puerta de la ciudad

A través de tu matriz me lancé contra la tiniebla. Rajé la soga que a tu esplendor me unía. Creí lejos huir… orbitaba junto a ti.

Las mareas marearás acercándome a la costa. Tu saliva me calmará las mordidas de aguas vivas. Y si todo cae tú, tú te mantendrás en pie.

Es lo poco en lo que aún no he dejado de creer. Busco tu puerta por la ciudad, será la última sin tapiar. La golpearé y tú abrirás. A dónde iré si tú no estás…

Buscando a mamá emperoratriz (pumuky)

-Hope

anonymous asked:

Cali pachanguero, Cali luce un nuevo cielo, Cali pachanguero, Cali luce un nuevo cielo... 《Siguela como caleño orgulloso que sos》

*Se emociona* *Baila salsa*

De romántica luna, el lucero que es leno,
de mirar en tu valle la mujer que yo quiero.

Del jilguero que canta, calles que se levantan,
carnaval en juanchito todo un pueblo que inspira.

Es por eso que espero que los días que lejos
cuando dure mi ausencia sabes bien que me muero,
todos los caminos conducen a ti,
si supieras la pena que un día sentí
cuando en frente de mí tus montañas no ví.

Que todo, que todo, que todo que.

Que todo el mundo te cante,
que todo el mundo te mime,
celoso estoy pa’ que mires,
no me voy más ni por miles.

Permita que me arrepienta oh
mi bella cenicienta,
de rodillas mi presencia
si mi ausencia fue tu afrenta.

Que noches, que noches tan bonitas,
Siloé en sus callesitas,
al fondo mi valle en risa
¡ay! todito se divisa.

Un clásico en el Pascual,
adornado de mujeres sin par,
América y Cali a ganar,
aquí no se puede empatar.

Barranquilla, puerta de oro
Paris la ciudad luz
Nueva York capital del mundo
y del cielo Cali, la sucursal


A millas siento tu aroma,
cualquiera justo razona,

que Cali es Cali señoras, señores
lo demás es loma.

Reblog todos los Caleños.

…Barranquilla, puerta de oro,Paris la ciudad luz, Nueva York capital del mundo y del cielo Cali, la sucursal. A millas siento tu aroma, cualquiera justo razona, que Cali es Cali señoras, señores lo demás es loma…
Excremento bíblico

Algunas de las citas de la Biblia más crueles y violentas que contiene: Lapidaciones, muertes, venganzas…

  • “Si una joven se casa sin ser virgen, morirá apedreada” (Deuteronomio 22:20, 21).
  • “Si un esclavo está contento contigo, tomarás un punzón y le horadarás la oreja y te servirá para siempre. Y lo mismo le harás a tu esclava. (Deuteronomio 15:16-18).
  • "Si alguien tiene un hijo rebelde que no obedece ni escucha cuando lo corrigen, lo sacarán de la ciudad y todo el pueblo lo apedreará hasta que muera” (Deuteronomio 21:18-21).
  • “El que tenga los testículos aplastados o el pene mutilado no será admitido en la asamblea de Yavé. Tampoco el mestizo hasta la décima generación” (Deuteronomio 23:1, 2).
  • “Si un hombre yace con otro, los dos morirán” (Levítico 20:13).
  • “Si un hombre toma a una mujer y a la madre de la mujer, se les quemará a los tres” (Levítico 20:14).
  • “El que toque un cadáver y no se purifique debe ser eliminado de Israel” (Números 19:11-13).
  • “Saca al blasfemo del campamento y que muera apedreado” (Levítico 24:13-16).
  • “Los que adoren a otros dioses o al sol, la luna o todo el ejército del cielo, morirán lapidados” (Deuteronomio 17:2-5).
  • “Todo hombre o mujer que llame a los espíritus o practique la adivinación morirá apedreado” (Levítico 20:27).
  • “A los hechiceros no los dejaréis con vida” (Éxodo 22:17).
  • “Si un profeta pretende hablar en mi nombre sin que yo se lo haya mandado, o si habla en nombre de otros dioses, morirá” (Deuteronomio 18:20).
  • “Al que ofrezca sacrificios a otros dioses fuera de Yavé lo mataréis” (Éxodo 22:19).
  • “Si un hombre yace con su hermana hija de su padre o de su madre y ve su desnudez y ella la de él, serán exterminados en presencia de todo el pueblo” (Levítico 20:17).
  • “Si un hombre yace con una mujer durante su menstruación y descubre su desnudez, ambos serán borrados de en medio de su pueblo” (Levítico 20:18).
  • “Si alguno comete adulterio con la mujer de su prójimo, morirán los dos, el adúltero y la adúltera” (Levítico 20:10).
  • “Si se sorprende a un hombre acostado con una mujer casada, ambos morirán” (Deuteronomio 22:22).
  • “Si alguno yace con la mujer de su padre, morirán los dos” (Levítico 20:11).
  • “Si un hombre yace con su nuera, los dos morirán” (Levítico 20:12).
  • “Si la hija de un sacerdote se prostituye, será quemada viva” (Levítico 21:9).
  • “El que le pegue a su padre o a su madre morirá” (Éxodo 21:15).
  • “El que maldiga a su padre o a su madre morirá” (Éxodo 21:17 y Levítico 20, 9).
  • “El que no obedezca al sacerdote ni al juez morirá” (Deuteronomio 17:12).
  • “Ningún varón que tenga un defecto presentará las ofrendas, ya sea ciego o cojo, desfigurado o desproporcionado, enano o bisojo, sarnoso o tiñoso, o jorobado, o con un pie o una mano quebrados o con los testículos aplastados” (Levítico 21:18).
  • “Si compras un esclavo hebreo, te servirá seis años” (Éxodo 21:2).
  • “Si un hombre vende a su hija como esclava, ésta no recuperará su libertad como cualquier esclavo” (Éxodo 21:7).
  • “Si un hombre hiere a su esclavo o a su esclava con un palo y los mata, será reo de crimen. Pero si sobreviven uno o dos días no se le culpará porque le pertenecían” (Éxodo 21: 20).
  • “Si un hombre hiere a su esclavo en un ojo dejándolo tuerto, le dará la libertad a cambio del ojo que le sacó” (Éxodo 21:26).
  • “No le devolverás a su amo el esclavo que haya huido y se haya acogido a ti. Se quedará contigo en tu casa” (Deuteronomio 23:15,16).
  • “Si una muchacha virgen está prometida a un hombre y otro se la encuentra en la ciudad y se acuesta con ella, entonces los sacaréis a ambos a la puerta de la ciudad y los apedrearéis hasta que mueran: la joven porque no pidió ayuda, y el hombre porque deshonró a la mujer de su prójimo” (Deuteronomio 22:23, 24)

O mercador respondeu a tódalas preguntas pero seguiu sen comprende-lo interese por aquela moza, tan semellante a tantas outras. Xa no luscofusco e antes de atravesa-la Porta Faxeira, foi asaltado por unha voz coñecida.

