pedazo

Ella era así, fría, complicada e indiferente, aparentando ser fuerte, lo era pero también delicada, hermosa y tan frágil, ella era cómo un huracán, a pesar que cualquier persona en su sano juicio se enamoraría de ella, de ésa sonrisa que tiene que hace débil a cualquiera, nadie se fijaría en cómo es realmente, en lo lastimada que está por dentro, ella podría amarte pero a la vez hacerte sufrir sin hacerte daño físicamente, ni diciendo groserías, la persona perfecta para ella es quién se corte con los pedazos rotos de ella para poder juntarlos.
—  Nerea
Cuando sepas de mí, tú disimula…
No les cuentes que me conociste, ni que estuvimos juntos, no les expliques lo que yo fui para ti, ni lo que habríamos sido de no ser por los dos.
Primero, porque no te creerían… pensarán que exageras, que nada ni nadie pudo haber sido tan verdad, ni tan cierto. Te tomarán por loca, se reirán de tu pena y te empujarán a seguir, que es la forma que tienen los demás de hacernos olvidar.
Cuando sepas de mi, tú calla y sonríe…
Jamás preguntes qué tal?, si me fue mal… ya se ocuparán de que te llegue, y con todo lujo de detalles, ya verás… Poco a poco irán naufragando restos de mi historia contra la orilla de tu nueva vida, pedazos de recuerdos varados en la unica playa del mundo, sobre la que ya nunca más saldrá el sol.
Y si me fue bien… tampoco tardarás mucho en enterarte, no te preocupes, intentarán ensombrecer tu alegria echando mis supuestos éxitos como alcohol para tus heridas, y no dudarán en arrojártelo a quemarropa. Pero de nuevo te vendrá todo como a destiempo, inconexo y mal. Qué sabrán ellos de tu alegría? yo que la he tenido entre mis manos, y que la pude tutear, como quien tutea a la felicidad… pero ellos? no…
Nadie puede imaginar lo que sentirás cuando sepas de mi… nadie puede ni debe, hazme caso.
Sentirás el dolor de esa ecuación que creiamos resuelta, por ser incapaz de despejarla hasta el final, sentirás el incordio de esa pregunta que jamás supo cerrar su signo de interrogación, sentirás un que hubiera pasado si… y sobre todo, sentirás que algo entre nosotros continuó creciendo incluso cuando nos separamos, un algo tan grande, como el vacío que dejamos al volver a ser dos, un algo tan pequeño, como el espacio que un si le acaba siempre cediendo a un no.
Pero tu aguanta, resiste, házte el favor, háznoslo a los dos… Que no se te note, que nadie descubra esos ojos tuyos subrayados con agua y sal.
Eso si, cuando sepas de mi… intenta no dar portazo a mis recuerdos, piensa que llevarán dias, meses o puede que incluso años, vagando y mendigando por ahi… abrazándose a cualquier excusa para pronunciarse, a la espera de que alguien los cogiese, los esuchase y les diese calor. Son aquellos recuerdos que fabricamos juntos, con las mismas manos con las que construimos un futuro que jamás fué. Son esas anécdotas estúpidas que sólo nos hacen gracia a ti y a mi, escritas en un idioma que ya nadie practica, otra lengua muerta en manos de otro paladar exquisito. Dales cobijo, préstales algo, cualquier cosa, aunque solo sea tu atención… porque si algun dia sabes de mi, eso significará muchas cosas….
La primera, que por mucho que lo intenté, no me pude ir tal lejos de ti como yo quería.
La segunda, que por mucho que lo deseaste, tu tampoco pudiste quedarte tan cerca de donde alguna vez fuimos felices, si felices…
La tercera, que tu mundo y el mio siguen con pronóstico estable dentro de la gravedad.
Y la cuarta, por hacer la lista finita, que cualquier resta, es en realidad una suma disfrazada de cero, una vuelta a cualquier sitio menos al lugar del que se partió.
Nada de esto debería turbar o alterar tu existencia el dia que sepas de mi, nada de esto debería dejarte mal, piensa que tú y yo pudimos con todo, piensa que todo se pudo, y todo se tuvo hasta el final.
A partir de ahora tu tranquilo que yo estaré bien, me conformo con que algun día sepas de mi, me conformo con que algun día vuelva a morderte de alegría, me basta con saber que algun dia mi nombre volverá a rozar tus oídos, a entornar tus labios, esos que ahora abres ante cualquiera que te cuente cosas sobre mi..
Por eso, cuando sepas de mi… no seas tonto y disimula, haz ver que me olvidas, y me acabarás olvidando, de verdad.
—  Cuando sepas de mí- Risto Mejide

Perdí tanto tiempo buscando a alguien que supiera lo que quería, que me tratara bien y quisiera algo serio y estable y de verdad le gustara estar conmigo porque le gustaba mi forma de ser y no era solo físico.

Y encontré a muchas personas que me hicieron sentir así, que encontraron arte en donde yo sólo veía cenizas, si claro que encontré personas maravillosas, pero demasiado tarde.

Me rendí antes de tiempo y dejé que hicieran polvo lo que una vez fueron sueños y le di todo a personas asquerosas que me trataban como un pedazo de nada; pero esta bien, conocí a personas maravillosas (de las que te hablé) en el camino. Algunos querían cuidarme, otros protegerme, otros pensaron que con amarme bastaría y fue tan lindo dejarlos creer que funcionaría, dicen que aunque salgas del infierno te quedan los cuernos, tal vez tienen razón.

De verdad, mamá, si alguna vez ves esto, te diré que no me gustaba ser tratada como basura, a nadie le gusta eso, pero si pasas tanto tiempo buscando el paraíso sin encontrarlo, te conformas con cualquier demonio que sonría bonito o con algún infierno que no queme tanto y te acostumbras. Aunque venga alguien mas y te saque a bailar te das cuenta que después de pisar el infierno, no cualquier demonio te quema.

anonymous asked:

Aveces e siento como que estoy estancada, no puedo avanzar ni salir de donde estoy, pero también me duele ver cómo todos siguen y yo quedándome atrás, cada día me rompo más

Te entiendo, sé que es difícil avanzar, sé que repararte y juntar todos los pedazos Requiere de mucha voluntad, pero nada es imposible y tú eres fuerte, eres capaz de cualquier cosa y sé que estarás bien

Acabo de prender fuego un pedazo de pollo OTRA VEZ mientras cantaba con pasión “Te extraño te olvido” de Ricky Martin.
Que onda mi vida