oyendo

Preguntas interesantes y pervertidas ¿te atreves a contestarlas?

1: Empecemos con una fácil: ¿cuál es la razón por la que estás confundido en estos momentos?

2: ¿Alguna vez te han enviado mensajes de buenos días?
3: ¿Fumas?
4: ¿Confías fácilmente en la gente?
5: ¿Qué hacías ayer a las 11pm?
6: Estás borracho en medio de la carretera, ¿quién crees que estaría contigo?
7: ¿Qué harías si te enteras que te han sido infieles?
8: ¿Te llevas bien con tu padre?
9: ¿Has besado a alguien anoche?
10: ¿Qué estás oyendo ahora?
11: Si pudieras beber sólo una cosa por el resto de tu vida, ¿cuál sería?
12: ¿Te gustan los chupetones?
13: ¿A qué hora duermes?
14: ¿Hay alguien que te decepciona seguido?
15: ¿Prefieres estar en laptop o celular?
16: ¿Siempre respondes tus mensajes?
17: ¿Odias a la persona de la que estás enamorado?
18: ¿Cuándo fue la última vez que hablaste con tu mejor amiga?
19: ¿Hay alguien que te haga feliz con tan sólo verlo?
20: ¿Cuál fue tu último pensamiento antes de irte a dormir ayer?
21: ¿Hay alguien más contigo allí?
22: ¿Crees en el karma?
23: Hace 4 meses, ¿cómo era tu vida?
24: ¿Hay alguien con la que te gustaría arreglar algo?
25: ¿Has llorado en esta semana?
26: ¿De qué color es la polera que usas?
27: ¿Hay gente que te llama por tu apellido?
28: ¿Hay alguien que te esté ignorando ahora?
29: ¿Tienes mejores amigos?
30: ¿Te sería difícil ver a alguien besando a la última persona que besaste?
31: ¿A quién escribiste la última carta?
32: ¿Estás molesto con alguien?
33: ¿Has besado a alguien 10 años mayor que tú?
34: ¿Cuánto tiempo te demoras en ducharte?
35: ¿Cuánto falta para tu cumpleaños?
36: ¿Tienes planes para fin de año?
37: ¿Tienes algún buen amigo del sexo opuesto?
38: ¿Coleccionas algo raro?
39: ¿Tienes algún secreto que no se lo dirías a nadie?
40: ¿Te has arrepentido de haber besado a alguien?
41: ¿Crees que la edad importa en las relaciones?
42: ¿Estás soltero/a?
43: ¿Cuántas personas llegaron a enamorarte de verdad después de salir del colegio?
44: ¿Te harías una expansión?
45: ¿Crees que los ex’s pueden ser amigos?
46: ¿Te arrepientes de algo?
47: ¿Honestamente, ¿en qué piensas ahora?
48: ¿Has perdido a algún amigo?
49: ¿Quién te dio el último beso?
50: ¿Por qué te gusta la persona que te gusta?
51: ¿La última persona que besaste te ha visto llorar?
52: ¿Qué opinas del matrimonio gay?
53: ¿Qué fue lo último que comiste?
54: ¿Cómo te has sentido hoy?
55: ¿A dónde quieres viajar?
56: ¿Tienes algún recuerdo físico de otro país?
57: ¿Tienes más amigos hombres o mujeres?
58: ¿Dónde has vivido gran parte de tu vida?
59: ¿Cuándo fue la última vez que saliste de tu ciudad?
60: ¿Has jugado a la botella borracha?
61: ¿Alguna vez has vomitado por el alcohol?
62: ¿Con quién chateas más?
63:¿Cuál fue la última película que viste?
64: ¿Alguna vez has pensado que tu pareja sigue pensando en su ex?
65: ¿Cuántas novias/os has tenido?
66: ¿Qué te gusta emocionalmente de alguien?
67: ¿Has tomado/fumado en frente de tus padres?
68: ¿Estás feliz en el sitio que vives?
69: ¿Pon una imagen tuya de bebé
70: ¿Te gustaría tener más de una pareja?
71: ¿Te consideras maduro/a?
72: ¿Qué es lo que más te gusta hacer con amigos?
73: ¿Alguna vez has tenido algo íntimo con una persona por la que no sentías amor?
74: ¿Cómo te gusta que te llamen (apodo)?
75: ¿Qué parte del cuerpo de una persona te parece atractiva?
76: ¿Con quién hablaste ayer antes de dormir?
77: ¿Has tenido sexo?
78: ¿Has tenido sexo con alguien que no conoces?
79: ¿Qué hace que tu corazón te lata rápido y te emociones?
80: ¿Tendrías una relación con alguien que tenga hijos?
81: ¿Alguna vez te han dicho que le gustas?
82: Cuando alguien te gusta, ¿se lo dices?
83: ¿Extrañas algo de tu infancia?
84: ¿Última vez que bailaste?
85: ¿Has tenido cita a ciegas?
86: ¿Cómo te enamoran?
87: ¿De qué signo zodiacal eres?
88: ¿Qué cambiarías de tu físico?
89: ¿Cocinas?
90: ¿Alguna vez has provocado un accidente?
91: ¿Estás contento con tu estado amoroso actual?
92:¿Te gustan las relaciones serias?
93: ¿Qué esperas en una pareja?
94: Menciona 4 cosas que deseas tener.
95: ¿Eres una persona deportista?
96: ¿Has besado a más de 5 personas en tu vida?
97: ¿Te gusta el sarcasmo?
98: ¿Te gustaría conocer a alguien de tumblr?
99: ¿Alguna vez te has enamorado profundamente?
100: ¿Has tenido una relación amorosa con alguien de tumblr?
101: ¿Besos o abrazos?
102: ¿Eres tímido/a?
103: ¿Qué opinas de la gente subida de peso?
104: ¿Quién crees que tiene el mejor tumblr?(Aparte de ti)
105: Si una persona atractiva quiere tener algo contigo pero sabes que tiene pareja, ¿qué harías?
106: ¿Qué blogs evitas seguir?
107: ¿Qué frase/palabra repites mucho?
108: Describe cómo crees que será tu vida en el 2020.
109:¿Has logrado lo que te has propuesto hasta ahora?
110: ¿Si pudieras cambiar algo de tumblr, ¿qué sería?
111: ¿Quisieras besar a alguien ahora?¿A quién?
112: ¿Qué opinas de los ‘adolescentes depresivos’?
113: ¿Qué es lo que nunca harías?
114: ¿Qué hace genial a una relación?
115: ¿Tus padres siguen juntos?

Eres mi papá. Se supone que deberías sacarme las más alegres sonrisas y no las más tristes lágrimas.
Mírame, aquí estoy nuevamente oyendo tus duras palabras, de aquellas palabras que tardan en cicatrizar.
No te odio, pero siento que acabamos de perder una parte de nosotros; confianza, promesas.
Cuidarías de mí… no pareces capaz de hacerlo aún.
—  hxmoviator
Tu historia plasmada en mi blog 2°

Te extraño a morir;

Soy pasajera de la vida en pisar la tierra prometida, tierra que sin dudar me llevo al lugar correcto, he aquí como relato mi aventurada historia de amor, les dejo aquí presente miles de sensaciones que experimente al contacto con su voz.

