pero esos ojos

Tenía los típicos ojos color café, la típica sonrisa, y un carácter de mierda. Pero cuando estábamos juntos, esos ojos color café brillaban, brillaban por mí, esa típica sonrisa me pertenecía y su carácter se iba a la mierda, y para mí, para mí era la persona más tierna que podría existir.

- ¿Sabes? Siento que has cambiado mucho, no eres la misma persona que conocí.


+ ¿Que cambié? Yo no cambié, solo me cansé de que me trates como basura, me cansé de buscarte y que te alejes, me cansé de que me ignores, de luchar por mantener nuestro hilo y que tu no hagas nada, me cansé de que me tengas varado en la nada si decirme “entra en mi vida” o “sal de mi vida”, me cansé de darte todo, de darte mi tiempo, mi cariño, de entregarte todo sin miedo a nada, no esperaba que me entregaras nada, pero al menos esperaba que fueses sincero conmigo y que si no me querías en tu vida me lo dijeras. El tiempo es lo mas valioso para mi, no lo puedes recuperar y a ti te di mucho de eso, pero tus ojos siempre estuvieron en otra parte, sigo siendo la misma persona, solo decidí central mi atención en quien la centra en mi, central mis ojos en mi, quererme yo antes de querer a nadie, porque me di cuenta que a veces damos tanto por alguien que nos quedamos sin nada hasta llegar al punto de auto-destruirnos. Gracias por enseñarme que primero debo quererme a mi y luego a los demás.

QUISIERA

Quisiera que me diera igual saber de ti o no, pero no puedo, mi ser es débil cuando se trata de ti, quisiera hacer muchas cosas, marcharme y dejarte, pero siempre regreso porque es ahí donde ame realmente mi vida, ahí en tus brazos en tus caricias y tus gestos, en cada una de las manías que te hacen perfecta y que tu piensas que son lo peor. Quiera poder partir, buscar otro lugar de anclaje pero mi barco se encuentra en alta mar, en busca de tu isla aquella que lleva tu nombre y tus apellidos. Quisiera no recordarte pero como olvidar esos ojos cafés que me quitaron noches de sueño y me hipnotizaban con solo verlos, tu sonrisa que alegraba mi día y ese pequeño hoyuelo que se forma al final de la comisura de tus labios, dime carajo, como hago para dejarte ir si es ahí donde realmente pertenezco.

-Poeta inestable

El mismo deja vú que sufriste vos, 
me tocó a mi y acá me ves, pidiendo ayuda 
no me enamoro de tu voz, pero sí de esos ojos marrones 
que me hacen perder mi luna 
Yo no quería saber más nada 
de historias de castillos, ni princesas en altillos 
y como a vos no te gustaban las historias de terror 
me abrazaste y viniste conmigo 
Yo ya te avisé que mi mundo es cruel, 
y que acá adentro también podés perder 
no sé si escapás, no sé si volvés, 
pero a mi siempre me vas a tener 
Sigo buscando esa mirada, ese cruce de palabras, 
que no me dejen con ganas 
o de encontrar esa certeza, de jugarme la cabeza, 
para no perderla a ella 
Es este deja vú maldito que me tiene dando gritos 
en donde nadie escucha nada 
donde mi corazón me explica que el silencia ya lo irrita 
y que le duelen los dolores 
Siempre es en esta noche estrellada 
en que me acuerdo de tu cara y te dedico el mismo tema 
en donde siempre lloro un poco y hasta casi me emborracho 
porque no te tengo al lado 
Yo ya te avisé que mi mundo es cruel, 
y que acá adentro también podés perder 
no sé si escapás, no sé si volvés, pero a mi siempre me vas a tener.

anonymous asked:

En mental breaker capri igual perdió su ojo o le gusta tener corte de emo? (?

Tiene menos vision en un ojo, pero eso ya es algo natural (?

Por un estremecedor instante creí verlo por la calle, con sus lentes oscuros y a tan solo unos metros de mí, por un momento, regresé a los tiempos en que solo esperaba verlo entrar, o tan solo verlo pasar. Por un maldito instante sentí la sangre de mi cuerpo abandonarme. Y entonces ese reflejo volteo su cuerpo en mi dirección, y todo se esfumó para darle paso a la decepción y a la tristeza. No era él… pero fue como regresar al pasado, cuando estábamos de frente, a metros de distancia, con su mirada estremecedora, no importaba que tan lejos estuviera, atravesaba todo mi ser con esos ojos. Pero no eran los que yo esperaba ver esta vez, solo había sido una ilusión… no era él, en estos no había emoción, ni entusiasmo, ni cariño, ni amor…
—  La sinfonía del alma.
Había una vez un shipp

