poders

Quisiera poder mostrarte todo lo que te pierdes por coraza
mostrarte por ejemplo
lo hermoso que es amar estando delicado,
enseñarte que se puede querer bonito
y qué maravilla se siente besar cerrando los ojos.

Tengo ganas
de que veas
porque no te funcionó con nadie antes,
dibujarte mis galaxias en los ojos,
que escuches “amor” y creas.

Dejar atrás las palabras al aire
esos               -parasiempre-
delirios                    -nuncateolvidare-
y mentiras                                -ereselunico-
para que mires lo loca que me vuelves
cuando sonríes y el sol muestra tus pecas
mientras el aire mueve tu cabello,
cogerte de la mano y vencer al miedo,
correr el mundo inundándolo de amor
y que en mi mirada encuentres el calor
que a tu alma le hacía falta,
ser
etéreos.

Besarte bajo la lluvia y no nuestro llanto
que toques la piel de quién será su primera vez,
rozar el pecho incandescente de una ilusión
y puedas entregarte completamente aunque te hayan lastimado…
y en placer sangren tus cicatrices y sepas
que el dolor que alguna vez sentiste
se evapora en sudor y poder de un buen
buen amor
muy bueno.

Que sepas cómo se entrelazan
los pies bajo las sabanas un domingo dulce
el trasfondo de ver películas juntos,
cocinarnos algo para comernos luego
y caminar por algún parque riendo
mientras nos trepamos a los columpios
hablamos del tiempo y viendo algunos perros
y entonces te preguntes si
¿el amor es así?
más allá de solo besos y sexo
porque es compartir y vivir.

Es sentir.

Quiero curarte, dejarte llorar y que sanes
Quiero amarte, dejarte amar y que sueñes y
Quiero enseñarte, dejarte soltar y que vueles.

Para así
en nuestro
último y primer beso
entienda(s)
porque esperé
y tú llegaste.

—  Brenda Ramírez, Dieciséis.