placias

{ xlavieenrose }

No era una sorpresa que a Jotaro Kujo le gustara ir a los acuarios y sitios que se encargaban de proteger la vida marina, recientemente lo habian llamado para que examinara a un tiburon ballena que habian encontrado en unas costas cercanas donde podia ir la gente y cazarlo, como era una especie rozando el peligro de extincion pues se le llevo a un sitio especial, por lo que el animal marino podia nadar como le placia en el largo espacio construido para los tiburones y animales aun mas grandes.

Jotaro no podia explicarlo, pero algo de aquella criatura le llamo la atencion desde que la vio, estaba saliendo de su oficina despues de hacer unos cuantos papeleos y tenia una taza de café en mano de la cual tomo un sorbo antes de dirigir su mirada al espacio donde estaba el tiburón ballena sorprendiendose al ver a un joven de apariencia humana que soltó la taza y esta se rompio al caer.

-Que es esto?-se pregunto acercándose mas para ver al joven y noto que tenia una cola de tiburón y en su peinado estaba la forma de la primera aleta dorsal superior de un tiburón.

Y el no entendia nada de lo que estaba pasando en ese momento.

Usted.

Aún recuerdo aquella mañana en la que yacías reposado en mi regazo con tus auriculares puestos, el mundo no existía, éramos sólo vos y yo.
Recuerdo que era tu mundo. Comencé a acariciar tu cabello repetidas veces, tan lento y juguetón como se me placia. ¿Tanta era tu calma que caíste dormido? No hablábamos, solo te acariciaba mientras miraba el cielo. Yo era tu cielo.
Luego de un rato comencé a contemplarte. Coloqué mi mano en tu pecho y me sincronice con tu respiración. Estabas muy tranquilo, estabas conmigo.
Extraño esos momentos, extraño ser tu amiga. ¿Por qué tuviste que enamorarte?