portunidades

Por si no te vuelvo a ver...

No importa cuántas veces discutamos, ni cuántas veces pensemos que ha llegado el final… de alguna forma volveremos a encontrarnos, siempre serás lo primero en que piense al despertar.  Y podrán pasar muchos años, podremos enamorarnos de alguien más, pero lo único seguro que tengo en la vida, es que no he de olvidarte jamás.

Y cuando todos cuenten anécdotas, siempre me harán recordar alguna en la que estés incluido tú; porque tu nombre está tan tatuado en mi mente, que no habrá nada que no me haga pensar en ti. No quiero sonar como una demente, discúlpame si es así, pero es tan importante que sepas lo mucho que significas en mi vida, es muy importante que sepas lo que has logrado en mí.

Han sido algunos años a tu lado, han sido miles de momentos en donde no te costaba nada hacerme reír. Son también las lágrimas que juntos derramamos y muchas otras que derramé presagiando un fin. Los daños son siempre lecciones y es por algo que suceden, no me arrepiento de nada de lo que haya pasado, pues todo eso es lo que me ha hecho lo que soy… una guerrera.

Tal vez no sepas a donde me dirijo, y la verdad es que ni yo lo sé. Pero sentí esa repentina necesidad de escribirte, de pensarte, de revivirte en mi mente. Jamás podría desearte el mal, jamás podría llegar a odiarte aunque en ocasiones es lo que más deseo… no puedo engañarme, siempre estaré agradecida por todo lo que juntos formamos.

Y aunque estos días han sido muy difíciles y he tratado de convencerme de que pronto pasará, sé que aún faltan días de angustia en que me preguntaré a cada momento sobre qué pasará con lo nuestro.

Y sea lo que sea que el destino tenga para los dos, no importa lo que ocurra, yo no pretendo olvidarte. Y al decir que no te olvidaré, no me refiero a que seré una desquiciada que te marque cada noche, me refiero a que aunque estemos en lados opuestos del mundo, serás un motivo para sonreír, para motivarme, para lograr todo lo que me proponga como tú tanto lo decías… porque a pesar de todo, tú siempre creíste en mí.

Mis palabras quizá van tomando forma, y empiezo a saber por qué mis manos querían escribir esto: Yo te amo, y permanecerá así cuantas veces leas esta carta. Y no, no te estoy pidiendo que te quedes o luches por mí, lo he hecho tantas veces que he perdido la cuenta al fin. Sólo quiero que lo sepas y lo guardes en tu corazón, solo quiero que tengas en mente que si alguna vez me recuerdas, seguramente también estaré pensando en ti.

Ahora estamos bien, pero con todas las pruebas que se nos han atravesado probablemente para mañana no sea así, y es por eso que no está de más decirte todo lo que he escrito aquí. Si alguna vez no vuelvo a verte o tú ya no me vuelves a ver a mí… sabré que dije todo lo que debía decir.

Los finales no tienen por qué ser malos, de hecho son los que marcan siempre la oportunidad de empezar de nuevo, y es por eso que si alguna vez nos separamos, sé que será porque a los dos nos espera algo bueno.

Y aunque al principio pueda doler y por un tiempo no querramos saber nada el uno del otro, debo dejarlo claro: No importa lo que ocurra… tú siempre serás mi mejor historia.


Escrito por: Mayeli Tellez

No era para nada usual tener que dar un par de palabras despues de una gran cantidad de dinero invertido en el hospital. La mayoria del personal de aquel hospital estaba presente en la sala de conferencias y por el rostro de algunos era la primera vez que asistian a algo asi.  En cuanto escuche mi nombre despues de unos aplausos, acomode mi saco abrochan dolo y acercándome poco a poco al micrófono  — Buenas tardes, me alegra de sobremanera el hecho de estar aqui, de poder ayudar y hacer posible uno de los proyectos mas grandes de este hospital. Una inversión de 32 mil millones de dolares que lograra la expansiona de el hospital. Con áreas nuevas y  portunidades de trabajo.  Se lograra establecer dentró de dicha expansión, dos quirófanos para cirugía, sencillas y grandes; quirófano para partos, área de cuneros, área para terapia intensiva, área para aislado y primer contacto. Además tienen 16 habitaciones adecuadas como un hotel para comodidad de los pacientes, con la atención de 6 médicos de planta, 16 enfermeras y alrededor de 20 interconsultantes.  Esperemos obtener toda clase de certificaciones y posicionarnos como el hospital número uno de servicios particulares en el sector de la salud de todo Seattle. Gracias.