platónico

No quiero ser el amor platónico de nadie. Si el gusto a alguien, quiero que sea mi verdadero yo la que le guste, no la que piense que soy. Y no quiero que se lo guarde. Quiero que me lo demuestre, para poder sentirlo también. Quiero que sea capaz de hacer lo que quiera hacer estando conmigo. Y si hace algo que no me gusta, se lo diré.
—  Las ventajas de ser invisible - Stephen Chbosky
Por alguna razón, siento que él es especial. Siento que él es lo que siempre busque y sin querer lo encontré. Él no sabe lo importante que es para mi, él ni se imagina que tanto siento por él. ¿Y, sabes? No quiero decírselo nunca. Es como un amor platónico, le miro, le quiero sin esperar que me corresponda, pienso él todo el tiempo, tal vez piensen que es un amor triste, y puede que con el tiempo lo sea, pero ahora, ahora es un sentimiento muy especial que me gusta sentir.
—  Elizabeth Damián - Diario de un amor no correspondido
Seamos solo un dulce amor platónico, no te toco, no me tocas. No te hiero, no me hieres. Ni me alejo, ni te acercas. Solo la distancia necesaria para seguir sintiendo esto por ti. No te amo, no me quieres. Pero me importas. No te tengo, no me tienes. Y así el dulce amor platónico nunca se acaba, y si se acaba, ni lo sientes.