Todo empezó un día así no mas, como adoraba a ese chico, el chico que me encantaba, pero el a mi ni gota de atención me dio, andaba con un joven, se llamaba daniel, que nombre tan normal, y pensar que podía ser tan jodidamente especial.

Se me hizo tarde, supongo, o mi conciencia sabia que no quería estar sola, era nueva en esta tierra que me vio llegar, a si que como buena aventurera le pedí a daniel que me acompañara a caminar mientras conocía la pequeña ciudad, luces, colores, un nuevo acento, un nuevo amigo, y el era, el era mi primer amigo, o eso suponía yo.

En el camino hablamos de nuestros gustos, me reí, mi sonrisa brillaba con cada palabra, mis mejillas se enrogecían, tal vez en ese momento no lo sabia como cualquier estrella perdida en el universo, pero sin poner a duda mi corazón sabia que me enamoraba poco a poco.

Mi hogar, mi dulce y amargo hogar, al pisar la entrada sabia que lo perdería, no quería verlo ir, quería seguir oyendo sus gustos, pero mañana sera un nuevo día, aunque mi corazón deteste el hecho de que mi vista lo pierda, teme de que el sea solo un día y no varios años.

Las estrellas brillaban en mi habitación, cosa rara, por que ahora brillan mas que antes, anoto su nombre en mi imaginación, solo se decir que era perfecto, tal vez de lo que yo merecía.

Tenia en su poder la hermosa y gentil apariencia de un chico tímido, de aspecto peculiar.
Mi cuerpo tan frió, y sus cálidas manos eran fogatas para el mio.
Un hermoso cabello negro y lacio, era tan guapo, enserio, enserio es tan guapo.
Su carisma era encantador, que mas puedo decir.

Como un cuento de hadas ahí estábamos los dos, encontrándonos, apreciandonos tal cual obra de arte, mirándonos los labios, admirándonos sin decir nada, extrañándonos mientra nos teníamos, y muriendo cuando no era así.

Así pasaron meses.

Todo hermoso, todo peculiarmente perfecto.

Hasta que

Todo

Se difumino, mi felicidad se apago, preferí hacerlo en silencio, creí que no dolería, pero ahí estaba yo, marchándome sin querer, pero sin poder dar vuelta atrás, sabia en ese momento que el conocería que era ser fugaz.

Nueva ciudad, nuevo aire, nuevo color, pero todo muy diferente.

Ciudad hostil, de pensamientos tristes y amargos, una copa de whisky seco cualquiera.
Aire insípido, de vagos sentimientos, sentimientos, nuevos y abrumadores, debe ser por que el ya no esta conmigo, supongo.
Pensar en que era tan especial, me odiara por no decirle que lo deje sin una palabra, sin una dependida, ojala me extrañe, ojala me odie, pero que piense en mi, solo eso a de bastarme.

Tal vez nada dure para siempre, solo tal vez.

Pero mi corazón lo necesitaba, al igual que el a mi, o eso quiero yo.

El dolor de mi alma se quebró mas, un poco mas, era una muñeca que necesitaba amor. 

No aguante, salí corriendo, y fue hay cuando volví a la ciudad rosada, de sensaciones viejas, pero frescas.
Un panorama inolvidable, y ahí estaba el, esperándome como si jamas me hubiera ido, como si hubiera sabido que yo jamas deje de pensar en el, como si el estuviera dispuesto a esperarme como en la religión,

“ Para toda la vida.”

En muchas ocasiones me hace cambiar de opinión, y gracias a el soy mejor.  

BrokenCigarettes.
- Cuéntame tu historia y la plasmare en mi blog.


IV

Caminaba por el parque Brasil, sector centro sur de Antofagasta. Estaba desnudo, empapado. Quizás de sudor. El pelo completamente mojado. Las gotas recorrían mi cuerpo, cayendo de mi frente, paseándose por mi pecho, mi abdomen, cayendo por mi espalda…  Caminaba lentamente por las cuadras del parque. Era de noche. Sobre mí bailaban medusas de colores… medusas de neón, colores fuertes, vibrantes. Verdes, naranjas, rosadas, amarillas, púrpuras, azules, todos juntos, resplandecientes. Como carteles de ciudad japonesa. Algunas inmóviles, otras nerviosas, otras fugaces, a velocidades y direcciones aleatorias. Cubrían toda la oscuridad sobre mí. Se inundaba de medusas en el cielo, a la altura de las copas de los árboles y las palmeras. Explotaban. Los colores se esparcían por todo el lugar. Era una fiesta. Una fiesta sin música, solo el ruido de los autos a los alrededores del parque. Yo caminaba, impávido. La poca gente que se encontraba por el lugar, también, actuando como si nada. Aunque estaban cubiertas, como si estuviera nevando. Una pareja haciendo yoga, otras parejas besándose bajo la breve oscuridad que lograba proporcionar un árbol… nadie se fijaba en mí. Estaba yo realmente allí? Camino por la cuadra al frente del Unimarc. El techo del local y el edificio contiguo resplandecían, la luz de las medusas chocaba contra las paredes, reproduciéndose como fuegos artificiales. Nadie se alteraba. Pasé debajo del resbalín rojo. Cruzé a la siguiente cuadra, la de los juegos y los patitos. Caminé por la vereda techada. Busqué, por algún motivo a Fabián ejercitándose en los juegos de fierro. No estaba. En las bancas a mi derecha vi un par de adolescentes que podrían estar teniendo sexo, pero no. Estaban cubiertos completamente, debería hacer demasiado frío. Me miré, seguía desnudo, completamente mojado. Como si lloviera solo sobre mí. El Hotel Ibis estaba a la izquierda, al frente. Pareciera que las medusas fueran disparadas por sobre los autos. Alguans chocaban con las micros y llenaban todo de colores fluorescentes. Nadie lo notaba. Seguí caminando hasta llegar a los patitos. Son unos balancines amarillos de madera, dispuestos dentro de un círculo. Se movían solos, lentamente. Me acerqué. Estaban cubiertos de una materia viscosa, dulce… me acerqué mas, una necesidad surgió en mí de lamer uno de los patos. Yo no controlaba mi movimiento ni mis acciones, solo podía sentir las cosas, como si estuviera en un tour guiado dentro de mi cuerpo, sin poder reaccionar, solo sentir… Era miel. El pato dejó de moverse. Al parecer alguien había estado sentado allí, alguien invisible. Sentí sus pasos, como corriendo, como escapando… veía como quedaban pisadas, huellas de miel. Seguí avanzando, como si aquello fuese solo una parada dentro de aquel extraño tour. Cruzé. Hay un negocio de comida en la parte sur, con mesas para los clientes. En una de ellas vi a 3 de los amigos de Fabián que conozco. Ellos si estaban desnudos, sus cuerpos, algunos fibrosos empapados como yo. Sentados y mirándome fijamente. Observándome,  Como deseándome. Me asusté. Recobro el control de mi cuerpo y solo atino a correr, hacia el norte. Empieza a sonar música en mi cabeza, música club de Conker. Todo se vuelve tan lento… solo la música resuena en mi cabeza mientras todo se llena de medusas. Las atravieso… como si no existieran. Siento que corro, siento mis músculos, pero avanzo lento, lento… como si hubieran ralentizado el tiempo, como si hubiera fumado marihuana, y en vez de ralentizarse la música, se detenía la percepción completa del movimiento y del tiempo. Me concentro en la música a ritmo normal, solo corro. Llego al fin de la cuadra al fin, la siguiente está cubierta por unos paneles, la estaban remodelando. A Izquierda y derecha está lleno de medusas y siento como rugen unas bestias. No puedo doblar en dirección al depa. Ya no puedo detenerme, mi cuerpo se mueve solo, corre solo, voy a chocar con los paneles y no puedo frenar… sin embargo lo atravieso también, como si tampoco existiera…


-Maxi weón despierta! Estai todo sopeao!


