prophète

Tenía miedo de que todo acabara, tenía miedo que un día nuestras miradas ya no se cruzaran más, de que aquellas tardes juntos ya no existieran más, tenía miedo del sentimiento que vendría si todo acababa.
Tenía tanto miedo de tener que te olvidarte, me daba pánico ir por algún lugar sin esperanza alguna de encontrarte, tenía miedo de que el brillo de tus ojos ya no se encendiera cuando me mirabas.
Tenía tanto miedo de perder aquello que teníamos.
Tenía miedo de que pronunciaras el nombre de alguien más como pronunciabas el mío, miedo a que te perdieras en otros ojos, miedo a que besaras otra boca.
Me daba miedo pensar en ti con alguien más, y me daba miedo saber que seguramente sería yo la que terminara más lastimada.
Me daba miedo que nos perdiéramos.
Pero al final de todo; esos miedos se desvanecieron, para darle paso a la realidad, todo aquello que temía pasó.
—  La sinfonía del alma.