poco mas

Hai mai pensato di andare via e non tornare mai più? Scappare e far perdere ogni tua traccia,per andare in un posto lontano e ricominciare a vivere,vivere una vita nuova,solo tua,vivere davvero. Ci hai mai pensato?
—  —  Luigi Pirandello
Nunca

Nunca tengas una relación a distancia, porque te emocionaras ante los buenos dias y sus despedidas antes de dormir.
Aprenderás la forma que tiene de escribir, a notar sus cambios de humor con tan solo una coma, un punto, un emoticon.
Pasarás horas en el celular solo para saber un poco mas de esa persona, y a pesar de estar todo el día hablando, sentirás que fue muy poco.

Nuca te enamores a distancia porque aprenderás que un enojo no es tan fácil de solucionar, no puedes ir corriendo a ver a la persona y preguntarle qué esta mal; si uno decide, simplemente se desconecta y hasta que no este un poco mas tranquilo nada se podrá solucionar.

No tengas una relación a distancia porque cada vez que haya un logro  no podrás ir corriendo a contárselo y abrazar a esa persona. Tendrás que reprimir los deseos de mirar sus ojos, besarle y decirle lo orgulloso que estas.

Nunca tengas una relación a distancia puesto que las citas no serán a lo que estas acostumbrado, una pantalla siempre estará obstruyendo la clara visualización de su sonrisa, el tacto con sus manos y del olor de su perfume.

Nunca te enamores a distancia, porque al final del día lo único que querrás hacer es llamarle, saber de su día, de lo que hizo, lo que comió o a dónde salió, cómo la paso; estarás al pendiente de la hora en que duerma, aunque te desveles mas de la cuenta y sabrás a la perfección cuando tendrá que despertar. 

Nunca tengas un amor a distancia, porque los celos serán mas frecuentes, ya sea porque envidiaras a las personas que pueden verle a diario o aquellos que quieran aprovecharse de tu persona especial; cuando alguno se encuentre mal la impotencia te estrujara el pecho pues no puedes ir a abrazarle y acariciarle el pelo, solo podrás llamarle y decirle que todo estará bien; las risas serán algo que valores tanto cuando las escuches por primera vez que cada que se repita sentirás ese terremoto en tu ser por ser quien las provoca.

Nunca tengas una relación a distancia, porque cada día el deseo de estar con esa persona será mas fuerte, imaginaras estar a su lado, viéndola prosperar, imaginando cada movimiento, cada paso o acción. Atesoraras cada palabra de cariño que te diga y los dias especiales que transcurran. Verás como esa persona va madurando y creciendo día a día. Imaginaras la textura de su piel, el olor de su fragancia, el brillo de sus ojos la altura a su lado, su mejilla en tu brazo, y el besar de sus labios, el sabor de su sonrisa y la alegría de su cuerpo junto al tuyo.  

Nunca te enamores a distancia pues valoraras cada pequeño detalle que haga por ti: una llamada, una película, una canción, una imagen, un vídeo o una iniciativa; aprenderás que los defectos físicos son los menos importantes cuando hay un amor limpio y puro, que los problemas se resuelven hablando, que las promesas son sagradas y que cada día transcurrido es uno mas victorioso ante los estereotipos. 

Nunca te enamores a distancia porque imaginaras su rostro a diario, soñaras con su risa y te reconfortará el sonido de su voz. Que un día sin hablar con esa persona se siente como una eternidad. Memorizaras los kilometros que hay entre ustedes y todas las forma de llegar hasta donde se encuentren. Imaginaras cada día el día del encuentro y sentirás ese dolor en el pecho porque no sucederá en ese instante.

Nunca tengas un amor a distancia porque aprenderás a vivir cada día al máximo, lucharas contra esas personas que piensan que es una perdida de tiempo solo porque a ellas nunca les ha ocurrido algo igual. Querrás ahorrar todo lo posible para ir a verle, así tengas que dejar de darte ciertos lujos, harás lo imposible por juntar cada centavito que te acerque a tu meta.  

