peor ciudad

El amor es lo peor que hay. Uno anda hecho un idiota y ya no se preocupa de sí mismo. Las cosas cambian de significado y uno es capaz de hacer las peores locuras y de fregarse para siempre en un minuto.
—  Mario Vargas Llosa
Cuando tenía 5 años me cambiaron de colegio, era la “nerd” del salón, la rara, siempre estaba sola y las personas me criticaban por como me veía, a los 7 me fui de ese colegio con la esperanza de que todo quedara ahí, pero fue peor, me invitaban a las casas solo para reirse de mi y humillarme, en el colegio andaba sola, comía sola, todo lo hacía sola, sin embargo ellos siempre estaban ahí para burlarse, que tenía muchas ojeras, que mi cara era muy redonda, que mi cuerpo era extraño, que me vestía mal, que esto y que aquello, yo dejé de comer, de dormir, deje de hacer muchas cosas y me gané miles de enfermedades con las cuales aun estoy conviviendo, a los 11 me cambie de ciudad, fue peor, me di cuenta que no me gustaban los hombres sino las mujeres, con la única excepción de que allí por lo menos algunas personas me entendían, probé las drogas, los cigarrillos, el alcohol, me cortaba, todo para aliviar el dolor de los comentarios de ellos, mis padres nunca supieron, allí aprendí a defenderme, a ser fuerte, a no ser yo, a los 13 volví a la ciudad donde nací, las cosas siguieron, al parecer las burlas me persiguen, ya no era “gorda” practicaba deportes, era mas “sociable” pero nada sirvió, tengo 15, mis padres saben que soy lesbiana, deje los vicios hace 5 meses, hace 2 que no me corto y aunque siguen los comentarios de las personas acerca de mi aspecto físico y de mi forma de vestir, ya no me afecta del todo. Las personas que no estén conformes con como se ven, solo les digo que tu eres el que controla lo que los demás piensen, no le des importancia, no sigas estereotipos, que si quieres cambiar, sea por tu salud, por ti, pero no hagas cosas de las que te puedas arrepentir, se tu mismo, amate como eres y los demás lo harán.
{ Endless Night Time [AU] }

Es posiblemente la peor parte de la ciudad… pero , en realidad, no es como si haya muchos lados decentes en ella; la gente de la clase alta se ha refugiado en sus pequeños barrios protegidos por la corrupta policía, que ya ha dado la espalda completa a los desastrosos suburbios donde hay ley de nadie y las mafias y pandillas se distribuyen los territorios a placer según constantes riñas. Sólo sobrevive el más fuerte. Si le preguntan a Youichi, alguna vez tuvo un sueño; cuando aún era un mocoso que iba a la escuela; cuando su abuelo aún estaba vivo y aun tenía algo a lo cual llamar familia. Jugaba baseball en ese tiempo, y hasta era bueno en ello. Ahora lo único que le queda de aquellos tiempos es la deuda del hospital que apenas logra pagar con el mísero sueldo que gana trabajando la mayor parte de su día y noche en aquel local.

(Y la leve esperanza de que algún día su madre despierte y le reconozca una vez más; hay muchas como ella; víctimas de una droga que ofrece momentos de ilusoria felicidad a cambio de años de posterior sufrimiento)

Es uno de los mejores pubs del distrito, si es que se le puede llamar así; y es que los mafiosos de mayor estatus lo frecuentan constantemente dejando buenas sumas de dinero. Entró a trabajar ahí llenando los turnos que su madre había dejado cuando cayó enferma, y actualmente había evolucionado de limpiar baños y mesas a servir pedidos y hasta a atender a ratos la barra. Es un trabajo difícil, considerando las constantes riñas y hasta tiroteos que suelen producirse, pero Kuramochi y el resto de los trabajadores saben defenderse bastante bien (es un requisito);pues es su misión además asegurar la integridad  del mayor tesoro del local; aquellos quienes constituyen el espectáculo que deleita a los distintos mafiosos y adinerados que acuden al lugar.

Si al mismo Youichi le preguntaban; no los llamaría más afortunados que al resto de los trabajadores; si bien recibían un mayor sueldo, su libertad era bastante menor y la exigencia del lugar era…absolutamente alta; sólo los mejores podían ser parte del espectáculo; fuesen hombres o mujeres, fuese cual fuese su ‘talento’.

Es viernes; y el local se llena lentamente; aun es temprano para el espectáculo, pero el viernes suele ser el mejor día; y prepara algunos pedidos tras la barra buscando con la mirada distraída algún rostro conocido.