plasmos

El amor es una confirmación diaria que se da entre actos y no con palabras. Pero también las palabras sirven como un puente, entre un corazón y otro corazón, para matar al silencio. Porque hay silencios que más que abrigar, van matando de apoco a ese amor. Pero quien viva sólo de palabras, creerá poder remar en el mar con un sólo remo y no caer hacia el otro extremo de la nada. Con esto me refiero, amor mío, a que no sólo inspiras las palabras que salen de mis dedos, dictadas desde mi corazón, que llegan hasta mi mente y después plasmo en esta hoja en blanco, misma que después impacta en los ojos del lector y de sus ojos penetran las palabras a su alma: no tocan, no piden permiso, irrumpen las palabras, son seres vivos, que tú engendraste en mí desde el día en que te conocí…
—  Carta a Idaira CIII, Joseph Kapone / Fragmento 

De mi libro:
“Cartas a Idaira:
 La increíble correspondencia a mi musa”
.

Queridos papás...

Para mí la lógica de cómo empieza un día, termina completamente distinto, digo, si el día empieza con una buena mañana, por ende me sucede que cambia drásticamente teniendo una tarde o una noche desastrosa, dónde soy yo quién termina acostada en su cama encerrada llorando de ira y tristeza por las elocuentes y destructoras palabras de mi madre que me acuchillan los oídos, la mente y el corazón sin compasión.

La mayoría de papás creen que ser hijo, por el hecho de ser joven tenemos una vida sencilla, porque ellos trabajan y nos intentan ofrecer un buen futuro, y cuando a veces no sabemos cómo hacer ciertas cosas y las hacemos mal porque estamos aprendiendo, se enojan y nos consideran las peores personas del mundo, y quiero decir muchas cosas en esta publicación, porque mientras la escribo, estoy llorando terriblemente mientras mi mamá me grita incoherencias que me parten en mil pedazos, porque sinceramente no sé que tanto esperan de nosotros, creen que debemos actuar muchas veces como ellos lo hicieron o ser como ellos fueron en muchos aspectos, es como si les costara en entender que por más que seamos el fruto de sus genes, somos personas completamente diferentes, con pensamientos, actitudes, gustos y reacciones diferentes a las de ellos, porque a medida que crecemos nosotros obviamente no viviremos exactamente las mismas cosas que ellos hace años vivieron, por lo tanto nuestras personalidades se desarrollarán conforme a lo que vivimos, a como nos sentimos más cómodos, y eso es algo que ellos difícilmente comprenderán, entonces se llenan de rabia múltiples veces por no elegir o ser igual a ellos.

Tengo 18 años, y aún mi mamá me pega, hoy lo hizo en la cara, otras veces en las piernas, brazos o espalda. Me siento estúpida, porque no es justo ni ético que tus padres puedan pegarte, gritarte y tratarte mal cuando les venga en gana, y nosotros, por el absurdo hecho de ser hijos, tengamos que aguantar todo, porque si buscamos defendernos de unos golpes o unos insultos, estaremos automáticamente faltando el respeto de nuestros progenitores, pero ellos por el hecho de ser nuestros padres, pueden tratarnos como se les de la gana, porque con la excusa de que nos están “corrigiendo” creen que pueden dañarnos, ¿qué clase de lógica es esa?, no, no hay ninguna lógica, porque más que “corregirnos”, ellos no se dan cuenta del daño emocional y muchas veces físico que nos hacen con sus gritos y golpes; esas cosas en lo que a mí respecta, es lo que me ha hecho perderle la confianza a mi mamá, lo que me ha quitado las ganas de formar una familia, de tener hijos.

He luchado por años contra mis demonios internos, esos que la gente siembra en ti, esos que no te dejan avanzar en muchos aspectos de tu vida; que fueron sembrados por el bullying escolar, del cuál me liberé hace un par de años, pero que cada vez que estoy apunto de liberarme, llega mi madre a gritarme necedades que me hacen dudar de nuevo de mí, de tener miedo de todo y de todos, miedo de confiar, de creer, y vuelvo a mi burbuja solitaria entre libros, escritos, dibujos y música, dónde nadie me dañe, porque me alejo de todo porque “si mi mamá dijo que yo era todas esas cosas, deben ser verdad, ¿no?”, es lo que suelo pensar, y muchas veces creer; suelo estar sola y por lo tanto siempre estoy pensando más de lo que debería, no tengo a nadie para compartir este tipo de cosas, por lo tanto las plasmo en un texto, y lo termino publicando, esperando que alguien lo lea y se sienta identificado y leer esto le haga sentir un poco mejor.