Qué me hizo,Entiernecerme,me hizo suspirar,me hizo Sentir su amor a través de una pantalla.Este Shipp Hizo conocer dos personas maravillosas…Tuvo su época en donde fue hermoso miestras duro, Hoy este dicho shipp se apagó…Y junto con ellos mi vida, porque tal shipp me hizo feliz es más aún lo hace por más que ya no ayan tantos momentos ellos aún me hacen feliz… Pero ojo eso no quiere decir que dejaré de shippear (aún si Willytina existiese) No dejaré de hacerlo porque los Amo
Y quizás Viví En una Mentira todo este tiempo Pero Debo admitir Que Es Una Mentira Demasiado Real (lo juro)
Eeeeen Fin Solo Esperaré Porque “Lo Mejor Tarda En Llegar”
Always Wigetta 💜💚

Ser mujer es como ser ciclista en una ciudad donde los hombres son coches. Te está permitido compartir la carretera con ellos en igualdad, sí, faltaría más, pero ojo, eso no es todo: las carreteras se construyeron para que fueran los coches los que circularan por ellas, por lo que te dejas cantidad de energía mental y física defendiéndote para no resultar herida, ya que algunos conductores QUIEREN atropellarte porque creen que tu lugar está fuera de la carretera. Y cuando lo consiguen todo el mundo empieza a poner excusas para echarte la culpa.
—  A friend of a friend (via onesmallflowerofeternity)
4

Saint Seiya Ω | Nebula Storm (Ep 95)

“Nebula Strom !”

TIEMPO

En cualquier lado puedes encontrar cualquier significado de tiempo y en realidad es muy pequeña. Muchos toman la palabra “tiempo” como algo referente a la música, estaciones de el año, el clima e incluso la edad. En lo personal, tomo el “tiempo” más como una magnitud física en la que se localizan momentos de el pasado, presente y futuro; a veces lo tomo como algo más abstracto y personal, algo más relacionado a la percepción de una persona y no tanto real.
El tiempo realmente tiene todo que ver en como pensamos, en que observamos y lo que percibimos, incluso puede ser la cosa más personal de alguien. Todos tenemos diferentes formas de pensar de qué y cómo es el tiempo. Puede ser tan lento como queramos, diez minutos pueden ser una eternidad o veinte años pueden ser como parpadear.
Hay otra cosa que influye mucho en el como percibimos el tiempo; nuestro pasado, presente y futuro. Muchos se concentran en el pasado y creo que eso es lo peor que una persona puede hacer, es una de las cosas más toxicas para el alma, es como esa comida que dejamos en el refrigerador mucho tiempo, se va pudriendo y eventualmente eso sucede con el alma al vivir tanto en el pasado. No digo que lo mejor sea renunciar a él, porque también sé que es una de las cosas más importantes para una persona, el pasado es lo que nos va definiendo como seres humanos, nos va formando y nos hace tener un carácter, pero no es bueno estar siempre pensando en lo que “hubiera podido ser”. Hay que evitar que ese pasado se convierta en ataduras y que no nos paralice para poder vivir en el hoy.

Esto va a sonar como un cliché total, pero se supone que deberíamos vivir en el hoy, se supone que el hoy es un regalo, por eso se llama presente. Hay que disfrutar cada momento que estamos pasando, tal vez disfrutar esa vista fuera de la ventana de tu habitación, de esa linda carcajada que tuviste con tu mejor amigo, de ese beso que le diste a alguien especial e incluso de los momentos tristes, todo hay que disfrutarlo, TODO. Se vale recordar, sí, incluso con algo a lo que a mi me gusta llamar “tiempo congelado” (muchos le dicen fotografías), pero solo debe ser eso, un recuerdo en el presente, tiempo congelado, tiempo que no debe cambiar.
Ahora mismo encárgate de hacer lo que quieras hacer, encárgate de tener sueños, para así tener un fututo. 

Hay una frase que dijo Woody Allen

“Me interesa más el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida.”

El futuro es la cosa más imprecisa de la vida; el pasado no se puede cambiar, el presente esta ocurriendo y el futuro… el futuro cambia cada instante. Lo que hacemos, lo que no hacemos y lo que dejamos de hacer; un segundo antes y tal vez tengas un final feliz, un segundo después y todo cambia. Por eso en este momento, en el presente, es necesario tener sueños y deseos, son como nuestros ensayos de el futuro, son nuestro “Tiempo congelado”, son pequeñas fotografías que esperamos tener de el futuro.
Gracias a esos deseos y sueños creemos saber cómo es que será el futuro, incluso a veces es como si nos guiñara el ojo, pero eso no evita que sea volátil; un error, una omisión, una acción y esas fotos del futuro cambian. Lo que hoy es el presente mañana va a ser tu pasado, y mañana tu futuro va a ser tu presente, es así de simple, esfuérzate y tal vez ese tiempo congelado lo llegues a ver en tiempo presente.


Gracias a janinealeria.tumblr.com por mandarme su palabra.
Por favor comenten que creen de el texto lo amaría mucho :D
Pueden leer más en http://frasesdelibro.tumblr.com/palabras-de-dana

Sigan mandando sus palabras.