-!!!


-Primito estai bien? Una pesadilla?


-… - Al parecer todo fue un sueño… estaba sobre mi cama completamente transpirado, como en aquella extraña alucinación, estoy embobado. Mi cuerpo está completamente cansado, como si hubiese corrido… el me sonríe. Como si no hubiera pasado nada. Creo, que efectivamente tampoco ha pasado nada…


-weón ya ven aca - me abraza fuerte y me tira hacia el, calmándome, acariciándome el pelo y la espalda. Tocando mis nalgas también. Recuerdo que fui desvirgado por eé hace, supongo, tan solo unas horas- que soñaste primito

-puras weás Fabi… aunque esta vez muy raras, muy reales


-algo feo?


-… no…


-entonces no te preocupí weón. - me besa dulcemente. Me acaricia con mas fuerza. Besa tan rico esta csm. Se lo digo. - Tu también primito… tus labios son muy ricos wn… - me los muerde. Me queda mirando, algo preocupado, algo tierno, algo caliente. Algo feliz. Me sonríe. Solo lo miro y le devuelvo esa sonrisa. Jugar Mortal Kombat con el fue uno de los grandes aciertos de mi vida. Espero. Me besa nuevamente hasta que se sube sobre mi


-que haci fabi weón?…


-te dije que teniamos que despertar asi todos los dias- Me puso su pene en mis labios. Su glande estaba mojado. Lo acaricie con mi boca… recordando como ayer ese pene se metió dentro mío, por primera vez. Entra. Acaricio sus nalgas… también fueron mías, en la tina. Bajo el agua, como el quería. Fue delicioso sentirme dentro de él. Luego en esta misma cama. Culiármelo fue exquisito. Recordando, y oyendo nuevamente sus gemidos, me excito demasiado. Me masturbo frenético. Él cubre mis ojos con sus manos. Acaricio yo su ano… le muerdo su pene un poco. Solo un poco, lo suficiente como para desocuparme la boca


-te quiero culiar de nuevo fabián


-primito… me duele weon, si me hiciste cagar ayer…-efectivamente, y mas de una vez…


-no que te iba a culiar cuando, donde y como yo quisiera?


-te la debo maxi. te lo juro. Pero ahora… - lo pienso. podría violarmelo y hacerlo mierda. Que se me negara me calentaba mas…Pero mi instinto de primo mayor fue mas fuerte y preferí cuidarlo.


-ya fabi no importa. Ven. - lo acurruqué a mi lado, su cabeza entre mi cuello y mi pecho. - déjame amarrarte con la polera de nuevo


-esa wea no la preguntí… -csm. Deseaba hacer esto de nuevo. Cuando el viernes lo amarré un rato me calenté demasiado. Era primera vez que lo hacía, mi “ex” se negó cuando se lo propuse… fome qlo. Pa que hablar de el. Esta vez dejé la polera a un lado y saqué un par de polerones, mas largos. Le amarré los brazos a la cama, boca abajo, y le inmovilicé las piernas. Puta que se veía rico. Me volvieron las ganas de violarlo de nuevo… pero… 


-te gusta esta weá fabi? -le pregunto mientas me pongo encima. Mi pene acomodándose entre sus nalgas


-weón… si


-habiai esto hecho antes con otro wn?


-no…


-ah buena… soy el primero… aunque me voy a quedar siempre con las ganas de haber sido TU primero- le beso el cuello, se estremece. Al parecer, estando así lo pone mas vulnerable… conociendo un poco mas a mi primito. El solo gime, suavecito. Da vuelta un poco su cabeza para hablarme. Dejo de moverme 


-maxi, tenia mucha curiosidad, de verdad, de estar asi. Aunque tengo muchas ganas de mas, si sabes a lo que me refiero.. - Le asiento.Me río un poco de la situación. El hablándome amarrado y yo encima de el- que weá te da risa


-nada fabi- le beso. - estar hablando asi. Aprendamos juntos. Nos complementamos. Tamos daos. - Era perfecto.


-Démosle. 


-Te violo?


-Noo… porfa. 


-Ya weoncito. - Le beso su cuello y me muevo sobre el, no tan fuerte, no tan suave. Lo masturbo. Su pene esta mojadísimo. En cualquier momento eyacula este weón. Me subo un poco, arrodillándome, de manera que sigue estando mi pelvis sobre sus culo exquisito, mis piernas rodeándolo, y mis manos libres para ahora masajearlo


-primito que rica esta wea… - lo punteo fuerte mientras mis manos lo tocan lentamente. Recorro con la yema de mis dedos toda su espalda, marcada, dura. Su piel morena suave. Él solo gime. 


-Te voy a moquear el hoyo weón


-Noo… desátame weón, acabemos juntos- le hago caso. En cuanto puede se tira sobre mi y me besa como un loco, salvaje. Ambos pajeándonos frenéticamente, besándonos, apretándonos - dámelo en la boca primo, quiero tu semen wn


-Ya qlo - Me pongo sobre el y le meto mi pene en su boca, al contacto con su lengua exploto, otro orgasmo intenso como los de todo ese fin de semana.  Siento como su semen choca en mi espalda, y la recorre siguiendo la gravedad. Me tiro sobre su pecho - uff…


-puta que lo hemos pasado rico Maxi. Mas rico que la cresta.


-Si weón… - suspiro


-tenemos la cama entera moqueá


-te creo


-y el hoyo hecho mierda


-te creeo - ambos reimos. Nuestro sudor nos recorre y nos une. Estamos, por el momento, agotados. Abrazados.


-te hice sudar caleta maxi, viste asi te vai poniendo en forma como yo


-como vo imposible qlo. Oye …soñé que sudaba, mucho - le contaba mientras comenzaba a jugar con sus tetillas


-oe si, despertaste too sopeao, que soñaste?


-(le cuento lo que recordaba)


-la weá tripea esquizofrénica weón. Que mierda - ríe - voy a pasar por ahí mas rato a ver que weá


-te vas? 


-quedé de juntarme hoy con el Benja a hacer barras en el balneario. Con uno de los que soñaste po wn


-te lo hai comido?- pregunto lleno de curiosidad, sin preámbulos. Se nota que mi fabi queda algo descolocado… me encanta sentirlo así.


-… no. A él no - ríe - pero igual está rico… te apuesto que hasta vo lo mirai - mmm… Benja es un compañero de el, mechón de recién cumplidos 18 años. Bastante lindo, la verdad. Carita de guagua.


-Le vai a hacer los puntos?


-nooo weón. Pa que mas. te tengo a tí ahora- reímos - te hago gancho con el?

- weón… que chucha, no

-primito, cualquier loco que vo querai, yo te lo consigo ;) - que mierda este weón. Aunque, siendo como es el… dificil resistirse…


-Cállate culiao. Dime mejor a cuales te hai comido? por curiosidad- un breve silencio de su parte.