Si bien somos muy diferentes a nuestros papás, como lo dije antes, por el hecho de ser personas completamente diferentes, no obstante, también somos de la misma forma hasta cierto punto en base a la educación que recibimos, ¿cierto?, en lo que a mi respecta, aprecio demasiado la educación que me dieron, pero, ¿de qué sirve esta si al final del día ellos no están conforme con quién eres cuando creces?, ellos llegando a considerar, que debes hacer las cosas de la forma en la que ellos las hacen, y no entienden tu forma de hacerla, y ahí vuelve el ciclo de regaño, y se empiezan a volver generadores de desórdenes mentales para ti, en este caso… Para mí. Te esfuerzas, y sientes que no lo ven, sientes que no te aceptan lo que eres y cómo eres en tu totalidad, esto nos crea inseguridades, y miedos terribles, problemas de confianza hacia nosotros mismos y con los demás.

Si eres padre y estás leyendo esto, espero haberte hecho entender muchas cosas que tus hijos quizá sienten o piensan, pero no saben cómo decirlo, porque no es que se sientan “víctimas”, está bien que todos cometemos errores, pero tu labor de padre es mediar problemas, no andar respondiendo con violencia con excusas como “me toca duro en el trabajo”, “mi hijo no me quiere”, “no hay respeto por mi”, decir o pensar todas esas excusas no ayudan en nada, te envenenas tu propia mente, y lo reflejas ante tu familia, en este caso, nosotros como hijos muchas veces somos el para rayos de sus histerias, también soportamos las historias de lo muy duro que les ha costado sacarnos adelante, sinceramente, claro que nos importa, pero que lo repitan tanto, se llega a sentir como si nos estuvieran echando en cara todos los sacrificios, o como si se intentaran convencer a ustedes mismos, y a nosotros, de que todo lo que han hecho por nosotros ha valido la pena, y no han hecho tanto por nada. Queremos que nos respeten, que no nos griten, porque no es justo que ustedes lo hagan y sea normal, y que si nosotros lo hacemos sea automáticamente considerado el peor error de la vida. No golpes, eso nos pone nerviosos, agresivos, por ende, llega un momento de la vida en el que tenemos miedo y creemos que todos nos harán daño, y nos cerramos en un cascarón, muchos chicos demuestran índices de violencia por estas razones. Ustedes decidieron ser papás, con el motivo de hacer personas correctas, pero esa no es la forma, muchos tenemos dudas, miedos, desconfianza, y los necesitamos a ustedes para hablar, para ser escuchados y que nos comprendan, que no nos juzguen, al contrario, nos ayuden a entender tantas cosas y a afrontar otras, pero háblennos con cariño y sin fastidio, somos humanos, no robots sin sentimientos, nos duelen los gritos y los golpes en lo más profundo de nuestro corazón.

Si eres hijo, creo que te sientes identificado, o eso espero, pero también tenemos la culpa de muchas cosas, no podemos exigir a nuestros padres si no retribuimos lo que pedimos, es decir, no le pidas a tus papás que te traten bien, cuando tú los tratas como lo peor, muchas veces ellos actúan por nuestros comportamiento, muchos adolescentes hoy en día se comportan de cierta forma que no es correcta y exigen un respeto y una tolerancia que ellos mismos no brindan, así que, honrar a tus padres es un mandamiento, y si no crees en Dios, tómalo como una ley de la vida. Cometemos muchos errores en nuestro largo proceso de aprendizaje de la vida, pero no seamos necios, me refiero con eso a que si sabemos lo que es correcto, no sigamos haciendo lo contrario, eso, también sería terquedad, y no es justo con nosotros ni con nuestros papás, ellos también sienten, y quizá muchas de las cosa que decimos, les duelan, es importante escucharlos de vez en cuando, en resumen, la comunicación lo es todo, pero mientras se haga con respeto y amor, todo marchará bien.

Fuente:
Lauren Iglesias
Facebook.com/laureniglesiasp
Twitter.com/laureniglesiasp

No estoy enfermo.

No estoy enfermo, simplemente como muchos acá me desahogo escribiendo porque supe cambiar las hojillas por una hoja de papel y por tinta, donde pude controlar mis llantos y mi ansiedad desquitandomelas con el teclado y donde plasmo cada pensamiento de esas voces que me tientan a hacer cosas malas, no puedo decir que he cambiado del todo porque dia a dia trato de superarme, es como todo, no puedes meter varias bolitas a la vez en un frasco porque simplemente se van a quedar estancadas, todo es cuestión de tiempo, de constancia y de superación Gracias por leerme, y es muy grato saber que he podido ayudar a varias personas a dejar de sentirse encarceladas en el mundo de la oscuridad.

