pero yo me he portado muy bien

«... Es hermoso amar y ser libre al mismo tiempo....»

“Quiero decir que no puedo ser absolutamente leal, no está dentro de lo que soy capaz. Me gustan las mujeres, o la vida, demasiado… No sé cual de las dos cosas. Pero ríe, Anaïs. Me encantaría oírte reír. Eres la única mujer que tiene un sentido de la alegría, una sabia tolerancia; no, es más, parece que me instas a que te traicione. Por eso te amo. Y ¿qué es lo que te lleva a hacer eso, el amor? Es hermoso amar y ser libre al mismo tiempo.
O sé lo que espero de ti, pero es algo parecido a un milagro. Te voy a exigir todo, hasta lo imposible, porque me animas a ello. Eres realmente fuerte. Me gusta incluso tu engaño, tu traición. Me parece aristocrático (¿suena inapropiada la palabra aristocrático en mi boca?).


Sí, Anaïs, pensaba en como traicionarte, pero no puedo. Te deseo. Quiero desnudarte, vulgarizarte un poco… no sé, ay, lo que me digo. Estoy un poco bebido porque tú no te encuentras aquí. Me gustaría dar una palmada y Voilà, ¡Anaïs! Quiero que seas mía, usarte, follarte, enseñarte cosas. No, no siento aprecio por ti, ¡no lo permita Dios! Tal vez quiera hasta humillarte un poco, ¿por qué? ¿por qué? ¿por qué no me arrodillo ante ti y te adoro? No puedo, te amo alegremente ¿Te gusta eso? Y querida Anaïs, soy tantas cosas. Ves solamente las cosas buenas ahora, o al menos eso es lo que me haces creer. Quiero tenerte al menos un día entero conmigo. Quiero ir a sitios contigo, poseerte. No sabes lo insaciable que soy, ni lo miserable, además de egoísta.

Me he portado bien contigo. Pero te advierto, no soy ningún ángel. Pienso principalmente que estoy un poco borracho. Me voy a la cama; resulta demasiado doloroso permanecer despierto. Soy insaciable. Te pediré que hagas lo imposible. No sé lo que es. Probablemente tú me lo dirás. Eres más rápida que yo. Me encanta tu coño, Anaïs, me vuelve loco. Y tu manera de pronunciar mi nombre. ¡Dios mío, parece irreal! Escucha, estoy muy ebrio. No soporto estar aquí solo. Te necesito. ¿Puedo pedírtelo todo? Puedo ¿Verdad? Ven enseguida y fóllame. Descarga conmigo. Rodéame con las piernas. Caliéntame.

Mi encuentro con Santagetta...

-Sí, sí, hola Santagetta, mira, ¿Para qué te voy a mentir? Me he portado mal, no he visto todos tus videos y sinceramente no se me apetece comprar tus tazas porque YOLO… aunque  también porque soy un poquito pobre. En fin, lo único que te pido para Navidad… es un millón de euros-
-¿No quieres acaso una foto Wigetta, como los demás?-
-¡NO! Yo quiero un millón de euros-
-Pero… todos lo piden, es más, por que me caes bien, te daré la oportunidad de ver a Wigetta en vivo y a todo color-
-No gracias, con las historias lemon que he leído los he visto en mi mente hacer cosas muy pervertidas. Cómo en aquél fanfic donde Vegetta se dejó meter-
-¡Alto! Buah, no digas más. Mira… no puedo darte lo que quieres, pero te propondré algo ¿Que tal si me pides otra cosa que no sea dinero? Venga que hay más cosas que, supongo yo, deseas con todas tus fuerzas. Puede ser por ejemplo… los libros Wigetta autografiados ¡Y con pasta dura! O alguna libreta de Vankypandy… jojojo ¡echa a volar tu imaginación!-
-Mmm…
-Piensalo bien… algo que desees… con todas tus fuerzas…-
-Quiero a Willyrex en mi cama-
-…-
-Ya lo pensé bien y lo quiero a él en mi cama y si puedes, con poca ropa, tal vez en algún suspensorio o algo diminuto. Me gustaría comprobar si lo que escriben en Tumblr es cierto…
-…-
-¿Y bien?¿Me lo darás?-
-A qué cuenta quieres que deposite el millón de euros…-
————————————–
Y así es como Víctor se volvió millonario…. ahr
Felices Fiestas!!
Saludos