El texto fue escrito por Dana S. Torres (yo) Por favor no lo copien y digan que es suyo, y si lo copian en algun lado, haganlo citando por favor. Los escritores y lectores nos ayudamos entre nosotros :D

Solo un poco  (Parte 2)

En la fiesta…
Tauro seguía de cerca a Piscis estaba extrañado, caminaba demasiado rápido y demasiado furioso como para reconocerlo, era un Piscis demasiado…
-oye Piscis, ¿desde cuando te comportas como Aries?-
-no me estoy comportando como Aries, ¿¡acaso no puedo ponerme furioso y hacer algo al respecto?!-
-bueno es que no es normal en ti…- fue cuando se detuvo frente a la casa de los signos Chinos, que Tauro se dio cuenta que Piscis estaba llorando, los pasos veloces al frente suyo solo habían servido de distracción para sus concurrentes lagrimas - ¿estas bien?-  
-¿por qué no puedo actuar como Aries?, ¡joder! El siempre obtiene lo que quiere de manera impulsiva y estúpida-
-¿por qué quieres actuar como Aries para conseguir lo que quieres?, es desconsiderado y poco moral cuando se pone egoísta… podrías haber escogido alguien mejor como referencia, como Capricornio o Libra, tal vez Cáncer… ¡oye! Es más fácil que consigas lo que quieras si eres como Cáncer, ambos son signos de agua y…- las palabras de Tauro no estaban surgiendo ni un efecto positivo.
Piscis se sentó en el quicio de la puerta, recargando sus brazos sobre sus rodillas y Tauro lo siguió sentándose a un lado.
-lo hice con Aries en la anterior fiesta del Zodiaco-pronuncio Piscis y Tauro casi se atraganta con su propia saliva –Escorpio me gusta, me gusta mucho y lo que paso con Aries fue un error, porque yo solo quería estar con Escorpio esa noche, quería demostrarle que no era un niño…-
-¿Escorpio lo sabe?-
-No, por supuesto que no… no lo creo, Tauro no quiero que nadie lo sepa-
-está bien… pero Piscis, eres menor de edad y Aries es un adulto, eso no estuvo bien- Piscis volvió a fruncir el ceño y las lágrimas volvieron a caer.
-no quiero que seas Virgo, Libra o Capricornio  yo quiero hablarte y ¡no me juzgues Tauro!- Tauro se sintió un poco mal, pero sus creencias chocaban con los problemas de Piscis y no podía darle la razón aunque quisiera –además ¿¡que hay de Leo?! Él es menor que yo y ha tenido más sexo que tu- Tauro volvió a atragantarse
-¡Eso no es cierto!, ¡espera eso no tiene nada que ver! …Piscis, yo…-
-Tauro,  no se lo digas a nadie, promételo-
-está bien-
-a nadie, incluso a Libra- Piscis lo miro con esos ojos tan azules que el poseía, era alguien tan inocente, en definitiva quería hacer algo para que Aries no saliera limpio de lo que había hecho con él la anterior fiesta del Zodiaco, pero  esos mismos ojos le pedían que guardara silencio y no podía negarse.
-… está bien-  
La puerta de la casa de los signos Chinos se abrió y salió el mono a vomitar en el jardín, la rata lo acompañaba como figura madura y de autoridad.

-¿son del Zodiaco? ¿¡Que tal chicos?! ¡Ande entren! ¡Son bienvenidos!- invito el mono mientras se balanceaba en sus pasos.
-venga ya mono, no puedes contigo mismo- regaño la rata y volvió a tomarlo del brazo.
-¿hablan visto a Escorpio?-
-¿Escorpio? ¿El tipo alto que da miedo?- pregunto mono entre risas, se había estado riendo todo el rato pero eso le pareció particularmente ofensivo a Piscis
-está en el segundo piso, en el baño, no nos dejó entrar  así que traje a mono a que vomitara en el jardín- indico la rata.
Tauro sintió como volvían las lágrimas a Piscis, obviamente se había imaginado lo peor y salió corriendo dentro de la casa.
-oye Tauro, el Buey ha estado preguntando por ti- volvió a informar Mono y después volvió a vomitar, esta vez en los zapatos de la Rata.
-¡oh! ¡Por dios que asco!- exclamo el roedor

 

Dentro de la casa Piscis se abrió paso entre la gente, la música está muy alta y pudo ver como Sagitario y Aries bailaban bastante pegados.  Siguió andando buscando algo de beber cuando al fin vio la mesa con el Alcohol, alguien tomo  justo  el vaso que buscaba  tener.

-¿¡que tal Piscis?!- dijo divertido Acuario quien tenía un par de gorros de cumpleaños en la cabeza–puedes creer que hoy sea el Cumpleaños de Perro? Me eh sentido fatal por no traerle algo, así que le presente a Cáncer… creo que no resulto muy bien- volvió a beber-¡oh! ¿¡Tu querías beber verdad?! Ten puedes tomar mi tequila- le paso un pequeño vaso de vidrio y Piscis antes de darse tiempo a dudar lo tomo, no quería pensar, solo quería enfrentar a Escorpio.
Piscis siguió su camino al igual que Acuario; había una especie de chime donde Géminis intentaba poner más y más salsa al asunto mientras Leo  se molestaba porque no le estaban haciendo caso. Serpiente le decía unas cuantas cosas al Caballo que el otro solamente trataba de ignorar.

