Devo imparare.

Devo imparare a non prendermela più, a convivere col passato senza più la rassegnazione che avrei potuto fare di meglio. Devo imparare a tollerare quel pianto che sopraggiunge quando penso a mio padre e alle cose che gli ho negato - il sentirsi amato, pensato da me, considerato. Devo imparare a convivere con gli altri e a condividergli il bisogno che anche io ho di loro. Devo imparare a rischiare, osare e contemporaneamente smetterla di testarmi ossessivamente se valgo come persona, come essere capace di emozioni. Devo convincermi dell'irreversibilità di essere, prima, un figlio e, dopo, un individuo con una storia che oltre ai condizionamenti resigli è in grado di risolutezza, senso.

vine
Te diré algo, padre, nunca jamás seré como tú.
  • Nunca tratare a mis hijos con esa indiferencia, nunca viviré, envejecere y moriré sin que ellos sepan lo agradecido que estoy porque han llegado a este mundo.
  • Y te diré más; nunca los miraré con resentimiento porque no hayan cumplido MIS expectativas, dejaré que sean libres y los querré de las misma manera que quise que me quieras; con condescendencia, dulzura y orgullo.
  • No pretendere volcar mis frustraciones y mis sueños devastados en mi vástago y le diré "sé fuerte".
  • Porque, padre, un niño es fuerte cuando tiene el apoyo de su padre, un niño es fuerte en la medida que sabe que puede "ser quien quiera", que es libre.
Feliz Día del Padre

A papá,
que sin darse cuenta
todos los días 
se hace querer un poco más.

A papá, 
un héroe sin capa,
que me alza en sus brazos,
y me dice que todo esta bien.

A papá,
que cerca o lejos,
se siente igual de cálido
el “te quiero” de sus labios.

A papá,
mi hombre favorito,
le queda corto
un te amo. 

A mi papá,
y de corazón,
yo le deseo el mejor día,
todos los días.

Para: Un Padre Descuidado.
No sé cual es tu nombre. No quiero saberlo, ya no me sirve para nada. Tal vez estás leyendo esto pensando que voy a decirte que fuiste un padre horrible y que deberías estar avergonzado por la manera en que te alejaste de mí, pero no. Este no es el caso. Lo que quiero decirte es… Te perdono.

Te perdono por no haber estado allí, porque eso me hizo una persona más fuerte, valiente, perseverante e independiente. Te perdono porque en realidad no me hiciste falta en ningún momento.

Te perdono por empujarme lejos, porque eso me hizo encontrar nuevas armas para estar cerca. Mi Madre  me enseñó a respetar y ser digno de confianza. Ella me enseñó a siempre serle fiel a lo que siento y a las personas que me rodean, porque mentir es lo peor que se le puede hacer a alguien. Ella nunca permitió que yo le faltara al respeto a los demás, y cuando lo llegué a hacer, me enseñó lo que en verdad era un castigo. Ella nunca tuvo miedo de castigarme.

Te perdono por no ser un padre porque gracias a eso mi mamá pudo tomar tu lugar. Ella tomó tu lugar desde el momento en que nací. Sacó adelante a dos hijos, consiguió un trabajo y siempre fue capaz de proveer para nosotros. A veces, no pudo darnos exactamente lo que quería darnos, pero yo siempre estaré eternamente agradecido  por todo lo que hizo por nosotros.

Te perdono por todas estas cosas, porque yo sé que gracias a ello soy una mejor persona.

Te perdono porque el dolor que sentí por tu abandono me ha hecho invencible, porque he aprendido que si bien el amor de un padre es importante, el amor es incondicional y no importa de dónde venga. Tu ausencia me enseñó que el odio no me lleva a ningún lado. He aprendido a perdonar. He aprendido a perdonarte.

Así que recuerda, tú no arruinaste mi vida cuando te fuiste. Mi mundo siguió adelante sin ti. Mi vida no ha sido mala porque no hayas estado en ella, al contrario, he sido un hombre feliz. Así que tú continúa con tu vida. No te atormentes por haberme abandonado.

—  Esto pasa cuando mandan hacer cartas de tarea en mi clase.