pérou

AMIGOS

La vida es un conjunto de momentos, de situaciones, de casualidades, de personas que poco a poco te vas encontrando por el camino, personas que hacen el viaje contigo, personas que se quedan en la estación diciéndote que te echarán de menos, en lugar de subir contigo al tren. 

Personas que solo son de billete de ida, que no merecen volver porque nos hicieron daño. Las personas que importan son las que se quedan, las que comparten penas y alegrías pase lo que pase, los amigos.

Amigo es un palabra que a medida que creces te das cuenta de la importancia que tiene, cuando eres más joven gana quien tenga más amigos para jugar, cuando creces; gana quien tiene a quien contarle que ha perdido la batalla. Ahí es donde aprendes eso de la calidad antes que la cantidad.

También aprendes que no todo es igual que cuando el mayor de nuestro problema era ver quien llamaba al timbre para salir todos corriendo, después aprendes que por mucho que corras tus fantasmas siempre van contigo.

Y hablo de los fantasmas que dan miedo de verdad, los del miedo, de las dudas, y no aquel monstruo que ojalá todavía viviese debajo de tu cama y no encima. Recuerdo cuando tocaba pelearnos con aquella otra pandilla de amigos por cualquier estupidez, esos que eran enemigos y lo serían para toda la vida.

Después te das cuenta que tu peor enemigo eres tú mismo, y ahí es cuando vienen los problemas. Pero todo esto es más fácil si compartes la vida con amigos, aquellos amigos que te soportan cuando tienes pareja y sobre todo cuando te deja, que da igual que pase que están contigo. Aquellos amigos que nunca se iban a ir. Y ya no están.

Puedo presumir de unos buenos amigos, no voy a mentirles, pero también es cierto que he llamado amigo a quien no lo merecía. No es amigo quien te busca cuando no tiene planes, no es amigo quien desaparece como si nada y luego vuelve como si todo, no es amigo quien se va de fiesta contigo, sino con quien pasas la resaca.

No son amigos aquellos que encuentran pareja y ya todo se reduce a ello, y luego vuelven, para que seques sus lagrimas, sin preguntar si tú durante todo este tiempo también has llorado. No es amigo quien te hace sentir sola, quien te hace dudar, quien te deja de lado si le salen mejores planes. No son amigos aquellos que solo te buscan cuando no tienen nada que hacer o cuando se han quedado solos. No lo son, aunque a veces cierres los ojos para no tener que marcharte.

Al final aprendes que es mejor una despedida a tiempo que tener que olvidar todos esos momentos al lado de alguien que no los merecía, todos esos momentos que no volverán. Los amigos son la familia que se elige, pero a veces elegimos mal, y no importa, es solo un nuevo aprendizaje, no importa siempre y cuando sepas diferenciar entre quien presume de quien te quiere y quien te lo demuestra.

Entre quien está contigo en las malas y quien se tumba contigo en el suelo cuando caes. Entre quien está siempre, y quien solo cuando te necesita. A todos aquellos que se hacen llamar amigos…No saben lo grande que les queda esa palabra. Y a todos los que me buscan cuando ni siquiera yo me encuentro…, tendremos que inventarnos otra palabra, porque no les hace justicia. Porque lo son todo cuando no queda nada.
—  lulu