parecido a

3

Nuevo Kia “Clase C Challenger”

Estaba viendo un poco el nuevo Kia Stinger y por fuera me parecía el típico coche asiático: una copia de varios coches estéticamente mal terminada, intentando juntar todo lo bueno de los demás, para al final parecer una mala copia, como unas zapatillas Adidas Air Lacoste.

Pero cuando he visto el interior… vamos no me jodas jajaja.

Lo mejor es la trasera… que viene a ser una fusilada entre el Maserati Gran Turismo y el Dodge Challenger. Filtro licuar del Photoshop y a correr :D

No lo cuento, lo hago…

Subidle la matrícula al portón, ponedle un difusor y escapes tipo Audi y… ¡coche nuevo! jajaja. Bienvenidos a 2017.

Quedó fascinado con ella, destello canela con leche parecido a la taza mañanera de café chiapaneco. Venía de un pueblito mexicano de esos donde la gente se junta en la plaza por la tarde a comer un helado de tequila o aguacate. Cuando se mordía la boca yo sospechaba que esos manantiales eran puro mezcal. No era como las de la ciudad, con quienes necesitas traer la billetera llena, a ella le gustaba escuchar palabras de amor y se ponía colorada como tomate sinaloense cuando le recitabas un texto. Le invité una chelita con un coctel de camarón y en todo el rato no miró su celular. Cuando casi se oscurecía fuimos a un cerrito y vimos el pueblo, le quise dar un beso, y la muchacha salió medio conservadora, me dijo que no, que porque no éramos novios.
—  Las aventuras de Califo, Quetzal Noah

anonymous asked:

Me alegra que regresaras, y prometo que iremos lento con los asks. Además adoro tu nuevo estilo de dibujo. El cambio es bueno. :3

[[ahh muchísimas gracias! lanzadme asks estoy preparado

y me alegro, me gusta mucho más este estilo pero ya no es el adorable que tenía el blog, y me preocupaba que se viera muy fuera de lugar, pero creo que conservando los colores y el lineart parecido se ve bien]]

anonymous asked:

¿Que harías, si alguien te busca pero no es por amor o algo parecido? (Tu entiendes)

Yo sólo sé que jamás lo haría con una mujer a la que no tengo confianza o almenos no demuestre ofrecer.

Es una chica indescriptible, juega con fuego y le gusta quemarse. Arde en el intento de ser feliz y sonríe cuando las espinas las lleva dentro. Y cuando menos sientes, las dispara como balas en forma de sonrisas.

Florece cuando la primavera ha dicho adiós y es tormenta cuando los colores empiezan a brotar. Detesta las comparaciones, aunque siempre se ha parecido a una mirada que ve un atardecer. Tan triste. Tan nostálgica. Tan preciosa.

Es de las que se da cuenta que lo han tenido cuando lo han perdido, y se pone a llorar como una loca: con fuerza, con rutina y autodestructiva. Sigue con su mirada lo que ya no se perdió en el horizonte.

Cuántas veces tuvo que partirse la boca por un beso de una boca que ya le había dicho adiós.

Cuántas veces tuvo que partirse el ama por un corazón roto que ya había convertido el suyo en rebelde.

Cuántas veces tuvo que mirar atrás, tan sólo para darse cuenta de cuán lejos se encontraba de lo que un día vivió. De lo que un día fue.

No fue el amor que la cambió, fue el darse cuenta de que el otro jamás la había amado. Que sólo había jugado y que había caído en sus ases bajo la manga.

Se convirtió en una chica fría, tanto que es posible que te congele el corazón y que, después de ella, nunca vuelvas a sentir igual.
Jugaron con su corazón, virgen y puro, para convertirlo en uno, cortante y suicida.

Un día jugó a morir con metanfetaminas y sólo se produjo a sí misma infinitas risas. Quería morir en aquellos brazos. Quería que aquel abrazo representara su ataúd, su tumba y su prefacio. Quería irse en aquel momento. Rezó tan fuerte que una tormenta estalló al otro lado del mundo y la ciudad ardió en llamas.

