puzl

anonymous asked:

Omg ok so I know that this was agessss ago and it's probs in your wcif but I feel like it would be super far back and I'm on mobile atm. Wcif Maya's jeans in link 5 of her pregnancy posts you answered in an ask?

hey!!!!!!!!!! here u go!!!!!!!! i mADE A GRAPHIC BC @CITRONFART TOLD ME TO “STEP UP MY GAME”””” OK 

SVE STVARI KOJE SU NAS POGREŠNO UČILI U DETINJSTVU
  • <p> <b>Pored zabranjenog sedenja na ’ladnom betonu i kupanja sa upaljenim bojlerom od malena smo dresirani da se panično čuvamo promaje, ne izlazimo napolje mokre kose i pazimo da nam neko ne sipa drogu u piće. To su bile glavne smernice deci rođenoj krajem XX veka i svima su nam bile jasne kao dan. Međutim pored tih tehničkih saveta za preživljavanje u svetu koji nas čeka izvan zone roditeljske nadležnosti, odrastajući pokupili smo i neke netačne, izlizane fraze koje se kao bubavšvabe provlače kroz avliju u svim njenim epohama. Kad u pubertetu krene da ti se događa život shvatiš da od promaje sigurno nećeš najebati, ali da od ljudi i te kako hoćeš. Iz foldera prikupljenih podataka tokom odrastanja vadiš brošuru za slučaj nužde i čitaš fraze kao što su:</b> „Čuvaj se neznanaca“ – a znanci te povređuju… „Ko zna zašto je to dobro“ – a tebi nikad gore… „Strpljen – spašen“ – a ti vidiš da čamci za spasavanje prvo odvoze one koji najglasnije kukaju… I zapitaš se, a šta ako je u ovom naopakom svetu najispravnija odluka shvatiti sve te savete baš tako – naopako? Škola sistemom kazne i nagrade a roditelji uz pomoć vaspitnog štapa i šargarepe uče nas da moramo biti bolji od svih. Onda shvatiš da su to neka uzaludna takmičenja i bezvezne rang liste jer se pobede te vrste ne beleže ni u kakve životne tabele. Stariš shvatajući da te niko nije učio kako da budeš najbolja verzija sebe, bez upoređivanja sa drugima. To su svi prevideli u svojoj dobronamernosti i ostavili te da tu bitku saznanja biješ sam. Shvatiš da si učen da budeš dobar ali najviše za druge, a najmanje za sebe. Na tim visinskim pripremama omladinaca za predstojeću sezonu i prelazak iz kadeta u seniorsku ligu uče nas da moramo biti spremni na sve. Ti utreniran, u punoj snazi željan života i na sve spreman – a život krene da ti daje Ništa. Shvatiš da te niko nije učio kako da preživiš kad umesto svega počne da ti se događa jedno veliko Ništa. Za to nismo prolazili obuke, nismo imali skripte, nismo išli na simulacione testove. Tada kreće da se događa Život u svom punom sjaju i da demantuje svo tvoje unapred stečeno znanje a trenira istrajnost i zahteva veru.<p/><b></b> Kad smo plakali obično su nas smirivali učeći nas tad da moramo biti hrabri. Kao, hrabri ne plaču. „Ustani i bori se, ne daj na sebe.“. Onda čuješ potpuno drugi eksterm da „kad te neko povredi ti okreni i drugi obraz.