cuales alegraron mi vida a un nivel inimaginable. Dejé de llorar, dejé de pensarle tan seguido, dejé de buscar de ella en cada cosa que hacia o veía.

Por parte de la escuela tuvimos un paseo a un parque de diversiones , yo no tenía pensado ir hasta que un amigo me regaló el boleto… desde aquel suceso con esa chica, procuraba tener el menor contacto con ella, no quería pasar por incomodidades. En ese viaje estaría ella, y cabe recalcar que era un viaje en autobús de unas 5 horas.
Terminamos hablando, ella me hablaba levemente y yo simplemente respondía lo menos posible. ¿Qué se supone que debía de hacer si la chica que hace a mi corazón llorar vuelve a hablarme después de un tiempo?

Después de ese viaje volvimos a hablar, por facebook y también en persona, siempre fui un poco distante porque realmente no quería sentirme ilusionada. Hablábamos hasta altas horas de la noche a veces, nos contábamos cosas y nos hacíamos reír, todo como si nunca nada hubiese sucedido.

En marzo yo conocí a una chica, hermanastra de un amigo, hablamos por facebook y después quedamos de vernos en persona… ella es la chica más artística que puedes conocer, todo ella, hasta su forma de vestir, de maquillarse y de hablar es arte, tiene ese toque tan extravagante y lleno de vida y pensamiento más allá de lo predeterminado que no pude evitar centrar algo de mi atención en ella. Pronto este sentimiento fluyó de ambas almas y el 11 de junio ella me pidió que fuera su novia en un festival de música y tacos. Todo con ella siempre ha sido único y loco, tan extravagante y a la vez tan ausente.

La chica que se robó mi corazón por primera vez sigue hablando conmigo para ese entonces, de hecho, quedamos en la misma escuela otra vez pero en diferentes grupos. Nuestro “lazo” se volvió un poco más estable, hasta llegamos a hablar de lo sucedido hace años, muy vagamente eso sí, pero llegamos a tocar el “tema prohibido”.
No mentiré, aún la quiero y probablemente siga enamorada de ella.

Actualmente, tengo novia. Actualmente, la primera chica está enamorada de alguien más, de su mejor amiga.

El martes pasado me lo confesó y después entró a su salón, yo lo que hice fue irme de la escuela y llorar, llorar como hace tiempo solía hacerlo en mi cama al recordar todo lo que había vivido con ella.

Quiero olvidarla de una vez… pero su presencia me lo dificulta, porque al momento en que ella me manda un mensaje diciéndome “nos vemos hoy?”, mi corazón se siente feliz y a la vez sabe que pronto volverá a salir lastimado.
Sé que ella solo ocupa una amiga, y por más que me duela decir esto, yo no puedo ofrecerle mi amistad si en cualquier momento en que ella esté distraída, lo único que pienso es en cuán bella se ve con esa luz, o cuan bella se ve su sonrisa el día de hoy, o cuánto la quiero desde hace años…

Me estoy distanciando de ella, dejo de contestarle los mensajes, a veces la ignoro y hago como si no me importara su presencia. Espero que no se lo tome personal, porque que más quisiera yo que estar abrazada a ella todo el tiempo, pero así nunca lograré olvidarla y por ende, jamás lograré ser feliz.
Al final de cuentas, yo espero que ella sea feliz.

#CuentameTusHistorias.

Es raro me encanta estar solo amo estar solo y pensar en mis miedos en mi decepciones amo hacer eso después coger una bella cuchilla y empezar a hacer cortes asta que salga mi sangre y escribir cosas con ella algunas veces en el piso de el baño otras en las paredes y otras simplemente en mi mismo hay veces en que me asusto de mi mismo pues los 3 primeros cortes son normales pero después no siento nada no siento cuando esa puta mierda recorre mi piel solamente siento como caen mis lágrimas en la sangre se mesclan es hermosos verlo es un sinfonía imperdible la sangre y mis lágrimas después de n tiempo la sangre y las lagrimas paran no a la misma vez pero sii algunas veces me lastimo tanto física como emocional mente que es raro como entro en estado de shock a veces es como una película donde las heridas son tan superficiales pero son tantas que sale mucha muuucha sangre y quedo mirando asía ese fluido de mi cuerpo se qe debe de estar dentro de el no fuera pero es difícil verlo si acabo votado en el piso del baño riendo a veces llorando y otras simplemente sollozando mi mama pregunta que tanto ago. en el baño simplemente suelto la carcajada y le digo tranquila no es nada malo simplemente es muy bacano sentir como el agua baja por mi cuerpo si simplemente se imaginar lo que pasa por mi mente nunca son cosas bnas yo me considero una de las personas más perturbadas en este mundo n no tengo mayores problemas pero hy un asesino silencioso detrás de mi y creo qe estoy cayendo en depresión profunda donde tu ya no comes vomitas te cortas y ases todo lo posible por acabar con tu existencia...
Se muy feliz, TE AMO MUCHO.

Dices que ahora estas enamorado, tanto como no lo pudiste hacer de mi… Y Yo solo espero que con ella, tu realmente puedas aprender a amar de la forma en la que yo te amo: sin pretensiones, a amar con todo y a pesar de los errores, sin esperar nada a cambio, que aprendas a ser fiel y que aprendas a perdonar y pedir perdón, espero que te sientas tan amado como cuando yo te amé y que cuando esta chica nueva conozca tu “lado obscuro” siga ahí para ti, que te cuide y se preocupe al grado de ponerte primero antes que cualquier cosa o persona, asi como yo lo hice, espero que ella identifique rápidamente los puntos que te hacen enloquecer y que realmente haga que mis huellas por tu cuerpo desaparezcan, espero que ella sea cariñosa, detallista, sensible, espero que realmente sea todo lo que quieres y todo lo que habias soñado en una mujer, que veas en ella todo lo que no pudiste ver en mi y espero que le agrade a tu madre tanto como lo hacia yo, esperó que haga las cosas mejor que yo y que no la hagas sentir que es una mujer difícil de amar, asi como me hiciste sentir a mi, espero que la respetes y que cuando las cosas se pongan dificiles luches y hagas todas esas cosas que yo esperaba y confiaba harias por mi. Pero sobre todo, espero que ella pueda hacerte tan feliz como yo quería, como intente y que como a pesar de entregarte todo de mi, abrirte las puertas de mi vida, de mis secretos, de mi cuerpo, incluso de mi familia, no pude… Por que para ti, nunca nada de lo que yo di por ti fue suficiente. Se muy feliz, TE AMO MUCHO. -AE

Me tienes porque me gustas, me gustas porque no huíste, porque miras mi sonrisa y haces que mi mirada se cristalice. Me gustas porque me llenas, me acompañas, me descifras, me arrullas. Me gusta tu fuerza y también tu fragilidad. Me gusta tu mirada y su brillo, me gusta tu boca y lo que sabes hacer con ella. Me gusta cuando cruzas por mi mente, cuando te quedas y cuando te vas y también cuando te vienes. Me gustas.
—  Sweetsorrow

anonymous asked:

Tengo 14 años mi primer oral fue a los 13 enserio estoy mal?

Ya lo dije, es problema de cada quien.  Si a usted le da la gana de chupar penes a los 8 años, será problema suyo.  Si usted a los 8 le pareció rico, chupó más penes y a los 9 ya tenía sida, igualmente será problema suyo.  Cada uno es dueño de su vida y puede hacer lo que quiera con ella.

Yo sólo digo desde mi punto personal que existe una edad para todo, y pues esa edad no es la más propicia para andar chupando penes.  Ya tendrá toda su adolescencia para chupar todos los que quiera.