-¿Queres saber por que andan tras de min?

E no rostro baixo a carapucha había un sorriso felino, presaxio de problemas.

——————————————————-

Las Puertas de la Ciudad

El mercader respondió a todas las preguntas pero siguió sin comprender el interés en aquella joven, tan parecida a tantas otras. Ya en el atardecer y antes de atravesar la Porta Faxeira, fue asaltado por una voz conocida.

-¿Quieres saber por qué me persiguen?

Y en el rostro bajo la capucha había una sonrisa felina, presagio de problemas.

Personas como ángeles// Jainico

He hecho este One Shot por la semana jainico… tarde por cierto; mejor tarde que nunca dicen -u- espero que les guste y nada.

Pareja: Jainico/JaimexNico

Advertencia: Cosas fletas; muy cursis.

Palabras: 1977

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Jaime Navarro; amado por unos, temido por otros. Digamos que no era el típico popular de la escuela, pero sí muy conocido.

¿Conocido de manera buena? Tal vez… tal vez no. Un chico de gran porte; color de cabello, rojo a su preferencia; pircings en la oreja izquierda y en la nariz; ropa negra en lo absoluto y siempre callado. Vivía solo ya a los 18 años.

Nicolás Gaule, niño “normal”… entre comillas. Vivía con su madre; dedicada ella a la florería que tenía. Siempre alegre y carismático; con ropas de colores y siempre con una corona de flores en la cabeza ¿es normal que un hombre lleve siempre una corona de flores? Para él y su madre sí.

Primer día de clases; cuarto medio; etapa odiadamente difícil.

Jaime como siempre, desde 1° básico se sienta en la última fila mirando a la ventana. Nicolás era nuevo en la escuela; así que tendría que hacer amigos nuevamente.

-¡Alumnos! Tenemos un nuevo integrante a esta especial familia- dice el profesor alegre- este es Nicolás Gaule- Nicolás saluda con la mano muy animado a los demás; los otros solo se reían viendo que traía una corona de flores en su cabeza- sean buenos con él- les clava la mirada a los “populares” del curso- ¡Bueno! Siéntate en donde te apetezca Nicolás, tenemos asientos adicionales así que no hay problema en escoger- le sonríe- yo vuelvo en un instante, necesito buscar unos papeles- y sale.

Nicolás seguía adelante y al dirigirse a un asiento le hacen una sacadilla… adivinen quien po.

-Ups, lo siento- ríe uno de los “populares” y sus acompañantes.

Se siente realmente mal; estaba en el suelo… no entiende porque son tan malos con él si no les ha hecho nada él.

Jaime se da cuenta de la situación y se levanta enfrentando a los responsables del descontento de Nicolás.

-Wn, paren porfa ¿ya?- les miro con odio y los culpables se quedaron sin contestar.

-Ven párate- le extiende la mano a Nicolás ayudándolo a pararse; Jaime vuelve a su asiento y se pone sus audífonos, distrayéndose en el paisaje de Santiago.

Sorprendido y asombrado Nicolás sonríe al aire y ve los puestos desocupados. Había uno al lado derecho de una joven realmente linda; había otro en frente del profesor… y el último estaba al lado derecho del joven de pelo rojo.

Sus ojos se dirigieron al menor y se sienta en el puesto desocupado a su lado. Jaime se da cuenta de la presencia de ese chico raro; lo mira serio y sigue viendo por la ventana escuchando atentamente su música.

Al parecer Nicolás haría un nuevo amigo.

Pasó la hora de clases, todos los alumnos se retiran para la colación.

-¿Disculpa?- pregunta Nicolás tocándole al hombro a su compañero de puesto.

-¿Si?- contesta serio.

-Emh, yo quería darte las gracias por lo de antes- de alguna manera se siente cohibido.

-A eso… no hay de qué- le sonríe de lado y sale de la sala.

Nicolás sorprendido lo sigue y le pregunta agitado- ¿Cómo te llamas?—le sonríe.

-Jaime.

-¡Oh! Qué lindo nombre.

-Eh… ¿gracias?- ríe un poco.

-De nada- le sonríe nuevamente- yo me llamo Nicolás por cierto.

-Mh, ya- no estaba muy interesado en tenerlo como amigo; pero si le hacía reír… tal vez sería su perra después de todo; sonríe victorioso.

Se dirigen al patio en donde Jaime se sienta en una mini escalera.

-Cuéntame de ti- le sonríe Nicolás sentándose al lado de él.

-Pues me llamo Jaime Navarro, estoy en esta escuela desde 1° básico. No soy de hablar mucho… pero aún así me respetan- sonríe orgulloso.

Las personas al enterarse que ambo hablaban empezaron a decir al aire- ¿Cómo el Jaime no le da un tunazo al tiro al maricón?- normalmente el Jaime le hubiese pegado o alejado de él simplemente… pero no fue así- No lo hizo porque le dio curiosidad ese chico raro con flores en su cabeza.

-Me gusta tu pelo… es lindo el color rojo- dijo Nicolás un tanto distraído en el color del pelo del menor.

-Gracias- desvió la mirada: se sentía incómodo por alguna razón- ¿y tú? ¿Por qué tienes esa corona de flores en tu cabeza? -pregunta riendo a lo bajo.

-Ah… mi mamá dice que se me ve lindo… trabaja en una florería y ella me las hace- sonríe simpático.

-¿“las”? ¿Tienes más?

-Sip; tengo muchas.

-Mh; ¿no crees que te ves muy maricón con eso puesto?

-¿Ah? pues yo creo que no…

-… Pues bien por ti- toca la campana para entrar a clases.

Ambos se paran y entran a la clase siguiente; y así transcurre el día, conversan mucho la verdad… las intenciones del Jaime eran otras cuando lo conoció; no lo quería como amigo, tal vez para el webeo matutino pero nada más… hasta ahora; algo en él lo hacía tener que conversar con él, aunque sean 2 minutos.

