para que drogas

Estava preocupada sobre o rumo que as coisas iam tomar, estava preocupada em não conseguir comandar minha vida. Estou preocupada. Os dias passam rápidos demais, não tenho controle sobre meus atos, meus pensamentos estão mais conturbados do que nunca. O mundo está aí, a vida acontece. Pessoas vem e vão, nossos amigos irão partir pra outra, seremos traídos algum dia. Algumas pessoas não lidam bem com finais e recomeços, eu sou uma delas.
Às vezes fico acordada a noite inteira, tentando encontrar algum sentido para toda essa droga que está acontecendo. São múltiplas as preocupações, os erros germinam em minha mente, a sensação de abandono dilacera meu coração.
Conforme os dias passam, a vontade de gritar até as minhas cordas vocais se romperem fica cada vez maior, mas isso não é incomum. Todos nós somos pessoas propensas a cometer erros e a enlouquecer enquanto caminhamos numa corda bamba, nessa linha tênue entre a razão e o desejo. Acredite no que vou dizer agora: nossos desejos podem nos destruir. A loucura é sedutora quando nos encontramos em desespero, nossa vontade é explodir. Estamos vivendo uma guerra que só acabará quando deixarmos de respirar e, mesmo lutando contra o fim, imploramos para que este aconteça o mais rápido possível. Somos indecifráveis até para nós mesmos, não nos reconhecemos ao olharmos no espelho; a imagem é destorcida e feia. Será que estamos nos tornando monstros? Será que estamos retrocedendo? Será o ser humano um animal em extinção? Sinto que estamos nos afastando da humanidade, em pouco tempo seremos bichos acorrentados à nossa hipocrisia. Procuramos tanto evoluir que acabamos deixando de lado o que nos é mais importante: o amor. Quando finalmente percebermos esse erro, será tarde demais para mudar, eis o nosso fim.
—  Regenciado.
He sido una victima más.

Llevo unas semanas en las que no me encuentro nada bien y la principal causa es algo que me ha pasado. He pensado mucho en contarlo aquí o no, ya que con esto no busco apoyo ni ánimos, sólo quiero concienciaros de esta puta mierda que hoy en día está tan de moda y que cada vez me hace perder más la fe en la puta humanidad.

He sido drogada sin mi consentimiento. Paso a contaros la historia y después a comentaros un poco lo que opino de toda esta puta mierda.

-Salí de fiesta con mis amigos y antes de llegar al local me tomé 3 cerves, osea que iba perfecta, llegué a la discoteca temprano y aquí había barra libre así que mis amigos y yo empezamos a beber y a bailar con total normalidad. Me tomé 2 whiskys y lo último que yo recuerdo es pedir el tercer whisky, empezar a bebérmelo y volver con mi gente. Se acabó. No recuerdo absolutamente nada más y esto serían las 2 de la mañana. 

Lo próximo que recuerdo es levantarme en mi cama, con las rodillas echas polvo, desnuda y el pelo lleno de puto fango. Enseguida me di cuenta de que me habían drogado porque yo suelo beber el triple de lo que bebí y NUNCA me ha pasado no acordarme de absolutamente nada. 

Lo primero que hice fue llamar a mis amigos y todos impactados me dijeron que no había estado con ellos la gran parte de la noche, que había desaparecido y vuelto a aparecer y a desaparecer. Que no parecía que fuera borracha, que dije que estaba con gente conocida y por eso se quedaron tranquilos y no se preocuparon cuando desaparecí del todo. El portero me dijo que había llegado sobre las 6 de mañana a casa fatal y sola.

Si tenéis un poco de empatía podréis entender como cojones estaba en ese momento, sin saber ni dónde, ni con quien había estado, sin saber si me habían violado. Me fui inmediatamente a el Hospital mas cercano dónde me mandaron a otro Hospital que tenía médicos forenses.

Ahora empieza la peor parte, la parte en la que te das cuenta que en un país en el que constantemente nos están animando a denunciar, nos bombardean con documentales y anuncios de este tipo, no son capaces de hacer absolutamente nada ante esta situación tan injusta. 

En el segundo Hospital no me pudieron hacer ninguna revisión ni ginecológica para saber si me habían violado, ni el test de tóxicos para saber que droga me habían echado, la razón era que tenía que denunciar en la policía para ser atendida, a pesar de esto me tuvieron 4 horas mareandome y esperando respuestas. Yo ya totalmente rota me fui a mi casa creyendo que era lo mejor que podía hacer, pero me equivocaba. 