-Te crees tan interesante, por dios todos saben que eres una farsa-
-Serpiente estas borracho, basta ya- se defendió Caballo
-¡no me calles cuando intento decirte algo!-
-¿y que es lo que intentas decirle serpiente?- Pregunto Géminis
-¡¡oigan!! ¿¿¡Podríamos hacer otra cosa??! ¿¿¡No se tal vez jugar a la botella??! - Leo trato llamar la atención
-yo…- alcanzo a pronuncia la serpiente que no había prestado atención a Leo
-¿alguien quiere una cerveza?- pregunto Acuario

Piscis subió las escaleras , la música ya casi no se escuchaba, había algo de luz no artificial a un lado del descanso, Escorpio estaba recargado en la ventana fumando un cigarrillo, la luna era tan inmensa y cercana que tal vez podría tocarse. Sus uñas negra resbalaron por el cristal, cuando sintió una presencia extraña a su espalda.

-Escorpio- escucho al mismo tiempo que volteaba
- Piscis- el menor se apresuró a subir las escaleras, pero antes de lograrlo este se calló sobre algunos escalones –¡Piscis! – se apresuró Escorpio a ver al más joven.
Se encontraron justo delante del baño, donde se podía escuchar a Cáncer vomitar.
-Cáncer tomo demasiado rápido y comió demasiados bocadillos- informo Escorpio e intento llevar a Piscis a otro lado.
-¡Escorpio! Tengo que decirte algo- exclamo de pronto.
- muy bien, pero tiene que estar el vómito de Cáncer como música de fondo?-
-¡pero es muy importante!-
-hueles a alcohol- señalo y Piscis verifico su aliento
-¡no importa! Yo…- su puso rojo- Escorpio, yo – aún más rojo-
-¿qué?- sonido de Cáncer vomitando
-¡yo quiero besarte ahora mismo!- grito y ya no parecía que hubiera un rojo más intenso
-por supuesto que quieres- sus labios se unieron a los de Piscis.

El peso del menor se dejó caer e Escorpio, mientras el más grande pasa sus dedos por su cuello, para sostener su cara, para acercarlo más a él. El ruido del inodoro fue ignorado y los interrumpió un Cáncer con un aspecto garrafal.
-necesito ir a casa-






Géminis llego por la madrugada al cuarto que compartía con Capricornio, el mayor  era alumbrado por la luz de su celular.
-¿aun despierto?-pregunto Géminis y quitándose las botas.
-llegas temprano-
-no, solo que Aries suele llegar más tarde- Capricornio rodó los ojos -¿están enamorados?-
-¿sabes que me extraña? Que todo el mundo piense que estamos molestos por algo relacionado al amor-
- yo no creo que Aries este molesto con algo relacionado al amor, si fuera por algo así, ni siquiera lo manifestaría-
-¡exacto! entonces para qué…-
-porque tu si lo estas- interrumpió
Capricornio había sido herido en su orgullo,  no porque Géminis creyera que él estaba enamorado o algo parecido de Aries, sino porque lo que pensaba Géminis era cierto.
-Aries quiere salir del Zodiaco-
-¿¡QUE?!-

Su cuerpo es una batalla constante,
su lucha continua es frente al espejo,
tiene el vicio de ver defectos donde no los hay,
mira una silueta que luego va y se encierra en el baño con llave
y le dice a su madre que todo está bien,
que no pasa nada, que no se preocupe;
pero no lo está, esos ojos rojos confiesan la dolorosa verdad.

Ella no lo sabe aún,
parece que todos han olvidado recordárselo:
que es parte de un gran sueño,
que tiene tantos monstruos bajo esa sonrisa
que la luna muere por estar algún día con ella,
que está en el plan de los lugares para que un día los pise

Llora después de medianoche,
sabe que a esa hora nadie la escuchará atragantarse en su mar de lágrimas,
sabe que a esa hora nadie le preguntará, ¿qué tienes? Porque odia dar explicaciones.
Sabe que a esa hora nadie la mirará raro como si fuese de otro mundo,
pero en realidad es de otro, es demasiado noble para ser de este.
Sabe que a esa hora nadie la escuchara con su voz partida en dos.

En su escuela se burlaron de su peso,
le dijeron que acabara con su vida y que se hiciese un favor.
¿Ahora entienden por qué la llamo la más fuerte de todas?
Porque ella sigue aquí,
sigue luchando contra sus demonios,
sigue aún de pie cuando la vida la tiró muchas veces,
sigue bailando, a pesar de no tener música de fondo,
sigue volando, a pesar de que le cortaron sus alas a muy temprana edad.

Ella se duerme llorando
y se despierta fuerte,
se lava la cara
y sale vestida de ilusiones,
pero regresa a casa decepcionada del día.
Y la he escuchado decir que también de sí misma.