–+–

A la semana de conocerse… ya eran demasiado amigos. Un día en la mañana cuando Nicolás ve al Jaime buscando cosas en su casillero y le dice desprevenido:

-¡Jaime!

-Mierda- dice asustado- ¿Qué pasó?- dice un tanto preocupado.

-Mira- estira las manos y en estas se encuentra una corona de flores colores rojos; rosas obviamente.

-¿Y eso?- pregunta en tono raro y con un nudo en la garganta.

-Es para ti- le sonríe de oreja a oreja- te las hizo mi mamá- la verdad es que no dejaba de sonreír.

-Amh… ¿ya?- toma la corona la mira bien y a guarda en su casillero con cariño- tal vez la use; pero aquí no ¿sí? Tengo una reputación que no puedo arruinar- le guiña un ojo, cierra su casillero y se va al baño.

-¿Qué fue eso?- se dijo así mismo en voz alta… esos ojos.

–+–

Al siguiente día Nicolás invita al Jaime a su casa ya que tenían en común el tipo de juegos que les interesaba.

-¿Jaime?- le tira un papel en la cabeza para que lo tomara en cuenta.

-¿Qué?- pregunta un tanto molesto.

-¿Queri ir a mi casa?- pregunto sonrojado y mirando el suelo.

-… ya po- le sonríe- ya oye sigue anotando nomá- lo hace reír y el día sigue todo normal.

–+–

Jaime se encontraba en la puerta de una florería muy bien vista en la ciudad; entra y se encuentra una señora no más de 55.

-Hola joven- le sonríe simpática.

-Hola- le sonríe igualmente- ¿se encontrará Nicolás?

-Ajaa, así que tú eres el famoso Jaime; Nicolás me ha hablado de ti… puff, ya perdí la cuenta- ambos se ríen y el Jaime se encuentra sonrojado; intentando ocultarlo con la capucha que tenía.

De repente aparece Nicolás de una puerta trasera y ve al Jaime riendo con su madre; se sonroja un poquition y los interrumpe.

-Aers, ¿de qué se reían?

-De nada- sonríe Jaime.

-Hm… te voy a creer- le toma del brazo obligándolo a entrar a la puerta de la cual salió anteriormente- ma, vamos a mi pieza por si nos necesitas- le sonríe y se lleva a un Jaime medio extrañado con la actitud del moreno.

Subieron al 2° piso y entran a la pieza del mayor. Jaime se sienta en su cama y el moreno en su silla de computador; apoyando su codo en una pierna y con una mano tomándose la cara; estaba sonriente como siempre.

-¿Por qué me invitaste?

-No se… quería hablar- le dirige una mirada coqueta.

-¿Y de qué si se puede saber?- le devuelve la mirada

-…He escuchado que no eres quien yo creo; dicen que eres agresivo, no saben porque conversas conmigo sin hacerme nada todavía… no lo entiendo… ¿de verdad eras así?

-Pues… sí; y no sé porque; siempre he pensado que soy uno del montón; y que cuando eres malo te tiene respeto.

-También es malo tener ese tipo de respeto…

-Si… pero no sé porque es diferente contigo- lo mira a los ojos; esos ojos color avellana; con su corona de flores siempre en su cabellera.

Nicolás se sonroja demasiado; le atrae el Jaime, y no tiene vergüenza de decirlo… el menor coloca sus manos en su cara; suspira y lo vuelve a mirar.

-Siento que no puedo ser así contigo- le sonríe inclinando su cabeza haciéndolo ver tierno.

-¿Por qué ha?- ríe despacio imitando el gesto del menor; inclina la cabeza y se le sale la corona que llevaba puesta; tan rápido como la vio caerse, el menor la recoge y se la entrega con una sonrisa en su rostro- Gracias- le sonríe de vuelta y se sienta a su lado tocando brazo con brazo.

Se queda viendo la corona… no se la pone otra vez… solo la mira.

-¿Por qué no te la pones?- lo mira el menor confundido.

-No se… siento que no la necesito- voltea su cabeza mirando los ojos avellana del barbón; directamente a los ojos; está sonriendo… está feliz y no sabe exactamente el motivo.

-Ou… pues- aparta la mirada dirigiendo esta al suelo- te vez más lindo así ¿sabes?

-…- le sorprende un montón que un hombre como el Jaime le digiera esas palabras… ¿será que también le atraigo? Piensa en su mente- ¿Jaime?

-¿Nico?- lo vuelve a mirar.

-¿Yo… yo te podría atraer?- dice tartamudeando.

-…Pues claro; no soy cerrado de mente- sonríe al aire.

-Mh…

-¿Y tú?… ¿Te figarías en un hombre?

-Pues… claro. Como dicen… “el amor es ciego”- le sonríe.

-Emh- se acomoda el menor de los dos mirándolo de frente- ¿Nico?

-¿Si?- imita la acción del anterior y se gira para mirarlo de frente.

-Eh…y-yo… ¿te puedo dar un beso?- su voz es tan suave…

-¡¿Qué?!- se sorprende muchísimo la verdad…

-N-nico y-yo… perdón, te incomodé lo se… lo siento; no volverá a pasar- agacha la cabeza lentamente; ¡se siente tonto!

-¡No! O sea… no es eso… solo que me sorprendí es todo- pone su mano en el mentón del menor y levanta su cabeza en signo de que lo mire.

-N-nico yapo no juguí con estas cosas…

-¿Quién dijo que estoy jugando?- le sonríe tierno y se acerca lentamente a sus labios.

-¿Estás seguro de esto?- dijo entrecerrando los ojos.

-Completamente…-

Y se besan… solo moviendo sus labios con el ritmo de sus corazones; tan lindo y tan tierno a la vez ¿Cómo un hombre como el Jaime… tan lleno de carácter y de aspecto rudo… está besando a Nicolás… un niño tan anormal para sus compañeros pero a la vez tan complemental para el menor?

Nunca sabremos que pasaba por sus mentes realmente al tener la necesidad de poseer esos labios… tan lejanos para ellos.

Se separan lentamente; no abren los ojos todavía… se quedan así hasta que se posicionan en el estado inicial… y abren los ojos al mismo tiempo.

-Eso fue… tan…

-Hermoso…- termina la frase el moreno.

-Nico…

-¿Si?

-Gracias wn- lo abrasa repentinamente.

