polos

A destiempo.

Te quiero a destiempo por que así es nuestro amor, de un tiempo para acá somos polos opuestos, pero ¿y que? he aprendido a amarte así, a querer tus huidas y a amar tus regresos, esas veces cuando no te espero, cuando pienso que nunca vas a regresar, cuando siento que el final esta próximo y de repente, apareces como un Ángel a rescatarme.

—  Daniel Saldierna.