Yo normalmente no suelo contarle nada a mis padres, me valgo por mi misma, soy lo suficientemente responsable e independiente, pero al día siguiente estaba tan tan mal que les llame completamente trastornada contándoles lo que había pasado, me dijeron que tenia que ir a la Policía si o si a poner denuncia. Así que fui.

La Policía llamó al Servicio de Atención a la Mujer dónde una puta gilipollas me dijo que no podía denunciar porque no tenía ninguna prueba de nada. Uno de los polis se empeñó en que esto no lo podía dejar pasar y que tenía que denunciarlo y me llevó en coche de la Policía a la sede de este Servicio, donde os juro que si vuelvo a pisarlo es para quemarlo.

De verdad que ahora que lo pienso en frío no se como narices puede haber gente que se supone que están para ayudar y lo único que hacen es hundirte más. Resumiendo aquí me encerraron en una sala durante 1 hora 4 personas interrogándome y debatiéndome todo lo que iba contando hasta tal punto de acusarme, echándome la culpa por beber, que si había mantenido relaciones sexuales habría sido voluntariamente y que si denunciaba me iba a meter en un lío. Yo ya llorando y sintiéndome totalmente culpable de algo que no era mi culpa, les pedí que me dijeran que podía hacer para que me atendieran en un Hospital, a lo cual me contestaron que no era su problema. 

A la que salía de ahí totalmente impotente y llena de rabia, uno de ellos me cogió a escondidas y me dijo que fuese otra vez al Hospital donde había estado y dijese que me tenían que atender si o si y que si no pusiera una hoja de reclamaciones. Así que volví a ir en vano porque me volvieron a decir que sin denuncia no podían atenderme. 

Sin informe médico no hay pruebas suficientes para poner denuncia y sin denuncia no hay revisión médica. Un gran aplauso para la justicia y sanidad de esta mierda de país. 

Ahora mismo que ya han pasado los días solo puedo deciros que todo esto está en manos de un buen abogado, y que no pienso rendirme. Pienso luchar hasta el puto fondo, porque nadie tiene derecho a drogar a otra persona, porque nadie tiene derecho a no ser atendido en un Hospital, nadie tiene derecho a ser humillado en un servicio hecho expresamente para ayudar  en estos casos, nadie tiene derecho a no dejar denunciar algo denunciable y nadie tiene derecho a salir, vivir y beber con miedo. 

Lo que quiero deciros es que por favor si alguna vez estáis en mi lugar o conocéis a alguien que lo esté, no dudéis en animar/os a denunciar porque es imprescindible para acabar con esto. Si les damos el lujo de cometer un delito y salir de rositas esto no va a parar nunca y cada vez veremos mas noticias de niñas violadas o muertas. Porque joder he tenido la suerte de mi vida, ahora mismo podría estar muerta, pero no importa porque como eres una loca adolescente que sale de fiesta en minifalda es normal que te pasen esas cosas no?.

ACABEMOS CON ESTO POR FAVOR. ACABEMOS CON ESTA INJUSTICIA Y VIVAMOS DE UNA VEZ EN UN PAÍS QUE NOS PROTEJA Y NO NOS EXPONGA A TANTOS HIJOS DE PUTA. 

Eu estou bem aqui. Disse como se realmente estivesse, não importava os quilômetros que  nos separavam, ele disse que estaria aqui, e esteve por quase um ano. Poderia caminhar até tão longe, para o mais alto possível, por que eu queria o ver, por uma única vez, para dizer que tudo iria ficar bem, o abraçar, nem que fosse apenas uma vez, dizer olhando naqueles olhos que dali ainda teríamos muito a enfrentar, mesmo que eu o amasse, como nunca amei ninguém, ele tratou de ser como amigo algum um dia foi, ele não dava a mínima para a maioria dos meus dramas, mas ele estava ali para escutar o que eu tinha para dizer, sempre, mas que droga! Eu faria tanta coisa para te-lo aqui, por mais um dia para completar uma lista de coisas que sempre imaginei fazer, mas tinha que ser com ele, já que o primeiro item dela era estar com ele. É complicado, mas eu apenas queria que ele soubesse que ainda tínhamos muito a conquistar, se eu pudesse, eu diria a ele que tudo iria melhorar, que ele não precisaria se perder sozinho, por que quando a gente tem alguém do nosso lado para dizer que vai cuidar da gente não pensamos em nos atirar para o fim, para nenhuma escuridão, como ele tivera feito. Sinto muito.
—  Dramaticadora para O melhor amigo que nunca mais pude ter.

