Querida Yo

Dejemos de luchar por alguien que no nos quiere.
Dejemos de preocuparnos por las personas que les importamos un carajo.
Dejemos de extrañar a quien nos ha olvidado.
Dejemos de escribir a quien no nos los quiere.
Dejemos de imaginar cosas que no pasarán.
Dejemos de escuchar música que nos pone triste.
Dejemos de sufrir por cosas absurdas.
Dejemos de llorar por personas estupidas.
Dejemos de cargar el pasado.
Dejemos de enamorarnos a lo pendejo.
Dejemos de quejarnos de está jodida vida.

No te voy a pedir que te quedes, si quieres vete y no, no es porque ya no te quiera, pero, si tú no me quieres yo no te puedo detener, todos debemos buscar nuestra felicidad y claramente yo ya no soy la tuya.
—  No me olvides.