En el pelo lleva enredados muchos de los atardeceres en los que ha muerto, pero también lleva los amaneceres que la han visto despertar inmortal.

Así es ella: inmortalmente fuerte, aunque, a veces, una mirada, sonrisa o voz, la hace temblar.

—  “Ella es diferente”, Benjamín Griss
20 Reflexiones que las personas con ansiedad quieren compartir contigo

1. “No te rindas y alejes de mí cuando me aíslo”.

2. “A veces realmente ayuda tener a alguien que amas y confías para que te recuerde que sólo debes respirar”

3.“Incluso cuando las cosas son increíbles, siempre estoy esperando que algo horrible suceda”.

4. “Cuando estoy tranquila; no estoy triste, aburrida, cansada o lo que sea que quieran catalogarme. Sólo que hay muchas cosas que están pasando por mi cabeza y a veces no puedo seguir el ritmo de lo que está pasando a mi alrededor”.

5. “En serio. No eres tú, soy yo. La ansiedad en general se siente como un ahogamiento todo el tiempo. La mayoría de las veces la vida intensifica ese sentimiento. Si se me hace difícil hacer planes, no lo tomes como algo personal”.

6. “Cuando me preguntas ‘¿estás bien?’, puedes pensar que no confío en ti cuando te digo ‘sí, estoy bien’. Pero en mi mente, creo que vas a dejar de verme como una persona amable, divertida y calmada si supieras la verdad”.

7. “Necesito que te acerques a mí, incluso cuando estoy tan ansiosa que he dejado de salir de casa. Necesito saber que alguien todavía se preocupa por mí y quiere verme”.

8. “Lo siento. Perdón por cada invitación que he declinado, por todas esas veces que he parecido irracional o desagradable porque me sentí abrumada o asustada. Lo siento por cada vez que he dicho que me gustaría hacer algo, pero luego me retracto. Lo siento también si mi ansiedad te hace daño”.

9. “Analizo constantemente las cosas por culpa de mi ansiedad. No puedo detener a mi cerebro y eso puede ser agotador”.

10. “La ansiedad no tiene un ‘look‘. No tengo que estar temblando o hiperventilada para estar ansiosa”.

11. “Si no estoy cómoda haciendo algo, sólo déjalo ir. No trates de convencerme, lo pone peor”.

12. “No soy un cubo de hielo. A veces la ansiedad me impide hacer cosas sociales. Puede que cancele a último minuto, pero nunca es por hostilidad o pereza. Sé que si me necesitas estaré ahí con todo lo que pueda”.

13. “No es tu trabajo ‘arreglarme’. Por favor ámame de la manera que soy”.

14. “La mayoría del tiempo tampoco sé qué está pasando por mi cabeza. Entiendo que no lo comprendas, pero tus esfuerzos significan el mundo para mí”.

15. “Sigue invitándome a planes en grupo aunque usualmente los decline. Algunos días me siento más fuerte que otros, así que mi respuesta puede sorprenderte. Sé paciente”.

16. “No lo tomes como algo personal cuando no quiero salir. Mi zona de comodidad es mi casa. Es mi espacio seguro”.

17. “Cada vez que hablo contigo, pienso en cada palabra de esa conversación. Si digo algo, siento que no lo debería haber dicho. Incluso si es tan algo tan simple como un error gramático, me obsesionaré con eso por años”.

18. “A veces sólo necesito estar sola. No es personal. No estoy enojada. No tengo un problema. Es sólo que no quiero hacer algo divertido. Sólo necesito estar sola para poder restablecerme y respirar un poco”.

19. “Cuando digo que no puedo asumir incluso una cosa, necesito que me entiendas que realmente no puedo”.

20. “Cuando no puedo hacer algo, nadie está más decepcionado que yo. Por favor intenta entender eso”.