-¿Por qué? si no he hecho nada- ríe y lo abrasa también.

-Wn, necesitaba ese alguien que me complementara… tú… tan diferente a mi… somos como hechos el uno para el otro- estaba a punto de llorar el wn.

-Pero wn; cálmate- ríe- mi guagua; míreme- hecho realizado- no llores que me vas a hacer llorar también- el menor ríe con el comentario del moreno- ¡ves! Esa hermosa sonrisa quiero; no tus lágrimas- le da un beso en la mejilla y acaricia esta- ahora estamos juntos; y nadie nos detendrá- le sonríe melancólico.

-Claro jajah- sonríe con pequeñas lágrimas en los ojos; lo vuelve a abrazar y hunde su rostro en el cuello del mayor; hace suspiros largos y entrecortados; al calmarse, siguiendo en el cuello del mayor dice:

-¿Siempre juntos cierto?- se aleja un poco y se limpia las pequeñas lágrimas.

-Obvio po wn- ríe simpático y le da un piquito. (beso corto)

Hermosas personas pueden llegar a tu vida… como ángeles caídos del cielo.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Espero que les haya gustado.

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires abrió sus puertas para despedir a Gustavo Cerati. Un homenaje grupal, casi tribal, que los seguidores del músico realizaron en una ceremonia colectiva que se extendió a lo largo de toda la noche. (AP)

Reflejos: Capitulo 1 - Hablando Solo (Wigetta)

Me encontraba arreglando mi camisa frente al espejo del baño, estaba por salir del turno y regresar a casa, ya era algo tarde en la noche, pero la ventaja de vivir en Los Ángeles era que la cuidad era muy activa, inclusive durante la noche. Así que podía irme por las calles principales, aunque mi chófer personal me espera.

Me miré una vez más al espejo para poner mi cabello simétrico, odio cuando no lo está, mi barba ya se estaba haciendo presente en mi rostro, debo de afeitarme ya.
-Samuel deprisa, aún quieres que te deje en tu casa ¿no?- se escuchó la voz de mi amigo y compañero.
-Frank espera un poco, ya voy.- respondí tratando de arreglarme bien el cabello.

¿Quién soy?, me presento, me llamo Samuel De Luque, tengo veinticinco años de edad, “añetes” como yo les digo. Pues, ¿qué les puedo contar? Soy una persona sencilla, amable, que adora el deporte y ayudar a la gente. Pues en eso consiste todo mi trabajo.
Soy algo ancho de hombros debido a mi musculatura, alto y con pelo en pecho, lo que me hace ver algo más maduro de lo que realmente soy. Pero esa madurez la necesito para mi trabajo, me sirve mucho. Siempre me han dicho que tengo una bella sonrisa que alegra a los demás, soy dedicado, buena persona supongo, y como decía mi madre: “un joven ejemplar”.

-¡Vamonos Samuel!- apresuró Frank golpeando la puerta del baño.
-Un minuto- yo me seguía arreglando -. Te prometo que le golpearé- dije mirando al espejo con algo de rabia -. ¿Cómo puedo callarle la boca?- pregunté.
-Deja de hablar solo y apresúrate, quiero llegar a casa, mañana me toca el turno temprano.- golpeó impaciente una vez más la puerta.
-Oh, joder, que pesado que es…- Como gracias a los Dioses, finalmente había terminado de arreglarme. Joder, no tardo mucho, que exagerado que es.
Abrí la puerta y se hizo ver mi amigo. Frank Garnes otro joven en este sitio, es algo menor que yo, tanto en tamaño como en cantidad de añetes. Tiene un cabello hacia arriba, aunque algo corto para su gusto, pero era por temas laborales. Poseía una sonrisa muy alegre y una risa contagiosa. Me agrada mucho pasar tiempo con él, me alegra el día.

Pero bueno, la historia no va en dirección suya. Por ahora.

-¿Sabes?, a veces me preocupa lo que te tardas en arreglarte- hablaba Frank caminando a mi lado para salir del lugar -. ¿No has pensado en que quizás seas mujer?- bromeó con carcajada incluida.
-¿No has pensado en cambiar tu risa?- contraataqué riendo más fuerte al ver la cara de Frank cambiar.
Caminamos molestando desde los baños, salimos y saludamos a algunos de nuestros compañeros. Nos despedimos de nuestro superior y salimos del edificio.

Miré atrás un momento viendo el cielo ya más oscuro, observé el edificio en el que trabajo. La Sexta Comisaría de la ciudad de Los Ángeles. Era el lugar donde frecuentemente llegaba a trabajar junto a mi compañero. Frank y yo somos policías de L.A. ya hace dos años ejerciendo justicia y seguridad a la gente. Porque si que era necesario policías rondando por Los Ángeles. Ambos eramos orgullosos de nuestra profesión y de todo lo que llevaba eso, es bastante complicada. Fue complicado el entrenamiento y las enseñanzas, pero con tiempo y dedicación, pudimos manipular hasta las armas.

-Ahora hablando enserio- dijo Frank una vez en el auto mientras se colocaba el cinturón -. ¿Enserio siempre hablas solo al espejo?- preguntó Frank encendiendo el motor.
-Tío, ya te lo he dicho, son ejercicios de autoestima. Cosas de motivación frente al espejo.- me defendí con nervios.
-Sí, pero no es normal que alguien se hable tanto al espejo.
-Bueno, quizás de verdad quiero motivarme a mí mismo y hacer las cosas bien.- contesté subiendo mi ceja. Condujo desde la comisaría hasta el centro de la ciudad. Me acomodé la camisa azul oscura que llevaba, soltándole el primer botón. Ya que habíamos salido y pronto estaríamos de civiles podía relajarme un poco.
Miré a la ciudad, luces por todos lados, teatros, cines, restaurantes, diferentes lugares que jamás he visitado. Vi una cola increíble para entrar a un teatro.
-Deberíamos ir al teatro algún día, ¿te gustaría?- pregunté en una dirección. Esperando la respuesta sin quitarle la mirada al lugar.
-¿Quieres ir al teatro?- preguntó Frank lo que me hizo saltar del susto. No me esperaba esa respuesta… digo…
-¿Te gustaría ir?- le miré con el corazón en mano del susto recién pasado.
-Sí, creo que sería interesante…- vale, acabo de hacer una cita con Frank para el teatro, ¿podría esto ser más homosexual?
-Vale, ¿y a comer?- pregunté repitiendo las palabras que oí.
-Claro, sería bueno distraerse.- respondió sin dejar de prestarle atención al camino. ¿Qué mierda acabo de hacer? Hice un cita con Frank, mierda.