Nunca te enamores a distancia pues aprenderás a escuchar a esa persona, desde su éxito mas grande, su miedo mas profundo, hasta sus metas a futuro, lo que le ocurrió aquella tarde en bicicleta hasta la primera vez que le destrozaron el corazón. Grabarás en su mente cada tono distinto de voz, el de alegría, el de enojo, el de sorpresa y hasta el de melancolía. Comprenderás que los comparativos no existen pues si a ti te duele la distancia a la otra persona también. Que una mentira puede derrumbar todo lo construido y que las dudas no caben en la relación. Reinventaras aquellos viejos detalles, como escribir, componer, dibujar. Romperás esos miedos, aprenderás que la vergüenza no existe cuando se trata de amor, quebrantarás las normas estereotipadas de la gente ante el concepto físico de amor, Comprenderás el termino “paciencia” en carne propia, lo valioso que es el tiempo y a no quedarte con las ganas de decir lo que sientes.


Nunca tengas una relación a distancia porque te puedes asombrar de lo grandioso que es enamorarse de un alma, antes de tocar su piel.

¿Amor a Distancia?
Siempre escuche que el amor a distancia nunca es perfecto, que siempre sale mal… esta es mi opinión.
Ten una relación a distancia, porque te emocionaras ante los buenos días y sus despedidas antes de dormir.
Aprenderás la forma que tiene de escribir, a notar sus cambios de humor con tan solo una coma, un punto, un emoticon.
Pasarás horas en el teléfono solo para saber un poco mas de esa persona, y a pesar de estar todo el día hablando, sentirás que fue muy poco, pero que mereció la pena.
Que lucharas día a día por esa persona, por amarla, cuidarla, mimarla y esperar en el anden hasta abrazarle.
Aunque también tiene sus contras.
Enamórate a distancia porque aprenderás que si se enfada no es tan fácil de solucionar, no puedes ir corriendo a ver a la persona y preguntarle qué esta mal. Porque cada vez que logre algo no tendrás que reprimir los deseos de mirar sus ojos, besarle y decirle lo orgulloso que estas.
Cuando ambos discutan, no es tan fácil pedir perdón por teléfono, no es tan sencillo. Porque no lo tienes cerca para decirle lo mucho que lo sientes y lo amas, porque las letras se las lleva el viento.
Una relación a distancia, puede ser complicado pero no imposible.
Siempre al final de día cuando te despidas, lo único que querrás hacer es llamarle, volver a escuchar su voz, que hizo después de despediros. Estarás pendiente de que te diga que llego bien a casa y de que te de las buenas noches, aunque estés horas despierto.
Los celos serán más frecuentes, ya sea porque envidies a las personas que puedan verle a diario, o aquellos que quieran aprovecharse de él. Cuando uno de los dos este mal, la impotencia te estrujara el pecho, pues no puedes ir a abrazarle y acariciarle el pelo, solo podrás llamarle y decirle que que todo estará bien.
Los celos son algo inevitable, pero hay que confiar en uno en el otro, una relación a distancia es más la confianza que otra cosa.
Otro de los problemas, es que el deseo de estar con esa persona será más fuerte, imaginarte estar a su lado, viéndole prosperar, imaginando cada movimiento, cada paso o acción. Echaras de menos que te diga que te quiere al oído, veras como esa persona va madurando y creciendo cada día y no importa porque aunque la distancia sea larga el amor no tiene límites.
Imaginaras la textura de su piel, el olor de su fragancia, el brillo de sus ojos la altura a su lado, su mejilla en tu brazo, y el besar de sus labios, el sabor de su sonrisa y la alegría de su cuerpo junto al tuyo.
Enamorarse a distancia puedes  valorar cada pequeño detalle que haga por ti: una llamada, una película, una canción, una imagen, un vídeo o una iniciativa; aprenderás que los defectos físicos son los menos importantes cuando hay un amor limpio y puro, que los problemas se resuelven hablando, que las promesas son sagradas y que cada día transcurrido hace que cada día ames más a esa persona.
Memorizaras los kilómetros que hay entre los dos  y todas las forma de llegar hasta encontraros. Imaginaras cada día el día del encuentro y sentirás ese dolor en el pecho porque no sucederá en ese instante.
Querrás ahorrar todo lo posible para ir a verle, así tengas que dejar de darte ciertos lujos, harás lo imposible por juntar cada céntimo que te acerque a él.
Aras cualquier cosa por esa persona, hasta lo que menos te imaginas.
Un amor a distancia es aprender a escuchar a esa persona, desde su éxito más grande, sus miedos más profundos, hasta sus metas del futuro. Te contará lo que le ocurrió aquel día que se graduó, hasta la primera vez que le destrozaron el corazón.
Grabarás en tu mente su tonto de voz, el de la alegría, el del enfado, el de la sorpresa y hasta el de la melancolía. Comprenderás que una mentira puede derrumbar todo lo construido y que las dudas pueden destruir la relación. Pero juntos y con confianza, romperéis los miedos, aprenderás que la vergüenza no existe cuando se trata de amor, quebrantarás las normas del amor. Comprenderás que el termino “paciencia” “pronto” “cuando pueda nos vemos” en carne propia y será un dolor que te sangrara el alma. Sentirás lo valioso que es el tiempo y que nunca será suficiente.
Creo que el mayor esfuerzo que se puede hacer, es confiar en esa persona mutuamente, olvidar que te hicieron daño y arriesgarse. Porque si, solo piensas en el pasado estarás perdiendo la oportunidad de estar al lado de alguien que a lo mejor solo tiene unas horas para verte.
Disfruta del amor, de ser sincero y decirle cuanto le amas.
Enamorarse a distancia es hermoso, porque te puedes asombrar de lo grandioso que es enamorarse de un alma, antes de tocar su piel.
Cada día sin ti.