Las medidas perfectas saben de la existencia de su cuerpo,
por eso se quedaron a vivir en él.
Doy por fe que aún no se ha dado cuenta,
porque la sociedad la ha dejado sorda y ciega.

No le hables de calma,
porque le gusta la tormenta,
ella espera a un chico que le dé un beso en la boca
para olvidar todas las copas que se ha tomado
intentando olvidarse de sí misma.

Sí,
ella
es la chica de la 233.

—  Benjamín Griss
A veces me dices que lo oculto (mentira, eres lo que menos ocultaría) que las fotos, la cenas con amigos, yo sé que tu lo haces, me incluyes, que cuentas conmigo para todo lo que planeas y ¿sabes? lo agradezco y me encanta no sabes cuanto, eres esa chica que cualquiera quisiera (aunque cualquiera no te merece) y no, no lo digo porque seas mi pareja, “mi mujer” ja, sé que odias con el alma eso pero dicho o escrito sé que te hará arrugar la nariz, pero eso no importa, continuaré, me haces sentir especial, valioso, y me haces sentir cositas hermosas por mi mismo, y no te esfuerzas por hacerlo, eso muy pocas personas pueden hacerlo, sabes lo difícil que soy para todo, sabes que por eso mi madre te quiere mucho eres su “nuera” me haces feliz y creo que esto es reciproco, me haces sentir eso siempre que estoy contigo ,y creo que esto es maravilloso, no creo, sé, y quiero que esto sea principalmente para ti y para mi, para esas personitas que quizá vengan o quizá no, para la gente que es especial para nosotros no para cualquiera, se que es algo raro (para variar como todo lo que tiene que ver conmigo) ó quizá tonto, no sé.
Pero ojo con eso amor, eso no quiere decir que lo nuestro no sea importante para mi, que no sienta todo lo que trato de demostrarte arte a diario, tampoco quiere decir que no tenga importancia para ti, lo que trato de decir es que quiero que sea nuestro si se enteran que bien, no importa, quizá sea egoísta pero te quiero para mi, porque eres mía, y yo tuyo, es la promesa del anillo, dure lo que dure, sea lo que sea, nos pertenecemos hasta el desenlace de esta historia, te quiero tanto que no te quiero compartir querida.
—  Crónica para ella. mi princesa.
ONE SHOT WIGETTA | El lado oscuro del rey

Corría el siglo XIV en un pequeño pueblo al sur del reino de España cuando una bruja logro dar a luz a su primogénito, varón, hijo de una bruja y de un hechicero, por sus venas corría la magia, su corazón latía diferente, su cerebro pensaba diferente.
Meses después de que el niño naciera; en una noche lluviosa los padres del pequeño eran perseguidos en un enorme bosques, ambos acusados de brujería y hechicería, “deberían de ser quemados” era lo que toda la muchedumbre gritaba, aquella mujer llevaba cubierto a su pequeño bebé; de tal manera la cual nadie notaba su presencia, ambos llegaron a una pequeña cabaña, sabiendo que ese era su final, ambos, estando ya bajo techo colocaron a su hijo sobre una pequeña mesa, colocándole sobre el cuello un amuleto que lo protegería de cualquier emanación de magia sobresaliente de su cuerpo, ambos padres dejaron también un beso protector lleno de amor y de magia sobre la frente del infante, para así salir después e intentando utilizar todas sus habilidades con hechizos y conjuros tratar de vencer al pueblo, fue imposible, ambos fueron capturados y llevados al centro del pueblo donde quemaron a la pareja para así tratar de eliminar la supuesta invasión de brujas, ingenuos y orondos por la muerte de aquella pareja el pueblo regreso a sus labores sin conocer el paradero de aquel niño que de su cuello colgaba un pequeño amuleto dorado, amuleto el cual contenía su magia, así como también el nombre del mismo; Samuel, era lo que grababa aquello.

*****

Samuel fue criado por el cura del pueblo hasta los 22 años, edad en la cual tomo su propio rumbo, decidió refugiarse en aquel el lugar en el que empezó todo, aquella pequeña cabaña oculta en el bosque, por mas raro que lo viera la gente el veía aquel lugar como algo acogedor, no sabia por que pero esa casa le hacia encontrar demasiado sentimientos cada vez que la pisaba, fue ese el motivo por el cual no dudo en regresar ahí.

Después de 3 años ese pedazo de madera se había convertido en su hogar el cual con mucho trabajo logro reparar y sustituir partes del lugar, la choza tenía su toque especial; era vieja pero colorida, húmeda pero cálida, la casa reflejaba la personalidad de Samuel.
Samuel; quien por las noches escuchaba sonidos, voces hablándole; las cuales le susurran cosas que no podía entender, tampoco es que les tomara mucha importancia, creía que eran simplemente sueños, sueños repetitivos que tratan de atormentarle.
El castaño había crecido sin saber nada de su pasado, por que nadie con quien hubiese hablado sabia de el, Samuel crecía creyendo que aquel amuleto era solo un regalo, pero el amuleto se iba quedando cada vez mas chico, la magia que corría por su cuerpo iba creciendo junto con el, queriendo ser liberada, había heredado mas la hechicera y había llegado la hora de descubrir como utilizarla.