Me silencié un momento para no decir otra cosa, fruncí el ceño y enfoqué mi mirada en el retrovisor del auto de Frank. No quité mi mirada enojada de él.
-¿Aún sigues mirándote?- me miró Frank de reojo -, ¿tanto te amas?
-Calla.- me sonrojé y giré mi cabeza a la gente de la ciudad. Abriría la puerta y rodaría para salir de lo incómodo de esto. Gruñí en un momento escuchando risas.
No demoramos mucho en llegar hasta mi casa. Frank detuvo el auto y me bajé.
-Gracias, tío.- me despedí.
-Nos vemos.- se despidió.
Por un momento me quedé parado viendo el automóvil y suspirando.
-Maldito.- murmuré al reflejo de un charco de agua que tengo en el suelo.

Vivo en la zona centro de la ciudad, en un departamento, quinto nivel. Tiene una buena vista de la ciudad nocturna, y como es la zona centro, frecuentemente veo las luces, escucho la música de los locales nocturnos y la gente bohemia.

Abrí la puerta luego de haber salido del elevador. Hogar dulce hogar. Entro para ver la cocina a mi izquierda y la sala al frente, están conectadas, paso directo a través de la sala y está un ventanal grande que da paso a mi terraza donde tengo una silla, plantas y una sombrilla. La cocina se divide con una isla, tengo una televisión frente a mi sofá verde de la sala, una mesa de centro en también. El suelo es de unas baldosas ásperas y bonitas de color marrón y gris, es el color principal de todo el departamento. Atrás del sofá hay unas escaleras de caracol que llevan a un pasillo en el segundo nivel, donde hay una baranda. En el pasillo hay dos puertas, una es el baño y la otra mi habitación.

Me acerqué a la nevera, pasando por el espejo que tengo junto a la entrada, y la abrí, saqué algo de beber en un vaso. Lo bebí de inmediato, necesitaba mojar mi garganta.
-Necesitaba esto, eh.- caminé hasta las escaleras, pasé junto a otro espejo y miré, no tengo ganas de ver televisión, necesito dormir.
Subí hasta el segundo nivel, mientras me soltaba la camisa de los pantalones y me saqué el cinturón. Entre la puerta del baño y mi habitación había otro espejo colgado.
-Hoy fue agotador, lo sabes.- me solté botón por botón la camisa de policía. Dejando ver mi físico, no presumo, es como cualquier otro que hace ejercicio.
Entré al baño y me cepillé los dientes, en todo momento mirando el espejo.
-Mañana tengo libre- murmuré escupiendo. Una vez estuve listo reí -. Serás tonto.
Caminé hasta mi habitación y tomé un espejo en el suelo para dejarlo sobre mi mueble.
-Ya vete a dormir.- reí.

Se preguntarán por qué hablo solo. Al igual que Frank, pues la verdad pura es muy diferente a los ejercicios de autoestima.
Yo no hablo solo, le hablo a alguien. Y ese alguien es uno de mis mejores amigos desde hace cuatro añetes. Frank dice que estoy loco porque él no sabe del tema. Aunque quizás sí, estoy loco. Pero he aprendido a sacar cordura dentro de mi locura.

Mi razón es de cabello negro, piel blanca, unos ojos oscuros y achinados, y una sonrisa que deja ver unos hermosos dientes junto a unas rojas, infladas y bellas mejillas. Se llama Guillermo, Guillermo Díaz. ¿Cómo hablo con él? Aún no sé bien la respuesta, pero soy el único que puede hablar con él. ¿Dónde está? Pues dentro de cada reflejo que se hace; espejos, vidrios, agua, pantallas, todo lo que haga un reflejo, ahí estará él siguiéndome. Es la razón por la que la gente cree que me amo tanto y por la que tengo la casa con varios espejos.

-¿De verdad te molestó que te hiciera una cita con Frank?- preguntó él que estaba en el espejo al frente de mí. Cuando caminé desde el baño y levanté el espejo, apareció en él, es como si caminara de un reflejo a otro junto conmigo.
Dejé mi pistola en el cajón y me comencé a quitar los pantalones. Guillermo siempre está en los reflejos, soy el único que puede verle y hablarle, por eso creen que tengo problemas, quizás mentales. Guille, o Willy también le digo, viste jeans, un abrigo gris y creo que una camiseta blanca, no sé si lleva zapatillas, no le he preguntado. Casi nunca veo su cuerpo entero, generalmente en los reflejos le veo desde la cintura hacia arriba.
-No es que me moleste, pero nunca he ido al teatro y no sé qué están actuando- dije quedando solo en boxers semi-desnudo y buscando mis pantalones de pijama, mis pies descalzos tocaban el frío suelo, me acomodé mi asunto abajo y me rasqué el culo -, ¿alguna idea? Ya que tú me hiciste esto- Guille no respondió, me giré y me miraba simplemente -. ¿Guille?- chasqueé los dedos.
-¡Ah!- exclamó.
-¿Qué puedo invitarle a ver?- repetí.
-Ah pues… no lo sé, no sé qué están actuando.- me dijo como volviendo en sí. Me puse la pijama y me lancé a la cama, estaba fría, pero pronto se abrigará con mi propio calor.
-Vale, espero que se me ocurra algo.- murmuré mirando el techo.
-Lo harás.- dijo Guille desde el espejo. Le miré y le sonreí, lo que hizo que él mirara a otro lado.
-¿Por qué nunca hacemos algo juntos?- le consulté y el tosió.
-¿Pues será porque estoy muerto y nadie me ve?- dijo con sarcasmo mientras soltaba una risa.
-Puede que sí, pero me gustaría saber mucho sobre ti.- murmuré.
-Además tu sabes que es agotador tener que ir de reflejo en reflejo contigo.
-¿Agotador?, eres un fantasma.- aclaré riendo.
-¡No creas que no me canso!
-Vale, vale… solo digo que algún día quisiera saber más cosas sobre ti.- a pesar de llevar tiempo viéndole y hablando con él, siento que falta mucho por conocer, pues cada vez que intento hablar con él sobre su vida, me cambia el tema o desaparece.
-Sí…- le miré fijo y serio, pero luego solté una sonrisa.
-Hasta mañana.- murmuré sonriente.
-Adiós, Samuel.- sonrió y lo vi desaparecer suavemente en el reflejo, como siempre se desvanece. Él es Guillermo, el fantasma y mejor amigo que veo en los reflejos. Y esta es nuestra memoria fantasmal.

