peppino-de-filippo

A él me acerqué en septiembre,
creo que lo conocía del marzo anterior…
Diciembre trajo la soledad y su ausencia,
pero octubre fue lo más bonito a su lado,
No hubo febrero y cartas,
ni julio o marzo de abrazos con hojas…
Pasó noviembre de su sonrisa diaria,
y en enero lo pensaba más que nunca.
Mayo vendrá y la cicatriz alguna vez,
Y yo le pensaré tanto, incluso con la lluvia de agosto,
incluso con su santoral en abril…
Pese a que no llegamos ni a junio ni a nada…
—  Clara Ajc