************************

4 años después del nacimiento de Samuel, justamente cuando el estaba siendo educado en la casa del santísimo, en el reino nacía un príncipe, el segundo al trono, Guillermo fue su nombre, un pelinegro segundo heredero a la corona.
El mas pequeño de la familia Díaz fue creciendo dentro de los muros del castillo mismos tiempo en que se le fue entrenando para ser un caballero, el rey le brindo el tiempo para entrenar junto a el con la espada, así mientras su hermano se preparaba para un día recibir la corona.
El príncipe Guille; que era como se le conocía en el reino aprendió tácticas de pelea, así como manejar su espada, también psicológicas como a estudiar a su enemigo pero lo mas importante y lo que le caracterizaba fueron sus modales, aquello enseñados por la reina, Guillermo era de sentimientos nobles, agradecido y humilde, el pueblo solía quererle y se alegraban del momento en que se convirtiera en la mano derecha del rey.

**********
Eran las 8 de la mañana el príncipe Guille había tomado su espada y armadura para adentrarse en un bosque al sur del reino, Guillermo solía entrenar en todos los bosques cercanos al reino, para así conocerles y familiarizarse con ellos, era la primera vez en visitar aquel bosque, al mismo tiempo en que Guillermo entrenaba Samuel práctica su puntería con el arco, llevaba un año ya practicando su magia, Samuel tomaba su arco y flecha, apuntando a un pequeño tiro al blanco pero justo antes de llegar a clavarle detenía la flecha con sus magia haciendo que la misma se convirtiera en una hermosa mariposa.

¿puedes convertirla en otra cosa? — se escucho una voz temerosa haciendo que Samuel se desorientara observando que el príncipe menor era quien le hablaba — hola — saludo el pelinegro dejando helado a Samuel, una vez habían matado a su padres por hechicería esta no sería una excepción.

Es una ilusión nada mas su majestad — respondió Samuel cabizbajo temiendo por su vida.

¿puedes convertirla en algo mas? — insistió Guillermo, Samuel tomo su arco repitiendo el anterior acto convirtiendo esta vez la flecha en una colorida corona de flores, Guillermo se acerco a tomarla del suelo pues había caído, se cerco a Samuel y la coloco sobre su cabeza Samuel temeroso le miro a los ojos notando en ellos una peculiar luz, no había maldad en ellos.

¿Cual es tu nombre? — pregunto el príncipe alejándose del buen hechicero.

Samuel — respondió al mismo tiempo en que hacia un reverencia ante su príncipe — ¿puedo ofrecerle algo? su majestad — Samuel señalo su pequeña cabaña.
Algo dudoso Guillermo negó — tengo que regresar al palacio, pero no lo dudes, otro día regresare — el príncipe sé limito a sonreír para después desaparecer de la vista del hechicero dejando a Samuel un poco desconcertado, y es que ninguno de los dos sabia que paso ahí, Guillermo había visto a un hechicero en plena acción y por parte de Samuel no dejaba de desconcertarle que había tenido una pequeña charla con el príncipe de España, era simplemente extraño para ambas partes, pero para ambos fue un momento lleno de sentimientos, Guillermo ahora veía de otra manera a los hechiceros y Samuel pudo observar la humildad del príncipe, estaba claro que ambos tenían curiosidad por saber mas del otro pero esos pensamientos eran mas presentes en Guillermo, le causaba miedo y curiosidad el poder relacionarse con Samuel, quería saber sobre el, sobre su magia, sobre su pensamientos y es que todo el estudio de Guille sobre el estudio de las personas había dado frutos dejándole muy en cuenta que Samuel no era nada parecido a las de mas personas pero que eso no era impedimento para notar que era de buen corazón.

*********

Samuel jugueteaba con un pequeño hechizo con el cual podía hacer pequeñas figuras con el agua que estaba en su taza, lograba mantener el agua frente a su rostro haciendo pequeñas siluetas trasparentes y era entonces cuando su mente le traicionaba haciendo con el agua la figura de una corona, la corona del príncipe Guillermo, Samuel trataba de olvidarle pero esos ojos negros se le clavaron en la mente, dejando sobre el cada ves que los recordaba; escalofríos y un pequeño cosquilleo.
La figura de agua de una corona de flores se desvaneció cuando ruidos se dejaron escuchar afuera en el bosque, todas las noches Samuel temía por que el pueblo llegara a por el y le acusaran de brujo, Samuel tomo su arco cuando los ruidos de pisadas se hicieron mas audibles, el arco comenzó a brillar, acto del hechizo que Samuel había depositado sobre el, los ruidos cesaron dejando escuchar solo al aire golpear las hojas de los arboles seguido de un toquido de puerta, haciendo que Samuel pegara un pequeño brinco, dejando su arco de lado se levanto, abrió temerosamente topándose con aquellos ojos negros.