6

Un mes más, la lista de quedadas os espera pacientemente. Si queréis averiguar cómo es la experiencia de organizar una, nada mejor que hacerlo de la mano de otros usuarios de la comunidad. Esta vez le toca el turno a pablets, que nos ha contado cómo fue el último encuentro de este multitudinario grupo con todo lujo de detalles. ¡Dentro crónica!

El 28 de febrero tuvo lugar en Madrid la segunda quedada nacional de España. Un equipo de organizadores absolutamente nada expertos se encargó de intentar mejorar cosas del año anterior y aprovechar las que ya fueron estupendas para que se animara aún más gente. Al final asistimos más de 70, la mayoría de fuera de Madrid y, muchos de ellos, nuevos en cuanto a quedadas se refiere.

Empezamos a las 6:30 en la Puerta del Sol, punto de reunión típico en esta ciudad, donde izamos un estandarte tumbleriano —que podéis observar en las fotos— hecho especialmente para que toda la gente nos localizara rápido. Luego nos fuimos juntos a tomar algo a un bar céntrico, donde la mayoría nos quedamos a cenar. Nos hicimos una foto masiva y bailamos el «no conquistas nada con una ensalada» mientras salían las hamburguesas. También hubo algún incidente de gente engullida por las mesas, entre otras cosas.

Como veréis, algunos íbamos disfrazados. Unos cuantos de Juego de tronos (por ahí están Daenerys, Oberyn Martell, Daario Naharis…) y otros de otras cosas, como de los Village People, de vikinga, de anons, de cubata… La quedada no fue en carnaval, pero la del año pasado sí, así que decidimos seguir la tradición, aunque no era obligatorio. La gente nos miraba un poco raro por la calle, pero nosotros no tenemos vergüenza ninguna. 

Keep reading

xvale96x  asked:

Holaa acabo de conocer tu blog y me encanto!! *-* vi una de tus respuestas y habla sobre "partials" es una serie,libro,película?...me gustaría saber la sipnosis me encanto \(*-*)/

holiiii, Partials es un libro, en realidad una trilogia, esta MUY buena, yo tengo los libros firmados TuT *llora de alegria*

aca te dejo la sinopsis, de verdad te la super recomiendo


Partials: La Conexión de Dan Wells:

Nuestro tiempo se acaba. La humanidad está a punto de desaparecer.

En 2076, en un mundo devastado por la guerra, los seres humanos están al borde de la extinción y la clave de la supervivencia está en manos de una chica de 16 años. La humanidad esta a punto de desaparecer tras haber perdido la guerra con los Parciales (seres creados con tecnología genética, idénticos a nosotros). Los humanos sobrevivientes fueron reducidos a unos pocos miles por el RM, un virus letal utilizado como arma biológica, al cual solo parte de la población es inmune. Los habitantes se concentraron en Long Island y, aunque los Parciales se han retirado misteriosamente, su amenaza persiste. Pero lo peor de todo es que en 11 años no ha habido un solo bebé que haya sobrevivido al RM.

Kira Walker, una estudiante de medicina de 16 a los, se encuentra en la línea de fuego de esta batalla. Es testigo de los estragos que causa el RM y también de las leyes de embarazo obligatorio, que han llevado a la ciudad a las puertas de una guerra civil. En esta desesperada búsqueda por salvar la continuidad de su raza, Kira descubrirá que la supervivencia de humanos y Parciales dependerá de sus esfuerzos por comprender la conexión entre ambos, algo que el mundo ha olvidado…o quizás, nunca supo que existía. En el camino develará varios misterios y un secreto que va más allá de las luchas por el poder, el control y la conservación. ¿Rebeldía u obediencia? ¿Autoritarismo o revolución? La respuesta parece ser una sola: libertad. Pero ¿a qué precio?.

Era verano, vacaciones, acordamos conocernos en tal lugar y tal hora, estaba muy nervioso, no sabía si le interesaría o le gustaría, esa tarde nos juntamos y perdemos el tiempo un rato conversando y fumando, me llamaron mis padres para decirme que van a salir, que vuelven en la noche y que tenía que ir a buscar la llave de la cabaña que estábamos arrendando, le dije que me esperara, voy a buscar las llaves y vuelvo, cuando llego conversamos y de a poco me acerqué a ella hasta que la distancia entre nuestros labios es casi inexistente y rozo sus labios con los míos, ella puso su mano detrás de mi cabeza y me besó, estuvimos besándonos por un rato y luego me paré tomé su mano y la llevé a la cabaña y cuando llegamos pasamos directo al dormitorio, nos besamos, me tiré en la cama y ella se subió a mí, al estar en esta posición y con los besos y la situación me excitó y como estaba sobre mi ella siente mi erección y comenzó a moverse hacia atrás y adelante de una manera extremadamente sexual, yo mordí su cuello lo que generó un leve gemido, casi inaudible, comencé a besar su cuello mientras mis manos suben acariciando su cuerpo hasta llegar a sus pechos, los acaricié luego metí mis manos bajo la ropa y desabroché su sostén y comencé a acariciar sus senos directamente, jugueteé con sus pezones hasta que me dijo “estoy lista” y tocó mi pene por sobre el pantalón, desabrochó el cinturón y el pantalón y metió su mano en mi ropa interior y comenzó a masturbarme al sentir eso yo hice lo mismo con ella, comienzo de a poco metiendo primero solo un dedo y luego dos, al introducir dos dedos en su vagina comenzó a sentir placer y dejó escapar un par de gemidos muy suaves y leves, mientras todo esto sucede nos estamos besando y mi otra mano juguetea con uno de sus pezones, le quito la polera (como desabroché el sostén, éste sale enredado con la polera) y comienzo a besar sus pechos, y luego me me quitó la polera, yo no aguantaba más y nos giré, ahora ella estaba abajo y comencé a besarla desde la boca hacia abajo, pasando por su cuello, sus pechos y al llegar a la altura de la vagina, desabroché su pantalón, ella está muy nerviosa pero me dejó continuar y quité su pantalón junto con su calzón y comienzo a masturbarla un poco más, luego de hacer esto comienzo a darle un sexo oral con todo lo que sé. con este sexo oral ella estaba casi en un punto máximo de placer gimiendo cada vez más fuerte, me detuve para ponerme un condón y cuando vio mi pene se sintió un poco con miedo y otro poco excitada y comienzo a penetrarla, al principio muy lentamente y de a poco, como era su primera vez las primeras penetraciones le duelen un poco pero luego comienza a sentir el placer, y comienzo a penetrar más profundo, más rápido, más fuerte, ella suelta gemidos ya de placer total, mientras nos besamos y sus manos pasan por mi espalda, mordí su cuello y su boca quedó justo al lado de mi oído y escuché sus gemidos, está muy excitada, y me dijo que quería estar arriba, entonces giramos y ella se sube a mi, a estas alturas ya no duele y es solo placer, y comienza a moverse cada vez más rápido y con más energía, al estar en esta posición puedo ocupar mis manos para acariciar sus senos y puedo besarlos, sentí el calor de su cuerpo en contacto con el mío, cada penetración, cada caricia en sus pezones, cada segundo hizo crecer la excitación y el erotismo del momento, ella gemía muy fuerte y eso me excitaba al máximo, estábamos los dos a punto de explotar, ella echó su cabeza hacia atrás y lo sintió y lo supe, el clímax llegó, ella gritó y cayó rendida sobre mi pecho, nos quedamos así un par de horas, estábamos exhaustos, luego la fui a dejar a la puerta de su casa, se despidió, volvió a su ciudad y nunca más supe de ella…
Amnesia ~Rubelangel