Quiero ser la espina que se clave en lo profundo de tu corazón, la cicatriz que tengas presente cada vez que acaricies a otra rosa.
Quiero ser el cuerpo que te obsesione, las caricias que te vuelvan loco de placer para que no puedas conformarte con cualquiera.
Quiero ser tu droga para que incluso si me odias regreses a mis brazos rogando por más.
No te quiero triste, tampoco sumiso, que seas libre pero siempre vuelvas a mi puerta. Que ningún otro perfume despierte tus fantasías mas ocultas y tus deseos mas perversos.
No quiero ser tu dueña ni la única en tu vida, pero si quiero que me quieras como a ninguna.
Quiero que mis besos sean el veneno que corra por tus venas, que te quemen el alma y quebranten tu orgullo.
Te quiero mío.

Menininha tola

Meu Deus, olhe para você! O que droga você está fazendo? Você passa dias após dias dizendo que vai começar uma nova dieta, porém nunca começa, e quando finalmente começa falha ou desisti. Eu já disse mil vezes, a perfeição não vai vim de um dia pro outro. Vamos lá garota, olhe ao redor, olhe as revistas, sites, blogs, olhe a droga do mundo e veja que pessoas magras é quem governa, olhe como eles são perfeitos em seus corpos com lindos ossos aparecendo, veja! Por favor veja, tola menina. 

Você sabe que estou aqui para ajudar, você sabe que tudo que quero é sua perfeição e felicidade, então por favor me escute. ME ESCUTE!! Levante-se já, mova-se, faça o que digo e não desista, você é forte, muito mais forte do que imagina então esqueça essa ideia de desistir e volte a lutar. Somos guerreiras e merecemos tudo que queremos e sempre sonhamos, então pare de pensar como uma vadia gorda e mostre o quão forte você é, vamos menina, você consegue.
Eu acredito em você, eu realmente acredito em você.

Leer enferma. Por: Diego Aristizábal

 

Siempre he creído que leer es un problema, un problema que, además, no tiene cura.

Si alguien se contagia, pobre, está jodido, porque desde ese mismo instante lo único que querrá hacer el resto de la vida será leer y leer. Muchos dicen que no leen porque no les queda tiempo, porque tienen un montón de cosas más importantes que hacer, y eso está bien, estas personas están a salvo, no tienen que preocuparse de esta penosa enfermedad, tal vez la única, que hace que pasar largas horas en la cama, en la banca de un parque, en una sala de espera o en el tranvía, como hacía García Márquez, sea de lo más agradable.

Los síntomas comienzan con un fugaz pensamiento: “Una paginita más”, “termino este capítulo y me acuesto” hasta que sin querer se termina el libro de la noche a la mañana, literalmente, y el pobre reposa palpitante en el nochero, en el piso, en una punta de la almohada como si fuera el más enamorado de los enamorados. Luego, una fiebre eufórica, una emoción extraña sugieren que empiece de inmediato otra aventura. Llegado a ese punto no hay nada que hacer. Las historias se sucederán una a una hasta que esta alma perdida crea que no podrá parar de leer el resto de la vida.

La cosa empeora con el tiempo cuando los contagiados no pueden pasar una semana, qué digo una semana, un día, sin mirar, así sea de reojo, la vitrina de una librería; qué digo una vitrina, la librería completa y comprarán eventualmente; qué digo eventualmente, cada que puedan, incluso cuando no puedan, uno que otro librito; qué digo librito, un arsenal de libros como si no comprarlos fuera terrible para este fabuloso malestar eterno.

Hasta el momento, para esta enfermedad no se ha detectado ninguna cura. Según cifras, no del Ministerio de Salud sino del Dane, al 73,5% de los niños entre 5 y 12 años les gusta que les lean en voz alta, síntoma al cual hay que prestarle mucho cuidado porque es ahí donde se incuba el maligno bicho de la lectura. Por fortuna, según expertos, más del 50% de los “responsables” padres no lo hacen con niños entre estas edades porque saben muy bien lo que puede pasar con sus pobres e inocentes criaturas. A esto hay que agregarle que gracias al efectivo sistema de salud, perdón, al empeño preventivo de los colombianos, muchos son inmunes a la lectura, apenas leen, en promedio, menos de dos libros al año. Esto habla muy bien de este país que prefiere enfermarse de otras cosas.