“ Zamisliš se… Jebote, tebi oni rade o glavi, teraju te u šizofreniju. Ništa ne razumeš. A zapravo ti niko nije objasnio da i hrabri plaču, a da i drugi obraz udarcu na volju umeju da daju samo oni koji znaju da ga mogu podneti na nogama. A za to treba mnogo ljubavi. Ne lude hrabrosti, a još manje mazohizma. Vođen zdravorazumskom logikom i učen na primerima predatora i plena tako zelen živiš u pogrešnom uvrenju da u životnim bitkama najbrže bivanju ranjeni oni koji su slabi. Kad te reka života izlupa o svoja korita shvatiš da u razumu, logici i jačini nema nikakvih odgovora. Shvatiš da su najhrabriji samo oni koji se usuđuju da pokažu sopstvenu ranjivost. Da samo iz nje može izaći ljudskost, humanost, saosećanost, ljubav, kreativnost, predanost… A da je panično skrivanje sopstvene ranjivosti zapravo najveća ljudska slabost. Sve će doći na pravo mesto kada završiš škole, odslužiš armiju, zaposliš se, oženiš se… Sve to ti govore, baš tako i baš tim poretkom. Niko ti ne govori da sve može drugačije i da stvari dolaze na pravo mesto samo onda kada je unutar tebe sve na svom mestu. A ne izvan. Tokom slaganja te puzle unutar sebe, nema ni roditelja, ni vaspitača, ni profesora, ni trenera. Na toj avanturi pakovanja sebe u smislenu celinu pridruži se srećnima poneki Anđeo, kog mi, smrtnici sa ograničenim vokabularom, oslovljavamo rečju Prijatelj. I na kraju, shvatiš da je jedini tačan odgovor iz detinjstva koji si mogao čuti od starijih bio „Kad porasteš kaz’će ti se samo“ i obično si ga dobijao na pitanja kako se prave deca, kako sam ja došao na svet i čemu služi kondom. Shvatiš da sve što danas zaista znaš jeste ti se samo kazalo. Mogu te drugi naučiti jezike, ali samo ti odlučuješ šta ćeš njime govoriti, mogu te drugi naučiti kako da koristiš kompas, ali samo ti odlučuješ kojim ćeš putem ići, mogu te drugi naučiti kako se preživljava, ali samo ti odlučuješ kako ćeš živeti. Shvatiš da čoveka najbitnijim lekcijama ne uče, već ih on uči sam.<p/></p>
Las fiestas, son al fin de cuentas una convención de hipocresías. Todos riendo, todos bailando, todos comiendo, todos bebiendo. Todo es un festival de mentiras y pacífica blasfemia de comprensión sin medida. La euforia del olvidó preconcebido, casi vomitivo, abraza el ambiente. Los vientres duros de tanta rojiza sonrisa desvergonzada, conversaciónes triviales, y el tivio aire de una esperanza que, difusa, parece se ha condenzado en una promiscua amistad sin prejuicio alguno. Los enemigos se abrazan y besan, el odio se desdibuja con aparente delicadeza, casi de un protocolo elitista de rango presidencial. La inocencia es cacheteada con una delicadeza tal que parecen caricias cargadas de el “mejor deseo” para todos. Al final, es inevitable; la tristeza se hace manifiesta. Me invade cual hijo pródigo, y de pronto me convierto en “el extranjero”, en el quinto as, en la pieza sobrante después de que el puzle ha sido completado. Eso que no debía estar ahí. Y hago lo que la dignidad haría en nombre de si misma, marcho. Sin que mi ausencia sea percatada. Todos ganan al final, eso quiero pensar, al menos.
—  Blaster —Conversaciones casuales
La tristeza corre por él. 2 [Papayaberry]

