otro

"En este sentido hay que escuchar a Rousseau: dado que el hombre es un ser incompleto, incapaz de bastarse solo, necesita a otros para realizarse. Pero si la felicidad depende de otros, entonces el hombre está inevitablemente condenado a una «felicidad frágil». Depositamos en el otro esperanzas tremendas, pero el otro se nos escapa, no lo poseemos, cambia y nosotros cambiamos." 

La sociedad de la decepción, Gilles Lipovetsky

- ¿Te sucede algo?
- Creo que harías mejor pareja con él.
- ¿Hablas en serio?
- Hoy me dí cuenta de que con él eres feliz. Te ríes y siempre tienes tema de conversación. Lo que conmigo no.
- ¿Tienes celos? Oye amor, él es solo un amigo. Sabes algo, solo tengo ojos para ti y para nadie más. Te amo.
—  Pedacitos de azúcar.