Justo hoy he recordado a Pamuk quien escribió en “El autor implícito” que todos los días necesita ocuparse de la literatura para ser feliz. Como esos enfermos que tienen que tomar cada día una cucharada de su medicamento para seguir vivos. “La literatura me es tan necesaria como una medicina”, dice.

Creo que fue Lin Yutang, otra víctima de la lectura, quien murió inocentemente creyendo que cuando se miraba en el espejo, y no había leído nada, se veía extraño, sin gracia; pobre hombre, nunca supo que el espejo estaba hecho para otras cosas. ¿Se dan cuenta de las cosas tan raras que puede generar este mal incurable?

En fin, ya estoy delirando. Me duele la cabeza y cierta ansiedad me tiene palpitando el corazón. Se me hace tarde, es la hora exacta de la medicina. Voy por agua, por una taza de café sin azúcar. Me acomodo bien en la silla para que entre mejor esta droga que he cambiado una y otra vez irresponsablemente por diversas recomendaciones, incluso me he automedicado. Abro bien los ojos y empiezo a tragarme estas 152 páginas que ayer me prescribió un brujo librero. ¿Me aliviaré? No creo, me volví adicto a esta vaina y no tengo ganas de curarme.

 

El Espectador.com

Sábado (Adicción). Serie (Semanario Wigetta)

Sus labios se movían suavemente sobre los labios ajenos, acariciándolos con delicadeza. Era uno de esos besos lentos, aquellos que más se disfrutaban, donde el tiempo se congelaba y una burbuja invisible los encerraba, apartándolos del resto del universo. Posó una de sus manos sobre la mejilla del menor y la acarició lentamente, bajándola hasta su cuello. Sabía que eso le encantaba. Para ellos era un beso dulce, sincero, lleno de amor, aquel que sólo se daba a esa persona con la que desearías pasar el resto de tu vida. 

Samuel de Luque se sentía el chico más afortunado del mundo. Guillermo era el chico más tierno, encantador, inteligente, gracioso, bobo, desesperante y desordenado que jamás haya conocido, pero todos y cada uno de sus rasgos personales lo hacían perfecto. Era su Guillermo. Su novio. Su mejor amigo. 

La relación que tenía con Guillermo era especial. Se amaban el uno al otro con todo su ser. Confiaban ciegamente en el otro y perdonaban los errores que cometían. La gente creía que nada de esto existía, una simple ilusión más. Era la imagen que debían dar. Ser “sólo amigos”. Habían discutido sobre eso. Claro que lo habían hecho. Y ambos habían llegado a la misma conclusión.

No es el momento.

Acordaron con un pacto silencioso que todo saldría a luz cuando ambos estuvieran listos. 

Guillermo y Samuel se sentían en el cielo, como si aquel beso tan dulce hubiera sido dado mientras descansaban sobre las nubes. Samuel retiró su mano del cuello del Guillermo y con ambas manos tomó las de su chico. 

Recordó su primer beso. Lento, tembloroso, cargado de nervios por no saber si el otro le correspondería. Fue en su casa. Una de las veces que Guillermo había ido a visitarlo. Las risas que había en la habitación no paraban. Samuel se encontraba sobre Guillermo haciéndole cosquillas. Cuando paró, Guillermo aún reía un poco, con lágrimas en los ojos. Y él, siendo débil, no pudo contenerse más. Ante la mirada curiosa de Guillermo se acercó a su rostro y junto sus labios en un simple beso. Un roce. Se separó, sólo unos centímetros, lo suficiente para ver los impresionados ojos de Guillermo. Pensó que había arruinado todo hasta que Guillermo lo besó. Después de eso, confesaron todo lo que tenían guardado en lo más profundo de su corazón. Aquel secreto que llevaban años ocultando. 

Samuel sonrió dentro del beso ante ese recuerdo. Había pasado más tiempo del que creía. Ahora estaban en Los Ángeles, viviendo juntos. Ya no le importaba nada más que Guillermo. Era su vida. No entendía como algo tan puro podía ser considerado incorrecto por mucha gente. Ellos se amaban, y eso era lo que realmente importaba. 

Cuando se separaron, Guillermo lo observó.

—¿En qué piensas? 

Samuel admiró sus labios rojos y húmedos, sus mejillas sonrojadas, el brillo que había en sus pequeños ojos achinados y esa linda sonrisa que adornaba su rostro.

—En lo mucho que te amo.

