pasar de pagina

A ver… ¿como te lo explico? Lo nuestro ya fue, se termino, quedamos como amigos eso es cierto. ¿Y el sentimiento que? El sentimiento queda intacto, aun se siente igual, son los mismos nervios cuando te veo, esas mariposas vuelven cada vez que estas cerca y no debería ser así. Se supone que entre tu y yo no existe nada mas que muchos recuerdos, y por culpa de esos mismos recuerdos no avanzamos. Ya ha pasado mucho tiempo desde que nos separamos, es hora de pasar la pagina, cambiar el canal y sintonizar una frecuencia distinta pero… No se puede, simplemente no se puede. Por mas que lo intentemos no vamos a poder, buscaremos personas nuevas pero nos forzaremos a sentir lo que sentíamos tu y yo, quizá, solo quizá, encontremos a una persona que nos haga sentir bien, y hasta nos atrevamos a decirle un “te quiero”. Pero estoy segura que jamas se sentirá igual, esa persona no llenara ese vacío que dejo nuestra separación, tu y yo eramos tormenta y calma, eras el complemento perfecto para mis fallas, eras -eres y seras- lo mas bonito que me ha pasado en mi corta y pobre vida. Por esto no me permito avanzar, hemos pasado por tantas cosas, hemos superado tantos obstáculos que no tolero la idea de rendirme en esta lucha. Te amo y lo haré siempre, aunque no estemos juntos… Nuestros planes a futuro siguen, a pesar de la distancia y las adversidades mi sueño es -en unos años-  estar contigo un domingo por la tarde, viendo algún tonto programa de tv, en la misma cama, y decirte “si se pudo y valió la pena”.  

Memorias de un corazón roto

Cuando te conocí llevaba mi alma rota, mis dudas, mis fracaso, mis miedos, los pedazos de mi corazón escondidos en una sonrisa, tratando de que nadie supiera el desastre que dejo en mi aquel amor que hace unos solo días atrás era interminable, pero como todo en esta vida tiene fecha de vencimiento, y yo solía pensar que no era así, por instante en mi vida pensé que podía desafiar eso y hacer que durara, era una niña jugando a ser mujer, era una soñadora, y sin embargo todavía esta en mi esa niña ilusa, enamorada, de la vida, de la noche, de la oscuridad, del silencio, de la soledad, de la luna, el mar, las estrellas, enamorada de la literatura, pero he de confesarte que algo cambio en mi aquella tarde de marzo, recordarlo dolía y mucho, y fue entonces que te conocí,  cariño confía en mi cuando te digo que no te utilice para olvidarme de él, antes de conocerte ya había decidido dejar de sufrir, pasar pagina, seguir, y todo eso que la gente dice cuando terminas una relación, pero para mi siempre ah sido una pequeña muerte terminar algo con alguien, porque tenias planes, hábitos, y muchas cosas mas con aquella persona y cuando termina hay que comenzar a hacer algo diferente y mantener la mente ocupada para no recordar, para intentar olvidar aunque sigo creyendo que si hay algo que no existe es le olvido. Pero sin embargo deje de pensar en él, me arme de valor y decidí dejarlo volar, en otros cielos donde ya no estaba yo y aunque me costo aceptar la realidad lo intente y lo logre no fue fácil, pero tampoco fue imposible, y ahora es cuando pienso y me doy cuenta que todo absolutamente todo tiene sentido, aunque en ese momento no tenia ninguno. Pero simplemente te conocí como a cualquier persona, pero desde el momento en que empezamos a hablar me pareciste, me pareces un hombre, una persona muy interesante, aun recuerdo aquella conversación sobre lo maravilloso que es Harry Potter por primera vez conocí a alguien que ama tanto como yo esos libros, aun recuerdo lo lindo que fue compartir esa tarde contigo, esa fría tarde, pero importaba el frió, la lluvia, tenia una buena compañía, y así te fui conociendo, y me fuiste gustado poco, a poco, al principio tenia miedo sabes, mucho miedo, pero era a la vez a tu lado me sentía a salvo, eras, eres, mi calma,el lugar tranquilo donde me gusta estar, y cuando me pediste que fuera tu novia no dude en decir que si, antes que interviniera mi cabeza, antes que el miedo me invadiera, y te rechazara. En ese momento acepte que lo nuestro no seria fácil, lo supe, desde que elegí formar parte de tu vida, lo supe, supe que tendría que nos veríamos cada fin de semana, que tendría que confiar en ti, a quererte en la distancia, al principio no fue fácil, eres un hombre en todos los sentidos, y yo cuando te conocí era una niña como ya lo menciones, empece a quererte, a necesitarte, a querer hablar contigo, y todo eso que se hace, pero tu, tienes una ternura disfrazada de frialdad, y te fui queriendo mas, cada día, paso un año, un largo año contigo mi amor, y aunque te fuiste, aunque dolió en el alma decirte odias, lo hice, pero te juro que no quería, y tampoco podía obligarte a quejarte al lado de este desastre, y aunque digo que te eh superado, no es la verdad, pienso en ti cariño, siempre en ti, 

Te amo 

-Fernanda 

Y logre pasar de pagina, pero me mentiría si me dijera que ya no te extraño, que no me dan celos cuando te veo pasando con alguien mas, que ya no te amo.
Supongo que este era un amor que si seria para siempre, que duraría mucho mas del tiempo que pudiésemos estar juntos
—  Suicide-The-Spirit
No hay victimas
No hay culpables
Nadie ha sido malo
Nadie ha sido bueno
Simplemente son cosas que pasan en la relaciones
Aveced no acaban de funcionar y hay que separarse
—  JP hablando sobre celo y zeus, sobre su ruptura
Como dicen ellos hay que pasar de pagina
Aquí, de pie, en esta casa tranquila en la que oigo gorjear a los pájaros en la parte de atrás, creo que empiezo a entender el concepto de pasar página. No se trata de un drástico “antes y después”, sino más bien de esa sensación melancólica que tiene uno a final de unas buenas vacaciones. Algo especial está llegando a su fin y te sientes triste, pero no puedes estar demasiado triste porque… bueno, que te quiten lo bailado, y habrá más vacaciones, más buenos tiempos. Pero no con Mía.
—  Lo que fue de ella - Gayle Forman
Recuerdas…
¿Cuándo eras mi mejor amiga? ¿cuando hablábamos de tonterías y aun así nos reíamos? ¿De cuando no nos separábamos ningún momento?
Cualquiera lo diría, que somos casi desconocidos el uno para el otro, que casi no se nada de tu nueva vida y que nos vemos por la calle y nos da vergüenza saludarnos.
Recuerdos quedaran, pero es mejor pasar de pagina.