perdidas

te dije
que no estaba bien
que mi alma es inestable
al igual que mi cuerpo
pero pusiste el tuyo
para amortiguar
mis golpes
mis caídas
y
te quiero
te quiero tanto
que voy a reventar
porque si me dejas
voy a quedar perdida
sin rumbo alguno.

Yo creo que hay muy pocos que saben lo que es perderlo todo a manos de la depresión; como de un día para el otro ese mismo libro que te gustaba, te interesa menos; como esas salidas con amigos que tanto disfrutabas, ya no las esperas. Comenzas a dejar de hacer las cosas que antes hacías sin darte cuenta, y ahora son tareas demasiado pesadas para realizar. Todo te da igual, incluso vivir. Los amigos que dijeron que "estarían ahí para vos", fueron los primeros en irse, y te convenciste de que es mejor así, de que la culpa es toda tuya. Tus padres no te entienden, pero tampoco les comunicas lo que te ocurre, es algo que no podes explicar y que ellos no entenderían. Y así, de a poco, los más que menos se van alejando, tu vida se va convirtiendo en un infierno, ya no dormis, no comes, nada es lo que solía ser, no hay una salida o tal vez sí. Es como una muerte lenta y dolorosa, y lo único que haces es llorar y llorar.

Alguien una vez me dijo: “Se diferente para que puedas ser recordado” Y pues, tenia razón ser así me trajo mucho odio de los demás, pero ser así también me trajo lindas personas en el camino y lindos recuerdos que hoy guardo en una cajita escondida en mi cuarto, esa cajita que cuando este a punto de reencontrarme con la muerte mirare y diré: “Fue una buena vida”, dicen también que si no eres odiado es porque algo estas haciendo mal, aunque decirlo suene estúpido porque ser odiado me trajo muchas consecuencias conmigo mismo en esta cabeza, pero está bien porque seguirá siendo una buena vida, nadie llega a tu vida porque si y nadie se va porque si, nada es eterno y todo y todos tienen un propósito en tu vida y aunque a veces la vida se torne fea y duela, siempre hay que sonreirle y amar a los que tienes, nunca sabes cuando sera la ultima vez que lo veas o nunca sabrás cuando sera la ultima vez que te vean… 

Iras a una ciudad de papel y no volverás jamas. 
-John Green

Eu era movida a música. Quase literalmente. Usava música para quase tudo: Para me acalmar, para relaxar, só por ouvir, para tomar banho, para ler, para tudo. Às vezes, quando eu dormia, alguns sonhos tinham até trilha sonora.
—  Perdida.