Guillermo lo volvió a besar. Samuel estaba seguro que no había sabor más delicioso que el de los labios de Guillermo. Un sabor dulce, diferente, exótico. Y en ese momento, supo que estaba perdido. Aunque si lo pensaba bien, amaban estar perdido. Amaba perderse en Guillermo, en todo lo que abarcaba su ser. Dejó de pensar y se sumergió en el mar de sensaciones al que aquel beso le llevaba.

Para Samuel de Luque, Guillermo Díaz era el amor de su vida. Era todo lo que necesitaba para vivir. La droga que lo mantenía vivo. Su… Adicción.

__________________

¡Hola! ¿Qué tal están? Lamento haber tardado en subir hoy. Estuve súper atareado en el trabajo y ni tiempo me dio de editar ni nada, a penas llegué a casa tuve que ponerme en ello. 

Espero que les haya gustado c: 

Si tienes alguna sugerencia, opinión o critica constructiva no dudes en hacerla, estaré encantado de leerla ;)

Espero que nos leamos mañana y chauu.

as coisas mudaram tanto

lembro que quando eu tinha 8 anos, eu era louco para crescer, ir nas festas que meus tios e primos iam, conversar com pessoas legais e tomar bebidas alcoólicas para me “enturmar” com os demais. lembro também que as pessoas saiam em grupos para as praças, onde faziam uma roda e contavam piadas e riam e brincavam como se fossem crianças. e todo mundo me parecia tão feliz. não precisavam de drogas para esconder a droga que a vida era. hoje, com 19, não sei onde a felicidade das pessoas da minha idade (até mais novas) se perdeu. vejo meninas de 15 andando com blusas cobrindo os punhos para esconder o resultado de golpes de navalhas. vejo meninos de 14 com os olhos inchados de chorar misturado com o álcool que corre nas veias para tentar acalmar a euforia do coração. vejo a adolescência se perdendo por quaisquer coisas, crianças amadurecendo antes do tempo e virando adultos infelizes. idade não é mais uma régua de ingenuidade, somos obrigado a crescer contra a nossa vontade. esticam nossa inocência como uma liga e soltam para longe, nos forçando a viver sozinhos, buscando uma independência efêmera […] onde foi parar a época a qual eu almejava alcançar? hoje eu só quero novamente ser criança e voltar a sonhar. 

AJ Lemos

CELOS INDEBIDOS (WIGETTA VS YUGETTA)-PRIMERA PARTE

¡Muy buenas a todos guapísimos!

Vale no.

Esta es la primera parte de mi primera historia “larga"en este fandom. Como pudieron notar está relacionado con los últimos acontecimientos que nos revolvieron a todos la cabeza.

Quiero aclarar que no había pensado en dividirlo en partes. Sin embargo, me extendí tanto que no quiero hacer tan larga la historia y mucho menos cansarlos con la lectura.

Por ahora esta primera parte está basada en los sentimientos de Willy, ya veremos más adelante la perspectiva de Vegetta y finalmente la tan anhelada reconciliación. Aunque si soy sincera, todavía no estoy segura de cómo terminar la historia. 

Agradecería que me dejaran en los comentarios  o RB ¿Cómo quieren que termine?. Es decir sí quieren final triste o feliz.

Por otro lado, mi intención aquí no es ofender a nadie. Todo es ficción y tampoco es que quiera decir que los que hablaron del Yuyetta son una partida de chismosos. OJO, yo sólo estoy tomando partes de la historia y creando una completamente distinta basándome en una relación que no se ha confirmado todavía y que no sabemos si existirá.

Así que agradecería que fueran respetuosos y no se tomaran las ideas tan a pecho.

Mi fin es sólo entretener. Espero les agrade mucho y se agradecen RB y comentarios al respecto. 

Sin más palabras, aquí les dejo la historia.

0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

Resulta increíble notar cómo una serie de hechos desafortunados creados a partir de la coincidencia y malinterpretados por miles de individuos, pueden ocasionar tanto daño y odio obsesivo. Sin embargo, no se puede negar que permitir que tu vida y cada una de las situaciones que la involucran sean criticadas y observadas por gran parte de la sociedad, conlleva a la responsabilidad de aceptar cada uno de los comentarios malintencionados y más aún todos aquellos ojos curiosos que buscan descubrir un gran secreto utilizando algunas indirectas y publicaciones.

Todo lo anterior, era conocido por cada uno de los Youtubers. No podían negar que su fama, además de traer miles de personas que los apoyaban y valoraban su trabajo, estaba rodeada de comentarios y averiguaciones que buscaban descubrir cada uno de los secretos que ellos ocultaban; en especial aquellos relacionados con su vida amorosa.