Sabes que pasó cuando me separaste de ti?
El primer día fue un “se fuerte y ya llorarás cuando llegues a casa”, el segundo fue cuando no tenía ni puta idea de como seguía echando lágrimas si ya me había llorado la noche entera queriendo entender el porqué. El tercer día fue cuando comencé a notar mas tu ausencia, empecé a extrañarte un poco mas y una parte de mi sostenía que te pasaría lo mismo y que eso te haría volver. El cuarto día espere un mensaje, un simple “podemos hablar” que daría comienzo a algo mejor. Pero ya pasaron meses y ese mensaje aun no ha llegado y dudo que mandes un “te extraño” o “la he cagado” y al escribir esto me doy cuenta que nada dura el tiempo que uno espera, aquello que prometes, aquello que juramos que nunca acabaría, acaba. El primer mes fue cuando entendí que todo lo que simplemente fuimos no iba a volver, empecé a dar un paso, y otro, y otro hasta poder afrontar el estar sin ti, pero no faltaban noches en el que extrañaba tus abrazos, tus besos, tus caricias, y aquella cara que creía conocer, también la extraño.
Siempre necesité tiempo para mi misma, pero nunca me di cuenta que te necesitaba cuando lloraba; y es que simplemente con tu sonrisa controlabas mis días, calmabas mis demonios y si el motivo era yo, valía mas que nada en el mundo.
Hoy ya puedo decir que estoy mejor, pero siempre al terminar el día, me acuerdo de ti, eso no me permite conocer a nadie que me llene y me complete de la forma que solo tu lo hacías, y da tanta bronca que sea así, que ya ni me recuerdes, que tu si pudiste seguir adelante, empezar una nueva relación y dejarme acá hecha mierda. No digo que esta mal, porque cada uno debe seguir por su lado, pero me olvidaste tan rápido, te fuiste en un abrir y cerrar de ojos, llevándote todo.
Pero ahora soy yo la que no sabe donde ir cuando me siento muy sola, ni a quien pedirle ayuda cuando quiera tirarlo todo a la borda. Dirán que soy cobarde al no decirte todo lo que me consume por dentro y muero por soltar, pero es que nada va a cambiar, porque no quiero interrumpir, sé que eres feliz. Y solo me basta y conformo pensar en ese “algo” que algún día fuimos.
Porque pase lo que pase, sea cual sea el daño que me hayas hecho, como o con quien estés, yo siempre voy a estar verdadera y completamente enamorada de ti y voy a esperarte, con esto no digo que voy a dejarte entrar a mi vida cuando se te de la gana, quizás con el tiempo nos veamos una vez más y podamos cambiar todo lo que hicimos mal, y no me importa que me llenen la cabeza diciendo que no vales la pena, porque si vales. Vales las lágrimas, las risas, la espera y aunque hayas roto una parte de mi, que me dolió hasta el alma, gracias; porque de todas formas estamos hechos para que nos rompan el corazón y un gusto que lo hayas roto tu, así uno aprende a levantarse y seguir caminando por su propio pie. Solo por eso voy a esperarte. ¿Te puedes imaginar tanto amor?