-…A uno con los que soñaste. Experimentó conmigo.


-cual?


-soy entero sapo weón -ríe mirándome a los ojos-, discreción. El Damián. No le conti a nadie sipo


-Ese tiene el menso poto


-O no? Yaaaa pero nunca te dije. Si es re piola ese loco, se sacó la curiosidad nomas. Y no me ando comiendo a todo el mundo como vo pensai oe. De la U solo a el. No te me vayai a poner celoso


-Para nada. Hasta me estimula imaginarte haciendo cosas con esos wns


-Enfermo - ríe fuerte - y tu? 


-yo? a nadie.


-El Abel era tu pololo no?- maldito. No tenía que nombrarlo


-… pa que po.


-a ese me lo comí- quedé  helado. que chucha. lo notó - mentira weón!!! jajajja


-no weí mas con eso primo…


-bueeno - sin parar de reirse- no te lo menciono mas. Ahora me teni a mí. Osea, de amigo sexual.


-de compañero de Mortal Kombat?


-nooo yoo soy muy malo en esa weá. En Smash si te gano cuando querái.


-podriamos hacer otra con penitencias


-yapo.- se levanta- me voy a la ducha weón. Te dejé una pizza hecha pa que almorzí, cumplí mi palabra


-la que pediste no duró ni una weá. A que hora vuelves?


-ya me extrañai ya? A la noche


-mmm


-si me quedo vamos a seguir weando, y no. Despéjate, descanza. Todavía te debe doler el hoyo.


-mmmmm


-viste? ya anda a desayunar


Se fué a la ducha, se vistió y se fué. Me traje dos pedazos de pizza y me quedé perezoso acostado en la cama. Estaba cansadísimo. Que paja, al día siguiente tenía que volver a clases. Revisé el celular. Nada interesante, algunos mensajes preguntandome por anoche que no les di tanta importancia, y otros de tareas para la semana. Tampoco pesqué mucho. Tenía el tumblr abierto junto con otras apps, revisé. Weones ricos siendo publicados por todos lados, por el momento ya no lograban exitarme. Ojalá nunca termine ahí. Descargué algunos gifs que me hicieron gracia y cerré tumblr. Dejé youtube para ver videos de Felipe Avello, me daba mucha risa ese weón. Tenía paja de todo. Tenía weas que hacer pa la semana en la U, pero el paro se venía latente. Con Fabían igual tendríamos que viajar a Iquique la siguiente semana por compromisos familiares, asi que igual me servían unos días (que al final se convirtieron en una eternidad). Me fuí a buscar otro pedazo, estaba exquisita la pizza de este weón. Le encanta hacer, me la termino siempre comiendo entera… ahora le como otras cosas. Después de un rato pensé en Fabián. Tanto que me faltaba conocerlo. A pesar de todo se hizo tan natural, que… nosé, sigue siendo raro. Es rara la vida. Se da vueltas muy caprichosas de vez en cuando. Me suena whatsapp. Es Fabián. Me manda fotos del parque brasil el qlo pesao - nada! - me escribe. Una subido en los patitos el qlo. Me manda una selfie de él caminando por la costanera. Gorra, polera de tirantes, lentes de sol, una sonrisa gigante. Como puede tener tanta energía? Y ser tan rico el csm? Voy al baño. Me miro en el espejo. Nose porqué, pero me veo algo distinto. Me siento algo distinto. Mi piel dorada clara brillaba. Aún no me bañaba despues de haber sudado tanto. Mis ojos cafés estaban cansados, pero satisfechos. Pelo castaño, creciendo, quizás me lo corte pronto. Un rollo asomándose, pero pico. Mis piernas, muslos fuertes. Me gusta hacer trekking, y al menos subo a pie todos los pisos cuando llego al depa, casi mi único ejercicio constante. Me miré mi trasero desvirgado, firme. Igual me doy. Volví a la cama y seguí comiendo y viendo al pez Avello. 

Pasaron “tranquilos” los dos días hasta el martes. Fabián dormía conmigo, me despertaba y teníamos sexo…nos teníamos demasiadas ganas acumuladas. Llegábamos de clases y seguíamos. El martes nos quedamos en uno de los quesos, salas grandes escalonadas como anfiteatros, junto el Benja, aquél amigo suyo carita de guagua, a ver el conteo de votos para el dichoso paro. Salio Sí. La weá ya olía a descontrol.


-Benja vamos a carretear? Con el Maxi nos sacamos el depa, piolita, los tres nomas


…Será capaz?

__________________________________________ ¿Debiera esto continuar?
Creces

Creces oyendo historias de tus padres, de tus abuelos, de tus maestros, de tus primos, de personas que estaban ahí.

Creces viendo documentales cada año y oyendo historias de personas que estaban ahí, que ayudaron o que fueron ayudados ese jueves por la mañana hace 32 años.

Creces con un recuerdo que no es tuyo pero lo adoptas como tuyo.

Creces y te sientes listo de saber que hacer.

Creces y sientes que tu estuviste ahí hace 32 años.

Creces y crees que no volverá a pasar o que va a pasar pero todo va a aguantar.

Creces y de repente es el mismo día de hace 32 años.

Creces y te das cuenta que no estabas listo.

Creces y ahora ya es tu historia.

Creces y el recuerdo ya es tuyo.

Creces y ahora tú tomas las calles, tú agarras las palas para sacar a personas que no conoces pero ahora mas que nunca los sientes como tus hermanos, ahora tú haces los almuerzos para los rescatistas, ahora tú trasladas víveres, ahora tú informas.

Creces y te das cuenta que la solidaridad nunca se había ido.

Creces y pides a los demás que no se rindan.

Creces y te das cuenta de que tan querido es tu país y no puedes creer las muestras de apoyo.

Creces y ahora celebras cada vida y lloras cada muerte.

Creces y ahora tú das lo poco que tenías por alguien que ya no tiene nada.

Creces y así como les toco a tus padres levantar el país ahora es tu turno.

Creces y esperas que los que aún no llegan crezcan con tu historia y la aprendan y esperas que nunca más vuelva a pasar.

La mujer que ocupa mi cabeza en estos momentos, le encantaba la canción que estoy oyendo. Pero ella, ella no es mía, y ya no quiero que me domine. Es libre, es libre y yo deseo serlo. Ella es mi libertad. Tal vez debería seguir los consejos de la letra de esta canción, pero ella, ella es mucho más

Te dirán que estoy mejor sin ti, tal como me lo hicieron creer a mí, te dirán que me ven mejorando, más tranquila y con un vigor renovado.

Te harán creer que fuiste un gran error en mi vida, me harán creer que alejarnos fue lo mejor que pudo haber pasado.

Se te hará un nudo en la garganta oyendo lo que dicen, sonreirás al saberme mejor, me dirán que te han visto y me haré el fuerte al aparentar que ya no hay dolor.

Te dirán tantas cosas y recordarás otras tantas. Se vendrán a mi cabeza tantos momentos, mi pecho se descontrolará, enmudecera el mundo y sólo escucharé tu boca hablandome una vez más.

Te dirán que me olvides y creerán que te he olvidado.