Parejas, salseo, romance prohibido y homosexualidad son algunas de las palabras que estaban presentes en la vida diaria de Samuel y Guillermo Diaz; más conocidos por los sobrenombres de Vegetta777 y WillyRex. No se puede negar que Rubén y Miguel Angel también eran parte de las historias amorosas y fantasías de las seguidoras de los Youtubers. Sin embargo su situación era completamente distinta. 

Al contrario que el "Rubelangel”, el cual muchas veces era considerada una pareja que se había creado gracias a las bromas y situaciones comprometedoras de sus protagonistas; una pareja que muchas de las chicas del fandom consideraban mero salseo y diversión, el Wigetta hacía parte de otra historia completamente distinta. Esto se debía principalmente a que los chicos nunca hablaban, ni siquiera a modo de broma, de este tema en particular. Huían de los salseos, se ponían nerviosos, tartamudeaban y llegaban a soltar ciertos comentarios que eran tan auténticos que todo el mundo llegaba a pensar que esta pareja sí era real; o al menos los involucrados sentían una atracción innegable.

Sin embargo, ya sea por los prejuicios de la sociedad, o por toda la polémica que traía iniciar una relación con alguien del sexo opuesto (cuando eras tan famoso y tu público llegaba a ser constituido por varios niños pequeños), esta es la hora que no se ha confirmado ningún tipo de relación por los chicos. Resulta triste pensar, que sí uno de los dos fuera mujer, sería posible que fueran una pareja hace bastante tiempo o por el contrario así no se confirmara nada, ninguna persona podría llegar a dudar de su cariño. Debido a esto, por ahora la única forma de llegar a sentir que el Wigetta es real, era a través de las historias publicadas en redes sociales por todas las chicas, que dejando de lado las ideas creadas en la sociedad, se conformaban con soñar aquel bello momento en el que su relación saliera a a la luz.

Infortunadamente, esta historia no es acerca del hermoso momento en el que Samuel y Guillermo se confesaron sus sentimientos y fueron felices para siempre; esta historia involucra polémica, chismes, dolor y frustración por el menor de ellos y todo esto ocasionado por una serie de publicaciones que a simple vista no tenían ningún sentido entre sí.

Es un placer dar a conocer, que efectivamente el Wigetta sí es real. Al menos desde las sombras y sólo bajo el conocimiento de la propia pareja y sus amigos cercanos. No fue nada fácil aceptar sus sentimientos y mucho menos dejar de lado el temor de perder su amistad e iniciar su tan anhelada relación. Sin embargo, todo lo que vale la pena en esta vida involucra sacrificio; así que después de lágrimas, peticiones y celos, ambos youtubers decidieron iniciar a escribir su historia, olvidar todos los problemas que esto traía y simplemente vivir con la esperanza de seguir siendo amigos si algún día aquella relación se acababa.

Esto nos trae a la situación actual.

Willy se encontraba descansando en su recámara, después de un ajetreado día lleno de trabajo y ediciones, mientras observaba el móvil perdido en sus pensamientos. Todavía recordaba que el día anterior Vegetta había sufrido de un dolor de estómago que lo había obligado a traerle un montón de medicamentos, con el objetivo de evitar sus conductas melodramáticas y exageradas. Sin embargo, una parte de él sabía que también había decidido comprar esas drogas, para que su compañero dejara de sentirse mal.

Claro que eso nunca lo iba a admitir abiertamente.

Luego de llevar horas de estar mirando tweets sin ningún sentido alguno, el chico decidió entrar a una de las redes sociales más frecuentadas por su fandom. Era claro que la curiosidad obligaba a todos los youtubers a revisar de vez en cuando el explorador, con el objetivo de reírse y leer cada una de las cosas que escribían las chicas que los seguían fielmente a diario. Además, desde que el chico inició su relación con el moreno, empezó a revisar las diferentes etiquetas dedicadas al nombre de su pareja, simplemente para darse cuenta de que existían algunas personas que los apoyaban y más aún soñaban con su relación.

Con esa idea en mente, Willy decidió entrar a la aplicación de Tumbrl y buscar las novedades de las diferentes ships. Sin embargo, no pudo ocultar su cara de sorpresa, cuando encontró diversas publicaciones relacionadas con una nueva pareja denominada “Yuyetta”. Eso no era lo más extraño, lo peor del caso es que al parecer en las mismas, ponían fin a su posible relación con Vegetta y abrían la discusión acerca de su obvia heterosexualidad.