Regalo para @myspiderdance

Basado en este tema y un cómic de esta artista.

Primera parte aquí.

ADVERTENCIA: Muerte de personajes. Insinuaciones sexuales, pero nada explícito.


Segunda parte

Lo admitía: le ganó la arrogancia.

Pensó que iba a ser sencillo, dentro de todo. Hacer de la vida del Papyrus que correspondía a ese mundo como si fuera suya sin levantar sospechas al mismo tiempo que volvía la vida del otro Sans un poco más llevadera. Ayudar con las tareas de la casa unos días sí y otros no, tomar sólo los descansos razonables de sus múltiples trabajos y todavía soltar uno que otro juego de palabras que, a diferencia a los que su hermano solía someterle, no eran absolutamente despreciables.

La gente ahora incluso notaba su presencia de una forma en que nunca lo había hecho, en especial en el nada grasoso Muffet. Se reían con él y le escuchaban, le respetaban, al punto que le hacía sentir que ya no necesitaba convertirse en Guardia Real. Por sobre todas las cosas, tenía un genial hermano menor con el que disfrutaba pasar el tiempo y animarlo cuando fuera que le hiciera falta.

Keep reading

Qué más nos faltaba para completar este puzle. Dímelo tú, que has escondido más de la mitad de las piezas. He tratado de escapar de la rutina y siempre me encuentro caminando en círculos. Algunas veces camino hasta la plaza, pienso en cosas que antes no había tomado en cuenta, me consumo un poquito entre humos de cigarros que nunca enciendo, botellas de cerveza que no he comprado y uno que otro polvo de algún vendedor anónimo con el que nunca me he topado. ¿Sabes lo que quiero decirte? Es una alevosía circunstancial. Tengo que imaginar que de alguna forma me estoy muriendo. Eso no me ayudará a vivir mejor, pero sí a comprender por qué estoy tan jodido. He llegado a confundir el amor con el querer dejar de estar solo. Tampoco soy bueno en eso. Las mujeres que he querido no son más que copias tuyas (o así las veo). Pero es que qué culpa tienen ellas de que les falte todo lo que a ti te sobra. Pero ojalá. Ojalá algún día poder lograrlo, poder matar la soledad sin necesidad de salir de casa, poder estar de acuerdo con ciertos preceptos, poder hablar de ti sin sentir que hay un vacío horrible en mi vida.
—  Dashten Geriott

Resultaba horroroso y al mismo tiempo tranquilizador enfrentarse a alguien tan extraordinariamente herido por el amor. (..)

Sus pesares resonaban en los míos y me acurrucaba en ese eco. Como ella, también yo presentaba un terreno minado por la explosión amorosa. Tal vez si ella llegase a saber hasta qué punto coincidían nuestras angustias se tranquilizase un poco. A menos que la ahuyentase todavía más. Para bien o para mal, teníamos en común ese material inflamable, esa predisposición a la pasión.

Me gustaba sentir que nos parecíamos, pero, al mismo tiempo, su espejo me devolvía la imagen del monstruo en que me había convertido. Ese ser decepcionado hasta la médula, cargando de un sitio a otro con su corazón roto en mil pedazos. Ese puzle ambulante que iba esparciendo sus piezas día tras día, resignado a no volver a verlas. A veces nos derrumbamos hasta tal punto que incluso la idea de la felicidad nos asusta. Los ojos del corazón se acostumbran a la oscuridad e incluso la luz más suave se vuelve cegadora. Yo no estaba seguro de poder enfrentarme con todos esos miedos. Pero sentía la punzada de una nueva forma de deseo. Nuestras electricidades mezcladas provocaban un extraño cortocircuito de corazón. No era el más confortable de los vínculos, pero sin duda existía.

—  El beso mas pequeño ~ Mathias Malzieu

“Sentada en un pupitre se corren pocos riesgos, por eso no te gusta. A mí tampoco me gustaba. Me encantaba aprender, pero la escuela no. Los maestros sí, los profesores no. La universidad menos. Me olió a libertad apenas un instante. Rápido comprendí que libertad no es irse de casa y de los tuyos, libertad es poder elegir y para eso, por suerte o por desgracia, hace falta dinero.

Eres mayor de edad cuando ganas tu sueldo. Eres adulto cuando pagas el detergente y el recibo del gas. Eres libre cuando puedes elegir alquiler o hipoteca porque podrías permitirte ambos. ¡Qué prosaico! ¿Verdad que no pensabas que yo iba a escribir estas cosas? ¡Y en viernes! Pero son la verdad social, aunque siempre he creído que el dinero tiene por principal utilidad el poder olvidarte del dinero. Y, en consecuencia, lo mejor de la vida: ser libre.

