pedazo

Me enamoré de él por la forma en que me hace sentir, por su manera de hacerme sonreír aún cuando el mundo se me está cayendo en pedazos. Me enamoré de él por la forma en que sabe darme calma cuando me siento aterrada, por esos estúpidos chistes que sólo él y yo entendemos. Me enamoré de él por su voz, por como canta cada vez que se distrae y piensa que nadie lo escucha. Me enamoré de él por su sarcasmo, por sus ganas de vivir la vida, por su fuerza y por su debilidad. Me enamoré de él, por esa risa loca que tiene, porque puedo escucharla a una cuadra, y se que la reconocería. Me enamoré de él por su corazón, por la hermosa persona que hay escondida bajo esos hermosos ojos. Me enamoré de él como nadie se ha enamorado antes.
A lo largo de tu vida tendrás dos amores; uno te romperá en mil pedazos el corazón  y el otro hará hasta lo imposible por repararlo. 
¡Ojo! Ambos pueden ser la misma persona.
—  Gilraen.
Cariño

Sé que voy muy rápido, pero contigo no sé ir de otra manera. Me atrevo a quererte y a lanzarme al mar de los condenados a morir quemados, porque he visto el fuego en tus ojos y la brisa cuando nos miramos. Sé que voy muy rápido, pero hoy el reloj ya no marca la hora. Me pierdo entre tus brazos y de repente ya es verano, ya no hay frío en mis manos, has devuelto la sangre a este corazón hecho pedazos.

¿Qué se siente saber que aún si te arreglas y te maquillas para lucir bonita nunca lo serás?
—  Voces en mi cabeza.