Hola — saludo Guillermo haciendo que Samuel dejara salir un ahogador suspiro — ¿aun esta en pie aquello que querías ofrecerme? — en el príncipe se podía observar un pequeño sonrojo, Samuel no respondió, solo observo que ahora no llevaba con el su armadura, si no un traje de diferentes tonalidades de verde con un cinto el cual sostenía una espada y una capa verde fuerte cubriéndole la espalda.

— Le voy a mostrar algo su majestad, ¿sería tan amable de seguirme? — Preguntó Samuel tendiéndole la mano, Guillermo ni siquiera lo pensó, la sujeto fuertemente sonriéndole tiernamente.

Samuel camino largo rato frente a su príncipe, tratando se asegurarle el camino por el que pisaba, Guillermo por su parte solía detener seguido su corona la cual solía caerse repetitivamente de su cabeza, el camino fue silencioso pero confortable, al final Samuel paro mostrándole a Guillermo un hermoso lago, grande, donde por detrás se podía observar a lo lejos su palacio, Guille soltó la mano de su guiador acercándose al lago observando como era una pequeña colina la cual era inalcanzable para la mayoría de los aldeanos, una luz le hizo girarse observando como Samuel con magia encendía una pequeña hoguera, seguido dandole la espalda a su príncipe con un chasquido de dedos coloco pequeñas linternas de petróleo sobre la mayoría de los arboles de al rededor, colocando también un puente precioso sobre el lago, el príncipe Guillermo anonadado se deshizo de su cinturón y de su capa, observando como se reflejaba en el lago los arboles y las farolas.
¿cual es su color favorito? — pregunto Samuel

El verde — respondió el príncipe girándose para verle, Samuel comenzó a mover sus manos haciendo que del césped comenzara a brotar un rosa que de inmediato creció hasta estar hermosa, era color verde, Samuel la arranco tendiéndosela, él la acepto, ninguno de los dos dijo nada solo se miraron por un rato, dejando que sus ojos lo dijeran todo.

*********

El cura me encontró en esa cabaña, de mi colgaba esto — Samuel le mostraba a Guillermo su amuleto, Guille lo tomaba mientras se acurrucaba aun mas sobre el pecho de su ahora amante.

Yo no tengo tanta historia como tu — menciono Guillermo al momento en que Samuel acariciaba su cabello — yo nací y me dieron una horrenda corona.

Samuel sonrió — luces bien con ella, igual que con tu ropaje real — Guille bufó — aunque honestamente luces aun mejor sin todo eso — menciono Samuel mientras observaba el cuerpo desnudo del príncipe, haciendo que el menor se refugiara bajo sus brazos.
Observa — susurró Samuel al oído de su amante, Guillermo se coloco recargándose en una gran roca observando como Samuel se sentaba a su lado pero un poco mas adelante y mientras comenzaba a mover sus manos el le abrazaba por la espalda acariciando su torso y besando su cuello, justo cuando abrió los ojos frente a el estaba una gran figura de un castillo hecha de agua, la misma cambio a la de un caballo para después convertirse en una mariposa revoloteando, Guillermo sonrió ante aquel precioso espectáculo, en modo de agradecimiento se sentó sobre las piernas de su hechicero rozando los cuerpos desnudos, coloco sus manos sobre el cuello de Samuel para dedicarse a lo que eran sus labios, dandole un cálido beso, Samuel con sus manos hizo que la capa se posara sobre la espalda de su frágil príncipe, al sentirla Guillermo dejo de basarle sonriéndole.

*******

Guillermo podía sentir los movimientos del caballo blanco con el que se acercaban Samuel y Guillermo, Guillermo se sentía feliz, después de tanto tiempo pasar dentro de su gran palacio había encontrado a alguien s quien le hacia sentir mas allá de un niño pequeño hijo del rey, le hacia sentir querido, se sentía hombre a su lado, y ahora que lo tenia a su lado no iba a dejarle ir

Ambos llegaron a la parte trasera del palacio, Samuel bajo del caballo para después ayudar a su amante quien llevaba en mano aquella rosa verde.

¿Cuando nos volveremos a ver? — preguntó Guillermo tomando a Samuel de los hombros, el mayor solo sonrió para después plantarle un beso s su querido Guille oprimiéndole la cintura haciendo que sus vientres pegaran, Guillermo solo pudo detener su corona con la mano que tenia vacía.
Ambos se separaron, Samuel se limito a darle un cálido beso en su frente para así retirarse en aquel precioso potro, Guillermo sabia que muy pronto volverían a verse, tanto que no hacia falta ni preguntar.

********

La noche cayó, Samuel esperaba justo detrás del palacio, no duro mucho afuera y que con hechizos logro colarse en el balcón de su Guillermo, sin entrar observo un momento lo lindo que se veía dormido, Samuel se aparto de una túnica morado oscuro para sentarse frente a su amado y hacerle despertar con un tierno beso, el príncipe despertó casi de inmediato — ¡Samuel! — se alegro al verle.