Ser libre es elegir. Y elegir es equivocarse (si es pronto, rápido y barato, mejor), y tener más preguntas que respuestas y seguir fabricando preguntas. Elegir es crecer todos los días, o mejor, crecer todos los días es poder elegir. Y eso tienes que hacerlo sola, la decisión es tuya, los errores también. Los aciertos, cuando lleguen, no debes preocuparte, que enseguida tendrás quien se te "arrime” a compartirlos. Son atractivos.

Por eso, si me lo permites, esto va de DESEOS.

Te deseo que te caigas, que empieces enseguida y te caigas mil veces, pero que te levantes una más. Si me dejas puedo contarte en qué postura suele doler menos. Soy experta. A levantarte no. A eso prefiero que aprendas sola. Porque en eso consiste tener estilo, en levantarse como nadie.

Te deseo que aprendas a encajar los golpes, porque en este deporte de riesgo que llamamos vida, algunos pensarán que si te golpean lo bastante fuerte, en el lugar oportuno, lograrán romperte. No tienen ni idea de lo dura que eres si te lo propones. Que los golpes no te rompen, te pulen y eso te hará brillar.

Te deseo que aprendas a mirar a la vida a los ojos para seguirle el juego. Espero que la disfrutes cada día. Que ser feliz no es acabar el cole, que ser feliz no es acabar la universidad, que ser feliz no es encontrar al hombre de tu vida, que ser feliz no es tener el trabajo perfecto. Porque ser feliz no es esperar a que las cosas lleguen. Ser feliz es ahora, cuando te ríes, cuando disfrutas lo que haces, cuando te dedicas a todas esas cosas que te hacen sentir bien y que nunca llamarás trabajo aunque ocupen tus horas y te dejen agotada. Que vivir es jugar. ¡Juega!

Te deseo que saltes sin miedo desde esa planta tan elevada llamada 2pánico a reconocer lo que deseas hacer”, lo que te gusta. Que nunca dejes que te paralice. Que aprendas a ir de farol si te lo ponen complicado. Que les cambies las cartas. Que ganes la jugada. Que juntes muchas fichas y las cambies por amaneceres que merezca la pena contar, aunque los calles, que lo mejor de la vida no hace falta contarlo.

Te deseo que te enamores y que sea de una de esas personas que te hacen perder los papeles y el miedo, y te cambian el vértigo por el placer de contemplar las vistas. De esos que te hacen cambiar de opinión, de principios, de lemas, que te ponen esa cara de tonta feliz con la que te encanta levantarte porque sabes que estarán allí para acolchar tu mundo, para hacer magia con la rutina. Espero que lo busques cada noche y él a ti, que no pueda conciliar el sueño sin tenerte a su lado y que sueñe contigo cuando esté más despierto.

Te deseo que te pierdas en medio de la gente, de esa gente a la que ya sabes que no quieres ni querrás nunca conocer. Espero que aprendas a dirigirte a ellos, a hablarles con soltura y hasta amabilidad. Espero que encuentres fácilmente la salida, y que sea por la puerta que te abren los amigos de verdad. Porque espero que encuentres al menos dos o tres. Y no te deseo que los conserves sino que vengan vacunados contra la mala suerte y el azar. Porque los amigos de verdad no se van salvo si la vida se los lleva. ¡Y que no se los lleve!

Te deseo que te cierren las puertas para que descubras que tienes miles de ventanas para abrir. Para que compruebes que también las puedes construir tú y que se puede sobrevivir en la oscuridad cuando se tiene luz propia. Y que por las puertas que tú abres pueden pasar otros y lo harán. Espero que cuando las abras te encuentres mucha luz porque te habrán dicho que vivir en la oscuridad no ciega ni deslumbra pero te aseguro que tampoco aporta nada.

Te deseo que te acorralen contra las cuerdas de la vida y que sea un instante y que la duración la decidas tú y que tengas argumentos y estrategias para salir del agujero. Espero que siempre sigas teniendo ganas de luchar, de seguir peleando con los inconvenientes, de cambiar el mundo a tu paso, de volverte mejor y no mayor.

