pensamientos

Un día como hoy, pero en 1923, nace un icono del humor; el gran Ramón Valdés,  persona que no necesitaba hablar para hacernos reír, y hasta hoy día, después de tantos años, con solo ver esa mirada o esos gestos en su cara, nos sigue pareciendo lo más simpático y cómico para muchos.

"No estoy enamorada de ti"

No estoy enamorada de ti, pero cuando me dejas de hablar me pongo triste.
No estoy enamorada de ti, pero cuando me dices cosas lindas siento mariposas en el estomago.
No estoy enamorada de ti, pero me pongo celosa cuando se que hablas con otras.
No estoy enamorada de ti, pero hago mi mayor esfuerzo por sorprenderte en todo lo que haga.
No estoy enamorada de ti, pero aun así me encanta hablar todas las horas contigo.
No estoy enamorada de ti, pero en todo este tiempo llenaste ese vacío que había en mi corazón.
No estoy enamorada de ti, pero aun así mi corazón se acelera cuando me quieres contar alguna de tus aventuras.
No estoy enamorada de ti, pero siento que somos el uno para el otro.
No estoy enamorada de ti, pero cada una de las desiciones que tomas, por extraña razón siento que me incluyes en ellas y a veces tus desiciones me afectan.
No estoy enamorada de ti, pero vivo de tus mensajes.
No estoy enamorada de ti, pero a veces siento que si te perdiera, ya nada seria lo mismo.
No estoy enamorada de ti, porque no me atrevo a aceptar que tu estas enamorado de mi, tengo miedo de que no funcione, estoy lo menos enamorada de ti, y aún así se que estoy mintiendo. -JP

Odio coger el autobús

Odio coger el autobús;

no es tanto un desplante burgués,
de los que intentan marcar clase y
hacer constar diferencia,
como una fobia, retorcida y perversa,
que me produce estar rodeado
de gente, de todas las clases,
estilos y formas,
que se me acerquen, traten de hablarme,
invadan mi espacio o me tosan;

no es que sea yo claro ejemplo
de especimen humano
enajenado por la hipocondría,
no van por ahí los tiros,
me explico, a ver si lo pillas…
es más otra clase de asco,
como el que te producen esos
amores fallidos,
te gusta la chica, la llevas al cine y
en un par de conversaciones, descubres
que es guapa, si, pero tiene
el alma maquillada
y los sueños teñidos;

es el sinsabor que me produce
una sociedad que se muere,
superficial, rota y sumisa,
se desangra por las noches,
va a trabajar por el día.
una sociedad absorta en sus miedos,
de espaldas al amor y
que, poco a poco, se vacía…

Odio coger el autobús porque es ahí,
dónde me cruzo esta mierda todos los días.


- Inconsistencia Emocional