- ¿Qué mierda es esto?- fue lo primero que pensó el chico cuando observaba cómo sus fans publicaban frases depresivas y estaban desesperadas al ver cómo sus sueños se rompían en miles de pedazos. 

Lo primero que intentó Guillermo fue calmarse e intentar entender la situación. Primero que nada, luego de cierta búsqueda entendió que esa expresión se refería a la existencia de la pareja entre Yuya y su novio. Fue en ese momento que se echó a reír. Era increíble cómo las fans se inventaban cosas e indagaban acerca de sus vidas. Sin embargo, un chisme de tal magnitud no se expandiría sin ninguna causa relacionada. Así que intentó rebuscar más al respecto.

Luego de revisar todas las publicaciones, las fotos de las pruebas y las diferentes interacciones de Twitter donde su novio era acusado por todas las chicas del fandom y la misma Yuya era víctima de tales acosos, empezó a sentir cómo su mundo se iba desvaneciendo. Las lágrimas se acumularon en sus pequeños ojos y el dolor que sintió en el pecho no se comparaba con ningún síntoma producido por una enfermedad.

Se sentía desdichado. 

¿Cómo era posible que a causa de unas míseras publicaciones entre el pringao de Vegetta y Yuya todo el mundo creyera semejante ridiculez?

Pero, lo peor de todo es que empezó a dudar de su relación. No estaba seguro si en realidad Vegetta sí se había visto con la chica últimamente y lo peor de todo es que no sabía qué pensar al respecto. No solo se sentía traicionado; una parte de el sabía que su relación y sentimientos jamás podrían salir a la luz, no en esta época. No solamente estabamos hablando de un chisme inventado por unas cuantas publicaciones; se trataba de una situación que lo hacía abrir los ojos y plantearse el futuro con su pareja.

Mientras todos esos pensamientos pasaban por su cabeza, el menor no se dió cuenta que Vegetta llevaba minutos observando su conducta parado en el marco de la puerta. No entendía qué era lo que tenía a su novio tan aflijido y mucho menos la razón de que ciertas lágrimas fueran perceptibles en su rostro desde la posición en la que se encontraba.Su cara estaba sin expresión, pero sin duda alguna sus ojos tenían un brillo notorio de preocupación y sus pensamientos estaban ocupados en miles de ideas para abordar la siguiente conversación.

Era claro que esta situación se le había salido de las manos.

Ninguno quería tocar el tema con el otro y mucho menos hablar de las diferentes pruebas que existían del tan famoso Yugetta.

Este podría ser el fin de su relación.

Pero no querían aceptarlo.

Continuará.

0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

PD: Esta historia está dedicada a agusxwaters que pidió un drabble al respecto. No sé si esto era lo que esperabas (más que no es una historia tan corta), pero espero que te haya agradado. También se lo dedico a leliinessa que me motivó a escribirla sin importar el mundo que se viniera encima xD. 

Espero que lo hayan disfrutado~

Capitulo 131

Vanessa assentiu e seguiu o irmão. Clara visivelmente angustiada andava de um lado para outro esfregando as mãos.


– Clara está preocupada com alguma coisa? Era algum compromisso importante? – Júnior perguntou.

– Não posso ficar aqui… - Clara pensou alto.

– Clarinha é loucura enfrentarmos essa estrada nessa tempestade. Acalme-se, vou avisar pelo radio da policia que estamos a salvo e peço para ligarem para Mayra, ela entra em contato com sua namorada, é essa sua preocupação?

Clara concordou com a cabeça disfarçando sua preocupação real: os seus sentimentos aflorando estando tão perto de Vanessa.

As horas avançaram e a chuva não cessou. Júnior já se acomodava pelo sofá da casa convicto de que não retornaria à cidade naquela noite enquanto Danilo comentava com a irmã.

– Vocês podem ficar no quarto da Bernadete, mas, se for impossível, deixe o quarto para a promotora e venha dormir comigo no meu quarto, a gente relembra os tempos de infância e te conto uma estória de fantasmas…


Vanessa sorriu e beijou a bochecha do irmão.


– Acho que será a segunda opção, Clara nunca aceitaria dividir um quarto comigo.


– Ok eu sou um irmão careta, não quero ter esse tipo de conversa com você maninha…


– Ah meu querido você está alguns anos atrasado, não se preocupe que não vou partilhar com você minha vida amorosa.