Te deseo que te vuelvas loca de pasión por algo, que te quite el sueño, que no puedas dormir bien hasta que no lo acabes. Que lo termines. Que lo mires con el enorme placer de saber que lo has hecho tú, que es tuyo. Que lo compartas con los que sepan apreciarlo. Y, sobre todo, te deseo que no olvides lo que sentiste cuando lo empezabas, cuando era un proyecto. Y que mires arriba, creas en lo que creas, mira arriba siempre y nunca te canses de dar las gracias a la vida. Gracias por lo logrado. Gracias por los tuyos. Gracias por ti, por cómo eres.

Te deseo que tengas siempre algo que contar, algo que te ilusione compartir y que les fascine escuchar. Que ni un día te falte un motivo por el que brindar. Que pienses con una sonrisa en lo que te han dejado los que se han ido. Pero que no olvides lo importantes que son los motivos que tienen para estar contigo los que se han quedado.
Te deseo que te digan la verdad aunque te duela y que aprendas a encajarlo sin dejar de ser quien eres. Que siempre acabes la jornada con un poco más de sabiduría, con un poco más de experiencia de la buena, pero sobre todo con muchas más preguntas para seguir viajando y creciendo.

Te deseo que te equivoques y que digas adiós. Y que aprendas a pedir perdón. Y que te perdonen. Y que te quedes o te despidas sin dejar de ser feliz. Espero que aunque te hayan roto el corazón en mil pedacitos seas capaz de recogerlos, de reconstruir el puzle, de encajar cada pieza en su lugar porque así es como descubres dentro de ti lugares que ni siquiera sabías que existían. Y espero que te levantes, que mires muy lejos y que seas capaz de hacer eso que nos vuelve tan humanos y nos hace tan felices: Volver a confiar a pesar de todo.

Ya sé que sobrevives a lo que te disgusta, a la media luz y a los intentos, pero hoy yo quería desearte otra cosa:
Te deseo que vivas.“

—  Marián Fraile Basanta
Dean Winchester Advent Calendar 2/12

Imagine: Walking into Dean when you had a sexual dream about him.

You were sweating like a sinner in church when you woke up. Still catching your breath from the erotic dream you just had. When you were awake you could control yourself, pushing those thoughts about Dean to the back of your mind, brushing it of like what you felt for him was just a silly teenage crush. But when you were sleeping your fantasy took over and the green eyed hunter seemed to find his way in every single one of them. You couldn’t blame yourself though, there was no denying that he was a good looking, sexy man add his constant teasing and flirting to the mix and you were a goner the moment you laid eyes on him. 

Your feet patted down the cold halway as you made your way over to the kitchen to get some water. Your mind drifting back and forth between reality and your dream. Maby if you paid some more attention to your suroundings you would have noticed the person right in front of you. Your body crashed into something soft and warm arms wrapped around you protectivly. “(Y/n), are you alright?? were you sleepwalking?” The first thing you saw was his broad chest, than the little freckles covering his nose and before you new it you were staring right into those gorgeous green eyes. Dean repeated the question as he looked you up and down. 

You remained silent, not knowing if you were able to speek. “Did you have nightmares again?” You shook your head. “no, no nightmares, just a strange dream.“ A grin spread across his face "ooow that kind of dream, you naughty little girl.” You panicked for  a moment, not really knowing what to do or say. “Tell me babygirl, about who do you have naughty dreams?” You tried to compose yourself, to not melt under his gravily voice. “i should be going back to bed Dean and so do you. Goodnight.” You stood up on your tiptoes and gave him a quick kiss on the cheek. Than you hurried back to your room, leaving Dean puzled and alone in the dark hallway.

@mein1928 @captainannamerica @ryansgirl5509

Siempre empieza borroso.