Dedicado a ra-ra-raspy:) [semana 2]

“Me voy a casar”

Esas palabras se repetían una y otra vez en la mente del joven de cabello castaño claro, el cual iba y venía entrando a su casa y sacando cajas, subiéndolas a su auto. Subió la última caja y hecho un último vistazo a su casa, ya tenía todo guardado, todo listo.

Con los ojos cristalizados subió al auto y comenzó a conducir.

~https://www.youtube.com/watch?v=9u3y5fmoAvA ~

Comencé a conducir hacia la casa de mi madre, llevaría todas las cosas a su casa antes de irme, dejaría todo con ella, mis cosas y mi vida.

“Conducía por todos los lugares a los que solíamos ir, quedando perdido”

El camino a casa de mi madre pasaba por todos esos lugares donde fuimos a ser del gilipollas con el, llamándome uno en especial, el parque.

“Pensé en nuestro último beso, como se sintió, la forma en la que sabía”

~-¿Terminar? -pregunte espantado cuando lo escuche decir eso.

-Si… Deberíamos terminar… -tomó aire y llevo sus manos a su bolsa- Estoy.. Estoy saliendo con alguien más.

- ¿Que? -solté como quejido, alguien más…

-Es difícil, pero…- No lo deje terminar y me abalance a el, sintiendo sus subes labios una vez más, respondió mi beso mientras acariciaba mi cabello. Jamás pensé que ese sería nuestro último beso~

Sentía como mis ojos de nuevo se hacían agua y tuve que parar el auto para evitar un accidente. El llanto que había aguantado desde hace meses estaba saliendo hoy.

“E incluso pensé en tus amigos diciéndome que estas bien, ¿Estas en alguna parte sintiéndote sólo mientras ella esta justo a tu lado?”

Ellos me decían que esta bien, que lo ven feliz con ella, pero nadie más que yo lo conoce, nadie conoce esa tristeza en sus ojos. Nadie más que yo.

“Cuando ella te dice esas palabras que te hieren, ¿Lees las que yo te escribí?”

~-¿Cómo te trata la vida? -sonreí al leer ese mensaje suyo.

-Ya sabes, el trabajo, la casa, todo es un desorden, ¿Y tu?

-Pues… Ya sabes.

-¿Volvieron a discutir?

-Fue una tontería

-Dime que te dijo.

-Que jamás llegare a hacer algo bueno de mi vida.

Suspire, esta tía aveces se pasaba un poco con sus palabras.

-Mangel, esta equivocada, tu sabes que eres una maravillosa persona, tengo fe en ti, en que algún día harás bien en tu vida, siempre lo haces, todo lo que haces es perfecto, tu eres perfecto. Joder, lo siento, no debí.. Decir nada.

-Rubiuh, ¿De verdad piensas eso de mi? ¿De verdad lo crees?

-No Mangel, no lo creo, lo se<3 

-Gracias Rubén, necesitaba escuchar eso de ti<3~

Suspire, todas esas palabras, todas esas cosas, ¿Nada le importo? ¿No significaron nada para el?

Mi móvil sonó, un mensaje de Alex.

“Hey Rubén, ¿Vendrás a la boda?”

“No” Respondí.

“¿A veces me empiezo a preguntar ¿Fue lo nuestro una mentira? Si lo que tuvimos nosotros fue real ¿Como podrías estar bien?”

“¿Dónde estas? He ido a tu casa”

“Alex, me voy, no se a donde, pero no pienso volver, por favor, no se lo digas”

“¿Estas bien?”

“Estoy bien”

Mentiras, yo no estoy bien,

Encendí de nuevo el auto y me fui a casa de mi madre.

“Recuerdo el día dijiste que te ibas”

~¿¡Australia!? -pregunte sorprendido.

-Si, ella quiere vivir ahí, después de la boda prometí irnos.

-Pero tu amas vivir aquí, amas tu trabajo, es tu sueño.

-Ya no.

“Los sueños que dejaste atrás, que tu no necesitabas”

-Mangel, desearía que no te dejarás llevar por todo lo que te dice, piensa un poco por ti ¿Es lo que quieres?

-No, desearía quedarme, pero… -suspiro y no dijo nada más.~

“como cada deseo que alguna vez hicimos”

¿Cómo podía tener ella tanta influencia en el si no la ama? ¿Cómo yo no tengo la misma influencia en el?

Llegue a casa de mi madre y le conté lo que pensaba hacer.

-¿Enserio te vas?

Pregunto mi madre después de ayudarme a bajar todas mis cosas y meterlas a mi antigua habitación.

-Si, quiero estar sólo, buscar una nueva razón para vivir.

-¿Es por Mangel?- suspire y asenti leve.- ¿Te irás a Noruega?

-No, es muy obvio, me irá a buscar. Aún no se a donde ir, te llamare cuando llegue a algún lugar.

-De acuerdo. -susurro y me abrazo fuerte, lo que más necesitaba en este momento, un abrazo de mi madre.

