peckam

getty

Roma boys on their bikes in Peckham, 1970. (Photo by Linda Grove/Getty Images)

El Commander

I.

Entre mojito y mojito Antonio me contaba el plan para el día siguiente: volar en avioneta hasta Almería desde el aeropuerto de la Axarquía. Pilotaría Mr. Peckam, un señor inglés de unos setenta años que había comprado una avioneta hecha pedazos y la había puesto a punto él mismo, destornillador en mano. Dicho así, el plan no me resultó muy atractivo; ya me veía a la Guardia Civil buscando mis piños por la playa de La Herradura. El cacharro de Mr. Peckam era de cuatro plazas; Toni también se unía a la fiesta. Decidimos apurar los vasos e irnos a dormir inmediatamente para estar despejados por la mañana.

-Buessentonces hasstabañada, tío –dije cinco mojitos después.

Keep reading