Primero ves a alguien comentar algo sobre la situación. Internet se llena de imágenes, de dibujos de apoyo, frases, hashtags, oraciones. Los corazones de todos tus contactos están hoy dedicados a algo de lo que todavía no tienes constancia. Ha pasado tantas veces ya. Siria, Francia, Bruselas. Hoy es Orlando, Florida. Todavía no tienes claro qué ha sido, pero el conjunto de tus redes sociales te escupe piezas independientes de un puzle que acaba en desgracia. Una persona, un hombre enfermo, se ha visto en el derecho de entrar en una discoteca y matar a cincuenta seres humanos, incluyéndose él mismo, hiriendo de gravedad a otros cincuenta y tres.

En un momento dado deja de ser borroso.

Has empezado a leer artículos, datos objetivos, opiniones al respecto. Ya tienes el puzle completo, ya sabes el nombre del verdugo, ya has leído cuáles eran sus motivos. Eran cincuenta seres humanos homosexuales, y dado esto último, su muerte no es una tragedia. Entonces te das cuenta de que hay una lista con los nombres de las víctimas. La mayoría no supera los treinta años: jóvenes disfrutando de su tiempo libre en un sitio en el que, pese a lo que pueda ocurrir de puertas para afuera, les van a aceptar tal y como son.

Y entonces vuelve a ser borroso.

Porque ya tienes constancia de la historia pero nunca la entenderás. No entiendes cómo puede una persona verse en el derecho de quitarle la vida a otra. Cómo, a estas alturas, todavía tenemos que convivir con gente convencida de que para llevar la razón hay que llevarse al resto por delante. Y se emborrona todavía más cuando lees a gente, cuya palabra es igual de valorada que la tuya desde que Internet existe, apoyando al tirador porque sobran maricones. Porque hay gente, que no personas, que no está preparada para abrir los ojos y darse cuenta de que cualquier creencia que te incite a odiar es una creencia equivocada y tóxica. Y todo esto parece tan obvio que el hecho de que haya quien no lo ve no puede más que despertar en ti una exasperante mezcla de emociones que van desde la repugnancia hasta la frustración pasando por la tristeza, pues no has podido evitar llorar de rabia e impotencia ante algo tan injusto.

Y mañana nadie se acordará de esto.

Mañana no será borroso, será invisible.

Y así es exactamente como esto volverá a pasar, como tantas otras veces ha pasado.

¿Cuántas vidas inocentes tienen que ser sacrificadas para que una sociedad enferma, como es esta, se cure? ¿Cuántas más?

Porque nos chocamos. Nos herimos continuamente. Porque nos necesitamos y nos echamos de menos. Porque lloro por tenerte y más aún por tu ausencia. Porque discutimos y nos enfadamos pero siempre nos perdonamos. Porque somos como imanes, y nos atraemos aunque continuamente nos choquemos. Porque me desquicias mil y una veces y otras tantas me haces volver a razonar. Porque te odio cuando me enfadas y más aún cuando te necesito. Porque nos perdemos y siempre nos encontramos. Porque somos dos piezas de puzle con bordes diferentes que siempre tratan de estar juntas aunque a veces parezca imposible. Porque no sé quién soy sin ti, y mi puzle sin tu pieza se queda en blanco. Porque nos encontraremos si nos perdemos, porque los polos opuestos siempre se acaban juntando de nuevo.

pablothefoxyfox  asked:

When you reveal Betty's soul trait will that one puzzle you made become obvious? If it isn't, would you mind showing us how to solve it after her soul trait is revealed? Im pretty sure that puzzle will forever haunt unless I see how its solved =w=

Nah that puzle is really hard to solve, so I’ll just give away the answer if no one has solved it b ywhen I post episode 2…. which will be this week

“Cada uno de nosotros somos como una pieza de puzle. A diferencia de un rompecabezas corriente, podemos encajar con varias piezas distintas, pero hay una que es idónea, el complemento perfecto. Esa pieza es única. Solo hay una en el mundo. El problema es que pueden encontrarse a miles de kilómetros, o pueden surgir en dos generaciones o incluso en dos épocas distintas. Pero cuando el milagro ocurre y una persona da con su complemento ideal, algo se activa en su código genético”. - Pero a tu lado (Amy Lamb)