-Poeta Inestable

Autocombustione su Tumblr

Non dico di sapere esattamente cosa stessi facendo quando sono entrata qui. Molto, moltissimo è stato impulso, e lo ringrazio perché altrimenti avrei potuto perdermi per sempre nel “vorrei ma non faccio”. Ho avuto subito le idee chiare su alcune regole: reblog ridotto all'osso, virtualmente nullo; tentativo di autenticità estrema. Questa seconda cosa è quello che lega questo luogo al percorso che sto facendo nella “vita vera”. Essere il più possibile autentica, aderire alla mia verità. La scrittura è il mio strumento e il mio viatico.
Quello che non sapevo, entrando qui, non ci avevo riflettuto anche se altrove sono su Tumblr da moltissimo tempo, era la quantità di interazioni che avrei avuto. Questo ha cambiato molto le cose, nel senso che non sono più una monade che riflette su di sé ma sono continuamente attraversata da desideri, agiti o meno, e da parole, argomentazioni, definizioni di me a opera di altri. Così come io plasmo il mondo e lo controllo attraverso la scrittura, così gli altri fanno lo stesso con me. O almeno, in entrambi i casi, vengono fatti dei tentativi. In realtà anche di questo sono grata, delle interazioni con gli altri; di tutte, dalle più profonde alle più superficiali, perché rendono l'esperimento più interessante.
Negli ultimi due giorni mi sono presa dell'egoriferita, anaffettiva, stronza, irritante. So di poter essere tutte queste cose, ma del resto non ho promesso di essere il contrario. Intendo: viste le premesse se mi viene fatta una domanda cerco di rispondere secondo quella che è la mia verità. Questo vale sia per “ti piace il mio cazzo?” o “ti eccito?” sia per domande più complesse e di cui è potenzialmente ancora più ostico ricevere la risposta.
È per questo che non faccio troppe domande, perché a mia volta non so se saprei reggere la risposta, presupponendo la stessa sincerità. Ma la prossima tappa è proprio quella. E il fine, probabilmente, è l'autocombustione.

Todo esta mejor. El aire aun lastima, el suelo aún quema, la luna aún no responde pero ya el silencio se ha ido, el cómplice ha quedado plasmado, el cielo no me rechaza y su recuerdo intacto quedó. Planearon su muerte para al final perdonarlo, así sucedió irónico como ella lo dijo y lo plasmo. Y aunque lo haya matado mil veces en mi mente, nunca pude en mi corazón. Todo esta mejor. Lo sé, porque puedo decirle te quiero… sin pensar en él.
—  Ramírez, Brenda. 
Soy dueña de las montañas,
de los astros, y los soles,
de mapas y mirasoles
dueña soy de mis pestañas
de mis lúcidas hazañas,
del fuego de mil crisoles
de ruedos con toros y oles
Y del viento de las cañas,
soy dueña del firmamento
porque lo miro en aumento,
soy dueña de los espejos
porque plasmo sus reflejos,
soy dueña del universo
porque lo invento en mi verso.
—  Soy dueña del universo, Pita Amor.
Recorrer tu mente con versos sutiles e ingresar a tu corazón con palabras dulces, es lo único que deseo al escribir entre líneas tú nombre en cada poema que nace en mi alma.
Porque estoy inundado de tu presencia, estoy colmado de tu hermosura, mi ser y mi vida están al borde de la locura; y todo es por ti, oh dulce y hermoso ser, preciosa dama de luna.
Es por eso que escribo, es por eso que te menciono sin nombrarte, es por eso que suspiro entre cada letra y palabra que plasmo; pues conjuro juntamente con mis versos cada sentimiento que sale de mi, para si poder llegar a ti, así de profundo, como tú estas en mi.
¡OH MI DULCE MUSA!, ¡mi universo en la piel!, solo quiero llegar a ti, recorrer tu mente e ingresar a tu corazón, hacerte sentir lo mucho que pienso y siento por ti.
Así que seguiré y persistiré hasta el ultimo aliento y mi ultimo verso, para que mis letras hagan una pintura en el lienzo de tu ser, y así poder mostrarte lo que en mi habita, eso que es real y verdadero, eso que es eterno y siempre a esperado por ti.
—  jorgema (Euforia lunar)
Me gusta escribir, me emociono cuando lo hago. Me hace sentir como un pequeño con un juguete. Me siento bien cuando me pasa algo y lo plasmo, cuando alguien lo lee y sonríe eso es vida!
—  ♥