Te traje algo — le sonrió el castaño mientras le mostraba un par de estatuillas de madera, una con un arco y la otra con una corona, un chasquido por parte del hechicero basto para que las piezas de madera se movieran imitando darse un beso, Guillermo sonrió, estaba encantado — cuando quieras que se muevan, solo sopla hacia ellos — Guille asintió para después acercarse al mayor y comenzar a besarle eufóricamente, Guillermo sin pensarlo comenzó a deshacerse de su ropaje interior, Samuel rió — ¿que estas haciendo? — preguntó mirándole tiernamente.

¿No quieres… — Guille comenzó a tartamudear — tu, tu sabes…

Samuel río mientras negaba y se acercaba a su amante para darle un beso en la frente — vine a pasar la noche contigo — Samuel abrocho la camiseta de seda que cubría su torso — solo quiero despertar contigo — menciono mirándole a los ojos, Guillermo no pudo evitar sonreírle mientras acariciaba su mejilla derecha, ambos estaban enamorados, están loco, perdidos en la mirada del otro.

*********

Los años pasaron, Samuel y Guillermo dormían casi todas las noches juntos, paseaban juntos a caballo, incluso algunas veces iban al pueblo a mercadear, todo iba perfecto hasta que ocurrió la tragedia, en la coronación del nuevo rey hubo un homicidio, un traidor, el primo de la familia, tercer heredero al trono había mato al hermano mayor de los Diaz, Guillermo era el siguiente en la lista al trono.

Los días pasaron, trataron de asimilar todo, Guillermo no salía de la casa de Samuel, pero había que elegir un nuevo rey, Guillermo era el heredero.

********

La mirada de Guillermo era simplemente perdida, no podía creer lo que estaba escuchando.

No me voy a casar — dijo susurrando con la mirada perdida y la cabeza caída, su padre no me tomo importancia — ¡No me voy a casar! — gritó llamando la atención de ambos padres, incluso la de Samuel el cual llevaba días junto a el, no se separaban por nada — llevo saliendo años con Samuel, nos amamos, y al menos de que no lo aceptes a el como el segundo rey y pueda casarme con el, yo no me caso — los ojos de Guillermo se llenaron de lagrimas aun cuando Samuel tocaba su hombro en tono de consuelo.

Tu vas a ser el rey, no la reyna — dijo furioso el actual rey levantando su espada y sin pensarlo intentar rozar la piel de Guillermo fue inútil, lo único que pudo sentir el rey fue un gran empuje hacia su trono, mientras que de la mano de Samuel emanaba una extraña luz, quien cubría con su cuerpo a Guillermo — brujería — susurro el rey mientras guardias sujetaban a Samuel de sus brazos.

¡Padre te lo ruego! — gritaba Guillermo arrodillado frente a su padre — te lo imploro, el es bueno — su padre solo se levanto del suelo abofeteando fuertemente a Guillermo y es que no hacia ni falta dar alguna indicación, todo el reino sabían el destino de los practicantes de magia, Guillermo corrió pero las puertas se cerraron antes, su madre lo tomo en sus brazos colocando la cabeza de su hijo en su torso mientras lloraba inconsolablemente.
Después de cierto tiempo todo estaba preparado, Samuel esperaba en el calabozo mientras Guillermo charlaba con su padre

Después de un rato la belleza de Guillermo se dejo ver en los calabozos, Samuel le abrazo de inmediato justo al momento en que le vio — el palacio hará caso omiso a tus… Delitos — dijo Guillermo con la voz entrecortada — mi padre me ah conseguido a la princesa mas hermosa de Europa, prometio olvidarse de ti, con ma condición de que yo me despose, y lo voy hacer.

*********

Samuel comenzó a escribir diarios diarios en los cual se podía leer cosas como «comencé a observar el como vivía Guillermo, siempre a distancia, pude presenciar el como se casaba, a su primer hijo, por las calles decían que solo lo tuvieron para tener un heredero» eran estas las cosas que Samuel escribía, un toquido en la puerta hizo que se detuviera, frente a el estaban su amante bajo la luz de la luna, Guillermo solo se limito a sonreír mientras que Samuel le daba el pase con su mano, Guillermo se abalanzo sobre el besando desesperadamente sus labios al it que cerrando detrás de el la puerta, la acción comenzó, ambos desnudos Guillermo se entregaba una vez mas a Samuel y justo en el acto entre gemidos y gritos Samuel terminaba de escribir.

«Guille y su esposa acordaron un trato, ser siempre libres, tener cada quien a su pareja por las noches, así hasta que el antiguo rey muriera y pudiera cada quien rehacer su vida, espero llegue tan anhelado día, día en que yo sea el príncipe y despierte todas las mañanas desnudo después de una gran noche, frente al amor de mi vida, el rey, mi querido amante.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Espero y les guste :)