Si pudiera decir todo lo que callo, si pudiera una vez más tomarte de la mano y caminar a tu lado, si pudiera tenerte en frente de diría que nada ha cambiado o quizá no diría nada con tal de perderme en tus labios y abrazarte con ganas de no soltarte y mirarte como la primera vez cuando de ti quedé completamente prendado, y escucharte, oír tu voz, tu risa, tus latidos acelerados como si nunca te hubieras marchado y que dentro de mi hay un espacio intacto, un lugar para ti reservado.

Te dirán mil cosas, ojalá no les creas. Yo todavía te amo.

BTS REACCIONA A: Tú tocándoles el pelo.

Jin:

Era la primera vez que dormiríais juntos.

Habíais quedado para ver una película en tu casa pero se hizo tarde, por lo que le propusiste de quedarse a dormir y él sin poner ninguna excusa aceptó directamente. SOLO DORMIR.

Para dormir sueles acariciar a tu perrete, porque su pelo es tan suave que te relaja y te hace dormir rápidamente; sin embargo, esta noche tenías a Jin, por lo que esperaste a que él se durmiese. Cuando ya considerabas que estaba en el “quinto cielo”, te acomodaste y empezaste a acariciar un mechón de su ahora negro cabello.

Estabas ya casi que no te enterabas de nada, cayendo en un sueño profundo, cuando sentiste a Jin moverse. Temiendo que se hubiese despertado, paraste y abriste los ojos:

“¿Debería decirle a la compañía que te ponga como mi nueva peluquera?”- dijo abriendo sus ojos de repente, asustándote.

“Ups. No”- dijiste un poco incómoda. No habías querido molestarle. “¿Te he despertado?”

“Puedes continuar…” -dijo simplemente volviéndose a acomodar y cerrando los ojos, con una sonrisa.


Yoongi:

A pesar de estar muy cansado por haber estado todo el dia trabajando, Yoongi fue a tu casa a hacerte una corta visita, para al menos cenar juntos.

Decidiste prepararle para cenar una comida típica de tu país, por tanto, mientras tú hacías la cena, Yoongi, ya que no podía ayudarte, se quedó sentado en el sofá viendo la TV.

Cuando terminaste y fuiste a avistar a tu novio, te diste cuenta que estaba dormido. Te sabía mal despertarlo, ya que sabías lo duro que había sido el día para él; y como no tenías mucha hambre, guardaste todo en un tapper y te echaste junto a él en el sofá.

Te acurrucaste a su lado y empezaste a tocarle el cabello para intentar dormirte.

Fue ahí cuando Yoongi se dio cuenta de que no era la primera vez que le tocabas el pelo y pensó: “Ah, conque es así como consigue conciliar el sueño”, y esperó hasta que te quedases dormida.

Una vez dormida, él abrió los ojos y se quedó observándote:

“La verdad es que tengo mucha suerte de tener a una persona como tú a mi lado”- dijo en voz baja. “Eres de las mejores cosas que me han pasado en la vida”.

Y, muerto él de sueño también, te recogió del sofá, y, al estilo princesa, te llevó a la cama.


J-Hope:

Había sido un día duro, así que nada más llegar a casa pensaste en darte una ducha e irte lo más rápido posible a la cama. Por eso, inmediatamente después de pisar el suelo del piso que tú y Hoseok compartíais, te desvestiste rápidamente y entraste a la ducha.

Después de unos merecidos 20 minutos de relax, envuelta en un albornoz y con una toalla en forma de turbante en tu pelo, saliste relajada y descansada del baño, preparada para dormir. Decidida a irte ya a dormir, divisaste un gran bulto negro que reposaba sobre los pies de la cama. Una gran sonrisa apareció en tu cara.

“Hoseok”- dijiste con un tono suave, como si estuvieras despertando a un bebé, mientras te acercabas a él.

Cuando te acercaste y viste a tu novio pudiste comprobar lo cansado que estaba de la práctica de hoy. Aún llevaba la ropa sudada puesta, y, su pelo en la parte del flequillo estaba muy mojado por el sudor. Tenía los ojos cerrados.

“Hoseok”- repetiste mientras te sentabas a su lado. “Estás chorreando. Deberías ducharte”- le dijiste mientras apartabas las puntas mojadas de su pelo de su frente con mucha delicadeza y le retirabas el pelo hacia atrás.

“Yo también estoy super cansada”- dijiste mientras pasabas de estar sentada a estar tumbada a su vera. En este instante estábais cara a cara. Te quedaste observando sus expresiones. Parecía estar verdaderamente dormido.

“Con este pelo mojado te vas a constipar”- dijiste mientras le empezaste a tocar el pelo y el cuero cabelludo. Sin darte cuenta, tú, poco a poco, empezaste a sentirte cada vez más adormilada, hasta que llegó un punto que no pudiste mantener tus ojos abiertos más y te quedaste durmiendo.

Lo siguiente que sabes es que te despertaste con la habitación oscura, miraste la hora del móvil, eran las 4:23 de la mañana. Te despertaste un poco confundida, por lo que te costó ubicarte. Te encontrabas metida en la cama, con lo que parecía ser una camiseta de Hoseok. Miraste a tu izquierda. Hoseok estaba plácidamente durmiendo.

“Hoseok”- le dijiste mientras le sacudías ligeramente el hombro- “¿Me has puesto tú esto?”

“Sí”- dijo con voz grave y ronca- “Estabas durmiendo tan profundamente …que me sabía mal despertar…te…para no tener que… moverte mucho …te he puesto una camiseta mía… y te he meti…do en la cama…”- Dijo medio durmiendo. No se le entendía muy bien.

Sonreíste para tus adentros. Le empezaste a tocar el pelo nuevamente.

“Me encanta cuando haces esto”- dijo con una voz mucho más despierta y espabilada- “Antes cuando estaba tirado en la cama te estaba oyendo en todo momento, y estaba dispuesto a  levantarme y ducharme, pero cuando has empezado a tocarme el pelo me he dado cuenta que no quería moverme.”

“Me ayuda a dormir”

“Lo sé”- se dió la vuelta. Ahora estabais cara a cara. “Me alegro que mi pelo te ayude a dormir”- Te dió un beso en la frente. “Buenas noches, jagiyah

“Buenas noches Hobi”- cerraste los ojos y te adentraste en un plácido sueño.


Namjoon:

Eran unos días bastante ajetreados en los que apenas veías a Namjoon, ya que se encontraban, tanto él como el resto de los chicos de Bangtan, preparando letras y nuevas bases para el álbum que sacarían el próximo año.

Dentro de esa época tan agobiante Nam y tú habíais conseguido establecer una rutina: durante los cinco días laborables de la semana cada uno se ocupaba de sus cosas respectivamente: Nam su música, y tú tus clases y prácticas de la universidad. Pero habíais conseguido sacar un tiempito los viernes por la noche, momento en el que tú podías acercarte a su estudio para luego iros juntos a dormir a tu casa; aunque a la mañana siguiente él tendría que volver a su estudio para continuar trabajando.

Así es la vida de idol.

Aunque la de estudiante tampoco es fácil…

Llegó ese momento del viernes noche que ambos siempre esperábais con ansias, ya que él podía salir de la casa Bangtan y despejarse un poco, y tú así también podías comprobar que tu novio seguía vivo.

Cuando llegaste al estudio de RM te lo encontraste todavía trabajando.

“Sólo dame unos minutos más, jagi, que termine esto” -te dijo nada más verte entrar.