Os dois sorriram. Vanessa foi ao encontro de Clara que contemplava a chuva sentada em uma cadeira de balanço no alpendre.


– O Júnior já está dormindo no sofá. Vim dizer que tem um quarto pra você, se quiser descansar. Não sei se vai te servir, mas tem um pijama meu lá que você pode usar.

– Obrigada, mas, vou esperar a chuva passar e aí acordo o Júnior para irmos.

– Para com isso Clara. Deixa de ser cabeça dura vai… Vá descansar, vocês partem cedinho amanhã é mais sensato.

Clara bufou demonstrando alguma irritação.


– Toda essa irritação é por não ter conseguido falar com a… Como é mesmo o nome? Eduarda?


– É, ela se chama Eduarda. E sim estou irritada por não conseguir falar com ela nesse fim de mundo!


– Por que não usa o radio da policia no carro do Júnior? Com o dinheiro que ela tem quem sabe ela envie um helicóptero ou um barco pra te resgatar aqui…


Vanessa provocou.


– Não duvido mesmo que ela enviaria. Ela faz tudo por mim.


– Então não perca tempo! Olha lá o carro do delegado doutora. Vá chamar SOS.


– Sabe que você me deu uma excelente ideia Vanessa?


Intempestivamente Clara desceu os degraus e caminhou na chuva em direção ao carro de Júnior. Tentou abrir o veículo em vão, uma vez que as portas estavam trancadas, no entanto, a morena insistia puxando a maçaneta da porta como se pudesse destravá-la a força promovendo uma cena engraçada para Vanessa que gargalhava observando Clara trocar insultos com a porta.


– Quer um pé de cabra doutora?

Vanessa berrou em meio a risos o que só aumentou a irritação de Clara. Nem um pouco disposta a dar o braço a torcer, a promotora arriscou as outras portas na esperança de alguma estar aberta, mas a lama no seu trajeto acabou provocando um escorregão cômico para o deleite de Vanessa.


– Porra… melhor você sentar e esperar mesmo doutora Aguilar, duvido que uma Lancester venha se sujar de lama pra te resgatar!


– Não se preocupe Vanessa Mesquita! Sobre sentar e esperar eu entendo muito, pelo menos eu sei que Eduarda não vai me deixar!

Vanessa aceitou a provocação subentendida nas palavras de Clara e desceu os degraus se aproximando da promotora que se levantava com dificuldade.


– Pois não a faça esperar por anos e anos, corra pros braços dela!


Vanessa berrou encarando Clara. Com os olhos marejados as duas emudeceram, a água da chuva que caía sobre elas escorreu pelos seus rostos misturados às lágrimas que foram mais fortes e jorraram, revelando a intensidade dos sentimentos contidos em ambas.


– Eu sei que se eu correr pros braços dela, ela vai estar me esperando, não vai a lugar nenhum sem mim.


Clara disse com a voz entrecortada.

– Eu não te deixei! Não me acuse de ter partido sem você como se eu escolhesse te abandonar, não me culpe por sua covardia!

– Covardia? Como ousa? Quem foi que cedeu às chantagens do pai por medo de lutar contra ele?

– Não é possível Clara! Não é possível que mesmo agora você tendo provas e mais provas em inquéritos e processos criminais contra meu pai você ainda me condene por ter te protegido contra as ameaças dele! Você acha mesmo que ele não seria capaz de cumprir o que ameaçou? Como você pode ser tão cabeça dura assim?

– E para me proteger você precisou mentir magoar e me trair não foi? Qual a justificativa para uma traição Vanessa?

– Que droga Clara! Expliquei a você anos atrás! Não te traí! Inventei aquilo para que terminássemos e eu pudesse cumprir as exigências de meu pai, de outra forma você não aceitaria o fim do nosso namoro por que você me conhecia como ninguém e ia ver a verdade nos meus olhos e eu acabaria não resistindo!

– A prova da sua mentira do passado está justamente no seu presente Vanessa. Você está com ela hoje, não comigo.


– Clara você acha que eu estou com a Angelique desde que parti do Brasil?

– Acho! Só isso justifica o fato de você ter me deixado por todo esse tempo e nunca ter me procurado me ligado. Claro, você estava muito bem com sua companheira Miss Flower!

– O que justifica então você não ter feito isso? Você também podia ter me encontrado. Você tinha uma passagem pra lá, tinha os telefones de minha mãe, tinha meu e-mail, se você quisesse ou me amasse como você dizia que amava estaria comigo até hoje!

– Não acredito… Você está duvidando do meu amor?