C'era una volta una ragazza, che poteva sembrare comune sottoposta a degli sguardi indiscreti, bastava saper guardare un po’ più in profondità per vedere quanto particolare fosse.
Nessuno la chiamava per nome, la chiamavano semplicemente Blu. Quel colore non le piaceva, però le si addiceva. Era il colore dei suoi occhi, della sua tristezza e della sua pioggia. 
Blu camminava tantissimo, non le piaceva stare in casa. Delle cuffie non ne aveva bisogno, la musica ce l'aveva in testa. Quando canticchiava sottovoce, i mostri per strada la guardavano storto, come se fossero stupiti dalla sua capacità di non vergognarsi ad essere sé stessa. Blu non aveva tanti amici, solo Marco, il fiorista che lavorava davanti a casa sua. Si parlavano poco, ma si guardavano tanto, e forse era meglio così. Le parole a loro non servivano, una sensazione così non la si può raccontare.
Blu quella sera decise di tornare a casa in treno. Era deserto, non c'era nessuno che potesse vederla, allora scrisse una poesia sul vetro accanto a lei. Quando arrivò alla sua stazione, scese rapidamente dal treno e si affrettò a raggiungere il piccolo negozio di Marco.
Era chiuso. Blu, sconfortata, tornò a casa strisciando i piedi, come una bambina a cui non hanno comprato le caramelle. Quel ragazzo era la sua caramella preferita, il suo peccato. Sapeva che non le faceva bene, ma adorava la sensazione di vederlo a nudo, una volta tolto l'incarto; però non ha saputo resistere, l'ha mangiato subito, non era brava a gestire le tentazioni. Marco era seduto sulle scale all'entrata di casa, sorrideva. Anche lei sorrise, nonostante non le piacesse, il suo sorriso. Ma sapete, Marco era riuscito a farglielo piacere, a farla sentire bella e giusta, era riuscito a guardarla in profondità, a cogliere le sue particolarità, proprio come i fiori. Però quel ragazzo era svanito, e quella curva sul volto di Blu diventò uno scarabocchio. “Per quanta acqua tu possa dare ad un fiore morto, esso rimarrà sempre tale”, era questa la poesia che aveva scribacchiato sul finestrino, era questa la realtà che ogni giorno toglieva acqua alle sue radici.
—  Matteo, La Buonanotte (via @corroso)
Sole nella tempesta

Era troppo positiva
Forse per questo amava il sole
Ma sotto la luna
Facevamo le cose migliori

Amavo le nuvole,
Forse per questo in testa,
I troppi pensieri generavano tempesta,
Ma lei era sole,
E spegneva la tempesta,
Ma poco importa,
Se alla fine non resta,
Infatti,
Ora nella mia testa regna la tempesta,
Ormai ti ho persa.


Gerald Daja
08/03/2017 06:38
(via @ridodicomeeromesso)

Carta al amor de mi vida

No se si me stalkeeas para ver esto , y si no, bueno igual, son cosas que no me animo a decirte de frente.*