Directamente te quitaste tu mochila y te tiraste en el sillón que había en la esquina del lugar. Estabas cansadísima después de haber estado todo el día metida en la biblioteca estudiando para el parcial que tendrías el lunes.

Pasaban los minutos y Namjoon seguía entretenido, mientras tanto tú te morías por irte a casa ya y descansar, por lo que se te cerraban los ojos.

“Nam, ¿te queda mucho?” -preguntaste.

“Nada. Enseguida termino” -Namjoon estaba tan concentrado que ni siquiera te había dirigido una mirada.

Llegó a pasar hasta media hora, por lo que ya harta de esperar te levantaste para comprobar si él recordaba que estabas ahí esperándolo.

“Oye… “ -dijiste mientras te acercabas por detrás y apoyabas tus manos en sus hombros - “¿y si me voy yo y luego ya te acercas tú a casa?”

“No, no. Sólo me falta revisar una última cosa y ya, te lo prometo” -dijo acariciándote rápidamente tu mano derecha.

Mientras Nam terminaba tú te quedaste ahí, detrás de él mirando su pantalla y esperando, empanada por el cansancio. Al notar el sueño inundándote, automáticamente tus manos se trasladaron al pelo de Nam, el cual empezaste a acariciar con delicadeza. Como consecuencia tus ojos se empezaban a cerrar. Él, disfrutando de tu tacto, en un momento echó la cabeza hacia atrás y te miró, soltando una risita al verte ahí detrás con los ojos cerrados.

Enseguida Nam se quitó los cascos y giró su silla, haciendo que te sentaras en su regazo.

“Creo que no deberías tocarme el pelo cuando estás tan cansada” -dijo mientras rodeaba tu cintura con un brazo, apegándote a él para alcanzar tu cuello y depositar un corto beso. “Me he dado cuenta que es como un somnífero para ti”.

“¿Mmmmm?”

“Tranquila, ya nos vamos a casa, vamos”. -sentenció sonriendo tiernamente.

Seguidamente apagó todos sus equipos, aunque todavía no había terminado; y, cogidos de la mano, salisteis por fin del estudio a disfrutar de vuestro único tiempo juntos en la semana, aunque fuese simplemente durmiendo.


Jimin:

El frío había llegado a Corea de golpe justo la mañana en la que no te abrigaste lo suficiente para salir a trabajar, por lo que era inevitable que al cabo de unos días notases los primeros síntomas del resfriado que se había gestado en tu organismo.

Estabas demasiado debilitada como para ir a hacer tus obligaciones diarias y las tareas de casa. Pero gracias a Dios tenías a Jimin, que era un cielo y siempre que podía se acercaba a tu casa para hacerte un poco de sopa bien calentita y ayudarte en lo que necesitases.

Ya te ibas encontrando mejor con el paso de los días, no tanto por los cuidados de Jimin si no por el antibiótico que te había recetado el médico, las cosas como son. 
Sin embargo, había una cosa para la cual no encontrabas solución: el insomnio. Siempre te ha costado conciliar el sueño, pero estos días había sido peor. No hay peor sensación que la de estar muerta de sueño y no poder dormir.

Es por eso que una tarde antes de que Jimin se fuese le pediste que se tumbase a tu lado para probar una técnica que siempre te había funcionado en esas situaciones:

“Jimin… ¿me puedes hacer un último favor?” -preguntaste, exagerando un poco el cansancio en tu voz para darle pena a Jimin y que te hiciese caso. “¿No puedes quedarte un ratito hasta que me duerma? Solo media hora.

Jimin pareció pensarlo un momento, ya que tenía ensayo con los chicos y no era recomendable que se retrasara.

“Bueno… pero media hora, ¿vale?”

Dicho esto, se echó de lado y apoyó su barbilla en tu hombro mientras te abrazaba. Mientras tanto, tu mano que se encontraba al alcance de su cabeza se hundió directamente en su pelo y empezaste entretenerte acariciando durante un rato el mismo mechón. De esta manera cerraste los ojos, esperando poder conciliar el sueño aunque fuese al menos media horita.

Los minutos pasaban y sin daros cuenta ambos caísteis en los dulces brazos de Morfeo: tú poniendo fin a tu insomnio de días y Jimin olvidándose por completo del ensayo.

Para cuando Jimin abrió los ojos, ya había pasado una hora desde que el ensayo había empezado. Rápidamente se levantó y cogió sus cosas para salir disparado de allí.

Sin embargo, antes de salir por la puerta se paró y te observó unos segundos.

“Así que me utilizas para dormir” -dijo volviéndose a acercar a ti- “No te voy a volver a dejar tocarme el pelo” -dijo sonriendo para seguidamente dejar un beso en tu frente y salir corriendo al ensayo, sin darse cuenta del desastre que tenía en el pelo… por tu culpa.


Taehyung:

Taehyung llegó tarde esa noche a casa. Había estado practicando las coreografías con los chicos durante horas, por lo que nada más llegar se duchó y se tiró en la cama.

Tu tardaste un poco más en ir, ya que tenías trabajo pendiente que estabas terminando, pero cuando terminaste te encontraste al pobre muchacho en una posición un tanto extraña durmiendo. Aguantándote la risa te acostaste a su lado.

“Ay, mi jagi…” -decías sonriendo mientras comenzabas a acariciarle el pelo, como siempre cuando él se encontraba en el quinto cielo.

Estabas ya conciliando el sueño cuando algo te paró la acción de tocar su pelo. Sorprendida, abriste los ojos y miraste qué era lo pasaba.

Notaste como la mano de Taehyung rodeó la muñeca y apartó tu mano de él, acercándola a sus labios para darte un tierno beso en el dorso.

“¿Por qué siempre que piensas que estoy dormido me tocas el pelo?” - te preguntó aún con los ojos cerrados, con una voz adormilada.

“¿Eh?”- preguntaste extrañada- “¿Acaso me has visto hacerlo otras veces?”

“Visto no… estoy con los ojos cerrados.” -dijo sonriendo, a lo que tú le diste un golpecito en la frente, por hacerse el graciosete.

“Tranquilo, que ya no te toco más” -dijiste borde, quitando tu muñeca de su embrace- “Búscate a otra. Yo ya me compraré un perro para acariciarlo a él.

“No te he dicho nada…” dijo acurrucándose más cerca de ti, poniendo tu mano nuevamente en su pelo. Al ver que tú no hacías movimiento, empezó a mover tu mano encima de su cabeza para hacerte reaccionar.- “Vengaaaa…”

Tú decidiste ignorarlo un poco más. La broma fue bien hasta que él, ya harto de tu indiferencia, decidió buscar tu atención de otra manera.

Taehyung, de repente, decidió ponerse a horcajadas encima de ti, posando sus manos a los lados de tu cabeza dejándote  sin poder moverte tumbada en la cama.

“Taehyung ¿Qué haces?. Se supone que estás cansado, así que, DUERME”- dijiste riéndote.

“Pues tócame el pelooo”- sonrió pícaramente- “a no ser que…”- dejo de mirarte a los ojos, ahora miraba para tu izquierda avergonzado.

Abriendo los ojos como platos apartaste como pudiste a Tae de encima tuyo y te levantaste de la cama.

“Aissh ¿Whe?”- dijo un poco molesto tirado en la cama boca arriba, dando pataditas infantiles.