“Desearía poder despertar con amnesia, y olvidar cada pequeña estúpida cosa, como la manera en la que se sentía dormirse a tu lado, y los recuerdos de los que no puedo escapar”

Estaba ya en el aeropuerto con mi pequeña maleta, mirando los vuelos, ese lugar era perfecto para iniciar una nueva vida, y olvidarme de todo.

Debía esperar una hora a que saliera el vuelo. Mi móvil no dejaba de sonar, al parecer la boda sería en 2 horas y el novio preguntaba por mi.

Saqué el móvil, 10 llamadas perdidas, 3 mensajes de voz y 3 mensajes.

~Mensaje sin leer: Alexby.
“Suerte, te extrañare, tratare de que Mangel no lo sepa.

~Mensaje sin leer: Mamá.
Mangel me llamo, le dije que no sabía donde estas. Cariño ¿Estas seguro de esto?

~Mensaje sin leer: Mangel</3
¿Dónde estas? ¿Por qué no contestas mis llamadas? Por dios, llámame.

Suspire y vi los demás mensajes que había compartido con el, era como abrir más la herida en mi corazón que el mismo había causado.

“Las fotos que me mandaste aún viven en mi móvil, voy admitir que me gusta verlas, voy a admitir que me siento sólo”

~Mensajes de voz.
Cheeto:
“¿Dónde cojones estas? ¿Es verdad lo que me dijo Alex? ¿Piensas dejarle en un momento importante, deberías estar con el.”

“Duele saber que eres feliz, si, duele saber que seguiste adelante”

~Mensaje de voz.
Alexby:
Rubius, Mangel lo sabe, joder que me escucho decirle a Cheeto, ahora pregunta por ti, esta desesperado. Lo siento.

“Duele escuchar tu nombre cuando no te he visto en mucho tiempo”

~Mensaje de voz.
Mangel</3
“joder Rubén, ¿Cómo que te vas? ¿A dónde? No, no importa, tu no te vas, no te irás, no quiero que te vayas.. Joder, iré por ti al aeropuerto si es necesario, anda que voy por ti, por favor. No..”


~Pasajeros con destino a Los Ángeles, favor de abordar ahora.~

Tome mi maleta, guarde el móvil y camine hacia la puerta de abordaje. Este era un adiós a esta ciudad, un adiós a mis amigos, un adiós a el.

“Es como si lo nuestro nunca paso ¿Era eso una mentira? Si lo que tuvimos fue real ¿como podrías estar tan bien”

Subí al avión, me acomode junto a la ventanilla mirando hacia la pista, unas lágrimas ya salían de mis ojos y se iban por mis mejillas.

“Por que yo no estoy para nada bien”

Me abrace a mi mismo, dejando que el silencioso llanto saliera, cerrando los ojos, dándome por vencido al sueño.

“Desearía poder despertar con amnesia, y olvidar las pequeñas estúpidas cosa, como la manera en que se sentía dormirse a tu lado, y los recuerdos de los que nunca puedo escapar”

Desperté, todo estaba obscuro, parpadee varias veces para que mi vista a acostumbrara a la penumbra de la habitación. ¿Un momento? ¿Mi habitación?

Hice el intento de levantarme de la cama, pero sus brazos y todo su cuerpo aferrado al mío me lo impedían.

“Si hoy despertara contigo, junto a mi lado, como si todo esto hubiera sido un sueño retorcido…”

-¿Que pasa? -hablo con voz gruesa a causa del sueño, lo mire sorprendido, ¿Había sido un sueño? ¿Una horrible pesadilla?

-¡Mangel! -grite y lo abrace fuerte, aferrando mis manos a su cuerpo, como si me quisiera fundir con el, cerrando mis ojos aguantando el llanto.

“…Te sostendría más fuerte de lo que alguna ves lo hubiera hecho, y nunca te irías, y nunca me escucharías decir…”

Volví a abrir los ojos, estaba en el avión, todo había sido un sueño, un tonto sueño donde todo era mentira, donde el estaba con el.

Como desearía tener amnesia y olvidarme de todo lo que hice y vivo con el.

“por que yo no estoy bien, no, realmente no estoy bien…”


—————————————————-

Bueno, les presento mi primer Rubelangel :v Es hermoso para mi :v

Bueno, ra-ra-raspy, que te puedo decir, perdón si te dedique uno triste D’: es que, quería escribir uno así, pero prometo que si te gusta, escribo una segunda parte con un final más… Alegre xD

mas-real  asked:

Sobre que trata Partials?

ME ENCANTA PARTIALS, TE LO SUPER RECOMIENDO!!!

aqui la sinopsis: 

Nuestro tiempo se acaba. La humanidad está a punto de desaparecer.

En 2076, en un mundo devastado por la guerra, los seres humanos están al borde de la extinción y la clave de la supervivencia está en manos de una chica de 16 años. La humanidad esta a punto de desaparecer tras haber perdido la guerra con los Parciales (seres creados con tecnología genética, idénticos a nosotros). Los humanos sobrevivientes fueron reducidos a unos pocos miles por el RM, un virus letal utilizado como arma biológica, al cual solo parte de la población es inmune. Los habitantes se concentraron en Long Island y, aunque los Parciales se han retirado misteriosamente, su amenaza persiste. Pero lo peor de todo es que en 11 años no ha habido un solo bebé que haya sobrevivido al RM.

Kira Walker, una estudiante de medicina de 16 a los, se encuentra en la línea de fuego de esta batalla. Es testigo de los estragos que causa el RM y también de las leyes de embarazo obligatorio, que han llevado a la ciudad a las puertas de una guerra civil. En esta desesperada búsqueda por salvar la continuidad de su raza, Kira descubrirá que la supervivencia de humanos y Parciales dependerá de sus esfuerzos por comprender la conexión entre ambos, algo que el mundo ha olvidado…o quizás, nunca supo que existía. En el camino develará varios misterios y un secreto que va más allá de las luchas por el poder, el control y la conservación. ¿Rebeldía u obediencia? ¿Autoritarismo o revolución? La respuesta parece ser una sola: libertad. Pero ¿a qué precio?.

No podemos llamar amor a lo que Dios llama pecado, ni orgullo a lo que bíblicamente es una vergüenza.

FUERA DE ESTE DISEÑO NO HAY MAS.

Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. Apoc. 21:8

No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero. Apoc. 21:27 

Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad . Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira. Apoc. 22:14-15