Cuando te fuiste me terminaste de romper el corazón, pero de algún modo te agradezco por que me sirvió para darme cuenta de muchas cosas, una de ellas es quererme mas a mi y a valorarme por que al fin y al cabo si  no lo hago yo, ¿quien más?. También aprendí a valorar un poco mas los momentos con las personas que me rodean, a no ser tan tonta con algunas cosas, por que algún día se irán, todos se van, siempre. Aprendí de los errores que cometí estando contigo, esos celos enfermos, esa inseguridad constante que tenia de tu amor hacia a mi, de esa depresión inmunda que hasta hoy en día me sigue molestando pero la controlo y estoy controlando mis impulsos más(ya sabes a lo que me refiero). La verdad no quería perderte a pesar de todo, y pensaba que actuando como actuaba estaba “bien” aunque también sabia que estaba muy mal, todo eso nos llevó a esto.. a estar separados pudiendo estar juntos ahora. No me estoy echando toda la culpa a mi , por que siempre en las relaciones los quilombos son un 50-50 pero se qué, en gran parte fue mi culpa que todo eso influyó en nosotros.

 Hasta que no te pasan las cosas, no aprendes, por mas que te digan y te repitan.. y así fue… 

Por otra parte, te extraño demasiado sabes? Todo lo que solíamos ser, esas sensaciones, esos momentos tan únicos de nosotros, extraño como nos complementábamos, como me hacías reír con tus boludeces, extraño lo que sentía cuando te besaba y cuando te abrazaba cuando tenia miedo.. como es la palabra?.. “segura”? si, así…segura.. como si fueras un tipo de héroe que me iba a proteger de todo lo malo del mundo, extraño verme reflejada en tus ojos, extraño hacer cucharita con vos y cuando te esperaba para ver los vídeos que no vimos de algunos YouTubers. Todas esas son cosas que sé que aunque pasen 40 años van a estar ahí, los recuerdos y lo que siento al recordarte firmemente esa sensación de amargura pero alegría a la vez. 

Me duele bastante tener que seguir mi camino sin vos, saber que en mis próximos cumpleaños no vas a estar ahí, cuando me reciba de lo que quiero estudiar no vas a estar ahí para felicitarme, que no vas a verme crecer como persona y no me vas a acompañar en mis momentos mas felices de la vida ni en los mas feos. Me duele el saber que no vamos a estar juntos de nuevo haciéndonos reír y amándonos, pero entiendo que cuando una relación se rompe, por mas que juntes los pedacitos y la vuelvas a armar, esta rota. 

Estoy muy lejos de superarte, estoy lejos de un día poder mirarte y que no me pase nada, si todavía no te puedo ni mirar cuando estas cerca prefiero evitar la mirada por que me derrumbo por dentro, imagínate. Pero por otro lado, te quiero mirar, te quiero mirar mucho, porque cuando termine este año quizá no te vea mas y eso me da miedo, vamos a seguir caminos distintos muy lejos el uno del otro y te voy a estar extrañando toda la vida.Ya no se que hacer con todo lo que me pasa con vos, y no hay persona en el mundo que me guste tanto como me gustas vos.. Mas allá de tu aspecto físico, tenes una mente de la puta madre, aunque no concuerde con vos en muchas cosas respeto como pensas y me agrada, no sos maduro (aunque te creas así) te faltan cosas por vivir y aprender para serlo, pero tenes una cercanía a eso y te amo tanto por esas razones, a veces abrís la boca para decir boludeces, pero otras para decir verdades y me hacías volar en el aire, tus palabras, mas el movimiento de tu boca al hablar y tu tono de voz…  ay.

Y si hablamos de cuando hacíamos el amor… bueno, esta de mas decirte que me transportabas a otro planeta, me encantaba como me tocabas y como me besabas, todo eso era mágico para mí y  como no serlo si has sido mi primer amor.

Solo me queda desearte pura suerte en tu vida, y muchas cositas buenas, y que sepas que quiero verte feliz, pero no de la manera falsa, la manera sincera y verte con esa sonrisa hermosa que tenes dándole para adelante siempre sin bajar los brazos y pensando positivamente, y si quizá un dia te sientas muy mal y necesites de alguien, ya sea para despejarte o para desahogarte y largarlo todo y sientas que no haya nadie que le interese, bueno… ya sabes como llegar a mi casa, a mi si me interesa tu bienestar.

Te amo, siempre va a ser así aunque estemos con otras personas. Que seas muy feliz, mi amor.