Te quedaste mirándolo con desagrado- “Eres mayor que yo pero me siento una asaltacunas… debería dejarte en una guardería.” -decías mientras te ibas a la cocina a por un vaso de agua.

“¿Conque esas tenemos?- dijo un poco molesto. A continuación, un poco rabioso, se quitó la camiseta y enseñando su masculino torso y sus abs te siguió hasta la cocina.

“¿Esto te parece infantil?”- dijo vacilante cuando te paraste a mirarlo. En un abrir y cerrar de ojos se abalanzó sobre ti y comenzó a besarte fogosamente.

“Soy un hombre, no un niño”- tomó un respiro- “Y si quieres te lo demuestro ahora”.

“Ay, señor… y eso que estás cansado. Está demostrado que debería hacerte dudar de tu masculinidad más a menudo.” -dijiste sonriendo antes de que Taehyung te volviera sumergir en un apasionado beso.


Jungkook:

Con la llegada del otoño en Corea, se acercaba el Chuseok, que era una especie de Acción de gracias coreano. Esto significaba que, como todos los años, tus suegros os invitaban a ti y a Jungkook a Busan para pasar el día allí con ellos.

Este año, Jungkook acababa de adquirir su 4x4 de alta gama, así que decidió que haríais el viaje  desde Seúl a Busan en carretera. Aunque no te hizo mucha gracia, ya que pasaríais 5 horas en el coche, accediste porque viste lo ilusionado que estaba de estrenarlo.

Debido a que Jungkook tenía schedule el día anterior, el mismísimo día de Chuseok tuvisteis que levantaros a las 4:30 de la mañana para a las  5 poder emprender el viaje.

Y allí os encontrabais, en el 4x4 de camino a Busan con una neblina blanca que os acompañaba y que os evitaba ver el paisaje. Miraste el móvil, eran 5:48 de la mañana y aún os encontrabais en la mitad de la nada coreana.

“Duerme si quieres, yo me encargo”- te dijo sin despegar los ojos de la carretera mientras apoyaba su mano derecha en tu muslo izquierdo y lo sacudía suavemente.  

“No, no pasa nada. En serio”- dijiste mientras apoyabas tu mano sobre la suya.

“No seas cabezota, __ duerme. Sé que estás cansada de ayer. Te despertaré cuando hayamos llegado”- dijo dandote otra suave sacudida en el muslo a la misma vez que se giró para mirarte por un corto tiempo.

Posaste la mano, que antes estaba sobre la suya, ahora en su nuca.

“Está bien. Pero 20 minutos”- le dijiste mientras que tu mano subía más y más arriba, masajeando su pelo.

“Si me haces esto, al final me voy a quedar yo durmiendo también.”- dijo con una pequeña sonrisa.

“Sabes que lo hago para relajarme”- dijiste mientras te apoyabas en el lateral del coche, inclinando tu cabeza lo más cómodamente posible.

“No lo sabía. Aunque he de decir que no me importa en absoluto.”- dijo manteniendo esa pequeña sonrisilla de antes.

Sin darte cuenta, te viste inmersa en un profundo y dulce sueño, mientras que Jungkook se dispuso a poner un poco de música Blues. En esta acogedora y tierna atmósfera, tu mente desconectó de la realidad y comenzaste a soñar.

-Adm. P y Adm. R

¡Esperamos que os haya gustado mucho! Si lo ha hecho dadle a like y si queréis ver otro sólo tenéis que pedirlo. Un abrazo muy fuerte y hasta la próxima :).

anadzib  asked:

Hola, podria hacer un pedido? Si es así. Una reacción de BTS cuando te estas masturbando y gimes su nombre y ellos te escuchan y se acercan a donde estas tu. Espero haberme dado a entender, gracias 😊

Te entendí a la perfección 👌👌 Ojala sea lo que querías, ¡gracias por pedir! 💖


SEOKJIN

Estaba empezando a cocinar cuando le pareció oír algo, a lo cual le prestó un poco de atención sin parar su actividad, aunque cuando hubo un sonido más alto que parecía provenir de tu voz, levanto la cabeza y miró a un costado frunciendo el ceño. ¿Podrías estar en problemas?

Agudizo su oído mientras iba y paro frente a la puerta cerrada, escuchando algunas respiraciones que creía conocer y, antes de que se diera cuenta, se acaloro un poco para pasar a sonrojarse cuando lo llamaste en un gemido. Levantando una mano y tapando ligeramente su boca, varias opciones de que hacer pasaron por su cabeza hasta que decidió que era mejor no interrumpir directamente, sino lo suficiente para que pararas y no llegaras al orgasmo, así él luego de la cena podría encargarse tanto de ti como del bulto que empezaba a formarse en su pantalones.

Con eso, inspiro y toco la puerta de la habitación.

J: ¿Jagi?


SUGA (Yoongi)

Llegando tarde luego de haberse olvidado del tiempo en el estudio, cerró despacio la puerta sintiéndose ligeramente molesto, ya que ese día le hubiera gustado haber pasado algo de tiempo contigo, porque simplemente se sentía con ganas de hacerlo, y ahora estaba seguro de que era demasiado tarde. Por eso, mantuvo el mayor silencio posible al creer que estabas dormida y empezó a ir al baño antes de dirigirse a la habitación, sin embargo, paró en frente de esta al escucharte.

¡Yoongi!

La forma en que lo dijiste basto para que enarcara una ceja y se acercara empujando la entreabierta puerta, quedándose parado en el marco del oscuro lugar ajustando la vista a tu forma moviéndose un poco en la cama con una mano entre tus piernas. Sin poder evitarlo, se sentiría más que complacido de que sus ganas de pasar tiempo contigo no se hubieran esfumado.

S: Esto es mejor de lo que esperaba, Jagi.


J-HOPE (Hoseok)

Te había prometido que sería rápido, que solo practicaría una vez más, se bañaría y que se irían a cenar, pero, como ambos sabían en su interior, eso no pasó. Él se había entusiasmado de más con la canción al ver que ese día le salía a la perfección, una y otra vez se veía como él quería, por lo que no deseaba parar pronto, aunque cuando escucho como lo llamabas volvió a la realidad. Paró lo que hacía decidiendo, de paso, que ya se había atrasado demasiado, así que fue a la cómoda sala de descanso donde te gustaba quedarte para escuchar como nuevamente lo llamabas en un suspiro. Hoseok se tensó y se mordió el labio arrugando la frente, sabía que había algo diferente y su cabeza rápidamente imagino algo que desecho pensando que sería muy arriesgado para que siquiera lo hicieras, por lo que entró confiando que estarías con el celular u otra cosa, pero no fue así.

Estando acostada con los pantalones un poco más abajo de los muslos y la mano bajo las bragas fue como te encontró, inmediatamente tu mirándolo asustada y boquiabierta.

JH: Oh, bueno… Creo que podremos cenar aquí, ¿no te parece?


RAP MONSTER (Namjoon)

Concentrado en escuchar unas canciones en las que estaba trabajando, no notó nada fuera de lo normal hasta que reconoció de forma lejana el conjunto de letras que formaban su nombre cuando tu lo nombraste.

RP: Ahí voy —aviso algo bajo tocando algunas cosas más antes de levantarse e ir con un suspiro.

