premios academia

Hayao Miyazaki

es un director de cine de animación, productor, animador, ilustrador, dibujante de mangas  y productor de anime japonés de renombre internacional y con una carrera de cinco décadas. Junto con Isao Takahata, fundó Studio Ghibli, un estudio de películas y animación. Ha sido comparado conWalt Disney, Steven Spielberg u Orson Welles.

 Entre sus filmes de animación más populares se hallan títulos como El viaje de Chihiro (que rebasó los ingresos en taquillas de Japón y superó el éxito obtenido por Titanic, también obtuvo el premio como Película del Año en los Premios de la Academia de Japón, y fue la primera película de anime en ganar un Premio Óscar), La princesa Mononoke, Mi vecino Totoro, El castillo ambulante y Ponyo en el acantilado. 

HASTA EL ÚLTIMO HOMBRE / HACKSAW RIDGE, de Mel Gibson

Más de dos décadas han pasado desde que el actor Mel Gibson probara suerte tras las cámaras con “El hombre sin rostro” (1993) –la adaptación de la novela homónima de Isabelle Holland– y de que se consagrara como realizador con apenas su segundo largometraje “Corazon Valiente” (1995), la película biográfica sobre el libertador escocés William Wallace que le mereció los dos premios de la Academia más importantes: mejor película y mejor director. Pero mientras Gibson continuaba con su carrera en asenso como director con propuestas polémicas tales como “La Pasión de Cristo” (2004) y “Apocalypto” (2006), la controversia y el escándalo se instalaron en su vida personal luego de una serie de eventos: fue detenido por conducir en estado de ebriedad, hizo unas muy desafortunadas declaraciones antisemitas, se destapó su escandaloso divorcio y la no menos tormentosa relación que sostuvo con una pianista rusa; todo ello desembocando en un veto por parte de Hollywood y una caída de gracia por parte público. Una década más tarde, el castigo de la industria fílmica estadounidense ya ha sido levantado y su nuevo proyecto no sólo ha sido estupendamente recibido por la crítica y el público, sino que la misma Academia la ha considerado entre lo mejor del año otorgándole seis nominaciones a los premios Oscar incluyendo las tres categorías principales: mejor película, mejor director y mejor actor.

“Hasta el último hombre” continúa por la línea acostumbrada de Mel Gibson: es el retrato de un hombre que se niega a traicionarse a sí mismo y mantenerse fiel a sus ideales, valores y principios en un momento crítico cuando se tiene todo en contra. Basada en la historia real de Desmond T. Doss, un hombre que durante la Segunda Guerra Mundial se enlistó en el ejército para defender a su país, pero que se negó rotundamente a tocar un arma por contraindicar los mandamientos de su fe cristiana, particularmente el que dicta que «no matarás». La odisea de este hombre que finalmente fue condecorado como héroe al final de la guerra luego de haber salvado la vida a decenas de soldados heridos en medio de la famosa y brutal Batalla de Okinawa, ya había recibido tratamiento cinematográfico, aunque en formato documental –"El objetor de conciencia", una pieza que incluso puede ser encontrado en la red de manera gratuita–; sin embargo ahora Mel Gibson narra la historia con su particular visión y echando mano de una titánica producción.

Protagonizada por Andrew Garfield como Desmond Doss, Gibson nos mete de lleno en la vida del personaje desde que, durante la infancia y como parte de un inocente juego infantil, golpea peligrosamente la cabeza de su hermano, presentado de esta manera la primera de las analogías entre la vida del protagonista y algunos personajes bíblicos. Así, esta anécdota que hace referencia directa a Caín y Abel, muestra el primer indicio de conciencia de Doss sobre la capacidad de hacer el mal y la decisión personal de no volver a hacerlo. En una serie de analogías ya durante su vida adulta –durante su etapa de entrenamiento en el campamento del ejército así como en el sanguinolento campo de batalla–, Gibson inserta referencias visuales que nos remiten tanto a pasajes bíblicos como a personajes y tradiciones religiosas, tal es el caso de la tentación de Jesús en el desierto –la escena en la que su novia lo visita en su celda mientras espera el juicio en la corte marcial pidiéndole que sea sensato y ceda un poco a sus convicciones; o aquellas múltiples sugerencias (unas más sutiles que otras) de sus compañeros y superiores para que abandone las filas armadas–, como a la descarnada Pasión de Jesucristo, y finalmente, a su ascensión celestial –aunque también tenemos una escena que emula el rito bautismal tras la primera batalla. De manera absolutamente deliberada, el director muestra de una manera descarnada el infierno que representan los conflictos bélicos –la combinación de la fotografía y el diseño sonoro es impactante–, y a través de estas visiones casi dantescas hace patente el sufrimiento y la redención de los soldados.

“Hasta el último hombre” es una cinta técnicamente impecable pero que no puede evitar el padecimiento de un montaje en el que los acontecimientos se desarrollan de manera precipitada –la escena del juicio se siente anti climática y con una resolución apresurada casi al borde de lo inverosímil, por poner solo un ejemplo–, perdiendo así la oportunidad de desarrollar una tesis más contundente sobre las convicciones de Desmond Doss como el «objetor de conciencia» en el conflicto armado; sin embargo, y pese a ello, es una propuesta que funciona como un documento pacifista por parte de un hombre temperamental y visceral que llegó a ser uno de los más repudiados en la última década. En esta suerte de re interpretación de la Pasión de Cristo, Gibson canoniza al estoico Doss a través de una historia igual de furiosa, cruda y violenta que la de el Hijo de Dios, pero ahora en clave bélica que mantiene intacta la sutileza del mensaje sobre el pacifismo, el poder la fe, las convicciones, el sacrificio, el perdón y la redención.

Antonio Ruiz | @FinbarFlynnXY

HASTA EL ÚLTIMO HOMBRE
Hacksaw Ridge | 2016 | Dir. Mel Gibson | Actores: Andrew Garfield, Sam Worthington, Hugo Weaving, Vince Vaughn, Teresa Palmer, Luke Bracey, Rachel Griffiths, Richard Roxburgh, Matt Nable, Nathaniel Buzolic, Ryan Corr, Goran D. Kleut, Firass Dirani, Milo Gibson, Ben O'Toole, Richard Pyros, Robert Morgan, Dennis Kreusler, Michael Sheasby, Ben Mingay, Damien Thomlinson, Nico Cortez, Darcy Bryce, Roman Guerriero.

De Mexico para el mundo (del cine)

Felicidades a El Negro y El Chivo por sus premios de la academia por mejor director y mejor cinematografia…por segundo año consecutivo!