Pasando una mano por sus cabellos camino por el pasillo sintiendo su cuerpo cansado y algo agarrotado, apabullado aún por las canciones y sobre los pensamientos sobre que tenía que hacer, entro sin dudar a la habitación. Amagando a preguntar, se quedo callado y con la boca abierta viéndote masturbarte con los ojos cerrados, la cabeza a un lado y el labio inferior entre tus dientes, permaneciendo así unos largos segundos hasta que gemiste su nombre y todo en él se tenso con unas fuertes cosquillas en su entrepierna.

RM: Jagi, me parece que eres lo que necesito para relajarme, aunque creo que tu me necesitas más…


JIMIN

Hasta donde él sabía, tu ibas a dormir una pequeña siesta, por lo que, en el momento en que escuchó tu voz en susurros, no pudo evitar estar mucho más atento para averiguar que pasaba. Descalzo y con mucho cuidado, se acerco a la habitación casi pegando su oreja a la puerta escuchando tu respiración algo más alta y algunos gemidos entrecortados con su nombre en medio, descubriendo así que era lo que hacías.

Desearía simplemente poder entrar y hacerlo contigo, pero al mismo tiempo creería que era tu momento, aunque también tenía curiosidad de saber como sonabas al hacértelo sola, por lo que posiblemente se quedaría al otro lado oyendo y tocándose por sobre el pantalón, aunque si era demasiado para él terminaría introduciendo su mano o sacando su miembro para terminar con el sonido de tus gemidos mientras lo nombrabas.


V (Taehyung)

Tae no pudo evitar notar como te comportabas algo extraño a su alrededor, casi como nerviosa, y con un ligero sonrojo en tu rostro. Supuso que no era nada malo al sonreírle y contestarle las cosas como si nada pasara, por lo que trato de dejarlo pasar y se fue a bañar creyendo que el agua lavaría la situación.

Al salir pensó en directo a buscar algo para tomar en la cocina mientras reforzaba el nudo de la toalla en su cadera, pero, atento a todo lo que a ti se refería, paro progresivamente su andar al creer escuchar que lo llamabas. Se acerco con cuidado y escucho tu acelerada voz repitiendo su nombre entre jadeos y pequeños sonidos agudos que tratabas de mantener a raya, a lo que él no dudo en empujar un poco la puerta para ver. La imagen fue una oleada caliente a todo su cuerpo y pudo casi sentir como sus pupilas se dilataban al observar como llegabas a tu orgasmo nombrándolo desesperadamente y luego te relajabas en el colchón recuperando el aire perdido.

Su miembro ya estaba marcando presencia bajo la toalla, a la cual agradeció que fuera fácil de sacar, e ingreso cerrando la puerta para marcar su presencia, que vieras como lo habías puesto.

V: ¿Para que hacer eso si me tienes a mi? Supongo que hay que enseñarte la diferencia que hay entre mi cuerpo y tu mano.


JUNGKOOK

Jungkook primero pensó que era algo del videojuego, no le prestó atención porque estaba muy concentrado, pero cuando confirmo que era su nombre el que se decía y que eso no podía venir de la pantalla, se volteo viendo el pasillo que tenía cerca. Por un momento temió que estuviera imaginando cosas o que le estabas jugando una broma, así que se levanto dispuesto a comprobar que pasaba yendo directamente a verte. Parando frente al baño pregunto por ti, pero no tuvo respuesta alguna más que un quejido que se escucho por encima del ruido del agua. La idea de que algo pudiera estar doliéndote o que estuvieras haciendo algo que él muchas veces hizo en la privacidad de la ducha cruzo por su mente, y ambas hicieron que abriera la puerta.

Ju-Jungkook, ah…

El jadeo viajo directamente a su, hasta ese momento, dormido miembro y mordiéndose el labio inferior pasaría a pensar su siguiente movimiento, porque sabía que si se iba tendría que tratar cierto problema en sus pantalones y sería un desperdicio considerando que te tenía de esa manera allí.

El amor, es una gota de agua
en un cristal, 
es un paseo largo sin hablar, 
es una fruta para dos. 

El amor, es un espacio
donde no hay lugar 
para otra cosa que no sea amar, 
es algo entre tu y yo. 

El amor, es llorar
cuando nos dice adiós, 
el amor es soñar
oyendo una canción.

El amor es rezar
poniendo el corazón, 
es perdonarme tu y comprenderte yo. 

El amor, es parar el tiempo
en un reloj, 
es buscar un lugar donde escuchar tu voz.

El amor es crear
un mundo entre los dos, 
es perdonarme tu y comprenderte yo  

El amor, es una boca
con sabor a miel, 
es una lluvia en el atardecer, 
es un paraguas para dos. 

El amor, es un espacio
donde no hay lugar, 
para otra cosa que no sea amar, 
es algo entre tu y yo.

Made with Spotify

Estoy en una sala de espera interminable.
Esperando algún diagnóstico que sé que nunca va a llegar
o que ya llegó hace rato pero me niego a escuchar
¿Cómo podría yo aceptar una pérdida tan grande? Si todavía te recuerdo cada vez que veo brillar una estrella tal como lo hacían tus ojos.
Me inquieta como siempre nos arrancan las cosas de la vida como si fuésemos máquinas que no sienten dolor (aunque ya estamos acostumbrados a sufrir tanto que cualquier zamarreo que nos dan lo sentimos como un leve rasguño).
Pasan las horas y la sala se sigue llenando de gente
Llena de dolor.
Llena de angustia.
Llena de pérdida.
Está tan llena que de siente vacía…
Pero aún así te sigo esperando, porque prometiste volver, y nunca rompiste una promesa por más tonta que sea.
Y sigo mirando hacia las nubes, mucho más allá, imaginando tu rostro, oyendo tu voz, diciéndome que espere un poco más. Así que acá estoy, en esta sala de espera interminable.
Esperándote.

Ella amará a otro hombre

Ella amará a otro hombre.
Yo voy lejos, andando hacia el olvido.
Y puede suceder que alguien me nombre,
pero ella fingirá no haber oído.

Ella amará a otro hombre,
el tiempo pasa y el amor finaliza,
y es natural que lo que fue una brasa
acabe convirtiéndose en ceniza.

Aunque nadie lo quiera,
envejecen las vidas y las cosas,
y es natural también que en primavera
los rosales den rosas.

Es natural; por eso,
ella amará a otro hombre, y está bien.
No sé si ya olvidó mi último beso,
ni me importa con quién.

Pero quizás, un día,
oyendo una canción,
sentirá que esa vieja melodía
le cambia el ritmo de su corazón.

O será algún vestido
que yo le conocí,
o el olor del jardín cuando ha llovido,
pero algún día ha de pensar en mí.

O puede ser un gesto,
un modo de mirar,
o ciertas calles, o un botón mal puesto,
o una hoja seca que voló al azar.

Y de alguna manera
tendrá que recordarme, sin querer,
escuchando unos pasos en la acera
como los míos al atardecer.

Será en algún momento,
no importa cuándo o dónde, aquí o allá,
porque el amor, por parecerse al viento,
parece que se ha ido y no se va.

Y si en ese momento ella suspira
y él pregunta por qué,
le tendrá que inventar una mentira
para que nunca sepa por quien fue.

Y él no verá esa huella,
eso tan mío en lo que ya perdí;
y aunque la pueda amar más que yo a ella,
ella no podrá amarlo más que a mí..!

-Jose Ángel Buesa